El Coto de las Canteras de Osuna, “La Petra de Andalucía”

Osuna es uno de los preciosos pueblos de la provincia de Sevilla que tiene muchos motivos para visitarse más de una vez.  Su esplendorosa Colegiata de la ciudad, la biblioteca de los Duques de Osuna, palacios como Palacio del Marqués de la Gomera, el Palacio de Govantes y Herdara o el Palacio de los Cepeda constituyen un patrimonio monumental que lo convierte en parada inexcusable de la ruta por Andalucía.

Coto de las Canteras de Osuna
Coto de las Canteras de Osuna

Uno de los espacios menos conocidos de Osuna son las canteras de piedra que las poblaciones turdetanas  (íberas) comenzaron a usar ya en el siglo V a.C. Las comparaciones siempre son odiosas, pero al menos sirven para en algunas ocasiones contextualizar, en incluso hacer rendidos homenajes con parangones. Al Coto de las Canteras de Osuna se le ha atribuido ser “la Petra de Andalucía”. Salvando diferencias geográficas e históricas con la obra de los nabateos en Jordania, estamos ante un precioso paisaje natural modificado -al menos esta vez- con un resultado loable.

En medio de la campiña sevillana se alza una mole de piedra esculpida durante millones de años por el sol, lluvia y el viento, y por los humanos desde hace 2.500. Fueron las tribus de turdetanos los que comenzaron a usar su piedra en el siglo V a.C. Veinticinco siglos después, antes de cerrar el segundo milenio, el barrio de la la Rehoya de Osuna, también uso la cantera para acoger a sus habitantes.

Urso

La antigua Urso recibía su nombre de las poblaciones íberas, reflejando que osos ibéricos habitaban sus bosques.  Además de la presencia íbera y fenicia, los romanos conquistaron la región, integrándola en la provincia Bética. Tras la guerra de Julio César con Pompeyo, se le concedió el estatus de colonia, con el nombre de “Colonia Genetiva Iulia”. Continuando el uso de sus predecesores, los romanos también explotaron el Coto de las Canteras.

Desde su mirador natural a casi cuatrocientos metros de altura, la ubicación estratégica de Urso permitía controlar la campiña, y velar por la ruta de Hispalis (Sevilla) con Antikaria (Antequera). Las referencias históricas a ella son importantes si nos atenemos a que tanto Apiano, Diodoro Sículo, Julio César, Estrabón o Plinio el Viejo la mencionan. Los Bronces de Osuna, conocidos también como la Lex Ursonensis son uno de los testimonios epigráficos más importantes de la Roma antigua. El documento esculpido muestra la ley reguladora de la colonia romana Genetiva Iulia, la antigua Osuna romana.

Cantera de sillares

Esculpida sin buscar el resultado actual de la cueva, la armonía del interior recuerda a la sensación de magnitud de otras cavidades que hemos visitado como la “Oreja de Dionisio” en Siracusa. No en vano es el auditorio natural más grande de España.

Cerro del Coto de las Canteras
Cerro del Coto de las Canteras

La roca arenisca calcárea de las canteras fue tan apreciada que de aquí han salido los sillares que conforman hoy los palacios más lustrosos de Osuna, sus iglesias, y muchas de las casas de su centro histórico. El cerro ha menguado su fisonomía externa e interna. Por fuera su superficie se ha perfilado, y el interior se ha horadado como si la miga de un pan hubiese sido robada furtivamente por un voraz hambriento.

A partir del siglo XVI los trabajos de extracción se incrementaron, promovidos por el IV Conde de Ureña. La demanda de piedra de calidad destinados a los palacios nobles e iglesias de Osuna aumentó significativamente. A mediados del siglo XX la explotación de la cantera detuvo el consumo del cerro. Andrés Benítez fue el último maestro sillarero en los años 60. En 2016, una vez reacondicionado, se abrieron sus puertas para las visitas guiadas en español e inglés.

Visita al Coto de las Canteras

Es imposible no trasladarse a Egipto o Mesopotamia, con las reminiscencias de las esculturas que parecen sacadas de un museo o de una gran superproducción de Hollywood de los años 50 o 60.

En los 4.000 m2 que forman el coto, encontramos jardines, esculturas de piedra de la cantera, y un espacio en el interior dedicado a mostrar la historia de la explotación para extraer los sillares. Las palmeras se mezclan con especies de árboles de la campiña sevillana,

La visita comienza en el jardín donde se pone en contexto la cantera con el legado histórico que aporta a Osuna en relación. Las obras esculpidas del exterior son obra de Francisco Valdivia Gómez. Tallista nacido en Osuna, a los quince años aprende el oficio como escultor en piedra y madera en el taller familiar. En 2004 recibe el encargo de crear unas esculturas figurativas para adornar El Coto de las Canteras, y durante cuatro años acomete un trabajo sublime, reproduciendo a través de bocetos y fotografías, las esculturas íberas que hoy se encuentran en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Esparcidas en el exterior, como si fuera un museo al aire libre, sus esculturas de arenisca llaman a la reflexión. Entre ellas dos altorrelieves representando Tocadores de Cuerna con una altura de cinco metros, un carnero, o un león Ibérico tallado en un bloque de 52 toneladas.

Esculturas del león y el carnero en los jardines del Coto de las Canteras
Esculturas del león y el carnero en los jardines del Coto de las Canteras

Antes de entrar nos fijamos en la escultura del león íbero. Sentado sobre sus extremidades parece vigilar paciente, apacible con su preciosa melena esculpida al detalle.

Dos imponentes relieves engalanan ambos lados de la entrada a la cueva. Representan a dos guerreros tocando el cuerno. En nuestros oídos parece sonar el estruendo de su llamada, quizá avisando de que nos disponemos a traspasar sus dominios.

Relieve de la entrada al Coto de las Canteras
Relieve de la entrada al Coto de las Canteras

Ante nuestros ojos  se abre una inmensa cueva de 27 metros de altura que de forma estable se mantiene a  22º. En el interior conocemos la labor del sillarero y y los diversos usos que tuvo la cueva hasta la actualidad. Durante un tiempo las pipas de girasol se quemaban aquí, razón por la que parte de los techos están ennegrecidos. Otro relieve de Francisco Valdivia representa una escena de la vendimia, con alegorías animales, homenaje del escultor a los propietarios actuales Jesús Ramos y Francis Lobo.

Bajorrelieve de la Vendimia en el interior del Coto de las Canteras
Bajorrelieve de la Vendimia en el interior del Coto de las Canteras

Caminando por su interior descubrimos las colección de enseres y herramientas utilizadas para la extracción y transporte de piedras, lo que permite imaginar el esfuerzo de sus canteros. El paseo por sus 1.800 metros cuadrados de cueva excavada es difícil de describir. Si tenemos la suerte de caminar en soledad, o al menos con poca gente, se respira un aire evocador, imaginando a los canteros desnudando el cerro.

Interior del Coto de las Canteras de Osuna
Interior del Coto de las Canteras de Osuna

Actualmente es posible hacer visitas guiadas a esta peculiar cueva artificial. Eventos de todo calibre se van sucediendo, desde bodas hasta festejos, conciertos y auditorio. Durante la búsqueda de localizaciones para la serie Juego de Tronos, en la que aparecían otros lugares de Osuna como su plaza de Toros, el Coto de las Canteras fue visitado por los responsables de trasladar la imaginación del escritor R.R. Martin a la televisión. Finalmente se optó por otros escenarios. Para bien o para mal, -ya que quizá hubiese muerto de éxito el emplazamiento-, las canteras se van conociendo gracias a la espectacularidad de las fotografías que son su mejor embajador.

Qué más hacer en Osuna

Siguiendo el camino de Buena Vista por el que llegamos a las canteras, llegamos a los restos de la Ermita Vía Sacra de mediados del XVII y hoy derruida. Allí encontramos nueve hipogeos de la necrópolis tardoantigua de Urso.

 Aprovechando la visita al Coto de las Canteras podemos hacer noche en Osuna y dedicar dos días a visitar la ciudad. Un pequeño listado de recomendaciones incluye la antigua Universidad, la Colegiata, el paseo por las calles Sevilla y San Pedro, y por supuesto comer en alguno de los restaurantes, como el clásico casa Curro.

CÓMO LLEGAR AL COTO DE LAS CANTERAS

Las canteras están a solo un kilómetro al norte del centro de la ciudad, al final del camino Buena Vista. Se puede llegar andando en apenas quince minutos andando desde el centro de Osuna y en cinco minutos en coche.

Desde Sevilla y Córdoba hay aproximadamente una hora y diez minutos en coche, mientras que desde Málaga diez minutos más.

HORARIO E INFORMACIÓN DEL COTO DE LAS CANTERAS

De lunes a viernes: 10:00 h-13:00 H.
Sábados, domingos y festivos de 10:00 h-14:00 h.

La visita se hace por libre pero es posible hacer un recorrido para grupos. Los sábados y domingos las visitas son guiadas, y es mejor informarse si el día que acudimos hay algún evento privado.

Eventos:  El Coto tiene un aforo de 600 comensales, 800 butacas para recitales y convenciones, y 1.400 personas para eventos.

DIRECCIÓN

El Coto Las Canteras
Vía Sacra, S/N
41640 OSUNA (SEVILLA)
657800566 (Jesús Ramos)
info@elcotolascanteras.com
mjramos@elcotolascanteras.com

MAPA DEL COTO DE LAS CANTERAS

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.