Ruta Alvar Aalto en Finlandia. Escala en Seinajöki

Parada en Seinäjoki en la Ruta Alvar Aalto

La Ruta Alvar Aalto en Finlandia atraviesa una buena parte del país nórdico, recorriendo ciudades y localidades donde el arquitecto y diseñador finlandés y su mujer Aino Aalto dejaron su obra. Nuestra admiración por la concepción humanista y racional de su arquitectura, así como por la belleza y la modernidad de su diseño, se remonta en el tiempo. Por lo que, el haber tenido la oportunidad de viajar a Finlandia en los últimos años y conocer en profundidad el trabajo de Alvar Aalto y de Aino Aalto, nos hace sentir privilegiados. 

Invitamos pues desde estas palabras, así como desde nuestra guía turística y cultural de Finlandia, a los amantes de la arquitectura de Aalto a visitar el país para hacer la Ruta Alvar Aalto. O al menos una parte de la ruta, ya que es larga y requiere de mucho tiempo si se pretende recorrerla en su totalidad. Y es que la presencia de la obra de la pareja Alvar y Aino Aalto se encuentra por todos los rincones de este país escandinavo.

Nuestro primer viaje a Finlandia nos llevó a descubrir su arquitectura en Jyväskylä, Rovaniemi o Lahti, y en los siguientes viajes a Pori (Noormarkku) y Eura (Kauttua), en la región del Lago Pyhäjärvi, así como en Espoo y Helsinki. Poco a poco iremos relatando nuestro descubrimiento de la Ruta Alvar Aalto en Finlandia, haciendo un alto en las diferentes ciudades donde se encuentran los edificios más conocidos, y también los menos conocidos que el arquitecto finlandés diseñó desde la década de 1920 hasta la década de 1970. 

Mapa del Centro de Seinäjoki diseñado por Alvar Aalto

En el artículo que nos ocupa, la Ruta Alvar Aalto en Finlandia nos lleva a la localidad de Seinäjoki, situada al oeste del país, donde se encuentra un espectacular complejo administrativo y cultural formado por seis edificios, que completará las dos primeras etapas de la Ruta Alvar Aalto que iniciamos en Jyväskylä, Rovaniemi y Lahti. La visita a Seinäjoki nos permitirá conocer otras obras de Alvar y Aino Aalto que nos recordarán mucho a las que vimos en esas otras ciudades finlandesas. 

Alvar Aalto: una arquitectura humana. La presencia de la naturaleza

Desde que comenzamos a descubrir y admirar la arquitectura y el diseño escandinavo, cuando nos adentramos en el mundo del Movimiento Moderno (también conocido como Racionalismo o Estilo Internacional) creado a principios del siglo XX, y desarrollado en el mundo entre 1925 y 1965 por Le Corbusier, Gropius, Mies van der Rohe y el mismo Alvar Aalto, sentimos la necesidad de conocer sus obras más allá de la teoría y de las fotografías. El descubrimiento físico de la obra de los grandes maestros de la arquitectura contemporánea comenzó ya hace algunos años en ciudades como Berlín, con los fundadores de la Bauhaus, donde visitamos algunos barrios como Hansaviertel donde se encuentran edificios muy interesantes de una arquitectura visionaria. Y prosiguió en ocasiones que se fueron presentando, como el viaje a Zürich, donde visitamos la Casa Heidi Weber o Maison de l’Homme de Le Corbusier.

La impronta de Alvar Aalto en sus puertas

Esta panorámica por las obras de estos grandes arquitectos y diseñadores, nos confirman que este movimiento supuso una auténtica revolución arquitectónica y artística. Ya que se fundamentaba en la razón, y en la preocupación por lo humano, por los habitantes que pasarán una buena parte de sus vidas en los edificios. Se percibe en la construcción de edificios de viviendas de líneas sencillas y funcionales, con formas geométricas simples y materiales industriales, como el hormigón, el acero o el vidrio. Unas viviendas llenas de comodidades y de luz, donde la practicidad y la utilidad prima sobre la estética. Ayudados por las nuevas técnicas constructivas y por los nuevos materiales, estos arquitectos del Movimiento Moderno, tendrán como objetivo la calidad de vida de los hombres y mujeres que habitan las ciudades. Así, tanto la planificación urbana como la de las viviendas pasará a ser más racional y funcionalista, más humana. 

Aunque la estética no se deja de lado, ya que el diseño de los interiores de las viviendas, así como del mobiliario también tendrá tanto valor práctico como estético.  Ya para uno de los fundadores del Movimiento Moderno, Walter Gropius,la forma sigue a la función”. A nivel práctico se utilizaron elementos prefabricados y módulos desmontables. Y, por otro lado, renunciando a una ornamentación excesiva, se otorgó una gran importancia al diseño sencillo y funcional. En la arquitectura y el diseño de Alvar Aalto y de Aino Aalto hay toda una filosofía que se basa en la humanización de la arquitectura, en encontrar soluciones para la vida cotidiana, pero también en la creación de muebles y objetos de decoración funcionales y con un valor artístico y estético. De ahí la creación en 1935 de su empresa ARTEK, que se dedicaría a la producción en serie de los diseños del matrimonio Aalto.

Sillas diseñadas por Aalto. Parroquia de Seinäjoki

Por otra parte, la arquitectura de Alvar Aalto se abre a la naturaleza. Su viaje a Estados Unidos y el descubrimiento del trabajo de Frank Lloyd Wright en los años 40, llevaron a Alvar Aalto al Organicismo. Las formas arquitectónicas se funden con las formas naturales creando un conjunto armonioso. Sus casas están perfectamente integrados en la naturaleza finlandesa, rodeadas de bosques, permitiendo la entrada de luz en el interior a través de grandes ventanales. El diseño de terrazas, patios y jardines tenía como objetivo convivir con esa naturaleza que forma parte de la vida de los finlandeses. Además de utilizar materiales autóctonos como la madera y traducir las formas de la naturaleza en su arquitectura, en el interior de las viviendas, y en el mobiliario y los objetos de decoración, que seguían una concepción orgánica, además de funcional.

La arquitectura de Alvar Aalto en Seinäjoki. El Centro Aalto

Panorámicas del Centro Aalto

Seinäjoki es una parada obligatoria en la Ruta Alvar Aalto en Finlandia. La ciudad que acoge el popular festival de tango Tangomarkkinat, está situada en Ostrobotnia del Sur, en medio de un triángulo de ciudades conocidas como Vaasa, Jyväskylä y Tampere. Durante nuestra estancia en Seinäjoki descubrimos el centro urbano de la ciudad diseñado por el arquitecto entre 1956 y 1988, conocido como Centro Aalto. 

Se trata de un complejo arquitectónico internacionalmente único, un centro administrativo, religioso y cultural formado por seis edificios dentro de tres grandes espacios abiertos situados en torno a un eje longitudinal peatonal. En Finlandia, en la década de 1960 se habían intentado diseñar ciudades y centros urbanos en conjuntos coherentes, pero la mayoría no se llevaron a cabo. A excepción de los centros diseñados por Alvar Aalto en Seinäjoki, Rovaniemi y gran parte del centro de la ciudad de Jyväskylä. El ideario urbanístico de Aalto se inspiraba en la Antigüedad y en la Edad Media, y veía los centros urbanos como un todo que incluyese espacios públicos, parques, plazas de mercado donde se pudiera reunir la gente. Así como los edificios públicos que, estando en el centro, podrían reforzar su papel. Concebía los espacios comerciales y privados separados de los públicos. 

Llevó a cabo sus proyectos primero en Seinäjoki, tras ganar dos concursos de arquitectura en 1951, diseñando la parroquia de Seinäjoki, y en 1958, diseñando el centro de la ciudad. Y después en Rovaniemi entre 1962 y 1988, y en Jyväskylä, entre 1964 y 1982.

La “Plaza de los Ciudadadanos” o “Kansalaistori”

Hemos tenido la oportunidad de visitar los tres centros urbanos de Seinäjoki, Rovaniemi y Jyväskylä a lo largo de nuestros viajes por Finlandia, un recorrido por tres de las ciudades imprescindibles de la Ruta Alvar Aalto en Finlandia. Lo cual nos ha dado una perspectiva interesante, ya que podemos comparar los tres y establecer los puntos comunes y las especificidades de cada uno de los centros y de los edificios diseñados por Aalto, así como una imagen más profunda de su obra y de su pensamiento.

La importancia de las plazas en el centro urbano de Seinäjoki. La “Plaza de los Ciudadadanos” o “Kansalaistori

Al llegar al centro de Seinäjoki, en seguida percibimos esa idea de Aalto inspirada en la Antigüedad del papel clave de las plazas accesibles rodeadas de edificios públicos. ¡Qué interesante concepción de la plaza como un foro, como la sala de estar de los ciudadanos!. Una forma de hacer que formen parte de la ciudad, de que la sientan como suya, así como los edificios públicos que la rodean. Desde luego, algo que apreciamos en Finlandia y que es una virtud del país: los ciudadanos se sienten parte de los espacios públicos: los respetan y tienen privilegio sobre ellos – lo mismo que ocurre con los espacios naturales -. 

Aalto concebía el centro como un espacio libre de tráfico formado por tres plazas, diseñadas para lugares de reunión donde, según sus palabras: se promovería un “nuevo Renacimiento”, al permitir que la gente intercambie ideas y opiniones.

Primero está la Plaza Cívica (“Plaza de los Ciudadanos o Kansalaistori”), donde está el centro parroquial y la iglesia, con su alta torre, uno de los hitos reconocibles desde la distancia. Un recorrido peatonal nos lleva a una segunda plaza donde están los edificios del ayuntamiento, la biblioteca y el teatro diseñados por Alvar Aalto. Y en una tercera plaza, un edificio de oficinas del gobierno central. Un conjunto que puede contemplarse perfectamente desde lo alto de la torre de la iglesia, el primer edificio que visitamos, que nos ofrece una vista privilegiada del conjunto.

Panorámicas desde la Torre de la iglesia Lakeuden Risti. El Centro parroquial

La espectacular torre de la iglesia de Seinäjoki

Divisamos la alta torre de 65 metros desde cualquier punto de Seinäjoki. Alrededor hay un parque cuyos árboles fueron plantados  por Aalto siguiendo el espiritu de su arquitectura (sus troncos están muy pegados como si fueran una columna). La torre blanca tiene un reloj en lo alto y llama la atención por su increíble verticalidad, al lado de ella nos sentimos pequeños. A sus pies una escultura diseñada también por Alvar Aalto (“Una paloma de primavera”). 

Subimos en ascensor a lo alto de la torre y desde allí podemos ver toda la ciudad de Seinäjoki, y apreciar el diseño del Centro Aalto. El teatro con su tejado en abanico que también habíamos visto en la Universidad de Espoo, la biblioteca que está conectada con la nueva conocida con el nombre de Apila, el ayuntamiento y los edificios administrativos en obras.

Tras la visita panorámica de Seinäjoki desde las alturas, nos dirigimos hacia el Centro parroquial, construido entre 1965 y 1966 en forma de U para flanquear tres lados del cementerio y ofrecer, al igual que un anfiteatro, una zona de patio interior y un escenario para eventos al aire libre.

Entramos en una pequeña capilla donde ya logramos identificar elementos del estilo de Aalto, como las sillas y las lámparas del techo diseñadas por él. Un fresco en vidrio pintado realizado también por Aalto representa “Los ríos de Ostrobotnia del Sur”.

La Iglesia Lakeuden Risti

La iglesia de Seinäjoki

La Iglesia Lekeuden Risti (“La cruz de las llanuras”) (1957-1960) fue el primer edificio del proyecto de Aalto que se construyó. Desde el punto de vista religioso, la iglesia Risti era importante puesto que la provincia de Ostrobotnia del Sur organizaba grandes reuniones y festivales, además de que se creía que Seinäjoki sería diócesis – que no fue el caso finalmente -. Por lo que la iglesia se diseñó como una catedral con una superficie de 1600 metros cuadrados en total. Por otro lado, además de la iglesia, se construyó un patio delantero para estos eventos que reunían a mucha gente. En cuanto a la estética del exterior, la idea era recubrir la fachada de granito negro, pero el material era costoso en una época económica difícil para Finlandia, por lo que no pudo hacerse según el proyecto inicial.

 A la gente de la época le chocaba el diseño del edificio, incluso lo comparaban con un taller de reparación de automóviles. Y no es de extrañar, puesto que la idea que se tenía de arquitectura eclesiástica era más clásica. Aalto era un revolucionario.

Al entrar a la Iglesia Lakeuden Risti recordamos otra iglesia  de Alvar Aalto que habíamos visitado en Lahti. Aunque esta última es más grande, el estilo es idéntico: el diseño interior de líneas simples, las aperturas que permiten entrar la luz procedente del exterior, los bancos, la iluminación, los tiradores de las puertas,…La impronta de Alvar Aalto es inconfundible.

Aalto pretendía atrapar a los visitantes y lo consigue con la simplicidad característica de su obra, la amplitud del espacio, los magníficos bancos de pino rojo diseñados por él, y por la luminosidad.

Detll de las lámparas de la iglesia de Seinäjoki y del órgano

Es bien sabido que la iluminación es fundamental en la arquitectura de Alvar Aalto, quien estudió sin descanso la luz natural, que cambia el espacio según la estación y la hora del día. También diseñó las lámparas de Lakeuden Risti, realizadas en latón con un alto contenido de cobre. Y en el ábside están ocultas tras las ventanas, de modo que la dirección de la luz es siempre la misma con luz natural e artificial. La atmósfera creada a través de la luz y el espacio incide sobre el estado de ánimo del visitante. Lo cual subraya el carácter revolucionario de la obra del diseñador finlandés.

Además, podemos observar un trabajo impresionante de los detalles, como el hecho de que el piso se incline de modo que el nivel de la parte posterior de la sala es 60 cm más alto que en el frente – lo cual simboliza el paso al altar -. Por otro lado, la obra de arte detrás del púlpito llamada “Ala del ángel” fue también diseñada por Aalto, un elemento además de estético, acústico. Y también la fachada del espectacular órgano es diseño del arquitecto, inusual en el sentido de que la mayoría de las tuberías están expuestas y no encerradas dentro de una estructura.

Ayuntamiento y Oficinas del Gobierno Central. Edificios humanos

El ayuntamiento de Seinäjoki con su fachada recubierta de azulejo, ¡toda una innovación!

Tras la visita a la iglesia de Seinäjoki, pasamos por el ayuntamiento (1961-1962) y el edificio administrativo (1966-1968) que están en obras, por lo que no podemos pasar a su interior. El edificio llama nuestra atención del primer momento porque su fachada está recubierta de azulejos azul oscuro, toda una innovación para la época. Además brillan y cambian de aspecto según las condiciones de luz; de nuevo ese juego con la luz de Alvar Aalto. En su interior al parecer se ve clara también la huella Aalto, donde hay un buen trabajo del espacio, la luz y la acústica. El salón de asambleas es alto, tiene forma de torre y los asientos de los concejales están colocados radialmente, el mismo trazado se repite en la fachada del edificio, una idea muy original.

Por otra parte, el ala oeste del ayuntamiento se creó originalmente como un espacio habitable, con las características propias del funcionalismo, pasando a convertirse más tarde en oficinas en los años 70-80 del siglo XX.

Detrás del ayuntamiento y del edificio administrativo de Seinäjoki se puede apreciar la sensibilidad de Alvar Aalto en su concepción, ya que él pensaba que el trabajo del arquitecto era introducir estructuras más delicadas en la organización de las vidas de las personas, ya que consideraba que en muchos casos era demasiado brutal. De ahí la construcción de estos edificios funcionales, de líneas simples, en los que cobra gran importancia la iluminación. Son edificios humanos. 

Desde la Biblioteca Central Apila, el Centro Aalto

El complejo de Oficinas del Gobierno Central fue una pieza clave en el centro cívico diseñado por Aalto. Se trata de un edificio de tres pisos pintado de blanco que albergaba originalmente las oficinas de la policía, la sede militar local, un centro de trabajo, la oficina de impuestos, el tribunal y la inspección escolar, además de cuatro apartamentos. Aunque actualmente albergan agencias de la ciudad, ya que el gobierno central se trasladó en 2003.

Para hacer que el edificio pareciese más liviano, Aalto realizó el segundo piso en voladizo, haciendo que parezca más bajo de lo que es. Y a los pasillo lega luz natural a través de las ventanas internas, lo que humaniza esta parte considerada como el alma de los edificios de oficinas. En cuanto al diseño de las oficinas, es similar, a pesar de que alberga agencias diferentes. Pero no existe una jerarquía arquitectónica entre ellos, sino que su aspecto sugiere igualdad entre ellos. Los apartamentos son sencillos y prácticos, como todos los diseñados por Aalto.

En la sala de audiencias se ha prestado especial atención a la luz y a la acústica. Las lámparas bajas proyectan una luz cálida en el espacio, y las láminas de roble mejoran la acústica. Todos estos elementos y el diseño del interior y exterior del edificio reflejan la preocupación de Aalto por hacer una arquitectura humana.

La Biblioteca de Seinäjoki

La biblioteca de Seinäjoki

La biblioteca de Seinäjoki es un edificio sencillo en el exterior, un edificio pequeño construido entre 1964 y 1965. Cuando entramos, pensamos automáticamente en la biblioteca de Rovaniemi que visitamos en nuestro primer viaje a Finlandia. La misma concepción del espacio: dividir la sala de la biblioteca principal en diferentes niveles, la ruptura de la forma rectangular básica por una sección en forma de abanico donde se guardan los libros o la utilización de formas curvas para enfatizar la jerarquía entre los diferentes espacios. Este diseño hace de la biblioteca de Seinäjoki y de la de Rovaniemi una biblioteca diferente a las que conocemos, dotada de una gran originalidad y personalidad propia. Desde que visitamos la de Rovaniemi nos atrajo poderosamente esa concepción del espacio, y también la optimización del uso de la luz natural gracias a la forma de abanico del techo. Para él la luz debía ser indirecta para evitar que la sombra del lector se proyecte sobre las estanterías haciéndolas más oscuras – como ocurre con las ventanas comunes que solo iluminan una parte de la sala -. Los listones situados frente a las ventanas protegen del sol y reflejan suavemente la luz en la sala y las estanterías – también lo hace el techo abovedado -.

Se respira tranquilidad en la biblioteca de Seinäjoki, y este ambiente ideal invita a la lectura. Es todo un privilegio estar y disfrutar un edificio construido por el gran arquitecto y diseñador Alvar Aalto. Eso pensamos mientras recorremos los diferentes espacios de la biblioteca, probamos las sillas diseñadas en Artek, o admiramos las lámparas que iluminan las mesas. Algunas de esas lámparas se inspiran en la naturaleza finlandesa, como las lámparas arándano, que recuerdan en su forma a los arándanos negros. La originalidad de Aalto no tiene límites.

Las “lámparas arándano” diseñadas por Alvar Aalto

Otro de los temas recurrentes en los diseños de las bibliotecas de Alvar Aalto es el pozo central, una solución espacial muy interesante, y en ella podemos ver mesas triangulares y lámparas de bronce con el sello Aalto. Y la situación del mostrador de préstamos ofrece una buena visibilidad de todas las áreas públicas. Incluso la sección infantil está amueblada con piezas diseñadas por Aalto. Todo en esta biblioteca está pensado de forma utilitaria y funcional, de nuevo esta idea de humanización de los espacios.

Un regalo que ofrece la biblioteca de Seinäjoki es la colección de la cristalería de Alvar y Aino Aalto, que puede admirarse en la entrada. Está formada por más de 200 piezas diseñadas por la pareja en la década de 1930, que incluye algunas ganadoras en las principales competiciones de diseño de vidrio, como la serie Bölgeblick, de Aino Aalto. O la Flor Riihimäki expuesta en la Trienal de Milán y la Flor Aalto creada para la Feria Mundial de Nueva York. Recorremos la colección de cristalería Aalto: sus famosos jarrones Savoy, productos en forma de amebas, que presentan un diseño moderno, audaz y experimental.

Pero las sorpresas no se terminan ahí. Existe un túnel que conecta la biblioteca Aalto con la nueva Biblioteca Central de Seinäjoki: Apila, inaugurada en 2012. Un magnífico edificio de diseño contemporáneo con soluciones espaciales muy interesantes e impresionantes ventanales con vistas a la iglesia de Seinäjoki. Lo cierto es que los habitantes de la ciudad se reúnen en la biblioteca Apila, por su modernidad, la amplitud de sus espacios – la biblioteca Aalto se quedó pequeña -. Y a nosotros nos conquista también por su diseño y su audacia. Pero aunque la biblioteca Aalto se vea ensombrecida por la grandiosidad de Apila, no deja de ser una de esas obras de Aalto llenas de soluciones innovadoras y revolucionarias para la época – hablamos de los años 60 -, y que todavía ahora resultan modernas. Además del bonito diseño que sigue encantando a los amantes de su obra como nosotros.

La originalidad del mobiliario y de las lámparas de Aalto

Teatro de Seinäjoki

Nuestra última parada en el Centro Aalto de Seinäjoki es el teatro de la ciudad, diseñado por Alvar Aalto en 1968 pero llevado a cabo entre 1986 y 1987, bajo la supervisión de Elissa Aalto (su segunda esposa, también arquitecta), después de la muerte del arquitecto finlandés. Emociona pensar que se pueden disfrutar de obras de teatro o de conciertos en este edificio diseñado por Aalto, la misma sensación que experimentamos cuando visitamos el teatro de Rovaniemi. Ejemplos de la originalidad del trabajo de Aalto.

El primer elemento de su audacia, la forma del teatro: un trapecio largo sin lados paralelos, una combinación de varios rectángulos superpuestos. Y la forma del techo en abanico y la impresionante torre del escenario revestida de cobre que se puede ver desde el exterior – y que apreciábamos desde lo alto de la torre de la iglesia -. Estas formas enfatizan la naturaleza pública del teatro: el auditorio y el escenario sobresalen en la silueta del edificio.

Por otro lado, la fachada del teatro no nos hacen pensar en un teatro, sino a un edificio de oficinas. Pero lo que sí destacan son los bloques de cerámica blanca que la recubren en su totalidad, no solo en un parte como en el ayuntamiento que revestían el salón de actos para diferenciarlo de las otras partes.

Detalle de las lámparas del teatro de Seinäjoki

Otro elemento que destaca en el interior del teatro, en el Salón Alvar es el perchero que se extiende a lo largo de casi todo el ancho de la pared curva y un zócalo de mármol blanco continuo la separa del vestíbulo. En este hay una colección única de seis tallas en relieve de madera de Alvar Aalto, quien experimentaba con la madera. También se ve la huella del autor en la iluminación del vestíbulo. En la sala, los pisos están recubiertos con placas de piedra caliza de las islas Åland, que contienen fósiles.

No podemos entrar en el teatro, pero sabemos que tiene cuatro escenarios con una acústica muy buena que acogen actividades de alta calidad, por lo que fue nombrado Teatro del Año en 2015.

En el teatro de Seinäjoki también hay un restaurantes que nos hace pensar en otros restaurantes que vimos en edificios de Aalto, con enormes ventanas, mesas y sillas Artek, iluminación diseñada por Aalto.

Final de la Ruta Aalto en Seinäjoki

Haciendo la Ruta Aalto en Seinäjoki

Una vez más nos sentimos satisfechos tras descubrir nuevas obras de Alvar Aalto y de Aino Aalto, legendarias figuras de la arquitectura y del diseño finlandés. El conjunto arquitectónico de Seinäjoki nos ha dado una visión completa e interesante de su trabajo en la arquitectura pública. Además de darnos una buena excusa para conocer esta ciudad de Ostrobotnia del Sur en la que también descubrimos alojamientos y restaurantes interesantes, hicimos una ruta por sus bosques para recolectar bayas, nos bañamos en su lago artificial, hicimos una ruta en bici, otra en barco, ¡y hasta vimos un partido de beisbol finlandés!

Otra escala en la Ruta Aalto que pretendemos ir descubriendo poco a poco, al mismo ritmo que estamos descubriendo este país que para nosotros es una caja de sorpresas constante.

Ruta Alvar Aalto en Finlandia

La Ruta Alvar Aalto en Finlandia nos lleva a seguir la trayectoria de los arquitectos y diseñadores Alvar y Aino Aalto prácticamente desde sus inicios. Aquí tienen más información sobre la Ruta Alvar Aalto en Finlandia: Ruta Alvar Aalto.

Dónde dormir en Seinäjoki

El encantador Hotel Alma, antigua casa de los trabajadores del Ferrocarril de Seinäjoki

En Seinäjoki hay hoteles magníficos, de calidad, en pleno centro de la ciudad. Nosotros tuvimos la oportunidad de alojarnos en un hotel con historia y mucho encanto, el Hotel Alma, situado al lado de la estación de tren y de buses, en la antigua casa de los trabajadores del Ferrocarril (Rautatieläisten talo). Un bonito edificio de 1909 con habitaciones diseñadas siguiendo el espíritu Jugend (equivalente en Finlandia del Art Nouveau) en el que hay también un restaurante encantador, aunque nosotros dormimos en la torre de agua que abastecía las locomotoras. Aquí pueden reservar su alojamiento en Seinäjoki.

Cómo llegar a Seinäjoki

Seinäjoki está en Ostrobotnia del sur, al oeste de Finlandia. Se puede llegar en tren desde Helsinki (2h 40), Tampere (1h 05), Vaasa (47 min.). En coche desde Jyväskylä (197 km), Pori (166 km), Tampere (178 km), Vaasa (80 km), turku (295 km). O en avión desde el aeropuerto de Vaasa o el aeropuerto de Tampere.

Comer en Seinäjoki. Menús Alvar Alto

En varios restaurantes de Seinäjoki se han creado menús inspirados en Aalto.

El restaurante Uppalan Kartano en Seinäjoki

Agradecimientos

Muchas gracias a Tuula Lahti por su acogida en la ciudad del tango y de Alvar Aalto y a Visit Seinäjoki por prepararnos un magnífico programa que nos permitió descubrir el patrimonio de Alvar Aalto, alojamientos encantadores como el Hotel Alba, que recupera una parte del patrimonio de la ciudad, visitar el famoso parque de diversión Dudeson Park, dar un paseo en barco por el río, degustar la gastronomía finlandesa en magníficos restaurantes como el Uppala Kartano y asistir a algunos eventos deportivos, como el beisbol finlandés o un campeonato de fútbol. Gracias también a Sanna Roininen por acompañarnos a recolectar bayas y por compartir buenos momentos con nosotros.

Estamos agradecidos a Marianne Holma, nuestra guía en el ruta Alvar Aalto en Seinäjoki, ¡una visita fascinante!

La torre de la iglesia de Aalto desde la biblioteca Apila
Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.