Visita a Rovaniemi, la capital de Laponia, desde otro punto de vista

Rovaniemi, uno de los destinos favoritos por los viajeros que van a Finlandia

Llegamos a Rovaniemi, la célebre capital de la Laponia finlandesa. Es la primera parada para descubrir estas tierras lejanas del norte de Finlandia. Paisajes silenciosos de páramos, mil lagos y bosques centenarios habitados por renos que viven en semilibertad. Una naturaleza salvaje que nos brinda el fascinante espectáculo de las auroras boreales al ritmo de una moto de nieve o de un trineo tirado por huskies. Tierra de extremos que vive la mitad del año a oscuras, a la tenue luz azul de la bellísima Noche Polar (“Kaamos”). Y la otra mitad, bajo la omnipresente luz del Sol de Medianoche que cuando se va a acostar ya se está levantando.

Rovaniemi, la antesala de Laponia, donde podemos encontrarnos con familias locales para saber más sobre la cultura y las tradiciones laponas, sobre la economía basada en la cría de renos y la vida de los huskies siberianos y de los huskies de Alaska. Y sobre la mítica cutura de la sauna tradicional indisociable de la vida de lapones y finlandeses.

Rovaniemi en primavera

Rovaniemi, ciudad de museos que nos ilustran sobre el modo de vida, la historia, la cultura y la naturaleza en Laponia. Sobre los retos de la modernidad ártica y el papel de la sostenibilidad en estas tierras. Y, por fin, Rovaniemi, una parada obligada de la Ruta Alvar Aalto, el insigne arquitecto finlandés que dejó en la ciudad un bellísimo legado de su arquitectura funcionalista y humana, además de diseñar el original plano de la propia ciudad con astas de reno tras su destrucción en la II Guerra Mundial.

Viajar a Rovaniemi es franquear las puertas de la mítica Laponia, empezar a explorar una de las regiones más fascinantes de Finlandia.

QUÉ VER EN ROVANIEMI MÁS ALLÁ DE LOS SITIOS TURÍSTICOS

El centro de Rovaniemi

Un paseo por el centro de Rovaniemi, tour arquitectónico

Rovaniemi es una pequeña localidad, punto de llegada de viajeros de todo el mundo que desean conocer la Laponia finlandesa, campamento base para vivir aventuras en la naturaleza salvaje que rodea la ciudad y para visitar el pueblo de Papá Noel. Además de buscar únicamente estas actividades esperables en un destino como Rovaniemi, decidimos dar un paseo por el centro de la ciudad diseñando nuestro propio tour arquitectónico. Comenzando por el impresionante Puente Jätkänkyntiilä (320 metros) que conecta desde 1989 la ciudad con el paraje natural de Ounasvaara. Toma su nombre de una antorcha tallada en madera por leñadores – un oficio común en la Rovaniemi del siglo XX -.

El impresionante Puente Jätkänkyntiilä conecta desde 1989 la ciudad con el paraje natural de Ounasvaara

Volveremos más tarde a Ounasvaara para hacer una ruta en fatbike y ahora nos metemos por las calles del centro en búsqueda de edificios realizados por el gran arquitecto Alvar Aalto, que pasarían desapercibidos si no supiéramos de su existencia – nos ayuda a situarlas un folleto de la propia Fundación Aalto -. Son tres edificios comerciales y residenciales que Aalto diseñó entre 1958 y 1963 para el empresario local Aarne Aho, que conforman un complejo homogéneo de fachadas sencillas realizadas en ladrillo rojo (calle Koskikatu). Muy cerca está la residencia familiar de la familia Aho, con su espacioso jardín (calle Pohjolankatu, 32). Si nos alejamos del centro de Rovaniemi, volvemos a encontrar a Aalto en el área residencial de Korkalorinne de mediados de 1950, diseñada por causa de la escasez de viviendas de la posguerra.

Edificio residencial y comercial realizado por Aalto para empresario local Aarne Aho

En este tour arquitectónico por Rovaniemi también encontramos edificios de un coétaneo de Aalto: el arquitecto Ferdinand Salokangas, que diseñó la estación de bomberos de Rovaniemi y el edifidio del mercado, hoy convertido en el Hotel Arctic Light. Destacando en medio de edificios funcionalistas, destaca una solitaria y bella casa de madera que nos habla de otros tiempos, de las pocas que sobrevivieron a la destrucción nazi de Rovaniemi tras la Segunda Guerra Mundial.

Casa de madera en el centro de Rovaniemi que sobrevivió a la II Guerra Mundial

El original plano de Rovaniemi de cuernos de reno, obra de Alvar Aalto

Es toda una curiosidad que la ciudad de Rovaniemi tenga un plano con la forma de cuernos de reno, algo muy apropiado para la capital de Laponia, pues es el animal icónico de la región. Desde luego, Alvar Aalto tuvo una idea genial idea cuando dirigió el proceso de reconstrucción de Rovaniemi tras la Segunda Guerra Mundial – recordemos que el 90% de los edificios fueron destruidos en 1944 -. La forma natural del terreno y el cruce de carreteras y del ferrocarril le ayudaron a condebir el plano. El centro está envuelto en una cabeza de reno, con el estadio de fútbol Keskuskenttä representando al ojo del animal. Después diseñó zonas comerciales, residenciales y administrativas dentro de las líneas del reno.

El original plano de la ciudad de cuernos de reno, obra de Alvar Aalto

La arquitectura de Alvar Aalto en Rovaniemi

Continuamos la búsqueda de la obra de Alvar y Aino Aalto en Rovaniemi, arquitectos cautivantes cuya huella intentamos seguir en nuestros viajes por Finlandia: en Jyväskylä, Lahti, Helsinki, Seinäjoki y Eura. Poco a poco vamos trazando una Ruta Aalto para que la sigan los apasionados de su obra. 

Alvar Aalto en Rovaniemi: el Centro Administrativo y Cultural compuesto por el Ayuntamiento de Rovaniemi, la Biblioteca de la ciudad y la Casa Lappia, sede de congresos y del Teatro de Rovaniemi

Pero su obra más conocida es el Centro Administrativo y Cultural de Rovaniemi, el Centro Aalto, compuesto por el Ayuntamiento de Rovaniemi, la Biblioteca de la ciudad y la Casa Lappia, sede de congresos y del Teatro de Rovaniemi. Fotografiamos los tres edificios unidos por una plaza desde todos los ángulos, y nos sumergimos en la mente de Aalto cuando entramos en la espectacular biblioteca de Rovaniemi, donde reconocemos el diseño desde que tocamos las manillas de las puertas. La luz, los espacios, los muebles, la decoración ARTEK nos dejan fascinados por su modernidad, su funcionalidad y su estética. Admirable humanización de la arquitectura y los objetos por parte de los Aalto.

Rovaniemi, ciudad de museos. Museo Arktikum, Pilke y Korundi

El Museo Arktkum de Rovaniemi, de visita obligada por su edificio y sus exposiciones sobre el Ártico y los Sami

Continuamos este tour arquitectónico por Rovaniemi por tres de sus museos: el Arktikum, el Pilke y el Korundi, que pueden verse con el Culture Pass Rovaniemi. Tres magníficas obras de la arquitectura contemporánea que tienen además un enorme interés museístico. 

La figura del Museo Arktikum se recorta en la Noche Polar con su icónica bóveda de cristal iluminada, desde la que se pueden ver las auroras boreales. El Arktikum es desde luego uno de los edificios más reconocibles de Rovaniemi, diseñado por arquitectos daneses en 1992. La visita merece un par de horas para saber más sobre el modo de vida, la historia y la cultura Sami y la naturaleza en Laponia. Las exposiciones son una introducción necesaria antes de explorar la región, sobre todo sabiendo que alberga el Centro Ártico de la Universidad de Laponia y el Museo Regional de Laponia. 

Una pausa para comer en el agradable y luminoso Café Arktikum, nos permite admirar el fantástico diseño del espacio y disfrutar de algunas delicias gastronómicas finlandesas.

Una pausa para comer en el agradable y luminoso Café Arktikum

En frente se encuentra el Pilke, el Centro de Ciencias, un extraordinario edificio construido enteramente de madera procedente de Finlandia, con un diseño inspirado en los paisajes de colinas y ríos de Laponia. La visita es toda una inmersión en la historia de los bosques de la región y el uso sostenible de la madera – con divertidas actividades interactivas -.

El Pilke es un edificio extraordinario construido enteramente en madera

En otro punto de la ciudad se encuentra otro de los museos de Rovaniemi: el Korundi, Museo de Arte, Casa de la Cultura y sede de la Orquesta de Cámara de Laponia. Es uno de los pocos edificios que no fue destruido durante la guerra: el depósito de autobuses de Correos (1933). Una edificación de ladrillo con grandes aperturas que bañan de luz el interior en el que admiramos las exposiciones temporales de arte contemporáneo. Una pausa se impone para comer o tomar algo en el Korundi Kitchen & Café, un bonito espacio acorde con las líneas contemporáneas del museo.

El Museo Korundi de Rovaniemi
El Korundi, Museo de Arte, Casa de la Cultura y sede de la Orquesta de Cámara de Laponia

QUÉ HACER EN ROVANIEMI Y ALREDEDORES

Paseo por la Naturaleza salvaje de Laponia. Sendero natural de Koivusaari

Paseo con raquetas de nieve por la naturaleza de Rovaniemi

Cambiamos el bullicio de la ciudad por el silencio de la naturaleza en un abrir y cerrar de ojos. Parece mentira que estemos tan cerca de Rovaniemi, la turística, cuando comenzamos una ruta de senderismo con raquetas de nieve que nos lleva por bosques nevados y lagos helados, el Koivusaari Nature Trail (al que hay que llegar en coche o en un tour guiado). Atravesar estos bosques sin más pretensión que sentirse en plena naturaleza es una experiencia en sí misma, y una buena excusa para conocer los paisajes típicos de Laponia. Aparentemente no ocurre nada y, sin embargo, no es así; observando la naturaleza sin prisa podemos aprender mucho. 

Abedules con sus troncos blancos que en invierno se cubren de nieve y en otoño tiñen de amarillo los bosques. Pero también abetos que parecen jóvenes y frágiles y, sin embargo tienen cientos de años. Algunos de ellos, ya muertos aparecen con el tronco girado. Otros tienen una prominencia en su tronco de la que se extrae que se aprovecha para hacer la taza típica que usan los finlandeses para tomar café o zumo de bayas: la “Kuksa”.

Los árboles más pequeños pueden ser auténticos ancianos en Laponia

Las huellas en la nieve nos revelan los animales que habitan estos bosques, y los cantos de los pájaros las aves que llegan en primavera. También esta época es buena para presenciar el fenómeno del hielo quebrándose en los lagos: un estruendo atronador que impresiona. Sólo se necesita tiempo y tener los sentidos despiertos para disfrutar de la naturaleza de Laponia.

La edad de los árboles en Laponia

Ruta a la colina de Ounasvaara en fatbike

Y a sólo 5 minutos del centro de Rovaniemi se encuentra la colina de Ounasvaara a la que llegamos en fatbike cruzando el puente Jätkänkyntiilä. Seguimos una ruta guiada por senderos trazados por empresas de alquiler de bicis locales – en total unos 25 kilómetros -. En el camino está la torre de observación de Näköalatorni, que nos ofrece una primera panorámica de lo que nos espera en lo alto de la colina de Ounasvaara. Desde allí, las vistas de Rovaniemi y alrededores son espectaculares en cualquier época del año. El final de la ruta es Tottorakka, una pista de esquí por la que bajan esquiadores y algunos intrépidos ciclistas. Nosotros desandamos el camino tras disfrutar de las vistas.

Ruta a la colina de Ounasvaara en fatbike

A la caza de las auroras boreales en Rovaniemi

Caminando por los bosques de Ounasvaara y los de Koivusaari se puede contemplar el extraordinario espectáculo astral de las auroras boreales, que comienza ya a mediados de agosto y es visible 200 noches al año en la Laponia finlandesa hasta mediados de abril. Sin embargo, en varias ocasiones que pasamos por Rovaniemi no pudimos ver auroras boreales porque los cielos estaban nublados. Pero cuando están despejados, son impresionantes, incluso aunque no siempre los colores sean tan intensos como en las fotografías y videos. 

Las auroras boreales se pueden ver en Rovaniemi desde un iglú

Con tan sólo asomarse a la ventana de alojamientos situados en zonas con poca contaminación lumínica – si es un iglú es increíble – ya se pueden contemplar las auroras. Aunque también vale la pena vivir experiencias que se ofertan en cualquier lugar de Laponia: paseos en trineos o en moto de nieve para ver las auroras boreales. O la original experiencia de flotar en un lago helado con un traje especial contemplando el cielo. 

Paseos en trineo tirados por huskies o renos, moto de nieve. Divertidas experiencias en Rovaniemi

Los paseos en trineo tirados por huskies en Rovaniemi son de lo más divertidos

Algunas actividades, por muy turísticas que sean, nos permiten también a conocer la Laponia finlandesa. Un paseo en moto de nieve es una experiencia de lo más divertida que nos lleva al interior de los bosques de Rovaniemi y de sus paisajes nevados. Hay que tener permiso de conducir y a veces no es fácil manejarla pues hay que tener fuerza, pero la subida de adrenalina es tremenda.

Otra de las actividades típicas que hicimos a las afueras de Rovaniemi fue una ruta de 11 kilómetros en un trineo tirado por huskies atravesando bosques árticos y el lago congelado de Viiksjärvi. Cada grupo se compone de perros que funcionan bien juntos; delante van los más inteligentes, le siguen los más veloces y, por último, los más fuertes. Una experiencia muy física sobre todo si se conduce el trineo, ya que hay que ayudar a los perros en las pequeñas cuestas. Además de disfrutar tanto como ellos de la velocidad y de los paisajes de bosques y lagos, descubrimos cómo es la vida y el trabajo de estos animales. Necesitan este ejercicio diario y suelen estar bien cuidados y tener una buena vida cuando “se jubilan”. Es bastante emocionante conducir un trineo y al final acariciar a los huskies.

Tour en moto de nieve por Rovaniemi

También los renos que, además de realizar paseos turísticos, forman parte de la vida de los lapones, pues hay miles que viven en manadas en libertad en los grandes espacios de Laponia.

Experiencias con locales en Rovaniemi

La mejor manera de conocer un país es conociendo a sus habitantes y compartiendo su día a día. En Rovaniemi, además de las turísticas y divertidas actividades que se pueden hacer, vale la pena acercarse al trabajo y la vida de los locales.

Un día con unos criadores de renos, la familia Orbas

Un día con la familia Orbas, criadores de renos en Rovaniemi

Entramos en el mundo de los renos pasando una jornada con una familia que vive a unos kilómetros de Rovaniemi. Una experiencia única que nos permitió aprender mucho sobre el trabajo de los criadores de renos y de estos fascinantes animales. Allí viven en semilibertad una parte del año, en un gran espacio al lado de la casa, y la otra parte en libertad por los bosques lapones. Nos llevaron en un trineo para darles de comer: íbamos dejándoles comida en la nieve y ellos, tímidos y asustadizos, se acercaban después. Una parada en medio del bosque para hacer unas salchichas al fuego y tomar el típico zumo de bayas caliente, – algo muy usual en Laponia y en toda Finlandia – para contarnos más sobre el ciclo de vida de los renos. Y para terminar, una cena de estofado de reno con la familia en su propia casa.

En posteriores viajes a Laponia conocimos otros criadores de renos y aprendimos más sobre una economía y una cultura, la de los Samis y los lapones, extrechamente ligada a estos animales. 

Los artesanos locales nos abren las puertas de su taller y de su casa. Home &Atelier Kangasniemi

En Rovaniemi visitamos el taller de Tali y Aunt, artesanos y criadores de renos

Otros criadores de renos y artistas de Rovaniemi nos abrieron las puertas de su taller y también de su casa. En el corazón de los bosques de Saarenkylä viven Tali y Auni, que buscan en la naturaleza la inspiración para su trabajo artesano. Ari trabaja con cuernos que los renos pierden naturalmente durante el año y hace cuchillos magníficos y otros utensilios, además de espectaculares lámparas que son auténticas obras de arte.

Irene utiliza el resistente cuero de los renos para hacer tambores que pinta ella misma, así como ropa, calzado y accesorios útiles y ornamentales. Ambos artesanos tienen una sólida experiencia en el diseño de interiores de casas particulares, hoteles y restaurantes. Participamos a su lado en un taller para familiarizarnos con los materiales lapones. Al final, Irene nos invitó a su casa para tomar una taza de café con la mejor tarta de arándanos que hemos probado, así como zumos de frutos del bosque que se benefician de las numerosas horas de luz del verano ártico. Pura delicia para el paladar en un ambiente casero y acogedor, mientras suenan las historias sobre los Samis, los renos y la mitología lapona que nos cuenta Irene, gran contadora de historias.

Irene y Auni nos abrieron las puertas de su casa

Experiencia de la sauna en una casa tradicional de Rovaniemi

Experimentando la sauna en la casa de una familia de Rovaniemi

También tuvimos la oportunidad de entrar en la casa de Aini y Pekka para experimentar ese imprescindible ritual de la sauna, que forma parte de la vida de los finlandeses. El aroma a Abedul allí es intenso; será por la madera de la que está hecho la sauna, por los jabones elaborados por Aini o por los ramos de abedul que se utilizan para sacudirse y purificarse el cuerpo. Para entender la cultura de la sauna hay que escuchar a los finlandeses hablar de ese silencio que se instala en este espacio lleno de vapor de agua: es el “Löyly”, el espíritu de la sauna que nos llena de una gran sensación de bienestar. Y de la historia de la sauna que los acompaña en todas las etapas de su vida. Cuando comienzas a entender la sauna, te das cuenta de que sabes un poco más Finlandia y de sus habitantes; incluso te sientes un poco finlandés.

El pueblo de Papá Noel en Rovaniemi. Cruzando el Círculo Polar Ártico

Visita a la aldea de Santa Claus en Rovaniemi

Terminamos el tour por Rovaniemi con una de las actividades más célebres: la visita al pueblo de Papá Noel. Cientos de niños llegan cada año para encontrarse con este personaje tan especial. Nosotros también lo conocimos y fue un gran honor, aunque después supimos que también nos podemos encontrar con él en otros lugares de Laponia y pasar horas con él y su mujer. Pero la primera vez fue muy especial. Para ello nos dirigimos al pequeño pueblo de Papá Noel, situado a 8 kilómetros al norte de Rovaniemi.

Antes de nada, cruzamos el Círculo Polar Ártico, a una latitud de 66º 32’ 39’’, una línea marcada en la calle que nos hizo ilusión cruzar – ¡hasta te dan un certificado! -. Es la latitud más al sur donde el sol puede permanecer continuamente por debajo o por encima del horizonte durante 24 horas; la latidud en la que se puede ver la Noche Polar en invierno y el Sol de Medianoche en verano. 

Atravesando el Círculo Polar Ártico en el pueblo de Santa Claus

Nos encantó visitar la Oficina de Correos del pueblo de Papá Noel, un lugar mágico donde se respira una atmósfera navideña y todos se afanan en escribir cartas y postales navideñas que envían después nada menos que con el matasellos oficial. Aunque la gran emoción fue visitar a Papá Noel tras atravesar un largo túnel y entrar en un espacio como irreal, una gran sala donde nos espera para intercambiar unas palabras con nosotros, y donde le pedimos nuestros deseos – aunque seamos firmes creyentes de los Reyes Magos de Oriente -.

Visita al Museo de la Moto de Nieve – Aldea de Santa Claus

En la aldea de Papá Noel hay un pequeño museo muy especial: el Museo de la Moto de Nieve, un apasionante recorrido por las motos de nieve utilizadas en Laponia desde la década de 1960 hasta la década de 2010. Fascinados, vimos de cerca estos vehículos, admirándo su evolución tecnológica y sabiendo más de sus usos en este entorno ártico. En la exposición también hay ropa y artículos relacionados con las motos de nieve Una de las verdaderas joyas de la exposición es una moto de nieve Harley-Davidson extremadamente rara de la década de 1970. Y una curiosidad: la policía también puede poner multas a los que conducen motos de nieve en Laponia, así que ¡mucho ojo!.

En el pueblo de Papá Noel está el pequeño museo de las motos de nieve

Un castillo de hielo en Rovaniemi. Dormir en el Arctic SnowHotel, una experiencia extrema

El snowvillage de Rovaniemi, hotel de hielo con esculturas fantásticas

Otro lugar sorprendente que visitamos está muy cerca del pueblo de Papá Noel fue el Castillo de hielo de Rovaniemi, un original alojamiento con varias habitaciones con paredes y muebles tallados en el hielo. Los hacen artistas de todo el mundo que se dan cita aquí todos los años. Se trata, por supuesto, de espacios efímeros a los que llegan los turistas interesados en vivir experiencias extremas. Porque dormir en un hotel de hielo es algo extraordinario: meterse en un saco caliente con una temperatura ambiente de entre 0ºC-5ºC y pasar la noche rodeado de fantásticas paredes esculpidas según temáticas que varían cada año. Los más atrevidos seguro que osarán vivir esa experiencia, y si no, vale la pena al menos visitar el castillo de hielo para admirar estas auténticas obras de arte.

Nosotros sí que nos atrevimos a cenar en el restaurante de hielo, otra experiencia asombrosa en la que nos olvidamos de que hacía frío y disfrutamos de una comida a la luz tenue del hielo esculpido.

Comer en un restaurante de hielo en Rovaniemi

————————-……—————————…..—————————

Fueron muchas las emociones vividas en Rovaniemi, muchas las experiencias divertidas, sorprendentes. Momentos especiales con los locales que nos introdujeron a la vida en Laponia; recorridos sumamente interesantes por la arquitectura y los museos, y rutas por los espacios naturales de la ciudad. Rovaniemi fue para nosotros una excelente introducción para empezar a conocer la región ártica y descubrir Laponia. 

Agradecimientos

Gracias a Visit Rovaniemi por las estupendas propuestas de estos viajes.

INFORMACIONES PRÁCTICAS PARA VIAJAR A ROVANIEMI

¿Cuándo ir a Rovaniemi? ¿Cuál es la mejor época?

Mucha gente opta por viajar a Rovaniemi en Navidades, ya que lo asocian con Santa Claus, pero en realidad se hacen visitas a la aldea de Papá Noel una buena parte del año y sin tanta saturación. La gente prefiere el invierno para visitar Rovaniemi también por las auroras boreales y para hacer actividades invernales. Pero hemos de decir que las auroras boreales pueden verse ya desde finales de agosto hasta abril y los días son más largos que en pleno invierno. A no ser que quieran conocer la Noche Polar que es en enero y febrero, aunque sea por vivir la experiencia de ver esa luz azulada sobre los paisajes nevados. Y, por otro lado, como hay nieve ya desde octubre hasta abril en Laponia, pueden realizar todo tipo de actividades invernales en otros meses que no sean los más oscuros.

Viajar a Rovaniemi en invierno para ver el pueblo de Papá Noel

Rovaniemi en primavera y otoño. Ocho estaciones en Laponia

En Laponia en realidad hay ocho estaciones, no cuatro: Navidad, pleno invierno, primavera nevada, primavera, verano, temporada de cosecha, otoño y primeras nevadas. Entre marzo y abril es la primavera temprana, que tiene las ventajas del invierno y las de la primavera. Todavía hay nieve, por lo que se pueden realizar muchas actividades invernales y se pueden ver las auroras boreales. Y lo mejor es que los días ya son largos, las temperaturas mucho más altas y la naturaleza comienza a despertar. Aunque el mes de mayo está la primavera en su máximo esplendor. 

El otoño es una época muy especial para visitar Rovaniemi y Laponia, pues es tiempo de “Ruska” de los colores del otoño que tiñen los paisajes ya desde mediados de septiembre, aunque termina aproximadamente a mediados o finales de octubre. Y ya se pueden ver auroras boreales, aún siendo los días todavía largos. Las primeras nevadas caen en noviembre.

Ir a Rovaniemi en otoño. Los colores de la «Ruska»

Rovaniemi en verano. El Sol de Medianoche

Visitar Rovaniemi en verano es una buena opción, ya que es de día casi todo un mes: desde principios de junio hasta principios de julio; es el espectacular Sol de Medianoche. Las temperaturas son buenas y hay muchas actividades que hacer, eventos a los que asistir, además de descubrir los paisajes de Laponia sin nieve. Y todo a pesar de los célebre mosquitos,…el único punto negativo.

Atardeceres eternos en Finlandia en verano

CÓMO LLEGAR A ROVANIEMI

Hay vuelos directos a Rovaniemi desde España; la compañía Finnair opera desde diferentes ciudades. Y Air Baltic tiene vuelos directos desde Málaga. También se puede llegar en tren desde Helsinki con la compañía VR que tiene trayectos nocturnos en coche cama. También se puede llegar a Rovaniemi en autobus, pero se tarda muchas horas. Si no optan por el avión (lo más rápido) o el tren, lo mejor es alquilar un coche que les servirá para después moverse por la zona y conocer otros lugares de Finlandia.

Es fácil viajar en tren en Finlandia. Destino Rovaniemi

DÓNDE DORMIR EN ROVANIEMI

Fantásticos alojamientos en Rovaniemi

Rovaniemi ofrece alojamientos de todo tipo, desde hoteles en pleno centro, como el Santa’s Hotel Santa Claus, city centre, un hotel de diseño con todas las comodidades, incluida la sauna. También en Rovaniemi centro está el albergue Koti, un bonito hostel situado en un edificio antiguo con un toque moderno y acogedor. 

En cuanto a alojamientos especiales en Rovaniemi, recomandamos el Santa’s igloos Arctic Circle, unos iglús situados en el pueblo de Papá Noel, con esos enormes techos de cristal para ver las auroras boreales. O el hotel de hielo también del pueblo de Papá Noel, una experiencia extrema, pero interesante. Y el Arctic TreeHouse Hotel, cercano al Santa Park, una bellísima combinación de diseño escandinavo moderno, tradición local e iglús, un alojamiento situado en plena naturaleza. También las cabañas panorámicas de Arctic Circle Wilderness Lodge con esos ventanales que parecen cuadros magníficos. Te asomas y es como estar en medio de la naturaleza.

Después están los increíbles restaurantes de Rovaniemi, donde se pueden degustar delicias de la gastronomía finlandesa y lapona.

RESERVAR ALOJAMIENTO EN ROVANIEMI



Booking.com

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.