Islas Azores, Portugal

El archipiélago de las Azores está lleno de paisajes únicos, como la caldera del volcán de Sete Cidades. ©Iñigo Pedrueza.
El archipiélago de las Azores está lleno de paisajes únicos, como la caldera del volcán de Sete Cidades. ©Iñigo Pedrueza.

El archipiélago portugués de las Azores es uno delos destinos más espectaculares y más peculiares de Portugal, nuestro país hermano. El archipiélago de las Azores a 1400 km de Lisboa y 800 de Madeira está formado por 9 islas de diversos tamaños, con microclimas y formas muy diferentes. Las diferencias entre las islas son un aliciente ya que podemos realizar muy diferentes viajes. Un archipiélago volcánico que ha crecido en mitad de la dorsal atlántica y que contiene muchos tesoros geológicos, naturales, una fauna marina y terrestre rica y diversa, junto a una cultura y muchos monumentos atractivos.

Sin olvidar una rica agricultura que mezcla los productos europeos y tropicales. Sus piñas son deliciosas, sus quesos cremosos y sus vinos sorprendentes. Sorpresas gastronómicas como el cocido das furnas, que se hace en la tierra volcánica o los bolos lêvedos unos panes únicos. El deporte y el turismo activo están presentes en las islas, buceo, trekking y senderismo, coastering, cañoning en la costa del mar, o baranquismo clásico, kayak, espeleología, golf, ciclismo tradicional o de montaña… la oferta es abundante. El turismo geológico y volcánico es también otra de las opciones de las Azores.

Lo mismo ocurre con los alojamientos de todo tipo, peor donde destacan los hoteles con encanto y casas rurales de calidad, todo pensado para el relax, el disfrute y el turismo de bienestar.

El turismo sostenible se ha desarrollado quizá por la dificultad de comunicaciones del pasado. No hay grandes resorts y el desarrollo turístico se ha hecho con bastante cuidado. El hecho de que las islas sean pequeñas y que combinen muchos atractivos ha atraído a turistas diversos que han desarrollado multiples nichos y no sólo un segmento. El tener que hacer escala en Portugal continental, en Oporto o Lisboa, hace que los turistas que llegan a Azores sean diferentes a los que visitan Madeira, por ejemplo.

Nueve islas nueve viajes.

Cada isla tiene su propio carácter y posibilidades diferentes. El grupo oriental está compuesto por Santa María y São Miguel. Santa María es la isla más antigua geológicamente y la que primero se habitó. Se la conoce como la isla amarilla, por el color de la arena de sus playas y los ocres de aguas de sus colinas. Si vistamos São Miguel, la isla principal, llana y alargada, llena de praderas con vacas y calderas inundadas de antiguos volcanes disfrutaremos del termalismo.

Volcán do Pico, cumbre de Portugal, situada en las Islas Azores.
Volcán do Pico, cumbre de Portugal, situada en las Islas Azores.

El grupo central se compone por São Jorge, Pico y Faial. São Jorge es una isla de acantilados, conde solo se puede llegar en ferry. Pico donde el volcán de Pico es la cumbre de Portugal con más de 2300 metros, excelentes vinos y muchas actividades deportivas. Y por último Faial, la isla del azul cobalto, llena de hortensias azules, una especie invasora. La capital Horta, antiguo escala entre América y Europa, el volcán Capelinho y el antiguo puerto ballenero de Port Pim son algunos de sus secretos.

Terceira, es la isla de la otra población importante de Azores, Angra do Heroísmo, ciudad histórica con monumentos renacentistas que perteneces a la lista del Patrimonio de la UNESCO- Terceira tiene también vuelos con Europa y América y es un importante centro turístico de relee y bienestar. Graciosa es una isla plana llena de molinos de viento, por cuyo color se la llama la isla blanca. Parece un trozo del norte de España, pero que oculta Furnas y baños termales que nos recuerdan que estamos en mitad del Atlántico, en tierra de volcanes.

El grupo Oriental lo forman la isla de Flores, cuyo nombre hace regencia a su flora de hortensias y azaleas. Lagunas y cascadas en un paisaje verde y volcánico. Y por último Corvo, que es una Reserva de la Biosfera de la UNESCO. Una isla aislada y realmente única.

Naturaleza, fauna y flora en las Azores.

La laurisilva típica de la Macaronesia (Madeira, Canarias, Cabo Verde y las propias Azores) ha cambiado por el poblamiento humano, con bosques de coníferas exógenos y muchas praderias donde abundan las vacas y los de cultivos tropicales como las piñas, los plátanos y otros productos.

Las islas Azores poseen muchas especies endémicas y muchas protegidas al encontrase en peligro. Los viajeros interesados en el alistamiento de aves y cetáceos tienen en el archipiélago un destino a no olvidar. El buceo es otra de las actividades más populares en Azores, por la diversidad de sus fondos y la riqueza de la fauna submarina. Los cetáceos y todo tipo de peces se acercan o viven en las aguas del archipiélago.

Cúando viajar.

Las mejores épocas son de marzo hasta octubre, pero el invierno también pude ser una buena época ya que las temperaturas son estables y altas. Lo único que pude ocurrir es que tengamos algunas semanas de lluvias. Pero el sol sale casi todos los días.

Cómo viajar.

Es el único problema por el momento ya que hay que pasar por Portugal continental, haciendo escala en Lisboa o Porto. Pero de los inconvenientes se puede hacer una ventaja y disfrutar de alguna de las ciudades principales de nuestro vecino. El vuelo desde las dos ciudades dura unas dos horas. Por lo tanto siempre en avión.

Con está guía El Giróscopo Viajero continua con el descubrimiento y la promoción de las regiones oceánicas de Portugal tras la guía de Madeira que iniciamos hace unos años.

Para más información visiten nuestra guía sobre las Islas Azores.

Artículos sobre nuestros viajes a las Islas Azores

La tierra ruge en As Furnas, São Miguel de Azores

Coasteering en la isla de Sao Miguel de Azores

Una deliciosa especialidad de la cocina de las islas Azores: el bolo lêvedo