Tampere, cultura, ambiente y sauna en Finlandia.

Tampere, una ciudad llena de animación

Siempre decimos que Tampere es una de nuestra ciudades preferidas en Finlandia. Lo es por la belleza de sus edificios, por el ambiente urbano, activo y, al mismo tiempo, tan cercano de la naturaleza.

Tampere está rodeada de lagos y de oportunidades para descubrir los parques nacionales de Finlandia. Además Tampere, junto a Helsinki, es la ciudad con mayor pasado industrial y quizá histórico, si añadimos Turku. Y eso, a pesar de que la historia de Tampere es muy corta, ya que se fundó en 1779. Sin embargo, en Tampere han pasado muchas cosas, la industria se desarrolló en el siglo XIX. Después, la guerra civil en 1917 vivió aquí algunos de sus episodios más sangrientos. El apogeo de la industria del siglo XX llega tras la II Guerra Mundial, donde Finlandia perdió parte de su territorio. La URSS, que la había invadido y arrebatado Carelia y otras zonas, se convirtió en su primer socio económico. Por eso, en 1990 ,Finlandia sufre una grave crisis económica tras la caída de la Unión Soviética y el COMECON.

Vista de los rápidos de Tammerkoski, con algunas antiguas chimeneas y edificios industriales.

Paradójicamente,, esa tremenda crisis fue el pistoletazo de salida para el desarrollo de la nueva economía finlandesa. La industria pesada y contaminante desaparece o se reforma, y Finlandia comienza a apostar por el conocimiento, las nuevas tecnologías y la economía verde. Tampere, con otras ciudades medias de Finlandia, Lahti, Jyväskylä, Oulu, Espoo o Kokkola, se está convirtiendo en la punta de lanza de una economía flexible y diversa. Finlandia se apoya en los recursos más valiosos que puede tener un país, la naturaleza, el agua y sus habitantes. La educación y un sistema de bienestar que regule las diferencias es una apuesta por el conocimiento, la igualdad, la estabilidad y la meritocracia. Por todo ello, Tampere con su buena situación y comunicaciones, atrae a cada vez más habitantes y turistas.

Tampere y las conexiones aéreas con España.

Calles de Tampere

Situada a medio camino entre Helsinki, Turku, Ostrobotnia y la región de los lagos, Tampere es un lugar de paso hacia el Norte, hacia la costa norte de Ostrobotnia y Oulu, y, por supuesto, hacia Laponia. Además, se encuentra muy cerca de la sorprendente costa oeste de Finlandia por un lado y del comienzo de la región de los lagos por el otro. Desde Helsinki se tarda una 1 hora y media en tren y unas dos horas en coche para recorrer los 180 km que la separan de Tampere.

Sin embargo, hay maneras de llegar directamente a Tampere desde España, Holanda, Alemania y Gran Bretaña. Las conexiones de Air Baltic desde Málaga han supuesto un antes y un después en los viajes entre España y Finlandia. Desde esta primavera ha sido posible viajar en solo 4 horas y media desde Andalucía hasta el centro de Finlandia. Una magnifica oportunidad si vive en la provincia de Málaga, en Córdoba o incluso Sevilla. Vuelos directos sin necesidad de pasar por Helsinki y una muy buena opción para descubrir una Finlandia igual de apasionante pero menos conocida. Dado el éxito de la línea, Air Baltic está pensando en ampliar la duración de la conexión y quizá en abrir otras conexiones entre Tampere a España. De todo ello hablamos con todo lujo de detalles en este artículo que escribimos hace poco:

Málaga – Tampere, Finlandia y España unidas con Air Baltic

Tampere destino económico y destino turístico.

Como hemos visto, Tampere es una ciudad especial en Finlandia por su pasado industrial. Esto añade un interés especial a una de las puertas de entradas para descubrir la región de los lagos, Jarvimää, Lakeland. Pero hoy Tampere ha cambiado, la ciudad es una pequeña urbe postindustrial que ha modificado su paisaje económico. Hacerlo en Finlandia es quizá más fácil que otros países ya que la naturaleza está siempre a un paso. La apuesta por el futuro, por la nueva economía del conocimiento y la economía verde, está posesionando al país como un ejemplo de desarrollo sostenible y respetuoso. Un ejemplo que necesitamos en un mundo donde sólo el conflicto violento aparece como solución.

Tampere, es una ciudad con arte y cultura en cada esquina.

Los nuevos cambios económicos, sin embargo, han preservado muchos edificios industriales de los siglos XIX y XX.  Y Tampere es un ejemplo de ello. Muchas de las fábricas estuvieron en actividad hasta los años 1960 o 1990. En lugar de derruirse, se han convertido en museos como el centro Vapriikki Museum Centre, en espacios culturales o nuevas instalaciones para cerveceras artesanas, artistas o servicios públicos. En el centro de Vapriikki reúne los museos de Historia Natural; el Hall of Fame del Hockey finlandés; el Museo del Calzado; el Museo de las Muñecas; el Museo del Mineral y el Museo de Correos.

Tampere una ciudad de historia y cultura.

Tampere es una ciudad con historia. Edificio Finlayson

En nuestros anteriores viajes visitamos algunos de estos edificios, pero en este descubrimos los tejados y la historia de la Factoría de Finlayson. Desde los alto de estas enormes factorías de ladrillo y acero se contempla en el estrecho paso entre los lagos Näsijärvi y Pyhäjärvi, lagos que vieron nacer la potencia fabril de Tampere. Los rápidos de Tammerkoski fueron la base para la creación de Tampere ya que permitieron obtener la energía necesaria para mover a la industria local. En ese mismo complejo se encuentra la cervecera Plevna una de las cerveceras artesanas de la ciudad. Pero no la única.

Tampere es una ciudad muy visitada por los seguidores del universo de la escritora Tove Jansson, la creadora de los Moomis. Su Museo Moomin es muy visitado sobre todo por los viajeros japoneses.

Otros museos de la ciudad son: el Museo Amurin que habla de la vida y las viviendas de obreros y trabajadores de la industria. Complementario es el Museo Milavida que habla, en cambio, del uno de los grandes industriales de Tampere, Karl Samuel Nottbeck compró la factoría al fundador,  James Finlayson en 1836.

El mercado y la catedral

Si le interesa el arte entonces hay que visitar El Museo de Arte de Tampere; el museo de la pintora Sara Hildén; los de los escultores Emil Aaltonen y Kimmo Pyykkö; o el del escritor Lauri Viita.

Volviendo a la historia y la política, Tampere cuenta con un Museo Lenin, que pasó por la ciudad en 1918. Por último el Museo del Espía, el primero de este genero. Junto al museo de la Policía explica como han avanzado las técnicas de investigación y espionaje.

Por último, el Museo de Bellas Artes Gösta Serlachius, es una de las actividades para realizar fuera de Tampere. A una hora y 15 minutos al noroeste de Tampere, siguiendo la carretera de camino a Jyväskylä, Manttä-Vilppula es un pequeña ciudad de cultura y museos. Arte, diseño, y sauna les esperan en mitad de la región de los lagos.

Visitando los tejados de la Factoría Finlayson

En los Tejados de la Factoría Finlayson, Tampere

El inmenso edificio de la antigua fábrica de Finlayson se ha convertido en un centro con múltiples actividades. Además de la vista panorámica de la ciudad desde su tejado, hay un area de orientering y un Escape Room. Todo ello, con el Museo del Espía que se encuentra en el mismo edifico.

La Roof Walk Finlayson Area, se ha creado para mostrar la historia de Tampere observando la arquitectura urbana desde los tejados de la factoría Finlayson. Una manera de descubrir el rastro que la industria y la historia han dejado en el urbanismo actual de la ciudad. Redescubrir Tampere para los locales y verlo desde una perspectiva más global  para los viajeros. De esta forma se puede comprender la importancia pasada, presente y futura de esta gran ciudad finlandesa.

En los tejados de Finlayson. Vistas de Tampere

Durante una hora, se visitan los tejados de la factoría Finlayson, siempre bajo estrictas condiciones de seguridad. Una línea de vida está todo el tiempo conectada mientras caminamos por los tejados, bajo la supervision de un guía. Este nos explicará la historia de la ciudad y de Finlayson. Lo primero que veremos serán los rápidos de Tammerkoski, el origen de Tampere. Mientras tendremos a nuestra espalda el impresionante panel con las letras Finlayson, las chimeneas y torres de la antigua fábrica. Frente a nosotros, la plaza central del ayuntamiento con la iglesia y el ayuntamiento. Junto a ellos hay varios edificios muy bonitos de estilo modernismo (Art Nouveau) germano-nórdico el Jugend art.

Y para terminar ¡una cerveza artesana Plevna en el cafe Katto!

Tampere una ciudad para pasárselo bien: bares y restaurantes.

La gente también hace picnic junto al mar

Tampere es una animada ciudad con muchas tiendas, bares, restaurantes y centros comerciales. Es una ciudad llena de vida, que en verano se parece mucho a las ciudades del sur de Europa. Los días sin noche favorecen que la gente invada los jardines y parques, que la musica anime picnics interminables. Por la «noche», las terrazas de los bares y restaurantes están llenas. En los últimos años los restaurantes se han modernizado muchísimo y ahora conversan de igual a igual con los de Francia, España, Italia o Portugal. 

Todo el centro de Tampere se llena de ambiente y fiesta, sobre todo, en verano. Algunas pistas para comer:

El restaurante Tampella.

El Restaurante Tampella

Junto a los rápidos de Tammerkoski unen los dos lagos, es un lugar exquisito.  Al píe de los grandes edificios industriales de Finlayson y del centro de museos Vapriikki, este restaurante es una de las pistas a no descuidar. Moderno pero situado en un edifico histórico cuenta con grandes ventanales que miran a los rápidos, donde surgió la industria de Tampere.

Tampella fue una importante marca de maquinaria destinada a la industria papelera, un sector clave en Finlandia. Hoy es un restaurante armoniosos y con ese diseño nórdico tan característico. La luz tamizada por los ladrillos opacos hace que comer en este tipo de restaurantes sea algo agradable y que uno se sienta como en casa.

Es muy curioso disfrutar de los deliciosos platos fineses, los pescados y el pan, las salsas que acompañan el salmón y las carnes, las deliciosas cervezas, todo en pleno corroan de la ciudad. La zona ya no tienen humo ni contaminación, es el nuevo Tampere, con los verdes parque llenos de gente animada por el verano, las bonitas tiendas y los preciosos restaurantes donde antes trabajaban los obreros. Tampere ha renovado su corazón económico y ya es una ciudad de economías de futuro, de servicios y de turismo.

En cualquier caso, el Tampella es una apuesta segura.

Ravintola Kajo. 

En el restaurante y bar à vins Kajo saben mucho del vino, la cerveza y las bebida de bayas de Finlandia, pero mucho, mucho.

Este nuevo restaurante situado a un Paso de la estación de tren de Tampere nos sorprendió gratamente. Un proyecto creado por unos jóvenes emprendedores que quiere ofrecer un lugar de encuentro donde disfrutar de la comida y del buen ambiente.

Una apuesta muy fuerte por la calidad de los vinos maridando las delicias de la gastronomía finlandesa. Markku, Vellu y todo su equipo, velan porque uno se encuentre cómodo. Con cada plato y cada copa de vino viene una historia que hace que todo sepa mejor. La historia de esos vinos que vienen de lejos es apasionante, pero sobre todo, la de esos productos, desconocidos para nosotros, que son esencia de Finlandia. «Vinos de bayas», sidras, vodkas y whiskey finlandés que acompaña los platos de carne, verduras y lass deliciosas camas y sopas de setas, una delicia.

Kajo ha apostado desde el principio por la sostenibilidad y la responsabilidad los productos provienen de proyectos ecológicos. Un camino muy interesante que intenta dar valor a los productos creados con cariño y esfuerzo, que privilegian la calidad. El respeto por la tierra y los trabajadores que desarrollan cada objeto y cada producto debe ser  un principio muy importante. No podía ser de otra forma en Finlandia donde la Naturaleza no es el decorando sino la base de la vida y de la sociedad.

Café Pispala

El Café Pispala y sus famosas tortitas

Por último, volvimos al Café Pispala, donde ya hemos estado varias veces y que es una de las pistas más encantadoras de Tampere. Situado en este bello barrio de raigambre popular que mira al lago Pyhajarvi, es un lugar especial para pasar una tarde de invierno. O como fue el caso para refrescarte en un calurosísimo día de junio. Platos sencillos pero muy sabrosos, excelente café y cervezas artesanas de la ciudad. Una maravilla donde volveremos sin dudarlo.

De fiesta en el Paapan Kapakka.

Y por la noche, si lo que quieren es cantar, bailar y ver cómo es el ambiente finlandés, les recomendamos una visita al Paapan Kapakka. Ahí ademas de tomar unas cervezas verán una de las aficiones más populares de Finlandia, el karaoke. Gente normalmente tímida, se desmelena y canta con toda la pasión inimaginable. Un espectáculo.

Tampere de Sauna, una experiencia única.

Tampere es la capital de la Sauna de Finlandia. Con Siira, maestra de la sauna en Tamelan Huivila

La sauna existe en toda Finlandia, no hay una capital de la sauna, hay muchísimas. Pero una de ellas es Tampere, aquí disfrutamos de la sauna popular de Rauhaniemi, donde aprendimos mucho de este privilegio gracias a bocanadas hirvientes de löyly, el vapor de la sauna. También habíamos visitado la moderna y glamourosa sauna de Kuuma, situada junto al mercado en el centro mismo de Tampere.

Esta vez tuvimos el privilegio de disfrutar de un pequeño curso de sauna aprendiendo con dos verdaderos maestros Siiri y Alex en Tamelan Huivila, muy cerca de Pispala. Una experiencia increíble donde pudimos conversar con dos especialistas de la sauna que nos enseñaron muchas cosas sobre lo que es y como se debe disfrutar de la sauna. Todo ello, entre masajes y curas de sauna con ramas de abedul y chapuzones en el lago, ese día increíblemente templado.

En invierno, con el avanto, el agujero en el hielo la experiencia es aún más agradable ya que el calor de la sauna se conjuga y se contrasta con la nieve y las temperatura glaciales del exterior. Ese contraste es tremendamente beneficioso para el organismo y el sistema inmunológico. Además la sauna provoca e invita a una reflexión sobre la vida, sobre nuestra existencia, nuestros intereses, proyectos. Un momento de calma y de amplificación de las sensaciones que todos deberían probar.

La experiencia con Siiri y Alex fue uno de las mejores momentos en Tampere. Estuvimos con ellos unas tres horas y se nos hizo muy poco. Y eso que nosotros conocemos muy bien la cultura de la sauna. Pero eso es lo que tiene la sauna, que el tiempo se ralentiza, nos olvidamos del estrés, una vez se entra en esa modesta y humilde habitación donde el vapor es la única realidad. Aceptando las reglas y los ritmos de la sauna, que son únicos, propios y personales, siempre queremos más. Más tiempo para hablar, más tiempo para bañarse en el lago, más tiempo para disfrutar con los masajes de ramas y hojas de abedul, las agradables picaduras del enebro tan oloroso. Aprendimos mucho conversando, entrando en la sauna, bañándonos. Se nos hizo corto y esperamos volver para un intensivo lo más largo posible.

El trabajo de Siiri es tan intenso como delicado. Su voz tranquila mientras da los masajes, nuestra cara cubierta por un cielo de ramas de abedul en el interior de la sauna, sintiendo el frescor de las hojas empapadas de vapor. Alex conoce también la cultura de la sauna y nos recordó que cuando se hacen estas sesiones lo más importante es tener tiempo, no tener otras actividades después. Un pena no poder conversar más con él y acompañar a ambos en sus proyectos tan interesantes. Tampere, como Finlandia están desarrollando muchos proyectos turísticos, culturales y económicos de gran potencial. Muchas veces darían ganas de estar más cerca para poder participar más estrechamente en ellos.

Ambos nos recordaron la importancia de la Sauna en la cultura finlandesa, como lugar de reunión, de relax y también de curación, en tiempos en los que la medicina no estaba desarrollada y los tratamientos más naturales eran indispensables. Hay un refrán en finlandés que dice: «Jos sauna, terva ja viina ei auta, on tauti kuolemaksi» lo que traducido más significa: lo que no cure el vodka, el alquitrán natural o la sauna, no tiene solución. La sauna era un lugar para lavarse y mantener la higiene, para nacer y para morir, para reír y llorar, pero también un centro de tratamientos de la medicina más natural. Los métodos tradicionales son complementarios con la medicina actual y recuperan conocimiento que se lleva aplicando desde hace siglos. 

Donde dormir en Tampere. Lapland Hotel Arena

El Lapland Hotel Arena, un alojamiento modernísimo en Tampere

Esta vez, durante nuestra estancia en Tampere nos alojamos en el precioso y recién inaugurado Lapland Hotel Arena. Este hotel de la exquisita cadena Lapland Hotels se sitúa en una parte del inmenso edifico del Arena de Tampere, que es además estadio Nokia Arena de hockey hielo. En este estadio Finlandia ganó la última final del campeonato del mundo. El hotel destaca por sus vistas, por la terraza y chil out del tejado, y por su delicioso restaurante. Los desayunos son increíbles, la música y los sabores nos recuerdan nuestra querida laponia donde tanto tiempo hemos pasado. Casi tanto como en Tampere y la Finlandia central!

El hotel se encuentra en una zona de nueva urbanización, con edificios de empresas y la Universidad de Tampere. Una nueva zona donde este hotel amplía la excelente oferta de alojamientos de la ciudad. Y a un paso del centro, ¡sin estar en el centro!

Vistas de Tampere desde el Hotel Lapland Arena

Tampere, puerta de la Región de los Lagos. A un paso de la Costa Este de Finlandia.

Tampere nos ha acogido de nuevo, pudimos pasear por su calles, por las avenidas que atraviesan el centro y que siguen los rápidos. Descubrimos nuevos barrios que van surguiendo junto a los lagos y que muestran lo viva que está la ciudad. Barrios de viviendas luminosas y espaciosas, donde la ecología se une al urbanismo para garantizar viviendas más agradables y que consumen menos energía.

Visitamos museos, bares y restaurantes acompañados amigos que hemos conocido durante estos años. Después descansamos en al playa de Santalahti, muy cerca del parque de atracciones de Sarkaniemi… como si ya fuéramos locales, y conociésemos cada esquina con encanto de Tampere. Allí nos bañamos en las frías aguas durante un día de muy cálido verano. 

En definitiva, disfrutamos de Tampere casi como un habitante de la ciudad. Porque cuando nos despedimos, lo hicimos junto a gente que vive en Tampere, de Tampere, del resto de Finlandia o del resto del mundo. Una reunión en casa de Kate y Joana, a las afueras de la ciudad. Allí nos encontramos con nuevos amigos de Estados Unidos, de México, Grecia, Alemania, Rusia, Austria y, de Finlandia, por supuesto. Todos ellos gente de corazón amplio y miras abiertas a los que Tampere y Finlandia ha atraído, para vivir y para apreciar las ventajas y calidades del país. Ellos, con sus ojos foráneos, son la mejor publicidad para que los locales aprecien todo lo bueno que tienen y cambien aquello que haya cambiar.

Esa cena con gente joven y emprendedora, fue la mejor despedida que Tampere podía brindarnos. Un hasta luego, que esperamos cumplir muy pronto.

Muchas gracias a:

Nuevo barrio al norte de los rápidos de Tammerkoski.

No podemos despedirnos sin agradar de nuevo a Olga Javits y Visit Tampere todo el apoyo que siempre nos brindan para que sigamos descubriendo Tampere. Kiitos paljon!

Otro saludo muy especial al personal y a los responsables de Air Baltic que nos ayudaron a volar a Finlandia una vez más.

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.