Ruta de los Grafitis del barrio de Poblenou en Barcelona

Poblenou es uno de los barrios emblemáticos de Barcelona. Las huellas del pasado fabril de hace un siglo aún se perciben pese a la transformación urbanística que vive. Precisamente, su nombre PobleNou, Pueblo nuevo, adjetivaba con su topónimo la creación de un núcleo que nacía en las “otrora afueras de Barcelona”. Aquí está su cementerio, extramuros, que pronto quedó rodeado por las fábricas que ya a finales del XIX se alzaban hacia el cielo en el frente marítimo donde hoy se llenan las playas.

La condensación de fábricas fue tal que enseguida se le denominó el Manchester catalán, convertido en el asolado Detroit cuando la industria desmantelada dejó diseminados por el Poblenou un desierto de solares. El sueño fallido – o mejor dicho especulativo- del 22@, vendido como una reconversión del tejido muerto industrial en un barrio tecnológico, se ha quedado en un proceso a medias.

Algunos de esos conjuntos fabriles han sido conservados tras la presión vecinal como la fábrica textil de Can Felipa, el impresionante espacio de La Escocesa (fundada en 1852) en la  calle de Pere IV, o la antigua fábrica de Ca l’Alier (reconvertido en centro tecnológico de la empresa norteamericana Cisco)

Ruta del Graffiti por el Poblenou

Las rutas al aire libre, gratis y como ésta, relativamente tranquilas y no masificadas se han convertido en los tiempos que vivimos en algo muy demandado en Barcelona.  Muchos graffitis del Poblenou quedan solo vivos con la fotografía de los transeúntes que los descubren, y que al volver otro día ya han desaparecido. Las tapias, los solares de un barrio en continua construcción son lienzos que se desploman con excavadoras o edificios que los entierran. Por eso querido lector, cuando leas el artículo, piensa que quizá no estén todos los que son, ni son todos los que están.

Graffiti del enano gruñón cerca de la torre Agbar del barrio de Poblenou.
Graffiti del enano gruñón cerca de la torre Agbar del barrio de Poblenou.

El arte del Graffiti se expresa de formas muy variadas. Hay murales institucionales, frente a otros más rebeldes y efímeros que parecen una denuncia ante las paredes de antiguas fábricas que se demolen.

Cuando recorremos Poblenou conviene mirar allende lo estético. La belleza de los graffiti esconde a menudo una denuncia particular sobre la historia del barrio. Encontramos guiños que pretenden desatar carcajadas, homenajes a personajes de la infancia, odas al recuerdo y la memoria, que se mezclan con obras de arte decorando persianas de negocios y tiendas del Poblenou. Graffiteros como el italiano Fabrizio Bianchini (Jupiterfab), que pinta retratos de los vecinos en las paredes del Poblenou, o Lluis Olivé han dejado huellas de gran factura en el barrio.

Pere IV, Carrer Peru y Selva de Mar

En estas calles encontramos varios espacios con graffitis. Aprovechan los muros de fábricas abandonadas que poco a poco van desapareciendo para levantar nuevos edificios. Es por ello que con suma probabilidad tendrán una vida corta. Uno de los más famosos es el del cantante de Jarabe de Palo, Pau Donés, que murió de cáncer, y que es obra del JLG.Arte.

Graffiti de Pau Donés en el cruce las calles Selva de Mar con Perú.
Graffiti de Pau Donés en el cruce las calles Selva de Mar con Perú.

Lo podemos ver en el cruce de Selva de Mar con Perú, junto a otros murales graffiteros de bella factura.

Conjunto de graffitis en la calle Espronceda
Conjunto de graffitis en la calle Espronceda

Cerca del Parque del Centro de Poblenou hay varias actuaciones interesantes. Una que se observa desde la calle del Marròc es la Columna clásica obra de artista urbano Escif.

Graffiti de Escif
Graffiti de Escif

Camino del Forum hacemos una parada en Fluvia 89, donde es imposible no advertir el inmenso mural graffitero que cubre todo el edificio. Fue hecho para la sede de Norma Comic que estuvo aquí, y sigue una estética que recuerda los dibujos del gran ilustrador holandés Joost Swarte.

Graffiti de Fluvia 89 al estilo comic
Graffiti de Fluvia 89 al estilo comic

Desviándonos un poco y en la esquina de Lope de Vega con Pallars está uno de los murales de mayor formato del Poblenou. Titulado “Fer Llenya“ (Hacer leña), es una obra de Gonzalo Borondo durante el Open Walls Conference de 2015 Barcelona. Reproduce el esfuerzo de los castellers haciendo la característica piña para alzar la torre humana.

Otro de los “lienzos” del Poblenou son los muros de la calle Agricultura entre Venezuela y Pallars. Aquí encontramos un paisaje cambiante con obras de artistas como Kopisundo o DePedrosArt.

Graffitis de la Calle Agricultura en el Poblenou
Graffitis de la Calle Agricultura en el Poblenou

Forum

Seguimos el camino hacia el mar por Diagonal. Nada más llegar al Forum encontramos el graffiti que actúa como mapa de la meglaexplanada construida en 2004 como Foro de las Culturas. El mural va sobreviviendo pintadas, igual que la placa de Ernest Lluc, el político asesinado por ETA, y que da nombre a la plaza, cuyos límites, como los de su figura, son complejos de determinar.

Graffiti mapa del Forum
Graffiti mapa del Forum

El entorno del Museo Blau (Museu de Ciències Naturals de Barcelona) es un espacio donde encontramos algunos graffitis perenes. Al ser una zona vigilada, los muros decorados por artistas con el beneplácito del ayuntamiento llevan años dando color al Forum. Varios de ellos están en la entrada del museo, obra de Twee Muizen, e integrados dentro de la campaña “Connectem amb Som Natura” del Museu de Ciències Naturals de Barcelona.

Graffiti de "Connectem amb Som Natura” del Museu de Ciències Naturals de Barcelona
Graffiti de “Connectem amb Som Natura” del Museu de Ciències Naturals de Barcelona

La renovación urbanística del Forum, con sus miles de toneladas de cemento cambió totalmente los antiguos barrios de chabolas donde vivían obreros que trabajaban en las fábricas de Poblenou.

Solo pervive el topónimo de Camp de la Bota, que proviene del antiguo campo de prácticas de tiro de los franceses durante el acuartelamiento de tropas napoleónicas a principios del XIX.  De ese Camp de la Butte (campo de la pequeña colina o montículo) se transformó en Camp de la Bota en catalán. En 1858 se construyó un castillo a instancias del capitán general de Cataluña, Juan Zapatero, característico por sus cuadro torres.

En la primera fase de la Guerra Civil Española el castillo se empleó como lugar de fusilamientos de militares sublevados. Y tras la victoria de las tropas franquistas fue cárcel y lugar de fusilamiento de republicanos y opositores a la dictadura franquista. Abandonado en los años 50 fue ocupado por los vecinos del barrio y hoy no queda rastro de él.

Continuamos el camino con dirección a las placas fotovoltaicas, pero antes giramos a la izquierda. Allí, junto a unas escaleras está un panel en memoria de las personas ejecutadas al finalizar la Guerra Civil. Descendemos por la rampa del Forum que conduce al parking del Decathlon. Allí un solitario letrero recuerda El Camp de la Bota y los fusilamientos de alrededor de 1.700 personas cuyos nombres se recuerdan en el panel.

En el “ágora” frente a la playa del Forum hay un buen puñado de graffitis que se van renovando. Entre “tags” destacan dos de ellos, el de el personaje de “Buscando a Wally” subido en bicicleta, y el tiburón.

Graffitis junto a la playa del Forum de Barcelona.
Graffitis junto a la playa del Forum de Barcelona.

El recorrido nos conduce siguiendo las playas del litoral, acercándonos a la Rambla del Poblenou, sin duda la calle con más vida del barrio. La primera parada que hacemos en esta zona es en Passeig del Taulat, entre Carrer de la Jonquera y Lope de Vega. En el alargado muro hay varios graffiti, como el de la Pantera Rosa, otro de Amaia21 o el burro poliédrico de Slomo.

Graffitis de la calle Taulat en el Poblenou.
Graffitis de la calle Taulat en el Poblenou.

Junto a la apacible Plaça del Prim es necesaria la parada sosegada en un graffiti.  Obra del artista urbano catalán Roc Blackblock, la mirada de una ya anciana Neus Catalá hace homenaje a una mujer que sobrevivió a los campos de concentración nazi. Su resistencia y memoria siguen vivos con el mural.

Graffiti homenaje a Neus Catalá en el Poblenou
Graffiti homenaje a Neus Catalá en el Poblenou

En la parte posterior del cementerio del Poblenou, en el Passatge de la Llacuna, 22, están los graffiti de Hyuro. Si bien es cierto que el recinto se ha vallado y no es fácil ver y disfrutar los graffitis.

ConnectHort

En los muros a ambos lados de la entrada al huerto urbano de ConnectHort encontramos graffitis de grandes dimensiones y muy elaborados. Las granadas en rama son obra de Taneli Stenberg & Anetta Lukjanova, la serpiente con la flor de Mr Sid, la niña con los pájaros de Maya Jevans, un ave de Emilio Mäkipää, la recolectora de zanahoria y berenjena de Maria Vilko, la mano con un pájaro de Art Ull, o el niño recogiendo fresas de Monstro.

Graffitis del huerto urbano de Connecthort en el Poblenou
Graffitis del huerto urbano de ConnectHort en el Poblenou

PobleZoo

Cerca de la Calle Marina encontramos varias de las actuaciones del artista Tim Marsh, que forman parte del PobleZoo. Tim forma parte  de la plataforma de artistas de Poblenou Urban District y sus graffitis logran un efecto tridimensional, con animales como un lobo, un loro, un camaleón, o un tigre entre otros.

Algunos graffitis de "PobleZoo" de Tim Marsh
Algunos graffitis de “PobleZoo” de Tim Marsh

A través de una aplicación que hay que descargar y con un coste de 5 euros, puedes hacer que cobren vida todos los animales pintados en diferentes paredes y puertas del barrio. La app también te guía a través de un mapa por los diferentes puntos donde puedes vivir la experiencia. Hay varios de sus graffitis en la calle Llull, donde también encontramos un cervecero mural hecho para la fábrica de cerveza artesanal de Edge Brewing.

Cómo hacer la ruta de los graffitis del Poblenou

Siendo el Poblenou un barrio amplio, y con graffitis repartidos en otros partes del Distrito Sant Martí, debemos procurar tiempo para hacer una ruta completa. Si elegimos ir a pie recorreremos algunas calles históricas donde aún se palpa la vida de barrio como María Aguiló, pero también calles donde a veces parece que son imaginarias plantas rodadoras de estepicursor las que acompañan nuestros pasos por un Lejano Oeste barcelonés.

La bicicleta puede ser un amigo ideal para hacer la ruta de los graffiti ya que además de ganar tiempo, podremos movernos con seguridad por la red de carriles bici de  Barcelona.

Mapa de los graffitis del Poblenou

Si quieres ver un listado de los últimos graffitis del Poblenou te recomendamos la web: http://elsgraffitisdelpoblenou.blogspot.com/ y si quieres ver otra ruta de graffitis en el barrio del Raval puedes leer nuestro artículo.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.