Qué hacer en Laponia en invierno

Laponia en invierno. ©Enontekiö Lapland

Planeamos qué hacer en Laponia en invierno y es francamente difícil decidirnos, ya que se abre un abanico infinito de posibilidades. Lo primero, visitar su capital, Rovaniemi y después lanzarnos al descubrir algunos de los destinos principales de la región septentrional de Finlandia. Atravesar la quietud de sus paisajes de páramos, sus bosques centenarios y sus mil lagos, tierras de naturaleza casi intacta, sin apenas habitantes, renos en semi libertad, y el agua más pura del mundo. Tierras de extremos, donde se vive la mitad del año a oscuras – dos meses en la Noche Polar -, con temperaturas bajo cero en inviernos gélidos, y la otra mitad bajo el Sol de Medianoche.

La mayoría son actividades de nieve que, a pesar del frío, nos invitan a divertirnos. Las practican a diario los finlandeses, lo que nos pone en su piel, permitiéndonos comprender mejor el país. Actividades que nos adentran en la naturaleza impresionante, la cultura, las costumbres y la gastronomía de Laponia, una de las regiones más bellas y cautivadora de Finlandia.

Entre renos en Laponia. Son animales muy tranquilos

QUÉ HACER EN LAPONIA EN INVIERNO

Numerosas actividades que se pueden hacer en Laponia son tal vez muy turísticas. Es el caso de los tours en moto de nieve, los paseos en trineo de renos o de huskies, y los safaris para cazar las auroras boreales. Pero realmente vale la pena hacerlas – siempre con respeto hacia los animales – ya que ayudan a explorar la Laponia finlandesa y son muy divertidas.

Paseos en trineo de renos. Visita a una granja de renos

Los paseos en trineo de renos son lentos, al ritmo de estos tranquilos animales que impresionan por su belleza y fortaleza. Suelen ser el complemento de visitas a granjas y bosques donde viven en semilibertad, a los que se puede ir también en moto de nieve para darles de comer. Sus propietarios – familias laponas que basan su economía en la cría de renos – les hablarán sobre el ciclo de vida de estos animales que habitan los paisajes y bosques de Laponia, así como de la cultura de la cría de renos. La visita se completa con una comida al fuego de una “Kota”.

Un paseo en trineo de renos

Paseos en trineo de huskies. Visita a una granja de huskies

Una activiad similar, pero más veloz es conducir un trineo de huskies a través de los lagos congelados y los bosques de Laponia. Una experiencia super divertida, aunque requiere mucha destreza. Los monitores explican bien cómo hay que hacerlo, ya que tiene su técnica. Los huskies suelen pedir ayuda en las pequeñas cuestas. Son animales inteligentes y sensibles sobre los que aprendimos unas cuantas cosas durante la experiencia y después, en la kota tomando algo caliente. Allí nos explicaron más cómo es la vida y el trabajo de estos amantes de la velocidad y qué es de ellos cuando dejan de trabajar.

Paseo en trineo de huskies

Tours en moto de nieve en Laponia. Subida de adrenalina

¡Pero qué excitante y divertido es andar en moto de nieve por los bosques de Laponia!. Una forma estupenda de descubrir los paisajes lapones, ya que hay cientos de kilómetros de pistas acondicionadas por toda Laponia – al igual que en el resto de Finlandia -.

Aunque hay que tener el permiso de conducir, ya que no es fácil llevar estos vehículos por la nieve y el hielo – requiere maña y fuerza -. En estos tours en moto de nieve pueden verse las auroras boreales, ¡una experiencia mágica!.

Una excursión en moto de nieve en Kispisjärvi

Cruzar el Círculo Polar Ártico

Cruzando el Círculo Polar Ártico en la aldea de Santa Claus

Emociona cruzar la línea del Círculo Polar Ártico marcada en una calle en la aldea de Papá Noel. 66º 32’ 39’’ es la latitud más al sur donde el sol puede estar continuamente por debajo o por encima del horizonte durante 24 horas. Gracias a lo que se puede disfrutar de la Noche Polar en invierno y del Sol de Medianoche en verano.

Visitar a Papá Noel en Laponia

Ir a Laponia a la aldea de Papá Noel es un imprescindible. Pero es una gran sorpresa saber que podemos verlo en cualquier época del año y en muchos sitios, no sólo en Rovaniemi. En lugares como Ruka-Kuusamo o Levi podemos reunirnos con Santa Claus y la señora Claus y pasar la jornada con ellos, divertirnos en la nieve, hacer galletas, ….

Felices viajeros giroscópicos con Papá Noel

Pero visitar la aldea de Santa Claus en Rovaniemi tiene también mucho encanto. Acompañar a los gnomos por un largo túnel hasta la sala donde está este impresionante personaje que nos espera para escuchar nuestros deseos. Ilusiona también entrar después en la Oficina de Correos para escribir una carta o una postal y enviarla con el matasellos de la aldea de Papá Noel.

Casi mejor evitar las Navidades y el invierno, sale más barato, no está tan masificado y se puede estar un buen rato en su compañía.

Auroras boreales en Laponia ¡desde finales del verano!

Habíamos visto las auroras boreales en Islandia por primera vez, en medio de esos paisajes volcánicos, inhóspitos, y nos habían parecido sublimes. En Finlandia, a pesar de que se pueden ver por todo el país – Jyväskylä es un buen lugar para observarlas – las vimos sobre todo en Laponia. Pero en un viaje de casi un mes, tan sólo dos o tres veces. Puede ocurrir que viajen a Finlandia y no tengan la suerte de verlas, porque el cielo está cubierto y el nivel de previsión es bajo.

Auroras boreales en Laponia. Dormir en un iglú

En Laponia suelen verse 200 noches al año, pero el cielo tiene que estar despejado y depende también de la intensidad de las tormentas solares. Hay aplicaciones de alerta, una web sobre auroras boreales en Finlandia y en los alojamientos también hay despertadores.

Algo que quizás no sabían es que este espectáculo de luz y color se puede ver ya desde finales del verano, ¡increíble!. No es necesario ir en Navidades a Laponia para ver las auroras boreales, ¡y se pueden cazar hasta primavera!.

Escalar las cascadas congeladas de Korouoma y Tajukangas

Una de las experiencias más emocionantes ¡y deportivas! que se pueden hacer en Laponia es escalar una cascada congelada. Hay varias, aunque las más célebres son las espectaculares Cascadas de Korouoma – zona de Posio – y la Cascadas de Tajukangas – en Pyhä -, que se congelan en invierno. En Korouoma hay un total de 14 cascadas congeladas y sepuede hacer un recorrido a pie para verlas todas (las más conocidas son las de Ruskeavirta y Mammutti). Tanto las Cascadas congeladas de Korouoma como las de Tajukangas están a una hora y pico de Rovaniemi.

Nosotros escalamos esta última y, aunque hay que tener mucha fuerza física, vale le pena intentarlo.

Pescar en el hielo en Laponia

Pasos para pescar en el hielo en Laponia

Pescar es lo de menos, lo interesante es todo el ritual que conlleva el pescar en el hielo: llegar al lago o al mar congelado en moto de nieve o en trineo, hacer el agujero, preparar la caña, la piel de reno para sentarse y esperar envuelto en un silencio impresionante. Sólo en medio de la inmensidad de Laponia. Una sensación fantástica.

Un paseo en trineo por un lago helado

Deslizarse por el hielo en el vehículo utilizado tradicionalmente por los Samis para desplazarse por Laponia es de lo más divertido y sorprendente.

En trineo por un lago helado

Castillos en el hielo. Comer en un restaurante de hielo y dormir en un hotel de hielo

En un hotel de hielo en Rovaniemi

En los últimos tiempos se han puesto muy de moda. Aunque sólo sea para admirar estas obras de arte efímeras hechas en el hielo por artistas de todo el mundo, vale la pena visitar los castillos de hielo de Laponia, como el de Kemi. Los juegos de luces y colores en las esculturas y bajorelieves de hielo consiguen una atmósfera única.

También es asombroso cenar en un restaurante de hielo, pues todo es de hielo: las mesas, los asientos,…toda una experiencia, al igual que dormir en un hotel de hielo. Por increíble que parezca, no se pasa frío, gracias al saco de dormir térmico – el Snow Hotel está ente 0º y 5º C. Se puede dormir en un hotel de hielo cerca de Rovaniemi, Levi y en Kemi. Vivencicias difíciles de olvidar.

Rompehielos en Laponia y flotar en el hielo

No dejen de embarcarse al menos una vez en un rompehielos que se va abriendo paso en las aguas heladas del Golfo de Botnia. Impresiona la fuerza que tienen estos navíos históricos que sirvieron durante años a la marina finlandesa. A lo largo del crucero nos cuentan su historia y podemos visitar la sala de máquinas. Nosotros hicimos un crucero en el rompehielos Sampo, pero también está el rompehielos Icebreaker.

El Rompehielos Sampo

Una de las sorpresas de la travesía es cuando se detiene en medio de la nada para que nos bajemos; el asombro es mayúsculo cuando caminamos por el mar congelado. Y aún más cuando nos invitan a vivir una experiencia de lo más surrealista y divertiva: flotar en el agua con traje de supervivencia.

Flotar en el hielo es una de las actividades más extrarodinarias que se pueden hacer en Laponia

La sauna finlandesa, toda una cultura

La sauna en Finlandia, toda una cultura

Viajar a Finlandia sin experimentar la sauna, no sería un viaje auténtico. Al parecer, hay más saunas que habitantes en el país, por lo que sentimos la necesidad de comprender porqué y se abren las puertas a un mundo interesantísimo. Hemos tenido la suerte de disfrutar de muchas saunas en Finlandia, ¡y también en Laponia! De todos tipos, de formas diferentes, compartidas, en solitario,…

La de la sauna es toda una cultura que se aprende y que engancha. Hay que escuchar a los finlandeses hablar sobre ese ritual necesario en sus vidas que les reporta un bienestar único. Entrar en ella es respirar el olor de la madera y el vapor que la inunda tras echar agua a las piedras, y esperar a que nos envuelva el “Löyly”, el espíritu de la sauna. En este ritual los sentidos se despiertan, a pesar de la relajación: escuchar el sonido del agua fría contra las piedras ardientes; contemplar el paisaje invernal a través de la ventana, o cerrar los ojos y mirar hacia dentro de uno mismo. Acariciar la piel sudorosa, saborear al salir una bebida de bayas o una cerveza artesana.

Pero la sauna hay que descubrirla poco a poco. Si lo desean, pueden empezar leyendo nuestros artículos dedicados a ella. Cuando lleguen a Laponia, la comprenderán mejor y ya podrán relajarse y disfrutar al ritmo del Löyly.

Un buen revolcón en la nieve tras la sauna

ACTIVIDADES EN EL HIELO

Bañarse en el hielo en Finlandia. El poder del “avanto”

Y como complemento a la sauna, un baño en el agua helada de un lago o del mar en pleno invierno. Por toda Laponia se hacen esos agujeros en el hielo llamados “avanto”, aunque no todos los finlandeses se atreven. Pero aquellos que lo practican, son fieles a ese ceremonial. Por tierras finlandesas se dice que tienen “Sisu”, una palabra que define muy bien Finlandia en muchos aspectos. Se refiere a la valentía, a la fuerza y la perseverancia.

La primera vez que probamos el “avanto” fue por curiosidad, ya que nos parecía algo tan extraordinario. Experimentamos una sensación tan poderosa: el contacto con el agua a 0ºC produce una especie de dolor, pero al salir uno siente como la sangre le recorre el cuerpo, y después una sensación de placer y bienestar, de vida.

El poder del «avanto»

Para nosotros es un imprescindible. Hay que decir que cambia si se prueba con o sin sauna. Tras la sauna, el cuerpo tiene una pequeña capa de calor protectora. Sin ella, el cuerpo siente la temperatura externa, que puede ser de -5ºC a -25ºC, por lo que bañarse a 0ºC no debería ser para tanto…¡Ustedes juzgarán!

ACTIVIDADES EN LA NIEVE

Paseos con raquetas de nieve y en fatbike en Laponia

Aunque parezca que la nieve es un impedimento para adentrarse en la naturaleza de Laponia, es todo lo contrario. Con las raquetas de nieve y las fatbikes se puede llegar a lugares inimaginables.

Las raquetas de nieve nos permiten movernos fácilmente por la nieve

Las fatbikes son ideales para adentrarse en bosques y cumbres en Laponia

Esquí de fondo en Laponia y los bonitos cafés en el camino

El esquí nórdico es una actividad divertida, aeróbica y, además, económica – se pueden alquilar los esquís en hoteles y tiendas de empresas de actividades a buen precio. Hay cientos de kilómetros de circuitos por toda Laponia: Muonio, Hetta, Kilpisjärvi, Utsjoki, Inari, Saariselka, Levi,…. En la estación de esquí de Ylläs hay nada menos que ¡330 kilómetros de pistas de esquí nórdico!.

Esquí de fondo en Laponia. Hay cientos de kilómetros de pistas

¡Es una actividad muy apreciada por los finlandeses!, y para nosotros una de las más chulas. Puedes hacer kilómetros y kilómetros disfrutando del paisaje de Laponia, del ejercicio, aún siendo principiante. Ya que hacer esquí nórdico es bastante fácil, es cuestión de ritmo.

Además, están esos cafés-restaurantes encantadores donde parar a recuperar fuerzas: tomar un buen café finlandés con un “munkki” o una comida ligera, del tipo sopa de salmón y ensalada. Es increíble encontrarse un lugar así lleno de gente en medio del paisaje ártico.

Café en medio del circuito de esquí nórdico en el Parque Nacional de Ylläs

También, están los refugios abiertos (“laavus”) o las cabañas (“kotas”), donde se puede hacer un fuego para entrar en calor, preparar una bebida caliente, una sopa o cocinar algo en la barbacoa.

Esquiar en Laponia: estupendas estaciones de esquí y sin colas

Esquiar en Laponia

Los amantes de esta actividad deberían saber que hacer esquí en Laponia tiene muchas ventajas: hay numerosas y excelentes estaciones de esquí – Levi, Saariselkä, Akaslompolo-Ylläs, Pyhä-Luosto, Ruka-Kuusamo. Para ser un país sin apenas montañas de más de 1000 metros, Finlandia tiene 75 estaciones de esquí, con las más grandes en Laponia – adonde van muchos finlandeses a pasar sus vacaciones de invierno -.

Es cierto que las pistas son más cortas que las de los Alpes o los Pirineos, pero esquiar en Laponia tiene muchas otras ventajas. La temporada de esquí en Laponia es muy larga: dura de 7 a 8 meses; nieva al menos durante 200 días al año, hay muchas pistas iluminadas y, sobre todo, apenas hay colas.

En Laponia hemos hecho por primera vez esquí alpino, en una clase para principiantes, en la pista de los niños, ¡y qué divertida aventura!. En dos horas ya habíamos aprendido algunas de las posiciones básicas y sabíamos hacer un descenso.

Snow tubing en Laponia

El snow tubing es una actividad divertidísima que seguramente adorarán los niños…pero también los adultos. Se trata de montarse en un flotador gigante y deslizarse por una pista cuesta abajo. ¡Las risas están aseguradas!.

Divertidísimo descenso en flotadores gigantes por la nieve

CULTURA Y MUSEOS EN LAPONIA

No todo es nieve y naturaleza impresionante en Laponia. También hay magníficos centros de visitantes en los Parques Nacionales, donde se puede conocer más sobre los sitios naturales y visitar las exposiciones permanentes, además de informarse de rutas y hacerse con mapas. Incluso con algún souvenir, ya que las tiendas suelen ser muy bonitas y tener objetos preciosos, de diseño, y también ropa.

Museo del pintor lapón Reidar Särestöniemi, en Kittila, Levi.

Y, por supuesto, los museos de Laponia: el Museo Sami de Inari, el Samiland de Levi, ventanas abiertas a la historia y la cultura Sami. Y en Kittilä, el museo del pintor finlandés de la Laponia finlandesa: Reidar Särestöniemi. Los museos de Rovaniemi son realmente espectaculares, no sólo por su bella arquitectura, sino por sus exposiciones. Con el “Culture Pass Rovaniemi” se puede hacer la visita conjunta de los siguientes museos. El Arktikum, museo de la cultura Sami y de la naturaleza de Laponia; el Pilke – Centro de Ciencias – ;y el Korundi – Museo de Arte, Casa de la Cultura y sede la Orquesta de Cámara de Lapona. También está el Museo de la moto de nieve en la aldea de Papá Noel, un recorrido fascinante por la historia de estos vehículos utilizados en Laponia desde la década de 1960.

Por no hablar de arquitectura finlandesa: la obra de Alvar Aalto en Rovaniemi, y los magníficos edificios, casas y cabañas sede de los mejores alojamientos que conocimos en nuestros viajes.

Visitar la Mina de amatista de Luosto

Una de las atracciones principales de Luosto es la Mina de amatista de Lampivaara, situada en lo alto de la colina del mismo nombre, que muestra un paisaje sublime. Se formó hace unos 2000 millones de años, y ya no se extrae mineral, ahora es una mina sostenible destinada a visitas. Nosotros subimos hasta allí en fatbike, aunque se puede llegar en el tren Pendolino. Una actividad ideal para ir en familia.

Laponia con niños

Un viaje a Laponia con niños será una experiencia que no olvidarán nunca, ni los padres ni los más pequeños. Éstos apreciaránn especialmente la visita a los castillos de hielo, comer en un restaurante de hielo, hacer un crucero en un rompehielos, flotar en el agua helada. Y, por supuesto, visitar la aldea de Santa Claus, tanto en Rovaniemi como en Levi o en Kuusamo.

Laponia con niños. ©Helmi_Niiles ©M. Calvo ©I.Pedrueza

En nuestros viajes a Finlandia en invierno siempre hemos visto niños felices disfrutando de las numerosas actividades de nieve. Es cierto que los niños finlandeses están acostumbrados a hacerlas, por eso precisamente, aquellos que nunca las han hecho sentirán que hacen algo excitante y lleno de emoción.

Casi todas las actividades anteriores pueden realizarse en familia: paseos en trineo de renos, huskies, visitas a granjas y criaderos, paseos con raquetas de nieve, tours en moto de nieve, Snow tubing, esquiar, hacer esquí de fondo, pescar en el hielo, …

Las experiencias con locales son ideales para hacer en familia, así como las visitas a los museos de Laponia y los centros de visitantes, ideales para descubrir la cultura Sami y lapona. ¡Y la sauna, los niños también pueden ir a la sauna! En Finlandia lo hacen hasta los bebés…Compartirán con ellos estos momentos de relax, sobre todo si van acompañados de alguien que les enseñe a entender la sauna.

No dejen de comer en una kota con sus hijos ni de alojarse en una cabaña o en un iglú para ver las auroras boreales.

Visitar Tonttula, el pueblo de los gnomos en Levi. Papá Noel

En el pueblo de los gnomos, en Tonttula Elämyskylä, situado cerca de Levi, podrán visitar también a Papá Noel. Hay alojamientos y todo tipo de actividades de invierno. ¡Es realmente de cuento!.

Haciendo galletas en Tonttula, el pueblo de los gnomos y de Papá Noel en Levi

Navidad en Laponia

Pasar las Navidades en Laponia en familia puede convertirse en algo muy especial. Imagínense la Noche Polar, las auroras boreales, temperaturas bajo cero y cientos de actividades que hacer. Cruzar el Círculo Polar Ártico, visitar a Santa Claus, admirar la cantidad de luces que hay por todas partes, pasar el día viviendo experiencias en la nieve,…Y disfrutar al calor de un restaurante, un café o el alojamiento de la deliciosa gastronomía finlandesa, de la música y de la llegada de Santa Claus.

Navidad en Laponia. ©Ruka-Kuusamo

Experiencias con locales en Laponia

Probando especialidades locales deliciosas, tras un taller de artesanía

Otra forma de conocer Laponia es vivir experiencias con locales para acercarse a su día a día.  Como pasar un día con criadores de renos para aprender más sobre su trabajo y sobre la vida de estos animales fascinantes. Esta actividad suele incluir la visita a los bosques en moto de nieve para darles de comer a los renos, y una comida caliente con los criadores en una “kota”.

Otras de las actividades con locales son: visitas a un taller de artesanos locales con comida lapona incluida; paseos por los bosques finlandeses para conocer más sobre la flora y la fauna autóctona; compartir una sauna y bañarse en el “avanto”,…entre otras muchas.

Compartiendo unas salchicas después de alimentar a los renos

Gastronomía en Laponia

Para terminar, descubriremos la gastronomía finlandesa en Laponia, deliciosos platos de carne de reno y de alce, pescado de los lagos o del Océano Ártico, sopas de salmón, de setas, una variedad de pan inmensa, pasteles y postres exquisitos, bayas del bosque…La degustaremos al aire libre, en kotas, pero también en restaurantes, cafés y alojamientos, que suelen tener un nivel muy alto, tanto de calidad como de diseño.

Comer en una kota, en un restaurante de hielo, en un café de diseño. Gastronomía de chef o tradicional

Comer en una kota en Laponia

Uno de los lugares más especiales de Finlandia son las “kotas”, una especie de refugios tradicionales de madera situados donde suele haber una barbacoa para preparara una comida. Tras una actividad en el exterior, siempre es un placer comer una sopa de salmó o de reno al calor del fuego en la kota. En casi todas las actividades organizadas en Laponia se incluye este tipo de experiencia.

Comer en una kota en Laponia

INFORMACIONES PRÁCTICAS. LAPONIA EN INVIERNO

¿Invierno o primavera en Laponia?

Es importante precisar que la primavera en Laponia puede parecer invierno para los que vivimos en latitudes más meridionales. Ya que todavía está todo nevado, aunque haya empezado la época del deshielo, por lo que se pueden practicar todas las actividades de invierno. Además, las temperaturas son ya más altas (en lugar de -25ºC, podemos tener de -15ºC a 5ºC, y la sensación térmica es más alta). Y, sobre todo, los días son muy largos ya en esta época del año, casi tanto como un verano en España. Además de que todavía se pueden ver las auroras boreales y lugares como Rovaniemi no están tan saturados.

En invierno – de diciembre a marzo – las temperaturas son muy bajas, los días muy oscuros (ver “Kaamos” más abajo) y el tiempo es peor – nieva bastante y los cielos suelen estar nublados -.

El Kaamos. La Noche Polar.

El Kaamos, la Noche Polar.©All About Lapland.

Es difícil imaginar la oscuridad completa durante 24 horas, y aún más durante el período que dura la Noche Polar en Laponia, semanas, meses. Los habitantes del Círculo Polar Ártico conocen bien el “Kaamos”, ese fenómeno natural único que coincide con el solsticio de invierno, el 21 de diciembre y se extiende a lo largo de semanas en Rovaniemi, Levi,…y otras ciudades más sureñas de Laponia. Y dura hasta dos meses en las regiones más septentrionales, como Utsjoki o Kilpisjärvi. Allí es el mejor lugar para observar uno de los fenómenos naturales más fascinantes de los países escandinavos: la Noche Porlar. Los sublimes paisajes invernales, cubiertos de mucha nieve hacen que sea particularmente bello, ya que se cubren de tonalidades azules y moradas cuando el sol se esconde en el horizonte. Lo mismo ocurre al amanecer, aunque el sol no salga: esas sombras que se reflejan en la nieve y se van deslizando.

¿Cómo vestirse en invierno en Laponia?

Abrigarse en invierno en Laponia

Es importante pensar en cómo vestirse en invierno en Laponia antes de emprender el viaje a Finlandia. Durante varios meses – de mediados de noviembre a mediados de abril – el frío es intenso, con temperaturas bajo cero que pueden llegar hasta los -35ºC. Por lo que más vale ir bien abrigo para disfrutar de todas las divertidas actividades que pueden hacerse en Laponia en invierno.

Al contrario de lo que podamos pensar, lo mejor es llevar ropa ligera y, al mismo tiempo, abrigosa. Los finlandeses saben bien del tema, ya que están en la vanguardia del diseño de ropas de invierno de calidad – por ejemplo, marcas como Halti, Luhta, Makia, Sasta, Svala, Inari, Reima…-.

Lo importante es vertirse con varias capas: ropa interior térmica, una segunda capa de ropa de lana o térmica y una tercera capa de ropa impermeable. También unas buenas botas de nieve. ¡Y ojo, lo fundamental es cubrir las extremidades!: cabeza, manos y pies para evitar que se escape el frío. ¡No olviden el bañador para utilizar en las saunas públicas, en los spas y piscinas y, por supuesto, ¡en el Avanto!.

Nota: Las empresas que organizan tours y excursiones en Laponia incluyen ropa de abrigo (trajes enteros o chaquetas de nieve, calcetines, botas de nieve), lo cual es muy práctico.

ALOJAMIENTOS EN LAPONIA

¿Alojarse en un hotel o en una cabaña en Finlandia?

¿Hotel o cabaña en Laponia?

Si tienen oportunidad, prueben los dos tipos de alojamiento, ya que ambos valen la pena, y sobre todo, la relación calidad-precio es evidente. Los hoteles en Finlandia son realmente espectaculares: tienen un valor añadido que los hace únicos y encantadores. Suelen estar en plena naturaleza: frente a un lago helado o frente al mar, al pie de pistas de esquí. Y los hoteles de ciudad en lugares céntricos o que llaman la atención por algo. Por otra parte, los edificios tienen muchas veces un valor histórico, artístico o algún aspecto que los hace especiales. En Finlandia, el diseño cuenta mucho, por lo que los hoteles destacan especialmente por su diseño exterior e interior. A lo que se añade la calidad de los servicios.

Es de señalar algunos elementos que suelen destacar en los hoteles de Finlandia: los enormes ventanales típicos del diseño del país, que inundan de luz las habitaciones y parecen auténticos cuadros. El paisaje – natural o urbano – penetra a través de estas amplias ventanas en el edificio, una prueba más de la obsesión de los finlandeses por integrar la naturaleza en su vida. Las camas suelen ser extremadamente cómodas, quizás por el colchón estrecho que se coloca sobre el grande. Y todos tienen sauna, algo apreciable después de una jornada intensa en la nieve.

No hay que olvidar los tremendos desayunos de los hoteles de Finlandia: variados, sabrosos,…una oportunidad para conocer la gastronomía del país.

Dormir en una cabaña en Laponia

Alojarse en una cabaña en Laponia. ©Pyhä-Luosto

Alquilar una cabaña en Finlandia por unos días es también una buena forma de disfrutar de la naturaleza plenamente y de sentirse en la piel de un finlandés, ya que una buena parte de la población de Finlandia disfruta de su cabaña en cualquier época del año. Hay diferentes tipos de cabañas en Laponia, más o menos grandes, modernas y lujosas, pero suelen tener bonitos y cálidos espacios. Y todas tienen sauna, interior o exterior, y el “avanto” cerca para bañarse en el hielo.

Un apunte: no se pasa frío en los alojamientos en Finlandia. Tienen doble ventana, un sistema de calefacción eficaz, suelo radiante en los baños y sauna.

Dormir en un iglú en Laponia. Una experiencia única

Dormir en un iglú en Laponia, una experiencia única

Dormir en un iglú en Laponia es una vivencia única que deberían experimentar al menos una vez, a pesar de que suele ser caro. Son construcciones espectaculares hechas, generalmente, de madera y cristal, con diseños originales, algunas de ellas – las más lujosas – con sauna con vistas en el interior. Es un placer acostarse en la cama frente a una inmensa ventana que cubre pared y techo y contemplar la Noche Polar llena de estrellas o esperar a las auroras boreales. Desde el calor del iglú se puede visionar este fenómeno típico de estas latitudes: la aurora bailando en los cielos de Laponia.

Aunque a veces puede ocurrir que no se disfrute de las auroras boreales en el iglú. Pero igualmente se puede contemplar el paisaje nevado, la Noche Polar y el amanecer o el atardecer fuera de la época del Kaamos.

Hay otras versiones de iglús, alojamientos similares con grandes ventanales, como cabañas de diseño en los árboles, villas de cristal o mezcla de cabaña e iglú de lujo.

Alojarse en un resort de una estación de esquí.

Alojarse en un resort en Laponia

Si pensaban hacer esquí en Laponia, tienen que saber que hay espectaculares complejos turísticos en los que no sólo hay alojamientos de gran calidad a los pies de las pistas de esquí, sino también una amplia gama de servicios (restaurantes, tiendas, pubs, saunas,…) y actividades invernales. Otra interesante opción de alojamiento en Laponia, aunque no vayan a esquiar.



Booking.com

CÓMO LLEGAR A LAPONIA

Desde España (Madrid y Barcelona) hay vuelos directos a Rovaniemi (vuelos charter para grupos) en temporada de invierno (puente de diciembre, Navidades, Año Nuevo, Semana Santa). Y también a Kittilä Levi y Kuusamo. Después, en general hay vuelos a Laponia con escala en Helsinki.

Otra forma de llegar a Laponia es en tren desde Helsinki con la compañía VR que tiene recorridos nocturnos en coche cama. Eso sí, hay que tener en cuenta que se pierden unas cuantas horas que seguramente contaban para su estancia en Laponia.

CÓMO MOVERSE POR LAPONIA

Amanecer en una carretera helada de Muonio. Con ruedas de invierno se conduce bien

Lo mejor para moverse por Laponia es alquilar un coche, pues el país tiene una excelente red de carreteras y autovías y en la región están poco saturadas. Aunque hay que tener en cuenta que en invierno hay que circular con precaución, pues es de noche casi todo el tiempo y las carreteras están heladas – la nieve la suelen retirar todas las mañanas las máquinas quitanieves -. Los coches de alquiler tienen ruedas de invierno.

Otra posibilidad es moverse en autobus, pues es cómodo, rápido y no demasiado caro.

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.