Sri Lanka

Sri Lanka parece sacado de la imaginación de alguien que quisiera condensar lo mejor de Asia concentrada en una isla con una superficie de 65.610 km (la mitad de la comunidad autónoma de Cataluña en España) o similar a uno de los estados de Nuevo León, Guerrero o San Luis Potosí en México.

Yacimiento de Sigiriya sobre la "roca del León"
Yacimiento de Sigiriya sobre la «roca del León» en Sri Lanka

Y en un territorio no tan grande, la variedad de paisajes, climas y patrimonio monumental o paisajístico es enorme. La antigua Ceilán es una invitación a descubrir con una ruta de norte a sur, este a oeste, un país que te dejará huella en el alma.

Qué ver en Sri Lanka

Cultura, naturaleza, trekking y aventura, hospitalidad, paisajes de ensueño, playas y safaris. Y por si fuera poco Sri Lanka tiene un clima tropical ideal durante todo el año.

¿Quieres vivir la experiencia de un viaje fascinante? En Sri Lanka las colinas onduladas alfombradas con arbustos de té y bosques frondosos te dejarán con la boca abierta. Sus playas de arena dorada te harán sentir que has llegado a un paraíso.  Podrás vivir festivales coloridos durante todo el año, descubrir ocho sitios del patrimonio mundial de la UNESCO que son únicos, y convertirte en el mejor embajador de Sri Lanka a tu regreso a casa.

Naturaleza

Exótica a la par que muy segura, la isla de Sri Lanka te deslumbrará con su naturaleza, fauna y flora. En los parques nacionales podrás recrearte con elefantes salvajes, ciervos, águilas, cocodrilos, búfalos, leopardos, además de aves de todo tipo (430 especies, 33 de ellas endémicas ) como el Gallus Lafayetti, el ave nacional de Sri Lanka que pulula en los parques y bosques.

Campos de té en Sri Lanka
Campos de té en Sri Lanka

En Sri Lanka la vida salvaje abunda con parques nacionales en todo el país para disfrutar de la vida salvaje y la naturaleza. Además es uno de los mejores lugares para ver elefantes asiáticos y el leopardo en sus hábitats.

Parques naturales – Turismo de paisajes

Dos espacios naturales de Sri Lanka están dentro del listado Unesco, por un lado la Reserva Forestal de Sinharaja (bien natural inscrito en 1988), situada al sudoeste de Sri Lanka. Su importancia radica en que sobrevive el primigenio bosque tropical húmedo del país. Más del 60% de sus árboles son endémicos y muchos de ellos pertenecen a especies poco comunes en otras partes del mundo. Además, la reserva alberga más del 50% de las especies endémicas de mamíferos y mariposas de Sri Lanka, así como muchas clases de insectos, reptiles y anfibios poco habituales.

Las Mesetas centrales de Sri Lanka que desde 2010 son Patrimonio de la Humanidad se encuentran en la parte central y meridional de la isla. Dentro del área está el Pico Wilderness, el parque nacional de las Llanuras de Horton y el Bosque de Conservación de Knuckles. Se trata de bosques montañosos, a alturas de hasta 2.500 metros sobre el nivel del mar, y donde la flora y fauna son de una variedad asombrosa. Aquí habitan varias especies amenazadas, como el langur de cara roja occidental , el loris delgado de las llanuras de Horton o el leopardo de Sri Lanka.

Qué hacer en Sri Lanka

Podríamos empezar por lo que no puedes hacer, pero es tan pequeña la lista que mejor empezar por las actividades que de las que sí que podrás disfrutar en tu viaje. Empezamos por el mar, con las playas de ambas costas, y la opción de hacer surf, kayak, submarinismo o avistar ballenas. El agua no se acaba en la costa, porque hay bastantes lugares para hacer descenso de aguas rápidas para los apasionados del Rafting. Por otro lado las asombrosas formaciones rocosas de Sri Lanka llaman la atención de los valientes que practican la escalada.

Los ornitólogos profesionales o los aficionados a la observación de aves constarán de primera mano que Sri Lanka es probablemente el mejor país del mundo para avistar y fotografiarlas. Se pueden observar aves durante todo el año por sus condiciones climáticas favorables al ser una isla tropical y en todo el país en bosques, selvas, lagos lagunas o ríos.

Senderismo en Sri Lanka

El trekking es uno de los platos estrella del país. Colinas, valles verdes, cascadas, bosques naturales. plantaciones de té, o campos de arroz, todo ello en rutas de uno o varios días que nos transportarán a otro tiempo.

Sri Lanka ofrece una gran cantidad de oportunidades para los excursionistas y senderistas. Las tierras altas de Sri Lanka con selvas tropicales vírgenes, montañas sagradas, exuberantes jardines de té y llanuras llenas de aves e insectos raros, con temperaturas suaves y sonrisas de bienvenida de los aldeanos, brindan el escenario ideal para una experiencia de trekking inolvidable.

Safaris en Sri Lanka

Los safaris no son patrimonio exclusivo de África, y en Sri Lanka se puede llevar a cabo un recorrido por los parques nacionales donde verás a los icónicos elefantes, a los leopardos, búfalos, osos hormigueros, osos negros, panteras y un listado muy pero que muy largo de animales.

Y mucho más

Y si no podemos dejar el palo de golf en casa es por que ya sabías que en Sri Lanka hay campos maravillosos. De hecho el país tiene tres de los mejores campos de 18 hoyos de Asia.

Playas de Sri Lanka

Si pensabas que en Sri Lanka no podrías disfrutar de las playas del Mar Índico te equivocabas. La isla cuenta con casi 1600 km de costa prístina en la que las palmeras se asoman hasta la arena. Sri Lanka es el destino ideal para unas vacaciones de playa, alternando el relax con actividades náuticas como windsurf, kayak, paseos en yate, esquí acuático, o buceo en sus preciosos fondos marinos.

Los vientos del monzón que se alternan y proporcionan lluvia a los dos lados de la isla, hacen que las vacaciones en la playa de Sri Lanka sean posibles durante todo el año. Los vientos del noreste hacen que la costa suroeste esté soleada y el mar en calma de noviembre a marzo. Los vientos del suroeste hacen que las aguas de la costa este estén tranquilas y el sol constante brille alegremente de acuerdo. Así que solo tienes que elegir la playa.

Las mejores playas del sur se encuentran en Tangalla, Beruwala, Mirissa, Bentota y Unawatuna con opciones de alojamiento que incluyen elegantes hoteles boutique frente a arrecifes de coral y playas de arena fina.

Aunque las playas del sur de Sri Lanka son de sobra conocidas desde mucho tiempo para el turismo, la costa este aún no se ha descubierto ni explotado, lo que permite buscar lugares más exóticos dentro de la misma isla. La más conocida entre las playas del Este es la Bahía de Arugam, meca de los amantes del surf en la región, con el permiso de la playa de Uppuveli.

En la parte occidental del país al norte de Colombo se encuentra la laguna de Negambo, renombrada por sus playas, y cómo no por la pesca de langosta.

Cultura

Sri Lanka es muy recomendable para quienes estén interesados ​​en la cultura, las tradiciones, el patrimonio y la historia. Su historia oral se remonta milenios con leyendas, folklore y mitos que aún perduran. Hay inscripciones en rocas de pueblos ancestrales en Rishi Thrunabindu, Rishi Pulasthi, Rawana y su dinastía y Seetha de Ramayana. Sri Lanka tiene ocho sitios del patrimonio mundial en todo el país con ciudades antiguas, fortalezas, templos y monumentos.

Sri Lanka es un destino para profundizar en el conocimiento de las religiones. Aquí convergen diferentes creencias en un ambiente de tolerancia. Podrás visitar templos budistas, hinduistas, cristianos o islámicos.

Además, en cualquier rincón del país notaremos que los habitantes de Sri Lanka siempre son personas hospitalarias, sonrientes, amigables y dispuestos a ayudar al viajero. Ellos son una parte importante de la riqueza de la isla.

Patrimonio Unesco de Sri Lanka

Actualmente Sri Lanka cuenta con 8 espacios catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: La Ciudad antigua de Polonnaruwa (1982), la Ciudad antigua de Sigiriya (1982), el Casco antiguo de Galle y sus fortificaciones (1988), el Templo de la cueva Rangiri Dambulla (1991), la Ciudad Sagrada de Anuradhapura (1982), la Ciudad sagrada de Kandy (1988), y finalmente dos espacios naturales, las tierras altas centrales de Sri Lanka (2010) y la reserva forestal de Sinharaja (1988). Todos ellos son espacios únicos que afortunadamente no sufren del turismo de masa.

Ciudad santa de Anuradhapura

La ciudad sagrada de Anuradhapura  creció alrededor del “árbol de la iluminación” –conocida como la higuera de Buda–, y y trasladada según la tradición desde la India en el siglo III a.C. por Sanghamitta, fundadora de una orden de monjas budistas.

Anuradhapura ostentó el título de capital política y religiosa de Sri Lanka durante trece siglos. Hacia el año 993 sufrió un ataque y su destrucción y abandono provocó su decadencia. Permaneció olvidada entre la frondosa jungla, y hoy sus sus palacios, monasterios y monumentos nos recuerdan su pasado glorioso.

Dagoba Jetavana, Anuradhapura, patrimonio Unesco en Sri Lanka
Dagoba Jetavana, Anuradhapura, patrimonio Unesco en Sri Lanka

Antigua ciudad de Polonnaruwa

Tras la destrucción de Anuradhapura, Polonnaruwa se convirtió en la capital de  Sri Lanka, siendo la dinastía de los cholas quienes le proporcionaron esplendor. Sede de los reyes cingaleses desde el siglo XI hasta el siglo XIII, podemos visitar la ciudad jardín creada en el siglo XII por Parakramabahu el Grande.

Los Budas de Gal Vihara
Los Budas de Gal Vihara en la isla de Sri Lanka

Es imprescindible el conjunto de los Budas de Gal Vihara, grandes esculturas de budas esculpidos en una pared rocosa. El primero y el segundo se tallaron sentados y en meditación respectivamente; el tercero de pie con los brazos cruzados sobre el pecho -postura que representa la Iluminación-; y el cuarto acostado, en posición de haber alcanzado el Nirvana.

Antigua ciudad de Sigiriya

Sin duda uno de los iconos de Sri Lanka para los fotógrafos. Y es que es imposible resistirse a la figura espectacular de la “Roca del León” –una peña de granito de 370 metros de altura rodeada de jungla. En lo alto se encuentran las ruinas de la ciudad en la que el rey Kassapa I (siglo V d.C. ) tuvo la capital de sus dominios. Se accede a través de galerías y escaleras que nos conducen a lo alto.

Sigiriya y la Roca del León
Sigiriya y la Roca del León. Impresionante lugar de Sri Lanka

Ciudad sagrada de Kandy

Kandy en el centro montañoso de Sri Lanka es el corazón del budismo del país. Se la conoce más por el nombre de Senkadagalapura y fue la última capital de los reyes sinhalas, quienes promovieron la cultura cingalesa, interrumpida con la ocupación de Sri Lanka por los británicos en 1815. En Kandy conocerás el Templo del Diente de Buda, célebre lugar de peregrinación al que se acude para ver el diente izquierdo de Buda -de apenas 2,5 cm-, que en realidad está protegido por seis urnas de diferente tamaño una dentro de otra.

Ciudad sagrada de Kandy
Ciudad sagrada de Kandy, casi siempre en el top 10 de lugares a visitar en Sri Lanka

Centro histórico de Galle y sus fortificaciones

La ciudad de Galle fue fundada por los portugueses en su expansión marítima por Oceanía en el siglo XVI. Un siglo después los británicos la convirtieron en su bastión, constituyendo el mejor ejemplo de ciudad fortificada hecha por los europeos en el Asia Meridional y Sudoriental. Resulta pintoresca la mezcla de arquitectura europea y las tradiciones arquitectónicas y artísticas típicas de Sri Lanka.

Galle y su perímetro fortificado visto desde el aire
Galle y su perímetro fortificado visto desde el aire.

Templo de Oro de Dambulla

No fue hasta 1991 cuando Unesco integró el templo de oro de Dambulla en su listado. Se trata de meta de peregrinación desde hace 2.200 años, y donde se disfruta de monasterio rupestre forma y cinco santuarios dentro de grutas o cavernas con murales policromados.

Templo de Oro de Dambulla
Templo de Oro de Dambulla, un lugar imprescindible del viaje a Sri Lanka

Cómo conocer Sri Lanka

Sri Lanka se presta para visitarla de múltiples maneras, desde viajeros que lo hacen por libre moviéndose en transporte público (autobuses y trenes), hasta otros que se deciden por guías en coche privado con guía en español y conductor, o bien hacer una ruta en bicicleta o moto y finalmente viajes en grupo organizados.

Cuando Viajar

Se puede visitar Sri Lanka todo el año gracias a su benigno clima tropical. La mejor época para visitar la costa sur es entre octubre y abril, mientras que la costa norte y este es de mayo a septiembre. La isla está expuesta a los monzones, pero no hay que asustarse ya que incluso en esa época las lluvias se concentran en un momento del día, y luego luce el sol.

Viajes organizados a Sri Lanka

Enfrentarse a la organización de un viaje a Asia, o a Sri Lanka en particular lleva tiempo. Por eso si buscamos la garantía de profesionales, lo mejor es apoyarse en una agencia de viajes especializada en el país. Tanto si te interesa un viaje privado con guía en español, como la opción de recorrer Sri Lanka con un itinerario de salidas garantizadas en grupo, puedes escribirnos para orientarte.

Formulario viajes a Sri Lanka