Raahe y la ruta de los pueblos de madera de Finlandia

Raahe, la ciudad finlandesa de madera.

Raahe es la ciudad de madera más septentrional de Finlandia. Es la más norteña de todas las que han sobrevivido a los incendios y las destrucciones a lo largo de los siglos. Se sitúa más a 64° 48′ 34″ Norte y 25° 42′ 32″ Este, a sólo 75 km al sur de Oulu. Raahe es el final, o el comienzo, de la Ruta de los Pueblos de Madera, que recorre toda la costa oeste y sur, de Finlandia hasta Kotka, ya cerca de la frontera rusa, frente al Golfo de Finlandia. Raahe no es tan conocida como Porvoo, Naantali, Rauma o Vaasa, en cambio, es una de las ciudades de madera mas grandes de toda Finlandia. Con su innegable encanto, tiene muchas posibilidades para convertirse en un destino turístico mucho más popular, gracias a sus buenas conexiones aéreas y terrestres. 

El centro de la ciudad está repleto de construcciones de madera del siglo XIX, cuando Raahe se reconstruyó tras un terrible incendio en 1810. Su puerto fue uno de los más importantes de norte del Báltico. Por eso hoy la ciudad mantiene viva la memoria de sus marineros, navieros y estibadores.

Casas de madera de Raahe

La bahía y el archipiélago de Raahe son también un destino deportivo. Perfecto para navegar, disfrutar de todos los deportes náuticos y descansar en sus playas y calas. En invierno, el decorado cambia y Raahe se convierte en escenario de todo tipo de deportes de nieve, sobre todo, cuando el mar se congela y se puede esquiar sobre él. El relax y el bienestar son otras opciones, con la indispensable cultura de la sauna, la rica gastronomía y la naturaleza que rodea la población. No faltan pues, atractivos en Raahe. 

La Ruta de los Pueblos de Madera de Finlandia.

Una magnífica idea de viaje es realizar una parte de la Ruta de los Pueblos y Ciudades de Madera recorre casi toda la costa finlandesa.

La Ruta de los pueblos y ciudades de madera une todas las ciudades de casas de madera que han conservado parte de su patrimonio arquitectónico en Finlandia. Esta ruta que recorre toda la costa finlandesa desde Hamina hasta Raahe, pasando por Kotka, Lovissa,  Ekenäs, Mathildedal, Turku, Naantali, Uusikaupunki, Rauma, Eura, Reposaari-Pori, Kaskinnen, Vaasa, Jakobstad, Kokkola e incluso el barrio de Pikkisaari de Oulu.

Hay otras ciudades de madera en el interior, como el barrio de Pispala en Tampere, pero la mayoría de las que han sobrevivido a los siglos, se encuentran en la costa. Son unos 1000 kilómetros de distancia, que recorren casi todo el litoral del país. La ventaja de la ruta es que se puede organizar de manera parcial visitando sólo las ciudades y pueblos de una zona. ¡Finlandia necesita varios viajes!

Para más información pueden visitar la sección de la Ruta de los Pueblos de Madera de Finlandia.

Raahe una historia propia.

Plaza de Per Brahe, el centro de la ciudad vieja de Raahe.

Raahe fue fundada en 1649 por Per Brahe durante el reinado de la reina Cristina de Suecia. De la derivación finesa de su nombre proviene el Raahe actual. La corona sueca deseaba afianzar el control de Finlandia y, especialmente, rentabilizar esos territorios exportando las materias primas que se producían en el interior. Durante el siglo XVII se fundaron varios puertos en toda la costa de Ostrobotinia. Los marinos suecofineses recorrieron todos los mares desde la fundación y crecimiento de estos puertos.

A mediados del siglo XIX, ya bajo bandera rusa, la flota mercante de Raahe contaba con 60 navíos que surcaban los todos los océanos. De esa época proviene el primer apogeo de Raahe, basado en las familias de navieros que fletaban los navíos y comerciaban por todo el planeta. Durante el Siglo XIX los puertos bálticos de Finlandia se encontraban entre los más prósperos de Rusia. Tras la independencia en 1917, las guerras civiles y mundiales, la ciudad se reconvirtió en un centro industrial. Aún hoy su factoría de acero y maquinaria pesada es una de las más importantes de toda Escandinavia. En pleno siglo XXI Raahe también se posiciona en el sector de la industrias de la información, telecomunicaciones, software e informática, aprovechando la cercanía del Hub de Oulu.

La historia de un reencuentro en Raahe.

Cuando visitamos por primera vez Raahe en es final del invierno maravilloso que tiene Finlandia, lleno de luz y nieve visitamos, además de la ciudad vieja sus dos principales museos: el Museo Marítimo y el Museo de Raahe Kruununmakasiini (El Granero Real). Entrando en el Museo Kruununmakasiini, un museo que habla del antiguo Raahe, me llevé una grata sorpresa. Un reencuentro inesperado con un viejo conocido. No era la primera vez que nos veíamos, me sonaba su cara y su extraño atuendo. Recordaba haberlo visto, pero no dónde, ni cuándo. Mientras nos presentaban, intentaba recordar de qué nos conocíamos. 

Sukellus, en el Museo Kruununmakasiini

Tuve que hacer mucha memoria y viajar al siglo XX, a unos 5.000 kilómetros de Raahe y la región finlandesa de Ostrobotnia del Norte. Más de veinte años atrás, fue en Lisboa donde vi por primera vez a este viejo conocido. Reconocí su extraño porte, un poco desaliñado, con las costuras medio desvencijadas y esos anteojos incrustados en el el armazón flexible. Se llamaba, se llama Wanha Herra, que en finés significa el viejo caballero. Lo había visto en 1998 durante la Exposición Universal de Lisboa, aquella que tenía como tema central, los océanos. No podía faltar a esa cita, y excepcionalmente abandonó Raahe para viajar al sur y ser expuesto en el pabellón finlandés de la Expo de Lisboa. Yo terminaba un master en la capital lisboeta y puede entrar a la Expo con unas entradas que nos habían regalado. Todo era muy caro y muchas cosas carecían de interés. Sin embargo. el pabellón finlandés era my curioso, por su diseño y arquitectura. Finlandia nos interesaba ya mucho en ese momento, y por eso fue uno de los que visité. Allí en el centro del pabellón el Wanha Herra me saludó por primera vez.

La primavera en Raahe, delante del Museo Marítimo

Han pasado más de 20 años y ya somos expertos en Finlandia. Hemos vivido en el país muchos meses, viajando y conociendo todos los rincones de su profunda geografía. Hemos aprendido palabras en fines y sueco; degustado gastronomías exquisitos y disfrutado con una naturaleza tan homogénea como variada y diversa. Las paradojas son abundantes en Finlandia pero, si se tiene paciencia, éstas se resuelven con resultados funcionales y prácticos. 

El Archipiélago de Raahe, otro de los atractivos turísticos

Quizá esa búsqueda del sentido práctico y funcional de la vida fue el origen de este traje de buceo. El llamado “viejo caballero” de Raahe o “Wanha herra” en finés, es uno de los trajes de buceo más antiguos y mejor conservados del mundo. Fabricado, probablemente en Finlandia a finales del siglo XVIII, se han encontrado dibujos de modelos similares une la Biblioteca Nacional Sueca, país al que pertenecía Finlandia en esa época. Hoy mi viejo amigo es el emblema de la ciudad industrial y naviera de Raahe. Tal como el Toripolliisi del mercado de Oulu, se ha convertido en un símbolo de la ciudad, el Wanha herra aparece en todos los pósters, imanes y souvenirs relacionados con Raahe. Se utilizó el saber hacer de los fineses, los materiales a los que tenían acceso, todo para diseñar un objeto útil y necesario para comprobar el estado del casco de los buques, sin tener que llevarlos a dique seco.

Con una sonrisa nos despedimos y prometimos volver a vernos muy pronto. ¡Finlandia no te suelta!

Museos en Raahe.

Uno de los trajes de buceo más antiguos del mundo descansa en Raahe. ¡Pero no era la primera vez que nos veíamos!

El Kruununmakasiini fue construido en 1849 y se usó como granero hasta 1910. Inaugurado en 2012, hoy es un moderno museo, con una didáctica innovadora, luminoso y agradable. El precioso edifico de ladrillo se ha aprovechado para mostrar los temores y el pasado de Raahe. Un viaje que nos lleva desde la época de los glaciares y la prehistoria hasta la actualidad. Entendemos porque el suelo se levanta en Finlandia; comprendemos los inicio de la ciudad; su apogeo naviero y su reconversión moderna y contemporánea. Hoy Raahe también se posiciona mirando hacia el futuro y aprovechando la belleza de su región.

Museo Marítimo de Raahe, un pequeño tesoro repleto de historia marinera.

 

El Museo Marítimo es más modesto en tamaño, pero se trata de un bello edificio repleto de recuerdos del pasado navegante de está ciudad. Posee una valiosísima colección de magníficas esculturas de madera del Barroco que se salvaron del incendio; tienen colores vivos e intrincada ornamentación. Fueron realizadas por Mijael Balt en el siglo XVII para la antigua iglesia de Raahe, pero hoy se encuentran dentro del museo en un espacio que es como una iglesia donde ¡la gente se puede casar!. Es un auténtico museo dentro de otro museo.

Tallas de madera del Barroco, una auténtica joya del Museo Marítimo de Raahe

El Packhouse se compone además de numerosas donaciones realizadas en el siglo XIX: cartas marítimas, tesoros exóticos que los marineros traían de sus viajes en Ultramar, completada más tarde con objetos relacionados con la historia cultural de Raahe (artesanía, vajillas, juguetes). Dichas colecciones muestran a Raahe como un pueblo de marineros y constructores de barcos (veleros en miniatura, equipos de navegación,…).
Y todo en un bello edifico de madera que se encuentra en el mismo antiguo muelle de Raahe.

El viejo Raahe de Madera.

Casas de madera en el Viejo Raahe.

Raahe sigue mirando al mar aunque muchas cosas han cambiado desde el siglo XVIII y XIX cuando era uno de los puertos más importantes de todo el Báltico. La antaño importante flota mercante de Suecia y después Rusia ha desaparecido, pero Raahe, ciudad finlandesa ha mantenido su patrimonio cultural siempre ligado al mar. Las antiguas navieras que fletaban barcos y recorrían todos los océanos fueron substituidas por papeleras, aserraderos y acerías. La industriosidad y el ingenio siguieron siendo parte de la cultura de la ciudad. Tras la crisis de 1990 la industria pesada tuvo que reconvertirse.

Hoy Raahe tampoco es la ciudad donde vivía el Viejo Caballero a finales de los años 90 cuando se celebró la Exposición Universal de Lisboa. Hoy el Wanha Herra mira a una ciudad cuya industria sigue siendo importante, pero como en Oulu, también se desarrolla también la economía digital. Y como no podía ser de otra manera, el turismo es cada vez más importante.

El nuevo viejo Raahe.

Varias vistas de Raahe en invierno y verano.

Raahe había sido para mí la ciudad de Wanha Herra, del buzo, pero esa es sólo su carta de presentación. Raahee es en realidad mucho más conocida por su centro histórico de casas de madera que han sobrevivido a los incendios. Es uno de los centros históricos más importantes de todo el país, y muy pocas ciudades poseen tantos edificios de manera y tan bien conservados como Raahe. 

Actualmente Raahee tiene unos 25 mil habitantes, con lo que se trata de una agradable y viva pequeña ciudad. Lo más interesante es que su casco antiguo sigue estando vivo. Todas las casas, prácticamente son viviendas y están ocupadas. A diferencia de otras de las ciudades de madera más conocidas como Poorvo, Rauma o Naantali, la ciudad vieja de Raahe es una zona casi exclusivamente dede habitación. Esto hace que la ciudad este viva, pero la falta de alojamientos, restaurantes y tiendas, limita un poco el turismo y no hay tanto ambiente como en las tres anteriores. Raahe necesita aumentar un poco la oferta turística de su casco antiguo. Y a la vez, necesita mantener un equilibrio entre los nuevos alojamientos y restaurantes que surgirán, dinamizándolo y dandole visibilidad, sin perder su carácter.

Por suerte, el desarrollo turístico de Raahe es aún reciente, y se centra sobre todo en el mercado doméstico. No obstante, la elección de Oulu y su región como capital cultural europea en 2026 va a proporcionar una visibilidad muy grande a Raahe. La clave es aprovecharla para desarrollar un turismo de calidad, balanceado y sostenible, que no haga que los habitantes abandonen el centro. Raahe por su tamaño y situación puede elegir ese camino y lo está haciendo. En nuestra visita descubrimos varios alojamientos de calidad, que han apostado por mostrar las maravillas de estas viviendas de madera construidas en el siglo XVIII y XIX que son tan exóticas para los viajeros del centro y sur de Europa.

Escuela central de Raahe, Keskuskoulu, situada justo en uno de los extremos de la ciudad antigua.

La ciudad se construyó utilizando un plano regular con calles que se cortan perpendicularmente, habitan en el Renacimiento y época moderna. La plaza de Pekkatori fue el centro neurálgico, Ahí encontramos la estatua de Per Brahe, “Pekka” en finés y uno de los alojamientos con mas encanto de la ciudad vieja. El Langin Kauppahuone también es uno de los mejores restaurantes y pastelerías. Su sauna tradicional es una de las que más nos ha gustado de toda la Costa Oeste de Finlandia.

Otros lugares de interés en el casco viejo de Raahe son la Casa de Sofia, Sofian Talo. Se trata de un antiguo colegio para niñas creado por una personalidad ilustrada de la ciudad, Sofia Lybecker en 1843. Hoy es una galería de arte.

Otro edificio muy destacable es la Escuela central de Raahe el Keskuskoulu, un imponente edificio pintado de amarillo y estilo clásico. Muy cerca el Teatro de Raahe, que en verano amplia sus actuaciones, como en toda Finlandia, al patio, donde se representan obras veraniegas.

El casco antiguo de Raahe con sus casas de colores

Sorprende, como en todos los pueblos de madera, la calidad de dependencias y la amplitud de los patios. En realidad esos patios eran huertas y las dependencias, establos, molinos, almacenes, depósitos, saunas o tiendas. Las casas de las ciudades de madera eran una especia de microciudaddes autónomas con todo lo necesarios para vivir y trabajar. Por eso hoy son my aprviadass como viviendas ya que estando en el centro disponen de espacio y de un jardín.

Ostrobotnia del norte.

Los perros de porcelana son un símbolo de todas las ciudades portuarias de Finlandia. Dependiendo de sus posición, indicaban si el marino estaba o no en la casa.

Está región es un compendio de la diversidad de Finlandia, con sus costas arenosas y graníticas, sus riñas caudalosos repletos de rápidos, su lagos, las colinas donde se esquía y las ciudades con historia como Raahe y con mucho potencial de futuro como Oulu. Sin embargo, por esa diversidad, Oulu, o Raahe, no terminan de ser conocida. La larga sombra de Helsinki la capital, de Rovaniemi y Laponia, o de Tampere y Jyväskyla con su región delos lagos, hacen que esta sonata tan interesante de Ostrobotnia del Norte se desconozca.

En Raahe en verano se pueden hacer rutas en bici, darse un baño en las tranquilas playas, paseos en kayak,…

Qué ver cerca de Raahe: Siikajoki y Pyhäjoki

En Pyhajoki vivimos una experiencia gastronómica increíble. A orillas del río congelado

No nos dará tiempo de mostrar todo lo que se puede hacer y ver en la zona de Raahe en este artículo. Por eso les dejamos enlaces hacia otros artículos y secciones de nuestra guía de Finlandia donde ampliar información. Sólo para abrir boca les decimos que el archipiélago de Raahe es ya una visita obligada. Muchas islas y recovecos que se descubren en canos, padre surf, velero o crucero a motor desde el puerto y la playa de Raahe. En bici se pueden recorrer una buena parte de la costa , pasando de isla en isla, pero esto los dejamos para otro artículo.

Muy cerca de Raahe esta la ciudad costera de Kalajoki, conocida por sus playas. También muy cerca se encuentran Siikajoki y Pyhäjoki, Dons poblaciones muy interesantes para descubrir la naturaleza fluvial o pescar. En invierno se pueden hacer rutas en fatbike por los ríos helados o los senderos. Y cómo no, comer en un refugio, los Lavuu o Kota.

Pyhäjoki, cultura y gastronomía a orillas del río Pyhäjoki

Pyhäjoki se encuentra a menos de 1 hora de la ciudad de Oulu. Mira al mar Báltico y al río Pyhäjoki, un lugar muy popular tanto en invierno como en verano. Es muy recomendables para pasar las vacaciones, tanto para disfrutar de los 90 kilómetros de costa y sus bonitos pueblos costeros, de las actividades en el río, alojándose por supuesto en una de sus muchas cabañas. Merece una visita el Museo Annala, uno de los museos de historia local más grandes del norte de Finlandia – cuyos orígenes se remontan a los siglos XVI y XVII), con 22 edificios y casi 8000 objetos. Alberga una tienda del pueblo de la época de la depresión, un calabozo, una granja militar y un molino de viento. Hay una amplia gama de artículos en exhibición, desde sombreros de banquero hasta herramientas de leñador. El escritor Heikki Lahnaoja nos acompañó en la visita, contándonos interesantes historias de Pyhäjoki. Y después nos condujo a uno de los puentes de estructura de puntales de madera más antiguos del país (1837): el puente Eteläkylän Isosilta.

Una auténtica experiencia gastronómica finlandesa en Pyhäjoki
Más tarde vivimos una auténtica experiencia gastronómica en el río Pyhäjoki. Los rápidos de Hourukoski en invierno se congelan y en verano corren hacia el mar en el noroeste de Finlandia. Un delicioso menú de pescado fresco cocinado en una magnífica «Kota» (los refugios de madera de los bosques) mirando al río helado. Y de postre el célebre «leipajuusto» frito (sabroso queso fresco finlandés) con lakka o moras árticas (cloudberry), una de las bayas más deliciosas. Muchas gracias a la familia Tuuttilaque nos prepararon estas delicias gastronómicas finlandesas. Recomendamos que pasen por su alojamiento, ¡no se arrepentirán!

Siikajoki, experiencia en un río helado

A un paso de Raahe está Siikajoki, situado al noroeste del país, donde disfrutamos de unos momentos estupendos andando en bici por el río congelado (¡una auténtica experiencia!), pescando en el hielo y probando unas deliciosas crepes que nos hizo el propio alcalde de Siikajoki, Pertti Severinkangas al fuego de una «Kota» (un refugio típico finlandés. Gracias a Terhi Etelaïnen y a Kirsi Kivioja, y a los jóvenes Eeva y Kalle por acompañarnos a conocer Siikajoki y por la buena conversación.

Divertida experiencia en Siikajoki en un río helado

Oulu, a un paso de Raahe

Un poco más lejos pero no tanto está Oulu a donde se puede llegar por avión. Hacia el interior las pistas de esquí de Syote; la ruta cicloturista del Terva (el alquitrán de madera), que une Oulu y Vaala en el lago Oulujarvi y que recorrer el Oulujoki son también pistas increíbles. Por ultimo, el Parque Nacional y el Geoparque de Rokua, son indispensables para una estancia en la zona. Hacia el sur Kokkola puede ser otra opción para continua la ruta de los pueblos de madera.

Dónde alojarse.

Plaza picnipal de la ciudad vieja de Raahe desde la ventana del Hotel Boutique Langin Kauppahuone.

Boutique Hotel Langin Kauppahuone. Este coqueto hotel boutique es una de las pistas más interesantes para alojarse en Raahe. Su restaurante, sus pastas y pasteles son deliciosos. La sauna hay que probarla,, tradicional y con uno de los mejores Löyly de toda Finlandia.
Para reservar use este enlace.

Katariinan Kamari Guesthouse. Otra excelente pista para alojarse. Los dueños alquilan varias casas y dependecnias aledañas. Situada junto al muelle, podemos creernos marinos y navegantes que han hecho escala en la incrieble ciudad finlandesa.
Para comprobar la disponibilidad y reservar pinche aquí.

Cómo Llegar.

LeippaJuusto, un queso que se funde en la sartén. Se le añade mermelada de fresas árticas (claudeberries). Delicioso.

Raahe se encuentra a 75 km al suroeste de Oulu, a menos de una hora del aeropuerto de la ciudad. Hay vuelos desde España y muchos países de Europa con escala en Helsinki.

Kokkola está a 125 km al sur, a una hora y media. Kokkola y Oulu tienen muy buenas conexiones ferroviarias, y desde allí lo mejor es usar un autobús o un coche de alquiler para llegar a Raahe y su zona.

Alquiler de coche en Oulu.

Una alternativa al alquiler tradicional de coches es la nueva aplicación de la empresa de Oulu Planbil que permite alquilar un coche utilizando su teléfono móvil. Más información aquí.

Raahe está íntimamente ligada al mar

Agradecimientos.

Queremos dar las gracias a las oficinas de Turismo de Raahe, Oulu, Pyhajoki, Siikajoki, Syote, Hailuoto y Rokua por todo el apoyo que nos han prestado en estos viajes. En especial a Visit Raahe que tanto nos ha ayudado para escribir este artículo. Mandamos un abrazo muy fuerte y muy grande a Terhi Eteläinen  y Hanna Karjalainen, dos amigas sin las que nada de esto hubiera sido posible.

Próximamente iremos descubriendo más tesoros ocultos de una de las zonas más atractivas de Finlandia.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

1 comentario de “Raahe y la ruta de los pueblos de madera de Finlandia

  1. Pingback: Oulu (Finlandia), smart city y capital europea de la cultura 2026 -

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.