Cantabria, tierra de contrastes entre sus verdes prados y sus preciosas playas. En ella encontramos parques naturales, rutas inolvidables de trekking, villas marineras que vivieron su apogeo en la Edad Media, un mar perfecto para navegar y bucear, montañas para escalar y volar en parapente, y por su puesto una gastronomía que nos deleitará. Ven con nosotros a descubrirla, en estos artículos encontrarás mil razones para viajar y empaparte de sus propuestas de turismo.


Desde San Vicente de la Barquera pasando por Santillana del Mar, el bosque de las secuoyas, el modernismo de Comillas, las playas de Liencres, Santander u Oriñón, el soprendente faro del Caballo en Santoña -tierra de anchoas-, el pasado romano y medieval de Castro Urdiales, cuevas como Altamira, la Cueva de La Cullalvera en Ramales de la Victoria; o lugares históricos como el Parador de Limpias y la Finca Museo del Marqués de Valdecilla… esto y mucho más te espera en Cantabria.


Hay una Cantabria que se ha posicionado como un referente de turismo, con pueblos como Potes como exponentes de una comunidad autónoma siempre ligada a lo tradiconal y el verdor de sus montañas. El caudal de rutas de trekking por los Picos de Europa también conduce a edificios históricos que han custodiado tesoros como los códices del Beato de Liebana en el Monasterio de Santo Toribio.


Otras veces son rutas por los escarpados acantilados las que se asoman a playas prodigiosas como Langre, o que son acariciadas por olas atemporales como en los arenales de Somo y Loredo.


Y siempre la gastronomía acompaña las andanzas durante el viaje por Cantabria. Delicias marineras en la costa y cocina montañesa en el interior que reconforta alma y estómago.

En definitiva Cantabria ofrece un turismo para todos. Ven a conocerla!