Ruta en bici por el Archipiélago de Finlandia. El “Archipelago Trail”

Esperando el ferry con nuestras bicis

Conseguimos hacer realidad nuestro deseo de hacer una ruta en bici por el Archipiélago de Finlandia: el “Archipelago Trail”, 250 kilómetros de un recorrido circular a través de islas e islotes, puentes, cogiendo transbordadores y ferries, que durará tres días y que nos llevaron a conocer uno de los espacios naturales más bellos de Finlandia. Nuestro primer contacto con el Archipiélago de Turku fue en ese gran ferry que va desde las islas Åland hasta la antigua capital de Filnandia, Turku. Un viaje panorámico alucinante a través de los grandes ventanales del ferry, en el que se suceden cientos de islas e islotes, muchas de ellas habitadas. Una oportunidad para darse cuenta de la magnitud de uno de los archipiélagos más grandes del mundo. En total, unas 25 mil islas, islotes y farallones que están desperdigados por el Mar Báltico, al sur de Finlandia.

La segunda vez que exploramos el Archipiélago de Turku fue un verano, un pequeño “road trip” con parada en dos de sus principales islas: Pargas y Nagu. Es la versión pequeña de la ruta turística por el Pequeño Archipiélago: el “Small Archipelago Trail”. Nosotros exploramos la zona oeste, 100 kilómetros en una sola jornada: partiendo de Naantali hasta Rymättylä, Nagu (o Nauvo) y Pargas (o Parainen) – recordemos que en esta zona de Finlandia conviven el sueco y el finlandés -.

La belleza del Archipiélago

Esta será la tercera vez que vamos al Archipiélago de Turku, y en esta ocasión lograremos hacer una ruta larga e intensa de tres día que, a pesar de los inconvenientes climáticos, ya que nos llovió la mitad del tiempo, nos permitió hacer un recorrido muy interesante por el patrimonio natural y cultural del sur de Finlandia.

El Archipiélago sur de Finlandia: tres rutas posibles 

Estas son entonces las tres rutas posibles por el Archipiélago sur de Finlandia que pueden hacerse en coche, autocaravana o bici: “Ruta del Gran Archipiélago” o “Archipelago Trail” (250 km), “Ruta del Pequeño Archipiélago” o “Small Archipelago Trail” (100 km) y la “Ruta costera del Archipiélago de Finlandia” o “Coastal Route” (200 km) – zona oriental del Archipiélago -.

La Ruta del Gran Archipiélago” o “Archipelago Trail” (250 km) se corresponde con la zona oeste del Archipiélago sur de Finlandia, en total unas 10 mil islas que se encuentran dentro de las fronteras del archipiélago de Pargas , compuesto por los municipios de Pargas, Nagu, Korpo, Houtskär e Iniö.

Pedaleando por la Ruta del Archipiélago nos encontramos maravillas de coches

Mientras que laCoastal Route” (200 km) se corresponde con la zona este el Archipiélago Sur de Finlandia, dentro de las fronteras del Archipiélago de Kimitöön, compuesto por los municipios de Salo, Kimitöon, Rosala, Örö, Bengtskär, Hanko, Ekenäs y Fiskars. Esta ruta también la hicimos este verano, una experiencia intensa que duró cuatro largos días y que nos permitió descubrir una buena parte de la historia, la cultura, la naturaleza y la gastronomía del Archipiélago de Finlandia.

A lo largo de este viaje en bici por el Gran Archipiélago, intentaremos pararnos largamente en los sitios naturales, históricos, en los museos y tiendas, en los restaurantes. Aunque somos conscientes de que solo disponemos de tres días, y que el viaje será en movimiento, el camino será el protagonista para nosotros, él y nuestras bicis, que serán nuestro medio de transporte, nuestro hogar por tres días. Ellas nos llevarán a realizar un largo recorrido por islas, mares, puentes, pueblos encantadores, bosques, miradores,…Y al final del viaje, tendremos la sensación de haber descubierto un pedazo grande del Archipiélago de Finlandia.

DÍA 1: Islas de PARGAS Y NAGU. 38 km. El inicio del viaje.

El barrio antiguo de Pargas

Comienza nuestra ruta en bici en la isla de Pargas, llamada así en sueco y Parainen en finlandés, que es la capital del Archipiélago. Vamos al punto de recogida de bicis en el puerto y, con la emoción fresca que se siente cuando comienza un viaje, nos lanzamos raudos a probar nuestros velocípedos disfrutando del día soleado que tenemos ante nosotros. Nos gustaría quedarnos más tiempo a disfrutar de todo lo que ofrece la isla de Pargas, como los museos Art Bank o el de Historia local (un museo al aire libre que alberga la casa donde se esconde Lenin cuando huye de Rusia a Estocolmo en 1907). Pero sabemos que disponemos de poco tiempo, ya que los horarios están marcados y tenemos que estar puntuales en el ferry que nos espera. 

Aún así, tenemos tiempo para descubrir en bici la ciudad vieja Gamla Malmen, un barrio de casas de madera de colores, y pasar por la bonita iglesia de piedra de Pargas, un magnífico edificio del siglo XIV. Y seguimos una parte de la ciclovía que pasa al lado del mar y después nos adentramos en la zona rural para llegar a nuestra cita para comer en el restaurante Sattmark. Allí nos espera Niina, que dirige Turismo del Archipiélago, para explicarnos la ruta que vamos a hacer y disfrutar un rato con ella de una de las especialidades gastronómicas del Archipiélago.

El sabroso plato de pescados variados del Restaurante Saatmark

El Restaurante Saatmark es un bonito restaurante de verano situado a 10 km al suroeste de Pargas, de camino a Nagu. Está compuesto por una casa marinera de madera pintada de rojo del siglo XVIII, un café y una tienda de artesanía. A estas horas está lleno de ambiente, las terrazas a rebosar de gente. Nos sentamos a disfrutar de un gran plato de pescados variados: pescado ahumado o marinado, patatas (las patatas finlandesas son deliciosas) y varias salsas, acompañado por una cerveza artesana de la isla de Pargas (Fiskarens). Ya que sabemos de sobra que las cervezas artesanas finlandesas son deliciosas y tienen mucho sabor, y a lo largo de nuestro viaje por Finlandia, siempre pedimos alguna.

Todavía tenemos tiempo de tomar un café antes de coger de nuevo nuestras bicis, ya que nos espera el ferry que nos llevará de la isla de Pargas a la de Nagu. Pedaleamos al lado de la carretera hasta llegar al puerto donde se coge el ferry, y vemos un coche antiguo precioso de color verde. No es el primer coche antiguo que vemos por Finlandia. Los finlandeses adorar restaurarlos y salir en verano con ellos. Lo seguimos de cerca, parece que se va a meter en el ferry con nosotros camino a Nagu.

Ya en la isla de Nauvo tras haber cogido el ferry en Parainen

Ya está esperando uno de esos ferries amarillos que ya conocíamos del anterior viaje a Finlandia, en el que se trasladan los habitantes que trabajan en uno u otro lado del Archipiélago, o los veraneantes que están pasando sus vacaciones. La mayoría de estos ferries son gratuitos y tienen espacio para vehículos, coches, motos y bicicletas que utilizan los viajeros para moverse por las islas. 

El trayecto entre la isla de Pargas y Nagu dura tan solo 10 minutos y en nada estamos pedaleando otra vez camino a la isla de Nauvo, así es como se dice Nagu en finlandés. Se encuentra entre Pargas y Korpo, y es una de las que tiene los paisajes más impresionantes del Archipiélago. Nauvo es una isla para quedarse varios días y disfrutar de rutas de senderismo, de baños en el mar y de la cocina marinera. Por suerte, en nuestro viaje anterior nos habíamos quedado aquí un día y habíamos descubierto su interesante patrimonio arquitectónico. Como la iglesia de madera de color rojo falun o la iglesia de piedra St Olof, del siglo XIV. También habíamos disfrutado de los bosques en la ruta de senderismo de Westerhomstigen.

Como el día se está acabando, damos un paseo por el animado puerto de Nagu, lleno de yates y puestos de souvenirs, ropa y salmón ahumados. Seguimos uno de los senderos que hay alrededor del puerto, que nos lleva a la bonita iglesia del siglo XIV. Al lado está aparcado el coche antiguo verde que habíamos visto, por lo que aprovechamos para hacernos una foto con él. 

Alojamiento con encanto en Nagu: Hotel Stallbacken & Grännäs B&B

El edificio donde está la sauna

Solo tenemos tiempo para dirigirnos en bici a nuestro alojamiento, el Hotel Stallbacken & Grännäs B&B, que se encuentra a 3 kilómetros al sur de Nagu, en una aldea rodeada de bosque llamada Grännäs. Un alojamiento con playa privada, pista de tenis, sauna y restaurante, además ofrece la posibilidad de alquilar bicis, canoas y barcos. Nosotros podemos disfrutar de la sauna que queda en el exterior, que se puede alquilar por horas.

Se trata de una sauna diferente que contiene un gran caldero de hierro lleno de piedras cerrado al que se le echa agua para que salga vapor. Era la primera vez que veíamos una sauna así, y luego nos explicaron que era un tipo de sauna antigua sueca (por cierto, en Suecia a la sauna se le llama “Bastu”). El Löyly era magnífico y entramos y salimos varias veces para gozar con esta sensación de bienestar que produce la sauna.

En el restaurante volvemos a saborear la gastronomía del Archipiélago, con platos de pescado. Parece que este viaje va a ser también una ruta gastronómica. Nos retiramos pronto, ya que al día siguiente hay que madrugar para seguir pedaleando.

Tiempo de viaje: se calculan 2h33 minutos, pero hay que contar las paradas.

DÍA 2: Islas de NAGU, KORPPOO, HOUTSKÄR a la isla de MOSSALA (51 km)

En ferry hacia la isla de Korppoo

El día se presenta nublado, anunciando una tarde de lluvia que ensombrecerá la última parte, una pena, porque nos perderemos varias cosas, pero será interesante por muchas otras. Pedalearemos más de 51 kilómetros y tendremos que coger varios ferries, haciéndonos una idea de las dimensiones de esta segunda etapa de la ruta por el “Archipelago Trail” y de la geografía del propio archipiélago.  

Ferries de la segunda etapa

Nagu (Pärnäis) – Korppoo (Retais) (5-10 min.). Gratuito.

Korppoo (Galtby) – Houtskär (Kittuis) (30 min.). Gratuito.

En Houtskär 2 ferries pequeños: Roslax – Kivimo y Björkö – Mossala. Gratuito.

La bonita iglesia de San Miguel, en Korppoo

Nos dirigimos en bici por la carretera hasta el lugar donde cogemos el ferry que nos llevará a la isla de Korppoo, un destino salvaje y espléndido, con sus bosques preservados – como en el resto de las islas – y las playas. La duración del trayecto del primer ferry entre Nagu y Korppoo es de tan solo 10 minutos. Una vez allí, pedaleamos hasta el centro, marcado por la bonita iglesia de San Miguel, construida a finales del siglo XIII, una iglesia medieval con frescos naïves en su interior. Aunque, como en la muchos otros lugares de Finlandia, el centro se resume a cuatro casas. Lo realmente interesante es el espacio natural en el que nos encontramos, los bosques y las salidas al mar. Buscamos el restaurante donde comeremos, que resulta ser realmente interesante.

Restaurante Back Pocket y Hotel Néstor, en Korppoo

Llegamos al restaurante Back Pocket y al Hotel Néstor  – que abre solo en verano -, un bonito edificio que al parecer era un antiguo granero en el que los dueños quisieron rendir un homenaje a los habitantes anteriores. Por eso, cada habitación del Hotel Néstor tiene un carácter especial en cuanto a tamaño y estilo, y todas tienen un nombre, el de un animal de la granja que había antes allí. Visitamos el hotel, aunque no nos alojaremos hoy aquí, pero realmente nos da ganas, ya que las habitaciones son cálidas, de estilo rústico, pero con decoración de diseño finlandés. A través de las ventanas se pueden ver los jardines, el agradable entorno en el que nos gustaría quedarnos a pasar las vacaciones.

El restaurante Back Pocket y el Hotel Néstor

 

El Restaurante Back Pocket está en la parte baja del Hotel Néstor, la decoración es sencilla y en las paredes destacan unas fotografías muy interesantes de un artista español que se ha instalado en la isla de Korppoo: Aarón Blanco Tejedor, que utiliza un lenguaje visual que nos transmite muchas sensaciones. Comprendemos fácilmente el enamoramiento que siente este artista por el paisaje del Archipiélago. Las imágenes lo dicen todo.

Y es que el Restaurante Back Pocket es un proyecto familiar en el que el arte es protagonista. El joven emprendedor y chef William Hellgren se crió en una casa de artistas y escogió la cocina como trabajo, ya que para él representa “una forma de arte multidimensional. El aspecto visutal, los pensamientos detrás del plato, las combinaciones de texturas y sabores, las variaciones de temperatura”. William concibe cada plato como una obra de arte, lleno de creatividad. 

El Restaurante Back Pocket

Gracias a esta concepción de la gastronomía y a la calidad de los productos y de la elaboración de los platos, el Restaurante Back Pocket se ha hecho muy célebre en los últimos tiempos, sobre todo por sus fantásticas cenas en las que se ofrecen tres o cinco platos inspirados en la cocina tradicional del Archipiélago, aunque también incluidos por otras gastronomías del mundo. Nosotros disfrutamos del buffet que se sirve únicamente en julio y probamos platos tradicionales del Archipiélago con un toque moderno, acompañados de la cerveza artesanal de la isla de Kimitöon.

La idea que teníamos era descubrir el sendero artístico en medio de la naturaleza concebido por la madre del chef, pero no tenemos tiempo. Se trata de una exposición que invita al público a formar parte de la naturaleza única del Archipiélago y a experimentar el arte contemporáneo interactuando con el medio ambiente.

Ruta en bici bajo la lluvia. De la isla de Korppoo a la isla de Houtskär

A 3 km al este del pueblo de Korppo se halla su puerto principal: Galby. Cuando salimos del Restaurante Back Pocket ya está lloviendo, pero estamos preparados y nos ponemos nuestros impermeables, aunque no impedirán que lleguemos Mossala encharcados. De momento, en el ferry que va de la isla de Korppo a la isla de Houtskär, trayecto que dura 30 minutos, nos resguardamos del agua en el café. Los ferries que hacen trayectos más largos suelen tener café. Allí están todos los finlandeses y visitantes pidiendo su café con bollito, algo muy habitual en el país. De hecho, creo que es de los países que conocemos que más café consumen…y siempre acompañado de su bollito, deliciosos, por cierto.

Aunque parezca extraño, disfrutamos aún bajo la lluvia de la ruta en bici atravesando los bosques de Houtskär

La isla de Houtskär tiene algunos sitios que visitar como la torre mirador Borgberg en Jervis y el Museo del Archipiélago, en Näsby. Pero con este tiempo preferimos seguir ruta. Aunque parezca extraño, disfrutamos aún bajo la lluvia de la ruta en bici atravesando los bosques de Houtskär hasta el puerto de Kuttuis. El silencio solo roto por el sonido de la lluvia contra los árboles, la carretera y nuestro rostro. Tiene algo de mágico, aunque cada vez estamos más mojados.

Hacemos bastantes kilómetros hasta que cogemos dos pequeños ferries más: Roslax – Kivimo y Björkö – Mossala. Apenas podemos disfrutar del paisaje del Archipiélago, envuelto en una cortina de lluvia.

Atardecer en la isla de Mossala

Cuando llegamos a Mossala, estamos completamente empapados, y nuestro error es no haber traído otro calzado, con lo cual no podemos disfrutar del atardecer por la zona del Resort de Mossala. Un lugar enorme con cabañas, camping, rutas por la naturaleza y una torre-mirador. Nos las vemos y deseamos para ir a secar la ropa a la zona de la secadora, ya que en recepción no se hacen cargo de nuestro problema.

Espectacular atardecer en Mossala

En otras circunstancias disfrutaríamos mejor de este lugar. Vamos a cenar al restaurante con los pies húmedos y después al muelle a disfrutar de uno de los atardeceres más bellos de esta ruta en bici por el Archipiélago. Como por arte de magia, el cielo se despeja y nos vamos a orillas del mar a contemplar uno de esos atardeceres que duran una eternidad y que solo vimos en Finlandia. Observamos en silencio la puesta de sol, las figuras recortadas y ensombrecidas, los cisnes nadando plácidamente, el reflejo del ferry blanco llamado “Antonia” en las aguas del Báltico que espera para llevarnos al día siguiente a la isla de Iniö. Un regalo que compensa un poco el mal rato de las últimas horas.

DÍA 3: MOSSALA- INIÖ-KUSTAVI-TURKU. 30 km

Será una de las jornadas más intensas y largas de nuestra ruta en bici por el Archipiélago, que empezará con un sol resplandeciente que disfrutaremos en la isla de Iniö, pero que terminará con horas de lluvia y tormentas y largos kilómetros hasta Turku, adonde llegamos realmente agotados. Si el tiempo no hubiera sido tan inclemente, el viaje hubiera sido diferente, pero la lluvia y el mal cálculo del tiempo no nos permitió hacer el último tramo de la ruta. Sin embargo, añadimos kilómetros pues escogimos llegar a Turku en bici, no en autobus. Quizás una locura…

El paisaje idílico de la isla de Iniö

Ferries de la tercera etapa 

Es necesario estar atentos a los horarios, ya que nosotros no pudimos coger el último debido a un cálculo desacertado del tiempo.

Houtskär (Mossala) – Iniö (Dalen) (1 hora) 12 €/persona con bici. Se paga en el ferry.

Ferry pequeño Iniö (Skagen) – Iniö (Jumo) gratis.

Iniö (Kannvik) – Kustavi (Heponiemi) (25 min) gratis. 

La isla de Iniö

Iglesia de la isla de Iniö

Cogemos el ferry “Antonia” de Mossala a Iniö, un trayecto que durará 1 hora. El día es espléndido, al menos de momento, y el cielo se refleja en el mar tranquilo. Llegamos a Iniö, una pequeña isla vecina de Houtskär, en la que viven a penas 300 habitantes.  Recorremos en bici atravesando campos amarillos en el que parece que va a ser una jornada de pleno verano. La Luz está alta e ilumina los campos de cultivo, dorados, y al fondo la torre de piedra de la iglesia de Iniö que completa una fotografía de postal.

Atravesamos este paisaje idílico para llegar a Norrby, la población donde se encuentra  esta encantadora iglesia: la iglesia de Sofía Wilhemina, que solo abre de julio a agosto. que se encuentra  para ver más de cerca la iglesia, incluso entramos en ella y vemos uno de esos barcos de madera que se encuentran en todas las iglesias costeras de Finlandia.

Frente al mar en el Restaurante Bruddalsviken thai

Frente al mar, disfrutando de cervezas artesanales de las Islas Åland

Aunque hay otro interesante restaurante en la isla de Iniö, el Leonella, nos decidimos por el Bruddalsviken, un restaurante Thai, porque nos pareció curioso comer este tipo de comida en Finlandia. Hay un pequeño puerto deportivo y algunos servicios como sauna, lavandería y tienda. Además, cerca de aquí se coge el transbordador a nuestra siguiente parada. El chef y los cocineros son de Thailandia, y los que lo atienden finlandeses encantadores.

Todavía es pronto y decidimos disfrutar de las vistas magníficas del mar, del sol y de unas buenas cervezas artesanas que ya conocíamos de las islas Åland: las Stallhagen. Nos encantan los sabores de las cervezas artesanas finlandesas. Observamos a la gente llegar en sus pequeñas lanchas o barcos, atracar en el embarcadero para visitar la isla de Iniö, echar gasolina o comer algo en alguno de los restaurantes. Los platos thai van llegando y están bastante buenos. Disfrutamos de esta calma maravillosa que precede a la tempestad…

De Iniö a Turku. Un largo recorrido en bici bajo la lluvia. Fin de la ruta

Nos tocará una parte del día pasada por agua

Cogemos el último ferry de Iniö al puerto de Heponiemi, en Kustavi, que tarda 25 minutos en llegar. Nos hacemos las últimas fotos de la ruta cuando todavía el día está soleado, luminoso, y allá a lo lejos se divisan unas nubes amenazadoras que pretenden quedarse mucho tiempo por allí. Disfrutamos del trayecto mientras las nubes no nos alcanzan…

En esta última etapa, existe la posibilidad de ir en bici hasta Naantali o, dejar la bici en el embarcadero de Peterzens (Kustavi) e ir en bus para regresar a Turku, pero decidimos ir en bici hasta Turku. Cerramos así la ruta en bici por el Archipiélago  aunque empieza a llover en el camino y escampa a ratos. Serán 70 kilómetros en bici por una carretera llana, fácil. Los hubiéramos hecho con placer si no hubiera llovido tanto. Durante una parte del camino cayó una buena tormenta que nos hizo refugiarnos durante un tiempo. Cuando llegamos a Turku estábamos realmente agotados, aunque satisfechos por haber terminado la ruta en bici por el Archipiélago. 

En bici por el Archipiélago de Turku

Si se dispone de más días, se puede hacer el “Archipelago Trail” más tranquilamente, haciendo más paradas. Y si el tiempo es bueno, aún se disfruta más. Desde luego, es una aventura recomendable que nos permite conocer un rincón de Finlandia de paisajes bellísimos y un rico patrimonio cultural y gastronómico.

CUESTIONES PRÁCTICAS

¿Cuál es la mejor época para hacer la Ruta del Archipiélago de Finlandia en bici?

El mejor período para recorrer el Archipiélago de Turku es de mayo a septiembre: la primavera, cuando los días ya son muy largos en Finlandia y la naturaleza despierta de su letargo; junio-julio, los verdaderos meses de verano, cuando las temperaturas son cálidas y los días larguísimos; y agosto-septiembre, entre el verano y el otoño, ya que en septiembre se pueden ver los colores del otoño y las temperaturas son más frías – el otoño se adelanta en Finlandia, si comparamos en Europa del sur -.

A veces llueve… ¡qué se le va a hacer!

Nosotros hicimos la Ruta del Archipelago Trail” en julio, contando con días largos y esperando que las temperaturas fueran como las del verano anterior, el más cálido que se recuerda en Finlandia. Pero de los tres días que duró la ruta en bici por el “Archipelago Trail nos llovió dos días e incluso nos cayó una buena tormenta a lo largo de varios kilómetros. Menos mal que escampó algo y también pudimos hacer algunas visitas interesantes. Nuestra experiencia servirá a algunos lectores, en caso de que les llueva durante su ruta por el Archipiélago.

Ferries del Archipiélago

A lo largo del recorrido por el Gran Archipiélago o “Archipelago Trail” hay que pasar de una isla a otra en ferry. Estos ferries pertenecen a la compañía estatal FinFerries y son fácilmente reconocibles, ya que están pintados de amarillo. Tienen espacio suficiente para varios coches, bicis, y en algunos hay cafetería donde la gente puede esperar si el trayecto es muy largo.

Ir en ferry es una ocasión ideal para ver el Archipiélago desde el mar y hacerse una idea de las distancias. La mayoría de los ferries del recorrido son gratis, excepto uno.

¡Hemos conseguido hacer la Ruta del Archipiélago! ¡viva!

¿Dónde alquilar las bicis?

Hay empresas privadas que alquilan bicicletas y tienen puntos de recogida a lo largo del Archipiélago. El alquiler de la bici se puede hacer por internet y cogerla o dejarla en puntos diferentes de la red. Estas empresas pueden incluso llevarnos las maletas entre un punto y otro y ayudarnos a conseguir los alojamientos. 

Mapa del Archipiélago

Ampliar el mapa del Archipiélago de Finlandia

Más información sobre Cicloturismo en Finlandia

Aquí tiene más información sobre el tema del Cicloturismo en Finlandia

Y aquí sobre la Ruta este del Archipiélago de Finlandia, la “Coastal Route” o Ruta Costera

Agradecimientos

Agradecemos a Visit Archipelago y a nuesta amiga Niina Aitamurto que nos hayan ofrecido la posibilidad de descubrir el Archipiélago sur de Finlandia en bici, ha sido una experiencia estupenda.

 

¡Gracias por todo Niina! Kiitos paljon!!

Reservar un viaje en bici/coche/autocaravana por el Archipiélago de Finlandia

Si desean hacer un viaje en bici, coche o autoracarana por el Archipiélago de Finlandia, podemos ayudarle a organizarlo. Puede contactar con nosotros aquí: info@turismofinlandia.es o rellenando este formulario.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.