Rucandio, el pequeño pueblo de la comarca de Trasmiera en Cantabria

Durante años la comarca de Trasmiera fue un territorio prácticamente ajeno al turismo. Tan solo la zona de playas de Somo, Ribamontán al Mar, Santoña, Isla y Noja era visitada, y normalmente en verano. Atraídos por otro tipo de vacaciones, los viajeros se fueron internando en el interior de la comarca oriental de Cantabria, y es entonces cuando la eclosión turística puso el foco en pueblos como Liérganes, en vinos como los de Vidular, espacios como el ecoparque del Trasmiera, actividades ecológicas como las de la Granja Santa Ana en Argoños, o restaurantes de cocina montañesa como Arredondo en Hazas de Cesto.

Casa en Rucandio
Casa en Rucandio

En esta ocasión el camino nos lleva a Rucandio, un pequeño pero interesante pueblo que forma parte del  municipio de Riotuerto. A Rucandio se llega solo si uno se lo propone, y la razón es que termina donde los caminos preceden al manto verde de Trasmiera. Rodeada de picos, entre ellos las inconfundibles Tetas de Liérganes (cuyo nombre real son Picos de Busampiro: Cotillamón y Marimón), el pasado de Rucandio está vinculado a la cercana población de La Cavada.

Historia de Rucandio

Los testimonios arqueológicos de la Cueva del Canónigo y las cavidades de La Peña y La Tea, -ambas ubicadas en La Cavada- evidencian la presencia humana desde al menos la Edad del Bronce. Según el profesor Guillermo Tejada, en su obra “Topónimos e Hidrónimos”, el nombre de Rucandio tiene origen en un hidrónimo compuesto a partir de “R (i) u-cándido”, aduciendo a un río de caudal relativamente tranquilo.

Panel con la historia de Rucandio
Panel con la historia de Rucandio

La historia de Rucandio corre paralela a la del condado y sobre todo de La Cavada y Liérganes. Allí estuvieron los primeros altos hornos de la Península, donde se fabricaban piezas de artillería gracias a un privilegio otorgado a Jorge de Blande. En 1650 se puso en marcha su prolífica Real Fábrica, en la que se harían cañones que “viajaron” hasta las colonias ultramarinas como Filipinas o América. Un buen puñado de técnicos (hasta setenta familias) expertos en fundición y producción armamentística llegaron de Flandes y se asentaron en el territorio. De hecho sus apellidos, en parte castellanizados, aún están presentes en la zona.

Fuente con reloj solar en Rucandio
Fuente con reloj solar en Rucandio

A finales del XVIII España perdía fuelle como potencia mundial y la suerte de las fábricas de artillería corrió el mismo destino.  La producción fue disminuyendo y hacia 1826 la fundición de cañones llegó a su fin. La falta de demanda de la Marina Real, la escasez de capital para sufragar su manutención y la falta de carbón y madera, devinieron en el abandono de la industria.

Arco de Acceso a la Real Fábrica de Artillería de la Cavada
Arco de Acceso a la Real Fábrica de Artillería de la Cavada

Sin embargo la actividad industrial siguió aprovechando la fuerza motriz del río y se  instaló la fábrica de tejidos La Montañesa Textil S. A., fundada por Juan de la Pedraja en el año 1847 en los edificios antiguos donde se fundían los cañones. Durante un siglo se dedicó a la fabricación de tejidos e hilados de algodón, y 1960 la fábrica textil cerró sus puertas.

Qué ver en Rucandio

Iglesia de Santa María Magdalena

El monumento principal de Rucandio es la iglesia parroquial de Santa María Magdalena, declarada en el año 1988 Bien de Interés Cultural. Es uno de los ejemplos más característicos de la arquitectura barroca en Cantabria, debido a su poco habitual planta octogonal.

Iglesia de Santa María Magdalena en Rucandio.
Iglesia de Santa María Magdalena en Rucandio.

El origen de su construcción data de 1740 cuando Don Tomás de Crespo Agüero, Arzobispo de Zaragoza dio el visto bueno a su edificación. Fueron canteros de la comarca los que se encargaron de ejecutarla.

Sobre el hastial se alza una torre central también de planta octogonal, y sorprende la gran cúpula elevada, que contribuye al impacto visual de la iglesia que parece aún más vertical. La torre tiene cuatro alturas y se remata en balaustrada con pináculos.

Entrada Iglesia Rucandio
Entrada Iglesia Rucandio

El interior está decorado con estuco policromado y hay un retablo churrigueresco en el presbiterio, un retrato del arzobispo promotor de la obra y varias pinturas.

Vídeo de la Iglesia de la Magdalena

Cueva del Canónigo

Se trata de una cueva con entrada y salidas independientes, siguiendo un corredor prácticamente lineal y que no tiene pérdida. Abierta al público de forma permanente, se ubica a apenas un km del centro de Rucandio.

Entrada a la Cueva del Canónigo
Entrada a la Cueva del Canónigo

Para acceder hay que salir del pueblo descendiendo hasta la entrada de una finca que muestra un cartel de “prohibido el acceso”. Sin embargo, podemos seguir paralelos a la valle hasta localizar un pequeño muro de piedra por el que entraremos. Desde allí, y aunque a simple vista no se perciba la entrada a la cueva, seguiremos junto a los árboles hasta el final de la campa. Entre los árboles veremos la cavidad y podremos entrar a la cueva de los Canónigos.

Aunque no sea una cueva peligrosa ni requiera equipo profesional, es recomendable llevar una linterna o al menos la del móvil para ver donde pisamos. Dependiendo de la época del año puede haber algún charco y barro, por lo que no está de más llevar calzado cerrado. Los niños pueden entrar pero conviene que los adultos los acompañen y estén atentos a los pequeños desniveles y las estalactitas y estalagmitas.

Parece obvio pero se pide respetar el entorno de la cueva, y no dejar basura en su interior. Nosotros sacamos algún plástico, huella inequívoca de gente con poca sentido cívico.

En algunos tramos hay que agacharse, y aunque no se vea la luz de salida, tras un unos codos se intuye la claridad. La salida se abre a un paisaje virginal con árboles junto a una pequeña poza.

Salida de la Cueva del Canónigo en Rucandio
Salida de la Cueva del Canónigo en Rucandio

Observaremos junto a la salida que el agua ha desgastado la piedra caliza formando un surco en la piedra, que ha vertido el agua durante millones de años.

Salida de la Cueva del Canónigo
Salida de la Cueva del Canónigo

Trekking

Aquellos que quieran hacer una ruta de trekking pueden hacer una muy interesante haciendo un recorrido circular entre  bosques de fresnos y robles, rodeando las “tetas”, hasta Liérganes.

Alrededores de Rucandio

En La Cavada podemos entrar al museo de la Real Fábrica de la Artillería y pasear por la población para admirar la Portalada de Carlos III. Camino de Liérganes se hace obligada la parada en la quesería de La Pasiega de Peña Pelada, ideal punto para avituallarse de premiados quesos cántabros. Liérganes es sin duda merecedora de todo un día de excursión, siendo recomendable pasar por su puente medieval donde encontramos la escultura del hombre pez, a caballo entre historia y leyenda. Numerosas casonas blasonadas adornan el centro histórico como el impresionante Palacio de Cuesta Mercadillo o la Casona de Cárcoba. Al final de la carretera que sale del pueblo está la fábrica de cerveza artesana Dougall’s, una de las marcas más prestigiosas de España.

Cómo llegar a Rucandio

Hay trenes regionales desde Santander hasta la Cavada, con una duración aproximada de 35 minutos. Desde allí podemos ir andando 1,5 kilómetro hasta Rucandio dando un paseo.

Si llegamos en coche seguiremos la S-10 desde Santander algo más de 20 km, que nos llevará unos 25 minutos. Desde Bilbao hay aproximadamente una hora de trayecto, unos 83km que recorremos principalmente por la Autovía A-8 para tomar la salida hacia Entrambasaguas y continuar hasta La Cavada y Rucandio.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

4 comentarios de “Rucandio, el pequeño pueblo de la comarca de Trasmiera en Cantabria

  1. Pues me ha encantado Rucandio, es precioso el lugar y vuestro reportaje, estoy deseando de conocerlo. Gracias por mostrárnoslo!!

    1. El Giróscopo Viajero

      - Edit

      Reply

      Hola Eva!

      Nos alegramos mucho. Rucandio ha sido también una sorpresa para nosotros. Y de paso lo puedes combinar con excursiones a La Cavada y Liérganes. Buen viaje por Cantabria.

  2. Buenas tardes , el reportaje muy bueno y interesante .NO conozco el pueblo de Rucandio y voy a intentar visitarlo .MUCHAS GRACIAS

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.