Ruta de los murales de Carballo. Derribando muros con pintura

Uno de los murales más impactantes y más bellos de Carballo

Derribar muros con pintura, es lo que pretende el arte urbano de Carballo, capital de Bergantiños (Galicia) con los 66 murales que pueblan sus fachadas y sus calles, convirtiéndola en un auténtico museo al aire libre. Esta iniciativa pública, que nació en el año 2015, convida a artistas locales e internacionales a luchar contra el feísmo gallego, ese desorden incontrolado con el que crecieron comarcas importantes como la de Bergantiños. No fueron las únicas de la provincia de A Coruña en embellecer sus urbes y en democratizar el arte, que desde el momento en que se instaló en muros, fachadas y descampados, pasó a formar parte del día a día de sus ciudadanos. También Ordes, con su festival Desordes Creativas, Ferrol, con su Festival de las Meninas o Sada, con el tremendo mural dedicado a Isaac Diaz Pardo, a los que se unió Carballo con su Festival Rexenera Fest. De hecho, los grafitis detodas estas localidades están incluídas entre los mejores del mundo, dentro del Street Art Cities.

Otro mural de Carballo que nos ha enamorado

Les proponemos unar ruta por los murales de Carballo para descubrir las 66 obras y comprobar cómo la belleza es capaz de vencer a la fealdad, de cómo el arte tiene la fuerza de sorprender y emocionar a los visitantes y habitantes que sienten ya como suya esta magnífica galería de arte al aire libre.

Carballo, la capital de Bergantiños que se baña en A Costa da Morte

Carballo es la capital de Bergantiños, una de las comarcas más importantes desde el punto de vista económico y comercial, de la provincia de A Coruña. No hay más que darse una vuelta por sus calles para que su dinamismo y buen ambiente te envuelva. O venir un día de feria (que se celebra los jueves y los segundos y cuartos domingos de cada mes) o de “Feirón” (la feria de productores locales que tiene lugar el último domingo de mes cuando éste tiene cinco). Esos días el pueblo está todavía más animado.

La patata de Carballo, famosa en su Feirón al que llegan muchos foráneos para abastecer sus despensas

Situada estratégicamente entre Santiago, A Coruña y Fisterra, entre las Mariñas Coruñesas y la Costa da Morte. Tiene salida a esta bellísima y bravía costa, así como otras localidades de Bergantiños como Malpica, Ponteceso, Laxe o Cabana de Bergantiños. Sus arenales espectaculares de aguas límpidas y batidas, enamoran a los amantes del mar y de playas salvajes. Para llegar a ellos, hay que atravesar aldeas con sus prados, campos de maíz y vacas pastando por carreteras secundarias, hasta que al fondo asoma el Atlántico azul como una sorpresa inesperada. 

Playas de Carballo, belleza salvaje
Playa “Pedra do Sal”, una de las bonitas playas de Carballo

Una sucesión de playas comienza con la de Razo con su inmenso arenal y sus dunas de arena blanca; sigue la playa de Baldaio que no es únicamente playa, también es laguna y marisma, uno de los humedales más importantes de Galicia, incuido en la Red Natura y Zona de Especial Protección para las Aves. A continuación está la playa de A Pedra do Sal y otras calas magníficas (Arnela, Montefonte, Leira), escondidas, conocidas de los habitantes y apasionados de este pedazo de A Costa da Morte. Eso sí, para el baño son playas peligrosas, por lo que en verano siempre tienen una zona limitada con socorristas cuidándola, y aunque sólo sea un pedacito, el baño es un disfrute.

No son los únicos baños que ofrece Carballo que, como “Villa termal” tiene aguas termales medicinales que se pueden tomar en un balneario del siglo XVIII – aunque hay restos romanos que indican su importancia en aquella época -. De hecho estas aguas, han hecho del pueblo lo que es actualmente.

Derrumbando muros con pintura contra el feísmo

Nos sumergimos en el agua con Ofelia, que la artista Diana Rodeiro (Nana) retrata integrando elementos urbanos. Street art Carballo 2015.

Pero nos vamos ahora al tema que nos ocupa, del paisaje de A Costa da Morte, al centro urbano de la capital de Bergantiños. Carballo comenzó a derribar muros con pintura en 2015, cuando el ayuntamiento decidió embellecerla la villa con murales en muros, edificios y zona deterioradas. El llamado feísmo gallego también afectaba a Carballo. Se trata de un fenómeno arquitectónico y paisajístico que afecta a muchas ciudades y pueblos de Galicia desde los años 60, que se define por la falta de armonía, orden y estética en la construcción de edificios y viviendas y en el diseño de paisajes urbanos. Carballo también se desarrolló de un modo en cierto modo anárquico, y vemos como en muchos lugares, edificios inacabados, añadidos antiestéticos, solares vacíos,…afean el pueblo.

En la ruta de los murales de Carballo se unen muchos talentos

Contra el feísmo surgió la iniciativa “Derrubando muros con pintura que consiste en invitar a artistas muralistas y grafiteros a pintar murales en la villa. Los primeros fueron los de la italiana Roberta Venanzi y la carballesa Paula Fraile, y les siguieron numerosos artistas locales como Laura Tova, Rachelle Carvallo, Cristina Castro, Alejandra Martínez, Yoseba MP, Nada (Iria Fafián), Cestola na Cachola. Desde Cáceres se acercó al Festival: Daniel Muñoz “San”, desde Madrid, Spok, desde Cataluña, Cinta Vidal y Marina Capdevila, desde Almería, Miguel Peralta…Y artistas internacionales como el italiano Pixel Pantxo, el portugués Bordalo II, el italiano Jorit Agoch, la argentina Animalitoland, el mexicano Curiot …

RexeneraFest, el Festival de arte urbano de Carballo

RexeneraFest, el Festival de arte urbano de Carballo. Cartel 2020

Dentro del proyecto “Derrubando muros con pintura” se encuentra el Festival Internacional de Arte Público de Carballo: el RexeneraFest (RegeneraFest), en el que se dan cita cada año en verano artistas gallegos, de otras regiones de España, así como artistas internacionales. Pueden verse subidos en grúas, realizando sus creaciones, mientras vecinos de Carballo  y visitantes observan con atención su trabajo. Invitándolos, de este modo, a la primera fase de la creación de unas obras que pronto formarán parte de la villa. La democratización de este museo al aire libre comienza aquí, pues la gente empieza a hacerlo suyo. Apropiación que llega a su culminación cuando pasean a diario por las calles, salen a la compra, y sienten estos murales como parte de la fisonomía de su pueblo. 

El Festival RexeneraFest no se limita a la pintura de murales, sino también a otras actividades paralelas: conciertos, directos en Instagram, juegos de búsquedas para familias y rutas guiadas por los nuevos murales y aquellos de ediciones anteriores. 

Ruta por los murales de Carballo

Hacemos nuestra particular ruta por los murales de Carballo deteniéndonos en algunos que nos llaman poderosamente la atención. Por falta de espacio, no están aquí todos los que son, pero les invitamos a viajar a Carballo para hacer la ruta.

“O lapis do graffiteiro”, Sokram , 2014.

“El lápiz del grafito” del artista de Ordes, Sokram

Desde el paseo del parque del río Anllons se ve el mural de Sokram: “El lápiz del grafitero”, en un lateral del Pazo de la Cultura de Carballo; el el otro, la obra “Morriña”, de Hyuro. Un homenaje al street art, al arte urbano: un enorme lápiz por el que escalan figuras, que según el artista ordense es una metáfora visual del mundo que vivimos “donde la competición, la obsesion por el tamaño y la estética son el pan nuestro de cada día”.

“Morriña” de Hyuro, 2016.

Una mujer oculta su rostro en el brazo, sus manos descansan sobre una gran tela blanca, parece triste por su postura abatida. Impacta en contraste con la vitalidad del parque y el color del parque construido a orillas del río Anllons. El artista Hyuro retrata la “Morriña”, ese sentimiento tan profundo de nostalgia, tan universal. 

Morriña, ese sentimiento tan gallego se esconde en los parques de Carballo. Street Art, 2016.

“El silencio en medio de la tormenta” de Isaac Mahow, 2016.

Dos rostros de colores vivos se enfrentanc on los ojos cerrados, unidos por una flecha que emergen silenciosas de las aguas en medio de una tormenta. La imagen que veo próxima al aparcamiento donde suelo dejar el coche en Carballo. El autor de este expresivo mural, Isaac Mahow nos habla de gotas de lluvia que caen como flechas sobre un paraguas para dos, rompiendo el silencio. Una bella metáfora del caos y la calma.

El surrealismo de Isaac Mahow en Carballo.

“Home Carballo” de Nove Noel, 2016.

Mural del gallego Nove Noel

El mural “Hombre roble” del artista gallego Nove Nö3l rinde homenaje al pueblo de Carballo (“carballo” significa “roble” en gallego) y a uno de los árboles autóctonos de Galicia. 

“Fina de Carballo: A muller Nitromón” de Yoseba MP, 2017.

Una de las heroínas gallegas retratadas por Yoseba MB en su serie de murales: “Fenómenos do rural”

Una mujer fuerte porta un menhir a la entrada de Carballo como si fuera un Obelix, aunque en realidad es una patata gigante, homenaje a la mujer rural carballesa y al producto estrella de la comarca: la patata, concretamente a la variedad local Fina de Carballo. Con su mandilón típico y su fortaleza es el vivo retrato de las mujeres del mundo rural de Galicia. Recuerda a la “Greleira” de Ordes, esa vendedora de grelos que representa a todas las que ponen su pequeño puesto en la carretera en el frío invierno de la Terra de Ordes. Es Yoseba Muruzábal, alias Yoseba MP, el artista que sabe retratar también a estas superheroínas en su serie de murales “Fenómenos do rural” que homenajean a estas mujeres gallegas por toda la geografía de la región.

“Tribu Humana”, Jorit, 2017.

Esta belleza joven de la artista Jorit nos mira directamente a los ojos

Al volver de las playas de Carballo, de Baldaio o de A Pedra do Sal, siempre me topo con la imagen enigmática de esta belleza joven que me mira directamente a los ojos. Un retrato bellísimo que destaca entre todos los edificios que la rodean. Es obra del artista italiano Jorit que tiene un talento extraordinario para los retratos, que lleva representando desde hace mucho tiempo. Su obsesión, los rostros que nos unen como humanos, como tribu humana.

Costa da Morte, Cinta Vidal, 2017.

Siempre que voy a Carballo lo veo, en una esquina olvidada, junto a un pabellón abandonado, las hierbas creciendo en la acera. Y, sin embargo, es lugar de paso de los carballeses.Ahí está ese grupo de edificios, casas con galerías, hórreos sobre acantilados que giran o flotan en el espacio. Es la obra “Costa da Morte” de la catalana Cinta Vidal, sugerente e inquietante al mismo tiempo.

Cinta Vidal aprovecha un ventanuco de un muro de Carballo para crear una obra de arte

A Orixe 2, Mou. 2019.

Un buzo azul nos lleva al fondo del mar, entre dos calles de altos edificios. Intenta coger una botella con una hoja dentro, un mensaje. El artista ordense Mou (Mutante Creativo) pinta por segunda vez este enigmático buzo: ya lo había hecho en 2014 en una casa contigua que fue derribada.

“A Orixe” del artista ordense Mou, un buzo en el fondo del mar

Sin título, de Pichiavo, 2019.

Pichi y Avo es un dúo de artistas que realizan grandes murales, como este sin título que ocupa una gran pared al lado del parque del río Anllóns, donde está la obra Morriña. Se pueden ver ambas, que contrastan por el colorido de ésta. Escultura, arquitectura, pintura y grafitis en una mezcla de arte moderno y clásico. La cabeza de Aquiles, el héroe de la Grecia Clásica descansa entre grafitis de hastags, dos mundos lejanos en el tiempo que se unen en Carballo en una obra audaz. 

Los artistas PichiAvo traen imágenes de la Antigüedad a Carballo

Helen, de Elisa Capdevila, 2020.

En la fachada de un edificio entramos en la intimidad de la casa de una mujer que se balancea en una silla con los pies encima de una mesa, mientras escribe una nota. Da cierto rubor espiarla en este momento íntimo, de introspección y al mismo tiempo es agradable mirarla. Parece que podemos sentir ese silencio y tranquilidad que la envuelve. El mural llama la atención desde el aparcamiento en el que dejo el coche, ahí está a lo lejos, tan a gusto en su casa. La artista Elisa Capdevila nos lleva a las realidades más cotidianas, retratadas con un realismo sorprendente y certero, y nos invita a entrar en el interior de sus personajes.

La artista Elisa Capdevila nos invita a entrar sin permiso en la intimidad de Helen. Street art Carballo

Finlandia y Carballo unidos por el arte urbano

“Frente al océano” y “Keep me”, Millo, 2019.

Mural del italiano Millo en Jyväskylä, Finlandia (Keep me)

En varias de esas paradas que hago en Carballo para dar una vuelta y tomar algo, ir de compras o simplemente parar para comprar rica empanada en mi panadería preferida, me topo de frente con un mural que se me hace conocido y me envía directamente a Finlandia. A un viaje que hicimos a la capital de los Mil Lagos: Jyväskylä. Ahí estaban estos dos mismos personajes: un hombre y una mujer atrapando hojas de otoño en un bote en medio de un bosque de abedules, tan típico de Finlandia. Es la obra: “Keep me” que realizó para el Upea Art Festival, inspirado por los bosques y lagos de Finlandia que rodean ciudades y pueblos. Y según sus palabras, en “la relación entre las pequeñas cosas y nosotros y cómo lo que parece nada, puede serlo todo”. 

¡Es el mismo artista, me digo cuando veo su obra “Frente al océano”. Investigo y veo que  los personajes del italiano Millo son dos viajeros que recorren el mundo: Italia, Suecia, Georgia, Bélgica, Hungria, Alemania, Rusia, Chipre, Lituania, Estados Unidos, Canadá, India, México, China, Rusia,…

“Frente al océano” del artista Millo

En Carballo nuestros dos personajes se encuentran sobre edificios blancos, neutros, ellos en color sostienen una barca y un faro, con lo que el artista Millo quería hablarnos del mar. De la Costa da Morte tan cercana a Carballo, en cuya belleza y fuerza se inspiró. Afirma que “en nuestro viaje por mar, podríamos ser el barco y el faro en la tormenta de otra persona”, habla de “la importancia de estar seguro de nuestra fuerza interior, pero también de estar dispuesto a confiar en alguien más”. El avión aparece en todas sus obras, es su símbolo, símbolo de viaje, de unión entre países.

Y seguimos derrumbando muros con pintura…y con teatro en Carballo

Cartel del FIOT, Festival Internacional de Teatro de Otoño de Carballo

Carballo lleva ya 6 años derrumbando muros con pintura, una bonita metáfora hecha realidad, que ha reconciliado a sus habitantes con su pueblo, del que cada vez se sienten más orgullosos, haciéndole olvidar un poco el feísmo. 

El arte, la cultura, es algo que llena las vidas de aquellos carballeses a diario, pues la ruta por los murales de Carballo y el RexeneraFest no son las únicas actividades y eventos culturales que ofrece la villa. También está el Festival Internacional Outono de Teatro (el FIOT), un festival de teatro celebrado en otoño desde hace nada menos que 29 años, impulsado por la Asociación cultural Telón e Aparte y el ayuntamiento de Carballo. Una cita otoñal que tienen las mejores compañías de teatro gallego, nacional e internacional, para compartir sus obras con el público. Pero el FIOT no sólo se centra en la exhibición, sino también en iniciativas educativas y culturales. Como la “Rúa dos Contos”: espectáculos de narracion oral por locales de la ciudad; “O Fiotiño”, dirigido a los niños; o el Ciclo OTNI (Objeto Teatral No Identificado), con microteatro, cine al vivo, performance, teatro-danza,…El teatro también derriba muros contra la oscuridad en Carballo, reivindicando la belleza y la fuerza de la cultura.

…………………………………………………………………………………

Ya estamos en primavera y muy pronto volverá a celebrarse el RexeneraFest, al que serán invitados nuevos artistas que cubrirán un año más las calles de Carballo de murales que nos harán reflexionar o revolucionarán nuestros sentidos desde el punto de vista estético. Obras que podremos ver en su momento de creación y que seguirán durante muchos años formando parte del paisaje urbano de Carballo. Nuestras miradas terminarán viendo solo esas pinturas que derriban muros.

Ruta por los murales de Carballo en una hora

En el paseo del río Anllóns, también hay arte urbano. Street art en Carballo.

Nos vamos de ruta por los murales de Carballo. Como el pueblo es un poco laberíntico y los murales son numerosos, el ayuntamiento ha propuesto un itinerario ordenado con cuatro tramos que pueden seguirse a través de un mapa en una hora. En muchos de los murales hay paneles informativos y un código QR con informaciones diferentes sobre el autor y la obra. 

El tramo 1 parte de la Oficina de Turismo de Carballo (calle Martín Herrera), donde nos podemos hacer con un mapa y contemplar ya dos murales: “El Músico”, de Eva Facal y “A eira das Meigas”, de Nana y Nada. Luego hay que pasar por delante de la iglesia en cuya calle hay más murales: el “Sin Título” de Lula Goce. El Tramo 2 pasa por encima del río hasta el callejón por el San Martiño, subida por unas escaleras y en la calle Fomento está “A pena da Moura”, de Nömada. En la calle Río, la Artemisia Vulgaris, de Doa.

Un canto a la sostenibilidad en el mural de Rachele Calvo: “Balea”, 2018. Arte urbano en Carballo.

En el Tramo 3, está la calle Gerona y la calle Pan hasta el Pazo de Cultura, donde hay tres murales: Morriña, de Hyuro; O lapis do graffiteiro, de Sokram y “Visitando el consultorio”, de Curiot. De la calle Luis Calvo a la calle Ponte está el mural “Elefante” de Mon Lendoiro, y en la calle Barcelona el “Home Carballo”, de Nove Nö3l.

Para terminar, en el Tramo 4 de la ruta de los murales de Carballo, en la calle Ponte está la ninfa Ofelia, de Nana, en la calle Poñente, la “Tribu Humana” de Jorit, y en la Avenida Cristina la “Petra Mater” de Bosoletti. “A Orixe 2” de MOU, está en la esquina Avenida de las Flores y calle Fábrica.

Más información sobre los Murales de Carballo

Mapa de los murales de Carballo. Street art. Pinchar para ampliar

En la página web de “Derrubando muros con pintura”: https://derrubandomuros.gal, tienen más información sobre rutas, artistas y sobre la historia de este interesante proyecto. En la página de RexeneraFest pueden encontrar detalles sobre este festival internacional y un mapa con la ruta de los murales: https://www.rexenerafest.gal/o-festival/castellano/

También el ayuntamiento de Carballo ofrece información sobre el RexeneraFest.

La productora carballesa Mamá Lola realizó un documental en el que se puede ver la elaboración de varios de los murales de Carballo. También hay un álbum fotográfico que editó el ayuntamiento, aunque lo mejor es ir a Carballo y contemplar los murales en vivo y en directo.

Más artículos en nuestro blog sobre Street art, arte urbano por el mundo

Street art en Carballo

Graffitis, Street art y murales del mundo (Mundo)

DesOrdes Creativas, Festival de arte urbano en Ordes, Galicia. Democratizando el arte (España).

Ruta de los murales de la paz en taxi negro por Belfast (Irlanda del Norte)

Ruta por la galería urbana del Barrio Oeste de Salamanca. Arte a pie de calle (España).

Ruta de los murales y comics de Bruselas (Bélgica)

Ruta de los graffitis del barrio del Poble Nou de Barcelona (España)

Ruta graffiti y Street Art en el Raval de Barcelona (España)

Ruta de los murales por Bilbao. El street art pinta la ciudad con graffitis (España)

Entre diableros y murales por el Mercado de la Central de Abastos de México (México)

Cómo llegar a Carballo

Para llegar a Carballo desde A Coruña, se puede ir por la autopista AG55 y en 28 minutos estarán allí. O desde Santiago, Carballo se encuentra a 46 minutos por las carreteras: DP-0702 y DP2924. Desde Ordes está a media hora por la carretera AC-413. Y desde Arteixo sólo a 23 minutos por la AG-55.

Artículo escrito por María Calvo Santos

Otras obras de Street art de Galicia

DesOrdes Creativas, Festival de arte urbano en Ordes, Galicia. Democratizando el arte

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.