Ruta por el Archipiélago de Turku, Finlandia. Explorando las islas de Pargas y Nagu

La belleza del Archipiélago de Turku. La isla de Pargas

Sería un sueño poder recorrer todas las islas del Archipiélago de Turku, en Finlandia, o más bien una utopía, ya que está formado nada menos que por un mosaico de 25 mil islas e islotes dispersos por el mar Báltico. Pero es posible hacerse una idea de la inmensidad del Archipiélago de Turku haciendo un viaje en ferry desde ese otro archipiélago de Finlandia, en de las Åland hasta la antigua capital de Finlandia, Turku, o al contrario. El viajero se ve asombrado por una sucesión continua e interminable de pequeñas islas, islotes, farallones.

Algunas de ellas habitadas, ya que muchos finlandeses tienen en el Archipiélago de Turku su segunda vivienda, una cabaña en la que se alejan del mundanal ruido a lo largo de todo el año. Basta con tener unos días para disfrutarlos en plena naturaleza; no olvidemos la relación fusional que tienen los finlandeses con ella. Cuando pasamos en ferry por el archipiélago, podemos ver grupos de casas de madera, muchas de ellas color falun, con su embarcadero, y cómo no, su sauna.

A través de los grandes ventanales del ferry o desde la terraza contemplamos esa cadena de islotes de granito, algunos de los cuales lucen un bonito faro que guía a los barcos en este laberinto peligroso. Una visión panorámica del Archipiélago de Turku que nos invita a explorar algunas de sus islas.

Las rutas del “Archipelago Trail” y del “Small Archipelago Trail

Mapa de la “Ruta del Gran Archipiélago” y de la “Ruta del Pequeño Archipiélago”

Necesitaríamos semanas para hacer el célebre “Archipelago Trail” (o “Archipelago Ring Road“), una ruta turística de 250 kilómetros que recorre numerosas islas, y puede hacerse en coche, autocaravana o bici, ya que el Archipiélago de Turku está lleno de puentes y transbordadores que comunican las islas. Pero hay una versión más corta de esta ruta turística: el “Small Archipelago Trail”, un viaje de ida y vuelta de 100 kilómetros en coche de tres etapas. La primera es un cortísimo viaje de 5 minutos en transbordador a Rymättylä; la segunda etapa es entre Rymättylä y la isla de Nagu (o Nauvo); y la tercera entre Nauvo y la gran isla de Pargas (o Parainen). Este recorrido abarca la zona más grande del Pequeño Archipiélago de Turku, la zona oeste, y las islas más grandes como Pargas y Nagu son fácilmente accesibles en ferry.

La isla de Pargas (o Parainen)

En una sola e intensa jornada recorreremos la ruta del Pequeño Archipiélago (“Small Archipelago Trail”), partiendo en coche desde el encantador pueblo de Naantali, donde estamos alojados, hasta Hanka, donde tomaremos un ferry que nos llevará a la isla de Nauvo.

La mejor época para recorrer el Archipiélago de Turku es de mayo a septiembre, cuando la primavera asoma tras un largo frío invierno en Finlandia, hasta que el verano se despide dándole la bienvenida a la “Ruska”, que son los colores del otoño que pintan los bosques y paisajes de Finlandia de amarillos, naranjas y rojos.

Nosotros vamos a hacer la Ruta del Pequeño Archipiélago de Turku (Small Archipelago Trail”), a principios de verano, cuando en Finlandia no termina de hacerse de noche y las largas jornadas convidan a olvidarse del tiempo, a dejarse conquistar por la naturaleza y el patrimonio cultural de Finlandia.

Primera parada de la Ruta del Pequeño Archipiélago de Turku: la isla de Nauvo o Nagu

El paisaje de la isla de Nagu

Amanece fresco en Naantali, y sin más dilación nos dirigimos a la primera etapa de la Ruta por el Pequeño Archipiélago de Turku (Small Archipelago Trail”): un buen desayuno en el casco antiguo de Rymättylä. Sin darnos cuenta, ya hemos comenzado a atravesar el enorme Archipiélago de Turku, el más grande del mar Báltico. Recordamos nuestro primero viaje por el otoño de Finlandia, cuando conocimos Turku, la antigua capital tras recorrer el Archipiélago en ferry desde las islas Åland, y nos entró el deseo de explorarlo algún día. No sabíamos que pocos meses después conoceríamos algunas de las más bellas islas de la zona oeste del Archipiélago de Turku.

Joonas, nuestro guía en Naantali, nos convida a un desayuno finlandés en una pequeña cafetería frecuentada por gente del lugar. Nos esperan unos deliciosos donuts típicos, enormes, cubiertos de azúcar, que acompañados de buena conversación saben todavía mejor.

El ferry a la isla de Nauvo saldrá en pocos minutos del puerto de Hanka. Es un ferry mediano de la compañía Östern que solo hace tres viajes al día. Cuando embarcamos el día continúa nublado, parece que el calor no se asienta todavía en el verano de Finlandia, como lo hará el resto de nuestro viaje, como nunca habían visto antes en el país. Así que apenas salimos a la terraza del ferry, solo cuando hace una parada en el puerto de la isla de Själö. Pero desde las ventanas podemos contemplar el paisaje del Archipiélago de Turku, con el que ya nos habíamos familiarizado cuando lo atravesamos en un ferry enorme desde las islas Åland. La tranquilidad del mar Báltico y el zigzagueo suave del barco entre varias islas: Stora Rilot, Svartholm, Kaiplot, Vallmo,...Una hora de viaje en ferry hasta que en un abrir y cerrar de ojos aparece la isla de Nagu, una de las más grandes de la zona, donde pasaremos una buena parte del día.

Una de las iglesias de la isla de Nagu o Nauvo

Nagu es el nombre sueco para la isla de Nauvo – en finlandés –, y esa dualidad se debe a que en la zona occidental del Archipiélago de Turku se habla en sueco, aunque oficialmente son bilingües, al igual que en las islas Åland. Sorprendentemente en Nauvo hay unas 3000 islas e islotes que nos recuerdan la inmensidad del Archipiélago de Turku, además de las dos islas principales que estamos visitando. Es un destino de vacaciones, con sus puertos naturales, sus playas, ideal para navegantes, paseos en canoa, rutas de senderismo,…

Recorremos la isla con nuestra guía Sonja, pasamos por una iglesia de madera de color rojo falun, y entramos en la curiosa iglesia de piedra de St Olof, del siglo XIV, antes de prepararnos para un buen almuerzo. En las islas, la riqueza del patrimonio arquitectónico es evidente.

Alojamientos con encanto en la isla de Nagu (Nauvo)

Alojamiento con encanto en la isla de Nauvo (Nagu): el Majatalo Martta

Como en toda Finlandia, en el Archipiélago de Turku también hay alojamientos con encanto. Visitamos dos de ellos, el B&B Köpmeny, con una arquitectura de madera amarilla llamativa, que alberga un restaurante con una agradable terraza donde suele haber conciertos. Se ve que en verano hay ambiente en Nagu, sabemos que finlandeses exprimen el verano al máximo disfrutando de estar en el exterior. Disfrutamos de la delicada gastronomía finlandesa charlando animadamente con nuestra guía sobre las islas en el restaurante Köpmans.

El café lo tomamos en otro alojamiento con encanto, el Majatalo Martta, un B&B de estilo tradicional, como el anterior, pero en color rojo falun. Recorremos las distintas partes del alojamiento, la sauna de humo en el exterior, ¡la sauna siempre presente en Finlandia!. Los alojamientos en Nagu hacen sentir al visitante como en casa.

Ruta de senderismo de Westerholmstigen

Ruta de senderismo por la isla de Nauvo

En esta larga jornada de visita a las islas de Nagu y Pargas tenemos tiempo para hacer una ruta de senderismo por los bosques de Finlandia; se trata de la ruta de Westerhomstigen. Pertrechados con deliciosas fresas de temporada, iniciamos la ruta, aunque los mosquitos no nos perdonan. El verano es una época de mosquitos en Finlandia, y para pasear por sus bosques hay que protegerse.

Desde la ruta vemos la bahía de Nagu, y ya hacemos una parada para degustar las fresas que huelen que alimentan. No sabíamos que en Finlandia había fresas tan deliciosas, realmente tienen un sabor especial, y las comeremos gustosos a lo largo de todo nuestro viaje por el país escandinavo.

Panorámica desde la isla de Nauvo o Nagu

En los bosques de Finlandia uno se siente como protegido, amparado por esos árboles altos que en el silencio reinante parece que quieren decirnos algo. Nosotros sí podemos decirles algo, ya que en todos los bosques hay unos buzones con una libreta donde se puede dejar algo escrito de recuerdo, y también el nombre en caso de pérdida, como un GPS poético. Nos encantan estos pequeños detalles de Finlandia, cosas que no se hacen en otros lugares que conocimos en nuestros viajes y que nos llaman poderosamente la atención.

En la cima de la ruta nos sentamos silenciosos a contemplar la belleza de la panorámica: las copas de los pinos escondiendo un mar Báltico que se asoma. Momento para terminar las últimas fresas y continuar nuestro camino. Una pequeña ruta que nos lleva a despedirnos de Nauvo. La siguiente etapa del “Small Archipelago Trail” es la isla principal: Pargas.

En ferry de la isla de Nagu a la isla de Pargas

El transbordador amarillo que va de Nagu a Pargas

Nos fascinan esos ferris que comunican las islas del Archipiélago de Turku, inmensos transbordadores de color amarillo en lo alto de los cuales, desde una cabina, conduce el piloto a una veintena de coches a buen puerto. La vasta embarcación de hierro abre su inmensa boca a vehículos que van rellenando el amplio espacio hasta que ya no cabe ninguno más. Apagan sus motores dejando en silencio el transbordador amarillo, solo el sonido de este surcando las aguas del Báltico. La gente callada tras las ventanillas de sus vehículos aprovechando los 10 minutos en cualquier entretenimiento.

Salimos del nuestro, abriéndonos paso entre los coches parados para ver el mar Báltico desde lo alto del transbordador amarillo que nos lleva a Pargas. El mar está en calma, el cielo gris se refleja en él haciendo que confundamos ambos, si no fuera porque a un lado vemos un pedazo de la isla de Nagu y a otro un pedazo de la de Pargas. Otro ferri amarillo se cruza con el nuestro haciendo el mismo trayecto en sentido contrario, dejando una estela amarilla en las aguas. Lo miramos asombrados, pensando que viajamos en uno igual. Son solo unos minutos de trayecto, pero nos encanta atravesar el mar entre islas en estas embarcaciones. Nos recuerda a los ferries que comunican las islas Åland entre sí que recientemente atravesamos con nuestras bicis. Sin estos ferris la gente no podría pasar tan fácilmente de una isla a otra.

Ya podemos ver la isla de Pargas muy cerca, así que nos recogemos a nuestros vehículos preparados para la última etapa de esta ruta por el Archipiélago de Turku.

Desde el ferry

La isla de Pargas o Parainen

Desembarcamos en Pargas, llamada Parainen en finlandés, la capital del Archipiélago. El tiempo es corto para hacer todo lo que podría hacerse en esta isla, así que hacemos una ruta en coche hasta llegar a una de las canteras de piedra caliza a cielo abierto más grandes de los países nórdicos. Una inmensa herida abierta en el corazón de Pargas, surcada por una carretera que transporta el mineral desde el siglo XII.

Hoy no podremos descubrir la única ciudad de Finlandia rodeada de agua por todos lados, pasear por las callejuelas de la ciudad vieja, visitar el museo industrial o probar las famosas galletas de jengibre originarias de Pargas. Pero haremos algo especial: visitaremos uno de esos alojamientos en los que a uno le gustaría quedarse a pasar las vacaciones en Finladia, y, ¡sorpresa!, probaremos vinos finlandeses, ¡como lo oyen! ¡en Finlandia también hay vinos!.

Alojamientos con encanto en Pargas

La primera sauna de humo flotante del mundo, en Villa Apollo

Dudaríamos entre los magníficos alojamientos de Nagu y Villa Apollo en Pargas. En cualquier rincón de Finlandia nos encontramos con alojamientos de calidad, con instalaciones modernas, equipadas con todo el confort, situadas a menudo en edificios históricos, y casi siempre en entornos naturales extraordinarios. Villa Apollo se encuentra a orillas del Báltico, en donde visitamos la primera sauna de humo flotante del mundo. Nos imaginamos ya dentro de esta fantástica sauna con vistas panorámicas al mar, repitiendo el ritual que ya conocemos muy bien desde que estamos en Finlandia: salir de la sauna para darnos un buen chapuzón y volver de nuevo al Löyly envolvente de la sauna.

Este alojamiento posee varias casas independientes donde pueden venir grupos a pasar las vacaciones en Pargas, y también un B&B donde es posible hacer degustaciones, conferencias, eventos privados,…lo cierto es que en muchos de los alojamientos en Finlandia es posible hacer todo tipo de eventos. Quien no podría imaginarse en uno de estos alojamientos, pasando unas vacaciones en plena naturaleza, para todos aquellos que buscan la tranquilidad o la emoción de la aventura, ya que en la isla de Pargas las actividades en la naturaleza se multiplican.

¡En Finlandia también hay vinos!

¡Qué sorpresa el “vino” de bayas!

En Finlandia hay cervezas artesanas en cada uno de los pueblos y ciudades que visitamos, un producto de calidad que se extiende por todo el país dándonos la oportunidad de probar los múltiples tipos y sabores que se afanan por elaborar en cada cervecera. Hasta hay varios festivales dedicados a la cerveza finlandesa.

Pero lo que no sabíamos es que en Finlandia hay vinos, aunque no los vinos de uva a los que estamos acostumbrados. Son vinos de bayas, uno de los productos estrella del país. En la isla de Pargas visitamos una espectacular bodega de vinos finlandeses, la Tammiluodon Viinitilaatravesando antes de llegar grandes plantaciones de bayas y otros frutales. La sorpresa aumenta al contemplar el entorno natural magnífico en el que se encuentra la bodega, frente al mar. Nos acercamos al muelle para plasmar en fotografía esas panorámicas del paisaje finlandés: aguas tranquilas y el reflejo de la naturaleza en ellas, un bonito faro y unas barcas adornando el conjunto.

La bodega de vinos finlandeses no se limita a la venta de estos preciados productos, sino también a los eventos. En estos fantásticos espacios que miran al mar, también se celebran bodas y otros eventos. Ya nos están preparando la degustación: además de vinos de bayas, también hay vinos de otras frutas: de manzana, de moras,…Hacemos un recorrido de los vinos más secos a los más dulces, desembocando en los licores. Aunque nos quedamos con los secos, todos tienen un sabor especial. En la tienda nos agenciaremos alguna botella de recuerdo.

Fantástico panorama en la bodega Tammiluodon Viinitila

Final de la ruta por el Archipiélago de Turku

Un buen final para terminar la ruta por dos de las islas más importantes del Archipiélago de Turku. Fue una intensa jornada en la que descubrimos naturaleza, patrimonio arquitectónico, gastronomía y alojamientos con encanto. En realidad, apenas nos asomamos a la inmensidad del Archipiélago de Turku, para quedar prendados de este laberinto de islas en el que da ganas de perderse. Sabemos que fue una invitación a regresar.

Agradecimientos

Agradecemos esta ruta por el Archipiélago de Turku a Visit Archipelago, especialmente a Sonja Rosenqvist con quien pasamos una jornada estupenda descubriendo las maravillas de las islas de Pargas y Nagu. ¡Esperamos regresar para conocer otras islas!

Gracias también a Visit Naantali y a Joonas Katajisto por ofrecernos la oportunidad de conocer el Archipiélago.

¡Gracias Sonja, ha sido un placer conocerte! ¡hasta la próxima!

Cómo llegar al Archipiélago de Turku

Es fácil llegar al Archipiélago de Turku en bus o en coche, así como en bici. Hay buenas conexiones desde Turku y Naantali. La ciudad de Pargas, la capital, se encuentra en el suroeste de Finlandia, a 23 km de Turku y 180 km de Helsinki por la carretera 110 o la E8 hacia Helsinki. Después hay que girar a la derecha en la carretera 180, que les llevará a Pargas, Nagu y Korpo. Son aproximadamente 35 minutos de trayecto.

Si va en bici, entre 1h30 y 2h30. Entre Pargas y Nagu hay una distancia de 33 km, en ferry se llega en 10 minutos, en coche 1 hora y en bici 2h15.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.