Países Bálticos

Estonia, Letonia y Lituania son las tres repúblicas mecidas por las aguas del Mar Báltico. Aunque otros países bañados por el mismo mar como Dinamarca, Finlandia, Alemania, Polonia, Rusia y Suecia también tienen territorio costero en sus aguas, son las tres ex repúblicas soviéticas los denominados países bálticos.

Su inclusión en la Unión Europea en 2004 y en el Euro (2011,14 y 15) como moneda oficial confirmó la predisposición a unirse a los ritmos de la Eurozona, favoreciendo la llegada del turismo. La apertura económica y social hacia occidente también ha sido muy grande, buscando diferenciarse de su vecino ruso. La creatividad artística, una gastronomía y una naturaleza bastantes desconocidas junto a un patrimonio monumental muy interesante son algunos de sus atractivos.

Tan iguales como diferentes, cada una de las repúblicas bálticas tiene su carácter propio pero con un tronco común gracias a su “balcón al mar Báltico”. A Letonia y Lituania les une una tradición cultural y lenguas similares, mientras que Estonia se asemeja algo más a Finlandia. Todos comparten ciertas raíces comunes con Alemania, Polonia y Rusia, (y con Finlandia, Estonia), justo a una herencia soviética con sus aspectos positivos y negativos. Si Estonia recuerda a una versión rusa de un país escandinavo, Letonia y Lituania serían más centroeuropeas. Los tres países comparten también una gran efervescencia cultural, artística, mucha fiesta y animación.

Viajar a los países Bálticos

A menudo Estonia, Letonia y Lituania se recorren en un circuito que comprende un viaje por los tres países, lo que es posible gracias a que las distancias se pueden asumir en una ruta en coche.

Que ver en los países bálticos – Lugares de interés

El simple hecho de que las tres capitales, Tallinn, Riga o Vilnius sean Patrimonio de la Humanidad ya es un motivo para visitar los Países Bálticos. Pero Lituania, Lituania y Estonia ofrecen mucho más, empezando por una naturaleza ideal para practicar deporte, trekking y relajarse en alojamientos con encanto perdidos en los bosques. Sin olvidar la gastronomía y la cultura, por supuesto.

Turismo en Lituania

Lituania atrae por su espléndida naturaleza, por la costa de Curlandia y por el ámbar que sale de sus fondos marinos. Vilnius con su coqueto casco histórico invita a alargar la estancia del viaje, combinarlo con Kaunas, la segunda ciudad del país, y no perderse el castillo de Trakai y la Colina de las Cruces, dos de las postales típicas de Lituania.

Turismo en Letonia

Riga es otra de las piezas del mosaico de los países bálticos que causa más admiración. Los edificios de ‘Art Noveau’ engalanan el centro histórico, donde se alza el Monumento a la Libertad, erigido tras la independencia de Letonia.

En Riga se encontrará con una de las ciudades más bonitas de Estonia, Letonia y Lituania. Su centro histórico está salpicado por preciosos edificios de ‘Art Noveau’, hasta tal punto que la UNESCO lo ha reconocido como Patrimonio de la Humanidad. En este sentido, destacan su impresionante Monumento a la Libertad, una oda a la independencia letona; y el Mercado Central.

Especial atención merece el Palacio de Rundāle, seguramente el edificio más deslumbrante de Letonia, y una auténtica explosión de barroco y rococó. Este palacio de verano del siglo XVIII fue residencia de Ernst Johann von Biron, duque de Curlandia y Semigalia.

Turismo en Estonia.

Estonia es el país más desarrollado económicamente y más estable de los tres, también el que tiene los precios más altos y mayor calidad en las infraestructuras y servicios turísticos. Una de sus ventajas son las excelentes comunicaciones aéreas con las principales capitales europeas, con Barcelona y Madrid. La cercanía con la capital finlandesa, hace que realizar un viaje combinado entre ambas capitales Helsinki y Tallinn sea una opción muy interesante.

Tallinn, a diferencia de las ciudaddes finlandesas ha mantenido su casco antiguo, el de la antigua Rival, ciudad hanseática con calles empedradas y edificios burgueses de estilo aleman. Además de su parte medieval y moderna que recuerda a Praga, las ciudades alemanas o polacas del Báltico, Tallinn posse uno barrios modernos y llenos de tiendas, bares y animación en Kajamaja y Telliskivi. Muchos museos y una naturaleza verde y serena completan una ciudad realmente atractiva y más barata que su vecina Helsinki.

Pärnu y Tartu son las otras dos ciudades principales, llenas de monumentos restaurados y cascos antiguos con mucho encanto. La gastronomía estonia es típicamente centroeuropea pero tiene toques escandinavos y bálticos, con pescado, bayas y deliciosos panes. Los amantes de las cervezas disfrutarán también de una gran variedad y sabores.

El norte del país hasta la frontera con Rusia ofrece ciudades con historia como Narva y castillos como el de Rakvere por donde se lee la historia teutónica, sueca y rusa del país. No perderse el Parque Nacional de Lahemaa, ni los tours que muestran la arquitectura de la época soviética.

Las islas de Saaremma y Hiumaa ofrecen tranquilidad, paisajes planos y serenos, sin dejar de lado buenos servicios turísticos. Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, sus playas sus pistas y senderos son perfectos para los amantes del deporte y la naturaleza. Además hay muchos vestigios de las fortalezas teutónicas, suecas, rusas y soviéticas, así como tradiciones paganas que se han mantenido hasta la actualidad. Estonia es el país más animista de Europa!

Al sur oeste, Parnü la segunda ciudad del país, con pasado hanseático y sus famosas playas. Muy cerca, los parques nacionales de Soomaa y Matsalu así como la zona de Nõva y Noarootsi, donde la presencia sueca durante siglos ha dejado sus particularidades.

Por último, el sur es la zona más tradicional pero con Tartu, la ciudad báltica antigua, centro universitario y segunda ciudad de Estonia y núcleo de modernidad. Los parques nacionales como el de Soomaa y los pueblos típicos de Viljandi, Otepää y Setomaa, completan un panorama realmente atractivo y diverso.

Mapa de las Repúblicas Bálticas

Mapa Países Bálticos
Mapa Países Bálticos

Si desea información para preparar su viaje organizado a los Países Bálticos nos puede escribir.