Mejores Destinos para viajar en vacaciones en 2020

2020, un nuevo año y por tanto nuevos planes y proyectos. Uno de ellos es elegir nuevos destinos para ese viaje de vacaciones que todos esperamos con ganas. El Giróscopo Viajero ha hecho una selección de las mejores propuestas en España y el resto del mundo, analizando en detalle las ventajas de elegirlos, y los pequeños inconvenientes.

1. CARNAVALES DE ESLOVENIA

Eslovenia es un destino que no decepciona. La bonita capital de Liubliana, las aguas turquesas del río Soca, el trekking del camino de la Paz siguiendo las trincheras de las batallas de la primera guerra mundial, los pueblos venecianos de la exigua costa eslovena, y por supuesto el lago Bled que ya se ha convertido en la estrella visual del país. Sin embargo nuestra propuesta es un viaje a Eslovenia en febrero, haciéndolo coincidir con los carnavales.

Kurents en pleno ritual durante el Carnaval de Ptuj ©Marcela Pérez Z.
Kurents en pleno ritual durante el Carnaval de Ptuj ©Marcela Pérez Z.

¿Por qué viajar a Eslovenia en carnavales?

El verano de Eslovenia es un polo magnético de turismo, por eso los carnavales son una buena elección para conocer las costumbres y tradiciones de una forma más tranquila. El más célebre es el que se celebra en Ptuj, al este de Eslovenia, cerca de Maribor. Ptuj es una preciosa ciudad (la más antigua del país), con aires medievales gracias a su coqueto centro y el castillo. En una de las salas del castillo está el museo dedicado a los Kurent, vestimenta que los campesinos portaban para asustar a los “malos espíritus” de invierno y festejar la llegada de la primavera y la floración.

Si aún tenemos días una excelente recomendación es acudir a los carnavales de Cerknica, donde enormes figuras como la bruja Uršula, el espíritu de las aguas Jezerko, un lucio gigante, el dragón, la bruja Liza y los locos Butalci hacen del desfile una fiesta tremenda.

¿Cómo y cuándo viajar a Eslovenia?

Los carnavales son en febrero, pero si finalmente optamos por un viaje en otra época, mayo y junio son los mejores meses. Julio y Agosto reciben más turismo pero no de forma tan masiva como otros destinos, por lo que pueden ser una alternativa si nuestras vacaciones no se pueden mover de mes.

A favor

Son unos carnavales diferentes, divertidos y sin los agobios de las grandes ciudades. Por un lado la espectacularidad de los Kurent de Ptuj con su loco balanceo es digna de ver, pero Ojo!, las mujeres corren el riesgo de que las secuestren por un rato 😉

Por otro lado el desfile de carnaval de Cerknica tiene un ambiente muy local y familiar y es ideal para que los niños encuentren una actividad que los deje impresionados.

En contra

El único obstáculo para el viaje a Eslovenia es que no hay vuelos directos desde España. Sin embargo podemos convertir esta situación en una oportunidad para volar a Venecia o Treviso en Italia, Split o Zagreb en Croacia, para añadir otros lugares al viaje. Desde todas estas ciudades hay empresas que hacen traslados privados y en grupo para llegar a Liubliana y otros puntos de Eslovenia.

2. SÃO MIGUEL – ISLAS AZORES

La maravilla natural de Sete Cidades

São Miguel de Azores es la isla verde de las Azores, sorprendente por su paisaje de praderas donde pastan vacas, bosques de Laurisilva, refugio del camachuelo de Azores, acantilados espectaculares, volcanes con sus calderas convertidas en lagunas; y los únicos campos de té de Europa. La actividad volcánica se manifiesta todavía en los campos de fumarolas y en las aguas termales. 

Los amantes del turismo slow y de la naturaleza, encontrarán en la isla de São Miguel de Azores un destino ideal de vacaciones. Viajar sin prisa, descubriendo los sitios naturales de una isla preservada; disfrutando del turismo activo, del patrimonio cultural, saboreando la cocina local. Entrar en contacto con los habitantes en las zonas rurales, la ciudades, los mercados y eventos culturales y deportivos. Y con actores que promueven un turismo sostenible.

¿Por qué viajar a la isla de São Miguel de Azores?

La isla de São Miguel de Azores ofrece turismo activo tanto en el mar, como en la montaña, los volcanes, los bosques,…rutas de senderismo, barranquismo, paracaidismo, buceo, ciclismo, avivamiento de cetáceos y de aves, pesca, golf, paseos a caballo,…Pero también geoturismo y turismo de bienestar. ¡Vengan a São Miguel de Azores para maravillarse con su naturaleza sublime y salvaje!.

Imprescindibles

Sete Cidades, Furnas, Lagoa do fogo, Lagoa do Congro, la zona Nordeste.

Propuestas insólitas

Visitar las plantaciones de té, de piña, los jardines románticos,…Descubrir los ricos fondos marinos en el volcán submarino de Vila Franca; hacer coasteering, canyoning, avistamiento de ballenas, nadar con delfines, bañarse en piscinas naturales, sumergirse en las aguas termales, una ruta por los acantilados del Nordeste. Visitar el Centro Ambiental do Priolo (preservación y rehabilitación de la fauna endémica), el Centro de Monitoriação e Investigación de Furnas. Probar el bolo lêvedo, el cocido das Furnas elaborado en el cráter de un volcán, las queijadas da Vila. Alojarse en casas rurales.

¿Cómo y cuándo?

Hay vuelos low cost a Ponta Delgada que hacen escala en Oporto o Lisboa. La isla de São Miguel es la primera parada en un viaje a las islas Azores, ya que la mayoría de los vuelos llegan allí. Después es necesario un vuelo local o un ferry para acceder a Santa María, Terceira, Graciosa, São Jorge, Pico y Faial, Flores y Corvo. Se necesita al menos una semana para descubrirla, aunque recomendamos 10 días o dos semanas para disfrutar plenamente de la isla. Los meses de mayo a septiembre son la mejor época.

A favor.

Naturaleza prodigiosa en una isla preservada, paisajes variados, infinitas actividades. Pocos turistas.

En contra

No hay vuelos directos desde España. No es el destino más barato de las islas de Macaronesia (al contrario de Madeira o las Canarias). Si buscan turismo de playa, aquí no lo encontrarán.  Viajar a las otras islas Azores es caro y requiere tiempo, sobre todo a las más alejadas. Solo hay ferries en temporada alta. Clima variable. Probabilidad de nieblas en las lagunas.

3. PUEBLOS Y CIUDADES DE LA PROVINCIA DE SEVILLA

Ciudades como Barcelona, Madrid o en este caso Sevilla, fagocitan a menudo el turismo. Los grandes atractivos que esconden no deben ser obstáculo para mirar más allá de su horizonte y descubrir tierras menos ajadas por el turismo. Los pueblos de la provincia de Sevilla se pueden recitar como una retahíla que parece no tener fin: Las tierras del Aljarafe, comarca de tenues colinas con localidades como San Juan de Aznalfarache con un viaje al pasado a través del lagar fenicio de Osset, donde producían vino. Sin salir del Aljafaraje seguimos a Valencina de la Concepción para seguir ilustrándonos con la visita del Dolmen de la Pastora. En Santiponce hacemos una parada para indagar en la Roma Bética, con Itálica como garantía de que veremos uno de los mejores yacimientos romanos de Andalucía y España. Carmona podría ser el mejor ejemplo para comprender la amalgama de arquitectura romana, árabe y gótica, con un conjunto monumental envidiable. Alcalá de Guadaíra nos guía con su río a través de su patrimonio donde los molinos empujados por sus aguas trillaron el grano para hacer de sus panaderos, los proveedores del pan que se llevaba a Sevilla. Desde el castillo observaremos con placer las tierras que rodeaban su territorio. Osuna no necesita mucha publicidad, la hermosa Colegiata de Santa María de la Asunción, el Coto de las Canteras, el laborioso arte del Cordobán y Guadamecí, y la plaza de toros donde se grabaron escenas de la serie de Juego de Tronos han catapultado a esta joya de la provincia. Écija es también de parada inexcusable, con su Palacio de Benamejí, “casa” de la preciosa estatua romana de la “Amazona herida”, o el Palacio de Peñaflor, sirven para empaparnos de siglos de brillo que el turismo hace relucir de nuevo.

Puntos de interés de la provincia de Sevilla: Mosaico de Italica, molino de Alcalá de Guadaira, campiña sevillana en Carmona, y trabajo guadameci en Osuna

¿Por qué viajar por la provincia de Sevilla?

Si buscamos razones para elegir la provincia de Sevilla se pueden encontrar tantos argumentos y halagos hacia su territorio que podríamos correr el riesgo de abrumar. Las motivaciones son extensas y van desde actividades pensadas para deportistas, gourmets que aprecian la excelente gastronomía local de los pueblos sevillanos o su propuesta de oleturismo y enológica de sus bodegas; a arqueológicas e históricas. El único problema es que no dará tiempo a hacer todo y tendremos que volver. Prueba de ello son las rutas de la Vía de la Plata, la Ruta Bética Romana, o el camino de Osuna a Ronda a caballo.

¿Cómo y cuándo viajar a la provincia de Sevilla?

Más allá de los tópicos del verano asfixiante de Andalucía y Sevilla en concreto. Las temperaturas de la campiña son más frescas que las de la capital en julio y agosto. Aún así, sin descartar esa temporada, la recomendación es hacer una escapada en primavera, aprovechando la floración y los colores del paisaje sevillano. Mayo y Junio se prestan a un clima excelso, soleado y con muchas horas de luz, perfecto para que el paseo por la naturaleza -por ejemplo en el Parque Natural de Doñana- y los yacimientos no sea demasiado expuesto al sol.

A favor

Sevilla es accesible desde casi cualquier rincón de España, además de vuelos con otras ciudades europeas. Desde el aeropuerto podemos acometer la ruta por la provincia, dando el tiempo necesario para cada destino. Otras opciones son volar a Córdoba o Málaga y hacer un itinerario más amplio por Andalucía, teniendo siempre presente que hay mucho para ver en territorio sevillano.

En contra

No es sencillo buscar inconvenientes para descubrir la provincia de Sevilla, pero si es cierto que una buena recomendación es tratar de viajar evitando los meses de más calor o afluencia turística.

4. RIJEKA (CROACIA)

Rijeka, la ciudad costera croata será Capital Europea de la Cultura 2020 compartiendo el insigne honor junto a Galway en Irlanda. Islas como Krk y Cres hacen de rompeolas naturales del ya de por si apacible Adriático, meciendo el paseo marítimo de Rijeka.

Rijeka, Capital de la Cultura europea en 2020
Rijeka, Capital de la Cultura europea en 2020

¿Por qué viajar a Rijeka?

Aprovechar la capitalidad de la cultura de una ciudad es motivo ya sustancioso para visitar Rijeka, con numerosas actividades dedicadas a ciudadanos y viajeros. Pero aprovechando el viaje podemos descubrir los pueblos del interior de la península de Istria, con su pasado veneciano y reminiscencias de un paisaje toscano. Otra posible excursión a dos horas en coche es el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice, Croacia, uno de los más bellos de Europa, con lagos y cascadas que aturden.

¿Cómo y cuándo viajar a Rijeka?

Se puede plantear viajar durante todo el año, haciéndolo coincidir con algunas de las actividades del programa de Rijeka como capital de la cultura. El lema “Puerto de la Diversidad” defenderá ese el abierto y hospitalario de Croacia. Un momento de gran animación será su famoso Carnaval, que congrega más de 50 mil personas, y que este año será aún más especial ya que será el 1 de febrero cuando se inicie su título de capital de la cultura.

A favor

Rijeka vivirá un año exultante con todas las actividades culturales. Se esperan 4 millones de visitantes a lo largo del año y el ambiente será muy cosmopolita.

En contra

Aunque no hay vuelos directos desde España al pequeño aeropuerto de Rijeka, podemos optar por Zagreb (a dos horas en coche) o Split (a cuatro horas) para hacer una ruta más completa por Croacia.

5. PELOPONESO

Dicen que Peloponeso es la Grecia auténtica, esa que se perdió con la avalancha del turismo del siglo XXI, y con los cruceros que solo “besan” las islas unas horas, sin apenas tiempo de inhalar la vida de las gentes de Grecia. En la región del Peloponeso los tiempos aún laten con placeres mundanos. Las playas son familiares, el trato en los restaurantes cercano, y aún viviendo cierto ajetreo en los históricos yacimientos de Olimpia, Epidauro o Micenas, al atardecer vuelven a respirar profundamente, y entonces recuperar el silencio.

Peloponeso, la auténtica Grecia
Peloponeso, la auténtica Grecia. Destino perfecto para 2020

¿Por qué viajar al Peloponeso?

Los precios del Peloponeso son más bajos que los de otros destinos de Grecia, y curiosamente el turismo aún no se ha dado cuenta del potencial de esta zona. Además de los famosos recintos arqueológicos ya mencionados, hay decenas de otros que enmudecen al viajero. Unesco lo sabe bien y por eso premió a rincones como las ruinas bizantinas de Mistras, y solo los que hemos pasado por aquí podemos hablar de la belleza de lugares como la Cuevas de Diros, la  playa de Voidokiliá, o el hipnótico Canal de Corinto con los barcos horadando como un ratón la Grecia continental.

¿Cómo y cuándo viajar al Peloponeso?

Con un mar tan bello y unas playas tan agradables se hace casi obligatorio ir cuando el tiempo ya anima a bañarse. Por tanto de junio a octubre (incluso noviembre) podemos plantear el viaje.

A favor.

La ruta del Peloponeso se puede combinar con la visita a Atenas, y de este modo profundizar en la historia clásica de la antigua Grecia con la visita al Museo arqueológico de la capital griega, además de otros restos como el Partenon. De camino -o regreso- al Peloponeso, podemos hacer parada técnica en el Canal de Corinto, y disfrutar de esta “autopista marítima”. Para elegir los alojamientos lo mejor es decantarse por opciones de turismo rural, donde nos sentiremos como en casa.

En contra

No hay mucha cosa que sea un obstáculo para plantearse el viaje al Peloponeso. Quizá se puede indicar que los peajes no son económicos, aunque por lo menos las carreteras están en muy buen estado.

6. ANDALUCÍA ORIENTAL: MÁLAGA, GRANADA, ALMERIA y JAÉN

Alcazaba árabe y teatro romano de Málaga. ©Iñigo Pedrueza.

Andalucía es de sobra conocida pero, justo por eso, muchas de sus provincias o lugares no son nada famosos. Y es una pena porque hay tanto que ver, tanto que descubrir en esta región de España que uno podría quedarse a vivir allí.

La zona oriental de Andalucía es sobre todo conocida por sus playas, la zona costera de la Costa del Sol y Granada y su Alhambra. Pero hay mucho más. En un largo viaje hemos redescubierto la ciudad de Málaga, una de las más animadas y activas de toda España. Málaga estaba oculta por la zona costera de la provincia y ahora sobresale como centro cultural y artístico. ¡Nos encantó!. Ciudades como Ronda y Nerja en la zona de la Axarquía ofrecen mucho más que la playa y el buen tiempo. Cultura, patrimonio y gastronomía además de naturaleza como la de la Sierra de las Nieves o la ruta por el Caminito del Rey.

Granada es una provincia deliciosa que oculta ciudades como Guadix, de rico patrimonio y tremendamente vinculada al Cine. Entre casas cueva y desiertos como el de Gorafe donde uno se imagina en otro continente. Y oasis como el de la Sierra de Castril, junto a Cazorla. Deporte y cultura, con el cine de fondo, otra Granada.

Después, nos dirigimos a la Alpujarra granadina, visitando la Calahorra y ascendiendo el Puerto de la Ragua que nos lleva hasta la provincia de Almería. Alojamientos con encanto en Andarax y Lubrin, productores de vino y aceite en una provincia que tiene mucho más que sol y playa. El desierto de Tabernas ha sido también el escenario de mil películas; rutas en camellos queridos en Pechina; excursiones por cuevas de yeso en Sorbas y el descubrimiento de la gastroconciencia y de museos etnográficos en Terque, fueron algunos de los hitos de un viaje intenso y humano.

Y para terminar Jaen, con sus 64 millones de olivos donde nos convertimos sin dudarlo al AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) y descubrimos la historia de los íberos. Sin olvidar las ciudades de Jaén, Ubeda y Baeza, con sus deliciosos restaurantes y su gente emprendedora.

La Andalucía menos conocida nos ha enamorado, sabemos que no es difícil caer prendado, pero ha sido algo muy especial.

Desierto de Gorafe, cerca de Guadix, en Granada. ©Iñigo Pedrueza.

¿Cuándo viajar?

Cualquier época del año es buena excepto los meses más cálidos del verano y los más fríos del invierno, ya que por la orografía hace fresquito. 

A favor.

Un viaje cercano, sin salir de España para describir delicias gastronómicas, sitios naturales y monumentos no tan conocidos.

Las zonas que hemos visitado no son tan turísticas y, por lo tanto, los precios son menos altos y el servicio y la calidad mayor.

Hay opciones para todos los presupuestos y para todos los nichos. Las familias disfrutarán, los deportistas y los amantes del vino y del excelso aceite de oliva (siempre AOVE). Y a quienes les interesa la historia, arqueología, el cine (Spaghetti Westerns y Juego de Tronos) y el arte (Múltiples monumentos de la UNESCO).

Excelentes comunicaciones.

En contra.

No podemos decir nada malo de Andalucía, sólo que en verano puede hacer mucho calor.

7. ESTAMBUL y TURQUIA

Vista de Estambul, una ciudad increíble.

Turquía es un país inmenso que no se descubre en un sólo viaje, pero que si se disfruta desde el primer día. Estambul es su puerta más Europea y las costas del mar Egeo su escaparate más espectacular. Hay mucho más en el mar negro, en Anatolia, en el Cáucaso, pero dada la situación política actual lo mejor es empezar por la Turquía más occidental.

Estambul sorprende porque a pesar de sus monumentos de la época bizantina y otomana, la inmensa Santa Sofía, la Mezquita Azul, el Palacio de Topkapi, el de Dolmabahçe, la Torre de Galata, el Bazar de las Especias o la Plaza Taksim… pero también por su modernidad y su deseo de ser parte de Europa. Las costas del Egeo están repletas de playas como las griegas, por ejemplo la de Patara. Y de restos del pasado clásico en Efeso, Pergamo, Hierapolis y las terrazas de Pamukkale, Mileto, Priene…

Y que decir de Capadoccia y sus casas trogloditas… Turquía, tiene todo lo que un turista desea, naturaleza, cultura, gentes y lugares desconocidos donde perderse. ¿Por qué no comenzar en 2020?

¿Cuándo viajar a Turquía?

Cualquier epoca del año es buena ya que el clima, al menso en la costa es muy suave. En pleno verano puede hacer mucho calor.

A favor.

El cambio entre el Euro y la Lira turca es extremamente ventajoso con lo que los precios del alojamiento, los restaurantes y el transporte son muy baratos para los europeos.

Los transportes son buenos y baratos. Las conexiones aéreas desde España, también.

Estambul se parece a una gran urbe europea anclada eso sí entre Europa y Asía, los que la hace amena y atractiva.

Los turcos no suelen insistir en que compremos sus productos en los bazares con lo que se puede caminar tranquilo.

En Contra.

La situación política no es la más estable, pero esto no se nota demasiado en Estambul, Capadocia o en la costa del Egeo.

8. UZBEKISTÁN

Gur-e Amin, la Tumba de Tamerlán en Samarkanda.

El año pasado hablábamos de Kazajistán, y este nos desplazamos un poco hacia el sureste para hablar de otro nuevo país de Asia Central: Uzbekistán.

Uzbekistán, como su vecino, está muy vinculado a la Ruta de la Seda y al mismo tiempo a la tradición soviética ya que fue una de las repúblicas de la URSS hasta 1991. Nombres como Samarcanda y Tamerlán su mas ilustre emperador nos llevan a las estepas de Asia central entre Asía  oriente medio. Visitar Uzbekistán significa descubrir regiones poco visitadas por los turistas donde la naturaleza y todo lo grandioso domina. Altísimas montañas, estepas inacabables, lagos inmensos y desiertos que cambian de color en cada estación. Un destino para viajeros que buscan nuevos retos.

¿Cuándo Viajar?

Las mejores épocas son la primavera y el otoño para evitar las temperaturas más extremas.

A favor.

Un destino muy desconocido que guarda muchos elementos de las tradiciones esteparias y un regusto soviético. 

A pesar de no ser muy visitado, tiene muy buenos servicios turísticos, existiendo la posibilidad  viajes tanto para quienes viajan por libre como para los que buscan tours organizados.

Grandes monumentos y ciudades míticas como Samarkanda, esperan a los viajeros.

Gastronomía y arquitectura muy diferente de lo que conocemos en Europa.

En contra

El viaje obliga a hacer escala en Turquía o Rusia y no es el más barato.

9. FINLANDIA EN VERANO

A orillas del Lago Saimaa, en pleno Parque Nacional de Linnasaari

Uno de nuestros destinos favoritos, Finlandia, recibe más visitas en invierno por ser un destino de actividades de nieve, de auroras boreales y de Santa Claus. Pero Finlandia en verano es especial, pues los días son largos, el sol casi no se pone. Como es corto, los finlandeses intentan aprovechar al máximo pasándose las horas al aire libre. Hay eventos, fiestas y festivales de música, galerías de arte itinerantes, una gran oferta de actividades y experiencias por toda la geografía al mismo tiempo. Tanto las ciudades finlandesas como las zonas rurales ofrecen una amplísima oferta cultural, deportiva, musical y gastronómica en verano.

¿Por qué viajar a Finlandia en verano?

Para experimentar el Sol de Medianoche y contemplar los atardeceres eternos. Una ocasión para vivir el Solsticio de verano (Juhannus) que se celebra con fiestas en todo el país. Una época para practicar el turismo activo, acampada, recolectar bayas, ir a un parque de aventuras, bañarse en un lago cuando está atardeciendo…Sin olvidar las visitas a museos, galerías, conciertos al aire libre, visitas a cerveceras artesanas,…

Si quieren sentirse como finlandeses en verano, una experiencia fascinante es alojarse en una cabaña (o en una isla desierta) junto al lago o el mar,  y disfrutar de la tranquilidad, de la naturaleza y, por supuesto, de la sauna: ¡también en verano es imprescindible!. O si no, irse a alguno de los muchos campings de Finlandia – donde también hay la posibilidad de alojarse en cabaña – que están muy bien acondicionados.

Propuestas insólitas

Y las propuestas de lo más originales: buscar oro en Laponia en la mina de Tankavaar, alojarse en una isla desierta, ir al Festival de Jazz de Pöri o de Tango de Seinäjoki, a la Semana de la Sauna y al Campeonato de Calentamiento de Sauna de la Región de Jyväskylä, una ruta en bici por uno de los archipiélago, visitar la sorprendente ciudad de arte Mäntta-Vilppula, o la ciudad de artistas del Lago Tuusula en bici, viajar en una casa flotante por los lagos, probar los vinos de bayas en cualquiera de las 35 destilerías del país,…

Y los fans de la arquitectura y el diseño: hagan algún tramo de la Ruta Alvar Aalto.

Les recomendamos una experiencia diferente: convivir con una familia finlandesa por un día. ¡Y siempre, disfrutar de la sauna!

¿Cómo y cuándo?

Buenas conexiones aéreas y buenos precios. Y el coche, la autocaravana, el tren y el autobus para moverse por el país.

Ir en junio o julio, ya que los días son más largos y las temperaturas más cálidas.

A favor.

El verano ofrece mil y una posibilidades en Finlandia (leer arriba).

Naturaleza muy preservada y cuidada.

Sencillez y humildad de los finlandeses.

En contra

Verano corto y clima variable (temperaturas no demasiado altas).

El idioma. Mejor dominar algo de inglés.

No es el país más barato de Europa, pero tampoco el más caro.

10. BERLÍN EN BICI EN VERANO

El Parque de Gleidreick se muestra la cara de una ciudad viva, que vibra al paso de nuestras bicis.

Berlín en verano es una ciudad efervescente, ocupada por sus habitantes que saben disfrutarla intensamente, y sin prisa, saboreándola. Hay animación por todos los barrios, los parques, los canales, los biergärten, terrazas, bares, restaurantes, a los pies de los monumentos, al lado del Muro de Berlín,…y las riberas del río Spree se convierten en espacios de vida. Los eventos al aire libre se multiplican: conciertos, deportes, fiestas, …Es un placer callejear por los barrios de Neukölln, Kreutzberg, Prenzlauer Berg, Mitte,….Y algo que nos encanta de Berlín es que es que los habitantes crean espacios en los que el pasado y el presente se dan la mano, manteniendo viva la memoria.

Y si les gusta descubrir las grandes ciudades de otra forma, prueben la experiencia de explorar Berlín en bici.

¿Por qué viajar a Berlín en bici en verano de 2020?

Descubrir Berlín en bici en verano es una fantástica idea, ya que este medio de transporte, barato, cómodo y rápido, nos permite ver más en menos tiempo, pararnos en cualquier sitio y tener un punto de vista privilegiado. Así, nos evitamos viajar en el metro, perdiendo tiempo y, sobre todo, perdiéndonos cosas. Además, andar en bici nos hace sentirnos un habitante más de la ciudad.

Propuestas insólitas

Visitar los bares de playa o Strandbars a orillas del río Spree, la piscina flotante de Treptow Badeschiff), el Arena Berlín (conciertos, mercadillo), los flea markets (mercadillos), el antiguo aeropuerto de Tempelhof (impresionante edificio histórico y parque público); el Bundestag con su magnífica cúpula; algún museo en la Isla de los Museos; el Parque de Gleisdreieck, la Karl Marx Allée (gran avenida de arquitectura socialista), la librería Karl Marx Buchandlung (donde se rodó la última escena de “La Vida de los Otros”), el Kino Internacional (icónico cine de la Alemania Oriental); subir a la Torre de TV (Berliner Fensehturm); visitar la Haus Schwarzenberg (con su cine y bares), los primeros grandes almacenes: Hackeschen Höfen; la plaza Breitscheidplatz y el  antiguo cine Zoo Palast.

Para los fans de arquitectura, visitar los Archivos de la Bauhaus, y los barrios de Siemenstaat y el de Hansaviertel.

Al mirar al suelo se tropezarán con el horror: las Stolpersteine, recuerdo de los deportados. Y la placa en el suelo de Opernplatz, recuerdo de la quema de 25 mil libros por los nazis.

¿Cómo y cuándo?

Las conexiones aéreas son buenas y los vuelos baratos. El verano es una buena época, ya que no hace frío ni nieva y la ciudad está llena de gente, pero sin agobios.

A favor

Berlín es una ciudad barata.

Los carriles bici están bien y los motoristas respetan a los ciclistas.

En contra

La ciudad es muy grande, no hay un centro propiamente dicho, sino varios. Por lo que ver la ciudad en un solo viaje de una semana no es posible. 

11 – GALICIA

Ruta por A Costa da Morte

Galicia es uno de nuestros destinos favoritos, el lugar al que regresar siempre. Su costa recortada mide 1498 kilómetros: Galicia es mar, salvaje en la Costa da Morte y en la Costa Norte, manso en sus Rías Baixas y Altas, los fiordos gallegos, que poseen una riqueza marina inédita. Galicia son sus playas salvajes de arena blanquísima, sus aguas frías (templadas en el norte), sus islas: las Cíes, Ons, Sálvora, A Toxa, Arousa,… Santiago de Compostela y su casco histórico, y los cascos antiguos de sus ciudades y pueblos. Galicia es sus paisajes variados: prados verdes, bosques de castaños y robles, acantilados espectaculares, viñedos cerca del mar o aterrazados en la Ribeira Sacra – lugar de Viticultura heroica -, la sierra de los Ancares, las montañas de Pena Trevinca,…

Galicia es vino, Rías Baixas, Ribeiro, Valdeorras, Monterrei, Ribeira Sacra,…gastronomía: marisco, cocido de grelos, pan de horno de leña, empanada (de maíz con “xoubas” o zamburiñas, y de trigo), filloas, tortilla de Betanzos, orellas de Entroido, periquitos y flores de Carnaval.

Galicia ofrece turismo de naturaleza, turismo activo, turismo cultural, turismo termal, turismo gastronómico, turismo vinícola,…

Propuestas insólitas y algunos imprescindibles

Hacer la Ruta de los Faros, surcar el Atlántico en una vieja goleta, esquiar en Cabeza de Manzaneda, visitar las aldeas de los Ancares, rutas de senderismo: Pasarela de San Vicente do Mar, Pasarela del Río Mao, Fragas do Eume, Lobios, Río Barbeira, Camino Real, ruta del Románico en la Ribeira Sacra, dar un paseo por la Ría de Ares, por los jardines del Pazo de Mariñán, ir en catamarán por el Cañón del Sil, ir en tiempo de vendimia o en otoño a la Ribeira Sacra, subir al Monte Santa Tecla para ver Portugal, al Monte Pindo, ir a Carnota, la playa más larga y el hórreo más grande de Galicia, ir a una carrera por la playa de Carnota, ver las Dunas de Corrubedo, ver el atardecer en Cabo Ortegal

Ver el casco antiguo de Pontevedra sin tráfico, subir a la Torre de Hércules, visitar un balneario, ver el lanzamiento del Globo de Betanzos o su Bienal “Balconadas”, hacer una ruta por los graffitis, acudir a los Festivales: “DesOrdes Creativas”, Festival de Teatro de Otoño de Carballo, o Cine Europa en Santiago, descubrir el encaje de bolillos en Camariñas…; participar en la Festa da Istoria de Ribadavia, y, por supuesto, los Carnavales de Galicia, al Entroido de Xinzo de Limia.

¿Cuándo y cómo?

Las conexiones buenas por carretera, en tren desde Madrid y avión sobre todo desde Madrid, Barcelona, Canarias, Málaga,… El verano es la mejor época, otoño y primavera para hacer rutas, iniverno para el Carnaval.

A favor

El paisaje, la gastronomía, las fiestas, los eventos culturales. Es barato. Portugal está cerca.

En contra

El “feísmo”, los bosques foráneos que repueblan los paisajes. Galicia es lluvia, pero recuerden que allí la lluvia es arte. Y en el sur llueve menos. Clima húmedo y frío, pero en las provincias de Pontevedra y Ourense (temperaturas altas en verano) es mejor.

12. ISLA MAURICIO – CRISOL DEL ÍNDICO

Le Morne Brabant, uno de los parajes más espectaculares de Mauricio.

2020 debe ser el año de Asía y de Africa par el Giróscopo Viajero. La Isla de Mauricio es uno de los destinos más exóticos de Africa. Lo es porque se trata de una isla donde las culturas europeas, asiáticas y africanas se han mezclado con relativa armonía. Un país seguro y atractivo, con todo lo que se puede soñar para unas vacaciones en el trópico. Gastronomía espaciada y diversa, playas y naturaleza exuberante, gentes venidas de Francia, de la India, de Gran Bretaña, Portugal o todo el oeste de Africa que han constituido un país multicolor en todos los sentidos. Mauricio es un destino de nicho, muy relacionado con el lujo, el deporte extremo y la naturaleza. Su relieve escarpado y volcánico, sus atolones e islas como Rodrigues donde las tortugas desovan, se han convertido en referentes para los viajeros en luna de miel o en búsqueda de lugares poco frecuentados.

Con un poco de suerte el Giróscopo Viajero lo descubrirá para ustedes, y si no fuera el caso, porque no se nos adelantan y echan un vistazo a ese peculiar y tranquilo país del otro lado del mundo.

La Isla principal, Mauricio, tiene lugares increíbles tanto en la costa como en su montañoso interior. La montaña y la península de Le Morne Brabant, el Jardín Botánico de Pamplemousses, el Parque Nacional de
Black River Gorges, el pueblo de Chamarel, con sus cascadas y sus paisajes de tierra de colores; la Ile Aux Cerfs o la caldera inundada del volcán de Grand Bassin. Sin contar con el atolón de Rodigues y la laguna y el arrecife que lo rodea.

¿Cuándo viajar?

Cualquier mes es una delicia, peor es cierto que la época de las lluvias es la menos propicia. Por tanto los mejores meses son de abril hasta junio y de septiembre hasta diciembre. Perfecto para pasar el año nuevo y Navidad en verano…

A favor.

Un destino tranquilo y seguro. Es uno de los países más pacíficos de África.

Se habla francés e inglés y muy cerca tenemos un pedacito de Francia, el departamento de la Isla de la Reunión!

Alojamientos y servicios de calidad. Diversidad de gastronomía y actividades.

Innumerables posibilidades para los amantes de los deporte acuáticos y el senderismo. Buceo, avivamiento de aves, reptiles y mamíferos marinos.

En contra

No se trata se trata de un destino de mochileros. El viaje y la estancia son relativamente caros, pero el paraíso tiene un precio!

El viaje dura 11 horas, que no es demasiado teniendo en cuenta que vamos más a allá de Sudáfrica, pero quizá algunas personas no quieran volar tanto. Se trata, pues, de un destino al menos para 10 días para aprovechar los dos días, en la práctica, que vamos a perder en el viaje.

13. ARUBA

Bon Bini!!! es el saludo de bienvenida a la isla de Aruba en la lengua nativa papiamento. Paraíso en el corazón del Caribe, la antigua colonia holandesa de Aruba es mucho más que esa imagen idílica de playas paradisiacas, es la ISLA FELIZ en mayúsculas.

Playas de Aruba. Un destino de ensueño en el Caribe para 2020.
Playas de Aruba. Un destino de ensueño en el Caribe para 2020.

Y es que cuando se descubre el parque nacional Arikok, o dejamos que pasen horas y horas dentro de su agua tibia, o nos relajamos practicando yoga sobre las tablas de stand up paddle , nos damos cuenta de que Aruba es sinónimo de felicidad. El contraste de playas de ensueño lo pone la frondosa vegetación del interior, las ruinas de una antigua mina de oro, el color rosado de los flamencos, o las cuevas de Fontaine y Quadirkiri.

La sostenibilidad turística es la bandera ecológica de Aruba, con una apuesta por la energía limpia. La isla tiene como meta que el 100% de la energía consumida sea a partir de fuentes renovables. Los plásticos de un solo uso están prohibidos, la isla cuenta con una planta de agua desalinizadora, y el objetivo es tener menor dependencia de cualquier material desechable.

Aruba es un destino internacional de bodas, pero ¿Por qué casarse en Aruba?

¿Cuándo Viajar?

Julio y agosto son temporada alta, lo mismo que navidades y carnaval, así que si podemos elegir la temporada baja para ir a Aruba disfrutaremos de mejores precios y mayor tranquilidad. Aruba es un destino para ir en cualquier época.

A favor.

Para españoles y latinoamericanos, Aruba es un destino muy amigable. El carácter afable de su gente y el manejo de cuatro idiomas: holandés , español (gracias a la cercanía con Venezuela y Colombia), inglés y papiamento (la lengua antillana que también se habla en Curazao y Bonaire), hacen que ya no tengamos excusa para venir de vacaciones.

Además Aruba suele quedarse fuera del efecto de los huracanes y tanto temperatura (todo el año es verano), como la lluvia (como mucho dura 15 minutos) hacen que la isla tenga un tiempo envidiable.

En contra

Para bien o para mal desde España tendremos que hacer vuelo con escala. No hay muchos países con vuelos directos, lo que quiere decir que sigue siendo un refugio no excesivamente ajado por el turismo. Desde Europa podemos viajar con salidas desde Londres y Amsterdam. Desde América es más sencillo con las conexiones desde Curaçao, diferentes opciones en Estados Unidos, Canadá, Colombia, Panamá o  Surinam.

14. LÍBANO

Cuando se mira al mar Mediterráneo desde las costas del Líbano podemos tener la inquietud de preguntarnos si estamos en Malta, Grecia o Sicilia. Y es que el precioso país norteafricano es una acuarela donde se han mezclado influencias griegas, romanas y musulmanas.

Farallones de Raouchè en la costa de Líbano
Farallones de Raouchè en la costa de Líbano

A pesar de su pequeño tamaño y el gran desconocimiento que lo rodea, Líbano ha ido ganando viajeros en los últimos años, sin perder su esencia, ni sentir una presión turística que lo transforme. Ruinas romanas, monasterios, cafés hipster, impresionantes restaurantes, viñedos y hermosas playas son solo algunos de los mejores lugares para visitar en el Líbano.

¿Por qué viajar a Líbano?

Las razones que nos llevan a incluir Líbano como uno de los mejores destinos para 2020 son que, lejos de los prejuicios que siempre rodean al Próximo Oriento sobre la seguridad, Líbano vive un momento de calma.

Asombrosos espacios naturales como la Gruta de Jeita a las afueras de la capital de Líbano, Beirut, las cascadas de Baatara Gorge y Chowan, o las formaciones rocosas de Raouchè Pigeon, son ejemplos de excursiones para sorprenderse con los diferentes paisajes con los que cuenta Líbano.

La antigua ciudad romana de Biblos es otro de los lugares de visita obligada. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto a otros yacimientos como Las ruinas de Anjar -fundada por el califa Walid I a principios del siglo VIII-, la ciudades fenicias de Tiro y de Baalbek, o el denominado Valle Santo (Uadi Qadisha) y Bosque de los cedros de Dios (Horsh Arz Al Rab), que sirven para entender por qué este árbol es el símbolo de Libano.

¿Cómo y cuándo viajar a Líbano?

Es fácil lamentar que no hay vuelos directos al destino que queremos viajar. Afortunadamente Líbano cuenta con conexiones sin escalas desde Barcelona. La primavera y el otoño son las mejores épocas para decantarnos por Líbano.

A favor.

Aproveche a disfrutar de Líbano si ya ha estado en Jordania,Egipto o Túnez, donde el turismo ya desembarcó hace mucho. Líbano no nos defraudará.

En contra

Aún estando tranquilo, es conveniente moverse con guía en las excursiones, lo que nos facilitará la comunicación con la gente. El área de la frontera con Siria es mejor no visitarlo ya que el país vecino aún vive en un clima de inestabilidad política.

Este es nuestro listado de los mejores viajes para 2020, pero recuerda que lo importante es viajar, conocer gente y culturas, abrir la mente y disfrutar sin obsesionarse por coleccionar recuerdos. Si te has quedado con ganas de recomendaciones en nuestro artículo de destinos para disfrutar en 2019 y 2018, pueden ver otras sugerencias.

Esta es la propuesta del Giróscopo Viajero de destinos recomendados para viajar en 2020. Si crees que hay algún otro destino que deberíamos sumar a la lista nos lo puedes sugerir.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.