Nueva Zelanda

Nueva Zelanda cautiva y fascina ya solo con mencionar su nombre. Destino cada vez más pujante en Europa, aún es bastante conocido en España, y sin embargo cuenta con una afluencia importante desde México o Argentina.

Nueva Zelanda en las antípodas de Europa ya fue misteriosa, salvaje y atractiva para la Europa del siglo XIX. Apenas colonizada, la literatura impregnó con su tinta estos parajes de Oceanía. Julio Verne con su libro Dos Años de Vacaciones reflejó la historia real de los Náufragos de las Aucklands (contada por uno de los supervivientes, François Édouard Raynal), y recurrió de nuevo a la isla austral en La isla misteriosa. Y es que el componente exótico de Nueva Zelanda ya flotaba en el ambiente explorador de antaño. Hoy son otros viajeros, exploradores del turismo y viajeros los que siguen embelesados.

Lago Wanaka. Naturaleza de Nueva Zelanda
Lago Wanaka. Naturaleza de Nueva Zelanda

QUÉ VER EN NUEVA ZELANDA – TURISMO

Nueva Zelanda se divide en dos islas importantes, denominadas Isla Norte e Isla Sur, además de una serie de islas menores. En cada una de ellas encontramos puntos de interés para planear el viaje. Unesco tiene en su listado de Patrimonio de la Humanidad al Parque Nacional de Tongariro, el Lago Matheson con sus antiguos fiordos y su ave extraña tahake, y las Islas subantárticas compuesto de los archipiélagos de Snares, Bounty, Antípodas, Auckland y Campbell, situados en el Océano Austral.

Mapa físico de Nueva Zelanda
Mapa físico de Nueva Zelanda

ISLA NORTE

De norte a sur encontramos la región Northland, donde está el cabo Reinga con su faro, el puerto de Hokianga y Bay of Islands. Inmediatamente está Auckland (Tāmaki Makaurau en maorí), la tranquila capital de Nueva Zelanda, punto habitual de entrada al país, y de inicio de muchas de sus rutas que tienen como salida Wellington al sur de la isla septentrional. Hacia oriente está The Coromandel, una extensa península con un interior montañoso y sorprendentes playas de arena blanca en la costa. Recomendable es el Sleeping God Canyon, un descenso vertical de casi 300 metros con un rappel entre cascadas.

El terreno se “hincha” como una vela hacia el sur, con varios puntos de interés como las cuevas de WaitomoRotorua, en cuyo entorno hay pozas de barro caliente terapéuticas en el pueblo termal de Whakarewarewa o géiseres como Rotovegas. Al este está Bay of Plenty con espectaculares playas.

Con dirección sur es inevitable parar en la región de Waikato, y la ciudad de Hamilton. Este área se hizo famoso por el set de rodaje de Hobbiton, el pueblo de Frodo y Bilbo Bolson en la saga del Señor de los Anillos.

Hobbiton, escenario de la grabación del Señor de los Anillos en Nueva Zelanda
Hobbiton, escenario de la grabación del Señor de los Anillos en Nueva Zelanda

El viaje continua con infinidad de propuestas como el Parque Nacional de Tongariro  donde sobresale al norte el lago Taupō dentro de un antiguo cráter. Ideal para pescar, llevar a cabo paseos geotérmicos, expediciones guiadas en kayak para ver las esculturas de rocas en Mine Bay, o incluso esquiar en el Monte Ruapehu.

En Ruapehu, en el centro de la isla norte disfrutaremos de un paisaje forjado por los tres volcanes del parque nacional Tongariro National Park. En la costa este la figura del monte Taranaki sobresale, muy cercano de la costa donde el surf es un modo de vida.

Atravesando la región de Manawatu-Wanganui se llega a Wellington, con una parada recomendable en Wairarapa, cuyos vinos son sencillamente excelentes. Wellington es la San Francisco neozelandesa, donde se mezcla cultura local y ambiente cosmopolita. Moderna, abierta y hospitalaria, Wellington parece por momentos la capital de Nueva Zelanda. Excursiones recomendables son Oriental Bay, la playa de arena dorada del centro de Wellington, kayak en el mar, visita a sus museos y por supuesto el teleférico  hasta Kelburn, desde donde las vistas merecen la pena.En la ciudad está también el Museo Te Papa Tongarewa, museo nacional de Nueva Zelanda.

ISLA SUR

En la isla Sur de Nueva Zelanda esperan nuevas aventuras. Tras cruzar en barco por el estrecho de Cook la fisonomía de la costa recuerda a los fiordos noruegos. Al este está el Abel Tasman National Park, que cuenta con playas envidiables.

Dependiendo que costa elijamos podemos encontrarnos en Kaikoura al este, habitual lugar para el avistamiento de cetáceos y delfines, además de aprovechar a comer su marisco; o al oeste con el paisaje sugerente de las rocas erosionadas de Punakaiki.

Avistamiento de ballenas en Kaikoura, en la isla sur de Nueva Zelanda
Avistamiento de ballenas en Kaikoura, en la isla sur de Nueva Zelanda

Antes de llegar a Queenstown se atraviesa el distrito de Waitaki donde sus rocas misteriosas, playas agrestes, y expresiones del arte rupestre maorí nos darán motivos para parar.

No lejos, en Wanaka y el Parque Nacional del Monte Aspiring las motivaciones son el kayak y en invierno el esquí, deporte con muchos aficionados en Nueva Zelanda.

Queenstown, es otro spot de Nueva Zelanda, frecuentado por el turismo. Las propuestas van desde el crucero por el Parque Nacional de Fjordland , a actividades deportivas de toda índole, entre las que está por supuesto la visita a las bodegas y cata de vinos pinot noir.

Cultura Maorí

La cultura maorí de Nueva Zelanda es una parte importante del sentimiento de los Kiwi (nombre con el que se autodefinen los neozelandeses) y el renacimiento y recuperación de sus costumbres permite acercarse a conocer más sobre los primeros habitantes de las islas.

Tamaki Village en Rotorua. Photo by Tourism New Zealand
Tamaki Village en Rotorua. Photo by Tourism New Zealand

Quién no conoce las Haka, danzas de guerra maoríes que se han hecho famosas gracias al deporte, especialmente al rugby, cuyos jugadores llevan a cabo antes de cada partido. Además de presenciarla, podemos indagar en la cultura maorí a través del Tā moko, el arte del tatuaje nativo, o de las leyendas (pūrākau) que hablan de su pasado. Visitar un marae (comunidad maorí) en  Northland, Auckland, Rotorua y Canterbury, con un recorrido organizado, nos transporta a sus tradiciones, como los bailes  kapa haka, su lengua (empezando por un ‘Kia ora’ que equivale a Hola )el tejido, los cantos, el  banquete hāngī cocinado en hornos enterrados, la bienvenida al nuevo año (Matariki), recibir como regalo un pounamu (piedra verde) o el clásico saludo local con la nariz.

Nueva Zelanda de cine

Al ya de por si sugerente rincón de Oceanía se añadió un tipo de turismo, el de localizaciones películas. A ello contribuyó sin duda el rodaje y estreno de la trilogía del Señor de los Anillos y del Hobbit desde 2001. Las películas basadas en la obra de J.R.R Tolkien recrearon paisajes de la Tierra Media, desde Hobbitton con sus particulares casas a la travesía de la Comunidad del Anillo….En total más de 150 ubicaciones en todo el país se utilizaron para filmar las aventuras de la alianza contra Sauron.

Naturaleza Nueva Zelanda

La naturaleza es el motivo principal para viajar a Nueva Zelanda. Sus paisajes van de la exuberancia de bosques y ecosistemas frondosos a la aridez esculpida por los volcanes, alternando con bellos glaciares. El viajero fotógrafo o el que mira el mundo simplemente con sus ojos se sobrecogerán con las rutas que atraviesan las islas.

Regada de sorprendentes parques nacionales Nueva Zelanda se postula como uno de los mejores destinos de flora y fauna del mundo.

– El paseo costero Abel Tasman Coast Track Great Walk combina playas doradas y acantilados de granito esculpidos rodeados de bosques.

Aoraki / Mount Cook es el gran parque alpino de Nueva Zelanda con las montañas más altas y los glaciares más grandes de Nueva Zelanda.

Arthur’s Pass es un parque de contrastes, con un bosque seco de hayas / tawhai en el este, y una exuberante selva tropical en las laderas occidentales.

Egmont está dominado por el pico volcánico de 2518 metros de altura del monte Taranaki (también conocido como el monte Egmont), que ofrece una ascensión motivadora y unas vistas espectaculares como regalo para los ojos.

– El parque nacional Fiordland es una de las grandes áreas vírgenes del hemisferio sur con las rutas The Kepler, Milford y Routeburn como opciones para perderse.

– El trekking de Kahurangi nos hace recorrer la costa oeste de la isla sur, incluyendo en el itinerario la ruta Heaphy, la más larga de las rutas a pié en Nueva Zelanda.

Mount Aspiring en los Alpes del Sur es un paraíso para los caminantes y obligatorio para los alpinistas. Los tres glaciares más grandes de la región flanquean el Monte Aspiring.

Nelson Lakes es perfecta para rutas familiares con niños, con paseos entre bosque de hayas, montañas escarpadas para los más animados, arroyos límpidos y lagos de diferente tamaño.

– El curioso paisaje de Paparoa, famosa por las rocas erosionadas de Dolomite Point, se encuentra cerca de Punakaiki, al norte de la isla más meridional.

– El Parque Nacional Rakiura tiene como interés sus playas vírgenes, ensenadas y calas relajantes a los que llegan los bosques, y un oasis para focas, pingüinos, kiwis y muchas otras aves. Representa casi el 85% de la superficie de la isla Stewart / Rakiura.

Tongariro es un parque catalogado como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco. De carácter salvaje, cuenta con volcanes activos y el atractivo paseo del Circuito Norte de Tongariro.

– Casi en el centro de los Alpes del Sur, Westland Tai Poutini cuenta con uno de los picos más altos de la cordillera y remotas playas de la salvaje costa oeste.

– Para terminar las rutas por los bosques salvajes de tierras bajas de Whanganui, una de las actividades más frecuentes entre los neozelandeses y los viajeros.

Viajes y Rutas a Nueva Zelanda

Antes de ir a visitar Nueva Zelanda pregúntate qué tipo de viaje quieres hacer? Cultural, de turismo deportivo con opciones de ciclismo, trekking y escalada, o recorriendo las islas  en autocaravana? Si buscas un viaje a Nueva Zelanda puedes escribirnos para ayudarte.