Visita a Turku. Dos días en la antigua capital de Finlandia

Islas y más islas, desde las Åland hasta Turku. ©María Calvo.

Navegamos por el Mar Báltico para llegar a la ciudad más antigua de Finlandia: Turku. Sus aguas nos llevan en ferry de Suecia a las islas Åland, parada obligada por una belleza de sus paisajes naturales que parece atemporal. Y de ahí, al archipiélago de Turku, atravesando cientos de islas que nos hablan de la geografía marítima de Finlandia. Hasta que estas agua saladas se fusionan con el río Aura en el estuario de Turku, donde comenzó a crecer esta ciudad de la costa suroeste de Finlandia a principios del siglo XIII, una ciudad cuya geografía es estratégica.

En nuestro viaje de prensa a Turku, visitamos el corazón de la ciudad durante el primer día, paseando por la ribera del río Aura, la Catedral, algunos de los museos más interesantes, y fundiéndonos con los habitantes. El segundo día, optamos por otro punto de vista: la visita de Turku en bicicleta, que además de llevarnos al castillo y al fascinante Forum Marinum, nos conducen a la bella isla de Ruissalo.

Pongamos pues nuestro giróscopo en funcionamiento para viajar a la ciudad más antigua de Finlandia.

Paseo por el río Aura en Turku. ©María Calvo.

Un poco de historia. La ciudad más antigua de Finlandia, hoy una ciudad nueva

Turku o Åbo (su nombre sueco) comienza a documentarse en 1229, momento en el que el Obispado se trasladó allí, por lo que este se considera el año de su fundación. Pero desde 1150 ya se conocía como punto de encuentro de navegantes y habitantes del continente. Turku fue a lo largo de su historia un importante puerto comercial (y actualmente de pasajeros). Nos percatamos de la importancia naval de Turku al llegar al puerto, donde llegan constantemente barcos, y al ver el gran astillero. Y, claro está, por la presencia del río Aura, alma de la ciudad de Turku.

En 1556 el rey de Suecia Gustav Vasa había erigido Finlandia como Gran Ducado, cuya capital era Åbo/Turku. Y en 1815 surgió la Academia de Åbo, un colegio universitario, sucursal de la Academia Real sueca, por lo que su influencia se extendía a nivel universitario. A la importancia naval y eclesiástica de Turku, se suma pues su importancia cultural y universitaria. En 1640 era la primera ciudad universitaria de Finlandia. Hasta 1808 conservó su preponderancia cultural, eclesiástica y universitaria.

La calle Aurakatu nos lleva a un punto alto de la ciudad: la colina Puolalanmäki

Fue parte del Imperio Ruso a partir de la Guerra de Finlandia (1808-1809), y en 1827 el zar Alejandro I situó la capital del Finlandia en Helsinki, cuando decretó que Turku estaba demasiado cerca de Suecia y pasa la capital a Helsinki. En ese mismo año un incendio destruyó casi la totalidad de la ciudad y también se trasladó la Academia a Helsinki.

Buscando un casco antiguo, comprobamos que Turku apenas puede mostrarse como era antes del incendio, se salvó la catedral, el castillo y poco más. Por lo que visitamos una ciudad nueva, eso sí de mucho interés.

DÍA 1: De ruta por Turku. El centro histórico

Turku se despereza. Visita al mercado

La ciudad de Turku se despierta temprano, así como nosotros que vemos desde nuestro hotel los puestos del mercado en la plaza principalTras un espectacular desayuno finlandés en el majestuoso hotel nos dirigimos al mercado para fundirnos con los habitantes de la ciudad, tal y como nos gusta hacer siempre en nuestros viajes. Los mercados son lugares de encuentro, donde se reúnen los habitantes del lugar. Allí hacemos pequeños retratos, observamos sus intercambios, sus gustos culinarios, los productos de la tierra y los productos elaborados, también la artesanía típica. Los mercados son como micro universos que reflejan un poco cómo es la gente. Y el ambiente suele ser fantástico.

La cantidad de bayas que hay en el mercado es increíble, ¡una delicia para los finlandeses!

Nos fascina la cantidad de bayas que se encuentran en los puestos del mercado, esas que muchos finlandeses recolectan en verano en abundancia para tener para todo el año. Uno de esos alimentos que adoptamos rápidamente y al que nos acostumbraremos a lo largo de nuestro vieja por Finlandia.

Dejamos la algarabía del mercado para subir por la calle Aurakatu que nos llevará a un punto alto de la ciudad, la colina Puolalanmäki, donde se encuentra uno de sus edificios más emblemáticos: el Museo de Arte de Turku.

Primera parada: la colina Puolalnmäki. El Museo de Arte de Turku

Desde lo alto de la colina Puolalnmäki

Subimos hasta la colina Puolalnmäki una fría mañana de principios de un otoño que está más avanzado que en el sur de Europa, para nuestra sorpresa. Lo vemos en las hojas doradas del parque de Poulalnmäki, donde unos niños juegan y nosotros esperamos a que abra el Museo de Arte de Turku.

Al parecer, en esta colina se celebra el Primero de Mayo por todo lo alto, conocido como Vappu. Los estudiantes y otros habitantes de Turku se reúnen la víspera frente al Museo de Arte, después del famoso desfile de Vappu. Allí, el presidente del sindicato de estudiantes pronuncia un discurso durante el cual los estudiantes agitan sus gorras blancas y negras para animarlo. El discurso termina con los estudiantes colocándose las gorras y celebrándolo con botellas de champán. Imagino que será espectacular ver esta festividad, porque son miles de estudiantes los que desfilan y se reúnen en la colina Poulalnmäki con sus coloridos uniformes.

En la colina Puollalamäki observamos una arquitectura de estilo Art Nouveau: edificios de apartamentos y el Museo de Arte de Turku, aunque también vemos un edificio de madera, la casa Iso-Puolala que junto con otras de los siglos XVIII y XIX sobrevivieron al gran incendio de Turku, pero que fueron derruidas para sustituirlas por casas de piedra Art Nouveau.

Entramos en el Museo de Arte de Turku, uno de esos edificios de granito de estilo nacional romántico, diseñado por Gustaf Nyström, que veremos más tarde en otras ciudades de Finlandia. Alberga colecciones extensas del arte finlandés en su Edad de Oro, el período que va de finales del siglo XIX a principios del siglo XX, por lo que es considerado como un auténtico tesoro nacional.

El Museo de Arte de Turku, en la colina Puolalnmäki

Descubrimos en el Museo de Arte de Turku artistas finlandeses desconocidos para nosotros hasta el momento, y que nos fascinan por la calidad y lo atractivo de sus obras, como es el caso de Gunnar Berndtson, y su belísima obra, ¡todo un descubrimiento!. También tenemos la suerte de descubrir al pintor finlandés expresionista Tyko Sallinen, a la que el museo dedica estos días una exposición temporal. La influencia del Fauvismo es evidente en su obra, que recorremos sorprendidos por su atractivo.

A la salida también nos llama la atención el acogedor Café Victor, con vistas fantásticas desde la terraza, aunque hoy el día no está para disfrutarlas.

Degustando la gastronomía finlandesa

Tras la visita al Museo de Arte de Turku, nos reunimos con Olga, de la Oficina de Turismo de Turku, en el restaurante…para degustar algunas especialidades de la cocina finlandesa, además de conversar sobre la ciudad de Turku en una estupenda introducción que nos permitirá conocerla desde la mirada de un finlandés.

En nuestros viajes giroscópicos siempre buscamos relacionarnos con la gente para descubrir los lugares desde el prisma de los que viven allí, dejándonos acompañar en las visitas, compartiendo conversaciones, conocimientos, adoptando sus costumbres,…una forma de convertirse en un habitante más, al menos durante el periodo de tiempo que dura el viaje. De este modo, nos llevamos muchos conocimientos del país y de sus gentes, ya que lo conocemos desde dentro.

La gastronomía finlandesa, con el pescado y las patatas como protagonistas

Y si estos momentos de compartir se hacen en torno a una mesa, degustando la gastronomía finlanda, como es el caso de hoy en Turku, la fusión se facilita.

Tras la agradable comida con Olga, comenzamos una interesante ruta por Turku acompañados de una guía que conseguirá darnos su visión global de Turku en solo una tarde. Pirita habla un perfecto español, que junto a sus conocimientos sobre la ciudad, la hace una guía ideal para los visitantes españoles. Incluso podría llevarnos por una ruta de la Novela Negra que hay en la ciudad de Turku, algo que entusiasmaría seguramente a muchos amantes del género.

Paseo a orillas del río Aura, alma de Turku. De la catedral al castillo

El cielo está completamente despejado cuando comenzamos a caminar por el paseo a orillas del río Aura, el alma de Turku. Animados por el sol resplandeciente, los habitantes de la ciudad deciden llenar la ciudad, las terrazas y la ribera del Aura. El buen ambiente es evidente, imagino como el que hay en verano. Aunque intuyo que los finlandeses salen de casa igualmente aun esos meses largos de frío y oscuridad. En Turku tienen el Aura, y aunque esté helado o nieve, siempre hay algo que hacer en esta animada ciudad.

La catedral de Turku, uno de los monumentos que resistieron al incendio que devastó la ciudad

El paseo a orillas del río Aura une dos de los monumentos más importantes de Turku: la catedral y el castillo a lo largo de 3,5 kilómetros. Varios barcos permanecen anclados en el río, algunos de ellos dedicados a servicios de restauración. Más tarde, de noche, los veremos iluminados, esperando que los visitantes suban a bordo.

Comenzamos por la catedral de Turku, situada en la colina Unikankare, uno de los edificios de mayor valor histórico de la ciudad, por ser el único que sobrevivió al incendio de 1827, aunque se dañó considerablemente. La belleza de su arquitectura es evidente ya desde el exterior. Construida a fines del siglo XIII era la catedral principal de Finlandia en 1300 y sede del obispado. Las ampliaciones en los siglos posteriores se hicieron en piedra y tras el incendio tuvo que ser en parte reconstruida. En el interior llama la atención el órgano, ¡es impresionante!.

La catedral es un buen lugar para hablar de historia, por lo que escuchamos atentamente las explicaciones de nuestra guía para absorber toda la información que podamos sobre Finlandia. Pirita nos habla de la figura de Mikael Agricola, padre de la lengua literaria finesa y creador de las normas ortográficas del finés moderno. Obispo de Turku desde 1554, Mikael Agricola fue además promotor de la Reforma Protestante en Suecia y Finlandia, el primero en escribir en lengua finesa, el Abctiria (Libro ABC) y de traducir en finés el Nuevo Testamento.

En todas nuestras visitas por la geografía de Finlandia, gracias a las historias que escuchamos de la mano de guías, trabajadores de las oficinas de turismo y de gente que conocemos en el camino, iremos juntando piezas de la historia, de las costumbres y de la vida en el país, y acabaremos conociéndolo un poco mejor.

 

La zona universitaria de Turku

Antes de continuar el recorrido por el río Aura, nos detenemos en la zona universitaria, observando que todavía no hay muchos estudiantes ya que no ha empezado el año lectivo. Pero estamos seguros de que la zona se llena de agradable ambiente universitario durante el año. La Universidad de Turku (Turun Yiopisto), es la más importante de la ciudad. Pero también está la Academia de Åbo (Åbo Akademi, en sueco) (1815), una universidad que surgió en el momento de dominio sueco. Actualmente la Academia sigue teniendo importancia y en ella solo pueden ingresar aquellos alumnos que también saben sueco, que no son muchos.

Continuamos la visita del patrimonio arquitectónico de Turku parándonos en la Plaza Vieja, que los colores del otoño hacen aún más bella. Fue un importante centro mercantil y administrativo desde el siglo XIII hasta el siglo XIX, y todavía permanecen edificios de importancia histórica, como la mansión Brinkkala, el antiguo Ayuntamiento, la mansión Hjelt y la mansión Juselius, actualmente destinados a usos culturales. Magníficos edificios que hacen de la Plaza Vieja uno de los lugares más bellos del centro histórico de Turku, la cual cobra vida a lo largo del año con diferentes eventos, como el Mercado Medieval, que tiene lugar en verano, o el mercado de Navidad. El mensaje de Año Nuevo llena la Plaza Vieja de gente y se retransmite por la televisión nacional.

La Plaza Vieja, uno de los rincones más bellos de la ciudad de Turku

Caminamos de la Plaza Vieja hacia el río Aura y vemos el restaurante más antiguo de Turku, el Pinella. Enfrente la plaza Vähätori, el nuevo centro culinario de Turku, al que volveremos más tarde. Seguimos a orillas del Aura, a la altura del Museo Aboa Vetus & Ars Nova, y vemos las figuras decorativas coloridas que flotan en el agua que se colocaron cuando Turku fue Capital de la Cultura en 2011.

De repente, el Puente de la Biblioteca, por el que pasan peatones y bicicletas. En la orilla oriental, por la que vamos, está la estatua de Pavo Nurmi, un duplicado de la que se dedica en Helsinki al gran corredor finlandés, procedente de Turku. Justo aquí se encuentra el pub New Pharmacy, el lugar favorito del detective Jussi Vares, de los libros de novela negra de Reijo Mäki. Y, más arriba, el restaurante del maestro chef Erik Mansikka, muy popular entre los habitantes de Turku.

Desde el puente Aura puede verse el Museo de Arte de Turku en lo alto de la colina. Y entre el Puente Aura y el Puente del Teatro, varios kioscos de comida callejera, y al otro lado, varios barcos restaurantes, que según nuestra guía, se llenan en verano.

La belleza de la arquitectura racionalista finlandesa se refleja en las aguas del río Aura

En la orilla occidental está el Museo de la Farmacia, situado en un bonito edificio del siglo XVIII, la Casa Qwensel. Y en la orilla occidental, el Teatro de la Ciudad de Turku, en plena renovación. Destaca el espléndido edificio Art Nouveau del Museo Biológico. Otro de los Museos de Turku también se halla a orillas del Aura: el Museo de Arte Wäinö Aaltonen, detrás de cual llama nuestra atención un antiguo molino de viento y el Samppalinna Open Air Theatre.

Paseo en ferry por el río Aura

A unos 500 metros después del último puente que se dirige hacia la desembocadura del río Aura, un bonito ferry naranja lleva a los habitantes de Turku de uno lado a otro del río. Es el Föri, el ferry de la ciudad, en realidad un transbordador que opera ya desde hace más de 100 años.

Pirita nos propone una vuelta en ferry que aceptamos rápidamente, atraídos por la curiosidad de vernos embarcados en el bonito transbordador naranja de Turku. Ella nos cuenta riendo que sus niños le piden siempre cruzar el Aura en el Föri, solo por divertirse. ¡Y no me extraña, es realmente divertido!.

Estamos todos listos para que zarpe, alguna gente también sube sus bicicletas. Lo cierto es que es una forma muy práctica de pasar al otro lado. En nada embarcamos en el Föri que opera durante todo el día sin parar, incluso también opera invierno, si el hielo lo permite. En un minuto y medio cruzamos el Aura y llegamos al otro lado sonrientes, riéndonos de nuestra ocurrencia, ya que en nada ya volvemos a tomarlo para volver a la orilla en la que nos encontrábamos.

El transbordador (föri) que lleva de una orilla a la otra del río Aura

Algo tan simple como cruzar en transbordador el río Aura, para nosotros ha sido una pequeña y divertida aventura que nos ha encantado. ¡Y gratuita!

La jornada se termina y no tenemos tiempo de subir a la colina Kakolanmäki, donde está la fortaleza de piedra que era cárcel hasta 2007. Antes de llegar al puerto donde está el Forum Marinum y el Castillo de Turku – que dejamos para el día siguiente – damos la vuelta para visitar el Museo Aboa Vetus & Ars Nova. Nos despedimos de nuestra guía Pirita, con la que quedamos en contacto para futuras visitas a Turku.

Museum Walk

Gracias a Visit Turku tenemos el Museum Walk, una tarjeta con la que se pueden visitar los museos de Turku, que nos permitió ir al Museo de Arte y al Museo Aboa Vetus & Ars Nova, y que utilizaremos también para ir al Castillo de Turku y al Forum Marinum. Si visitamos estos museos de Turku durante estas dos jornadas, será más que suficiente. Dejamos el Sibelius Museum y el Wäinö Aaltonen Museum, dedicados al famoso compositor y al escultor finlandés.

La originaliad del Museo Aboa Vetus & Ars Nova

La originaliad del Museo Aboa Vetus y Ars Nova, donde las ruinas son parte natural del mismo

La peculiaridad del Museo Aboa Vetus & Ars Nova radica en ser un museo histórico y una zona arqueológica al mismo tiempo, gracias a lo cual podemos descubrir la historia de la ciudad más antigua de Finlandia. Nada más entrar vemos parte de los restos de los edificios medievales descubiertos en las excavaciones de 1995, que contrastan con el café moderno. Una original forma de hacer de las ruinas parte natural del museo. Esta área se llama: Aboa Vetus y se corresponde con uno de los cuatro distritos principales del Turku medieval: el barrio del convento, donde mercaderes y artesanos ricos habían construido casas de piedra y ladrillo.

Somos conscientes de lo extraordinario de esta visita llena de ruinas, senderos y sótanos de la Edad Media, así como ruinas de viviendas y bodegas que datan del siglo XIV. A lo largo de visita también admiramos artefactos de la época que se conservaron intactos. Para los niños, se han instalado zonas de actividades integradas dentro de la exposición: jugar con modelos en miniatura de la exposición, utilizar un lápiz óptico para crear una imagen de cera,…

Arte contemporáneo en el Ars Nova

Ars Nova es el Museo de Arte Contemporáneo de Turku, situado en el antiguo palacio Rettig situado sobre el subsuelo de Aboa Vetus. Descubrimos obras de arte contemporáneo en un magnífico espacio de 600 metros cuadrados. Desde el segundo piso hay vistas del jardín Rettiginrinne y Nunnankatu.

La Plaza Vähätori. Artesanía y restaurantes

A un paso de la Plaza Vieja, está la plaza Vähätori, el barrio que se encuentra entre la Biblioteca de Turku y el puente de la Catedral. A estas hora de la tarde está lleno de ambiente, y, tras el largo paseo por el río Aura, decidimos tomar algo en uno de los lugares de moda, el Café Art, que al parecer ha recibido el título de “barista del año” recientemente. Probamos algunos de sus pasteles caseros y un delicioso café. “Turku Coffee Roastery”. Hay gente en las terrazas, pero para nosotros ya hace frío y nos quedamos a disfrutar de este café agradablemente decorado.

Miramos hacia fuera donde está el río Aura y constatamos el buen ambiente del barrio Vähätori, repleto de restaurantes y tiendas de diseño. Desde allí las vistas de la Gran Plaza Vieja que empiezan a iluminarse en este atardecer otoñal, son muy bellas.

En el Café Art, con la tarjeta Food Walk

Food Walk. Ambiente nocturno

Se termina nuestra primera jornada en Turku y después de un descanso en el hotel decidimos cenar algo, para lo que utilizamos otra de las tarjetas que nos ofreció Visit Turku fue la Food Walk, con la que se puede hacer un tour por algunos de los restaurantes de la ciudad, incluido algún barco anclado a orillas del río Aura. Una forma de conocer la cultura gastronómica finlandesa y con la que disfrutaremos del interesante ambiente nocturno de la ciudad que a estas horas está lleno de juventud.

Kakolanmäki Hill

DÍA 2: EN BICI POR TURKU

En el fascinante Forum Marinum de Turku, de visita obligada

Madrugamos de nuevo en el segundo día que estamos en Turku. La jornada de ayer no nos dejó tiempo para ver dos lugares que no queríamos perdernos y que queremos visitar hoy: el castillo de Turku y el Museo Marítimo.

Después de haber recorrido las islas Åland en bici, nos hemos aficionado a este magnífico vehículo de dos ruedas que nos proporciona un punto de vista diferente de los lugares, y nos da una gran libertad, permitiéndonos parar allí donde queremos y llegar a lugares que a pie o en coche quizás no podríamos llegar.

Así que solicitamos unas bicis en el hotel donde estamos alojados, que normalmente sólo las prestan durante unas horas, pero en nuestro caso, como necesitábamos toda la jornada, ya que pretendíamos ir a la isla de Ruissalo, nos las dejaron sin límite de tiempo. Al parecer no esperaban que un día de diario los huéspedes solicitasen una bici.

A lo largo de nuestro viaje por Finlandia, recorreremos muchos lugares en bici, y en los hoteles suelen prestarlas, si no, también están las oficinas de turismo, que también tienen este servicio.

Nos lanzamos pues a recorrer la ciudad de Turku en bici, siguiendo el recorrido que hicimos el día anterior por la ribera del río Aura para llegar al Museo Marítimo y al castillo. Pero antes, vamos a hacer una parada en otro lugar que queríamos visitar: el mercado de Kauppahalli.

El encanto del mercado de Kauppahalli

El mercado de Turku

Ya estuvimos en el mercado al aire libre de Turku, y hoy nos dirigimos al mercado cubierto de Kauppahalli, un bonito edificio de ladrillo de 1896 diseñado por el arquitecto Gustaf Nyströn, que a estas horas se va llenando de gente y creando una atmósfera encantadora, entre los diferentes puestos de comida, tiendas de delicatessen y artesanía y las pequeñas cafeterías y restaurantes. Nos recuerda mucho al mercado de Helsinki, que data de la misma época y es un lugar de visita obligada para conocer los gustos culinarios de los finlandeses, probar especialidades de su gastronomía y charlar un rato con los vendedores. Otra forma de conocer una ciudad.

El mercado de Kauppahalli es tan bonito por fuera como por dentro, donde se funde lo antiguo y lo nuevo armoniosamente, el hierro y la madera. De hecho, algunos cafés recuerdan a vagones de tren, vistos desde fuera. Nos paramos en algunos puestos de pan, el pan finlandés que tantas variedades ofrece, un producto que nos enamoró desde el primer momento, fans como somos del pan en general. Desde luego, los países escandinavos son grandes fabricantes de pan, la variedad es tan grande que en cada lugar estamos encontrando panes diferentes.

Hay tantas variedades de pan finlandés…¡pura delicia!

También nos paramos en los puestos de pescado, el salmón como protagonista. Charlamos un rato con un simpático mercader pelirrojo que ofrece especialidades exquisitas realizadas con salmón que pueden degustarse a partir de las 12. Una pena que sea tan temprano y que hayamos tomado un tremendo desayuno en el hotel, porque desde luego tiene todo muy buena pinta.

Seguimos pues nuestro recorrido en bici mientras se nos hace la boca agua recordando los productos que acabamos de ver en el mercado de Turku. Volvemos a pasar por los puentes que atraviesan el río Aura, aunque salimos en algún momento a la calle paralela al río para ver algunas bonitas casas de madera antiguas que recuerdan a la arquitectura de las islas Åland.

Visita al fascinante Forum Marinum de Turku

El Forum Marinum comienza ya en el muelle, donde el Suomen Juotsen

Por fin llegamos al Forum Marinum de Turku, situado junto al Castillo de Turku, dos lugares que no queríamos perdernos. El Forum Marinum comienza ya en el muelle, donde hay un enorme barco velero que puede visitarse únicamente en verano, habrá que volver para descubrir las entrañas de este navío y conocer algo más de la historia marítima de Turku: el Suomen Juotsen. Las visitas combinadas del Forum Marinum, los recorridos por el astillero organizado por Meyer Turku y Visit Turku nos muestras la fascinante historia de los constructores navales de Turku. La exposición sobre la construcción naval finlandesa es una exposición permanente que se abrió en noviembre de 2017 al público y que esperamos visitar la próxima vez.

Siempre nos ha fascinado el mar y los barcos, y la visita al Forum Marinum de Turku se presenta cautivante desde el primer momento, cuando vemos la tremenda colección de motores de todas las épocas. Se acerca una guía a nosotros para explicarnos que muchos visitantes recuerdan algunos de estos motores, ya que los tenían en su familia. Recordemos que Finlandia es un país marítimo, con sus cientos de lagos, y casi todo el mundo tiene una barca y sabe usarla.

Auli, la guía, nos conduce a otras salas dándonos explicaciones. Lo cierto es que las exposiciones del Forum Marinum son espectaculares. En 850 metros cuadrados se habla de la historia de la Marina finlandesa y el comercio marítimo finlandés. Pero también la cultura y la historia del rescate marítimo y de la guardia costera, la pesca profesional en el mar, la pesca recreativa, la cultura del archipiélago.

La exposición de la Marina se ha renovado e incluye la historia completa de la Armada finlandesa, así como la artillería y la infantería costeras.

Gracias a Auli y a Arnold Kallio por abrirnos las puertas al mundo marino de Turku

No pudimos ver estas colecciones de embarcaciones, ya que solo se abren en verano: un velero, el Suomen Joutsen, la fragata que está en el exterior, el Sigyn, una barca, cuatro buques de guerra, pequeños barcos de vapor (entre los que destaca un remolcador y un bote de la policía).

Mientras Auli atiende a otros visitantes, se acerca Arnold, otro guía con el que comenzamos también a conversar. Ambos forman parte de una asociación que hace de guías gratuitamente dentro del museo por amor al mundo marino. Arnold nos cuenta su vida de marinero que trabajó en un rompehielos. Nos cuenta historias del mar y nos acompaña en las exposiciones del Forum Marinum, del que salimos completamente cautivados y con dos amigos más.

El Castillo de Turku

Parecía que no íbamos a descubrir nada más fascinante que el Forum Marinum de Turku, pero la visita al castillo nos impresionará por la cantidad de información sobre la historia y lo larga que puede ser. Se necesitaría una jornada entera para conocer ambos museos.

El Castillo de Turku es una imponente fortaleza construida en la década de 1280 en una isla en la desembocadura del río Aura que utilizarían los gobernantes suecos. Primero fue campamento fortificado, pero en las primeras décadas del siglo XIV se reconstruyó como una fortaleza cerrada. La Edad de Oro del castillo tuvo lugar en el siglo XVI, durante el reinado del rey Juan III de Suecia, Duque de Finlandia. En esa época se construyó el Piso del Renacimiento y el Salón del Rey y de la Reina.

El castillo de Turku, otro de los grandes monumentos de la ciudad más antigua de Finlandia

A lo largo de su historia fue pues bastión defensivo, sede de la corte, centro administrativo, prisión del destronado rey sueco Erik XIV, el hermano del Duque, almacén tras el incendio de 1614, que destruyó la mayor parte del castillo. Hubo otra restauración cuando fue dañado en la Segunda Guerra Mundial por un incendio, y actualmente alberga el Museo Histórico de Turku.

Durante dos horas visitamos el Castillo de Turku donde también encontramos jóvenes guías, estudiantes que trabajan durante el verano, y que nos cuentan apasionadas historias relacionadas con el castillo. Si nos paráramos, estaríamos toda la tarde en el castillo. Desde que entramos en esta enorme fortaleza, parece que entramos en un laberinto de la historia, del que saldremos como de un viaje en el tiempo a la Edad Media en Finlandia.

Ruta en bici por la Isla de Ruissalo

Apenas tenemos espacio para contaros nuestra ruta en bici por la Isla de Ruissalo, que merece un artículo particular. Su belleza natural nos impresionó, aún más con los colores del otoño. Situada en frente de la ciudad de Turku, la isla de Ruissalo está a un paso para los viajeros que quieran adentrarse en la naturaleza de los bosques de robles (raros en Finlandia) y lagos finlandeses. Un paraíso para las aves, nosotros vimos cientos de Barnacla cariblanca en la famosa playa donde se celebra el Festival de Rock de Ruisrock en verano. La isla de Ruissalo también nos enamoró por sus chalets de madera de colores del siglo XIX, que nos ofrecieron algunas de las fotografías más bellas de la visita a Turku.

La belleza de la isla de Ruissalo, a un paso en bici de Turku

Está a una media hora en bici y a unos 18 minutos en el autobús nº 8 desde Kauppatori. También puede visitarse en barco, nosotros pudimos verla desde el enorme ferry que une las islas Åland con Turku.

Próximo viaje a Turku. ¿El archipiélago de Turku?

Nos queda mucho que ver y que hacer todavía en Turku. En verano debe ser también magnífico, las orillas del río Aura llenas de terrazas con gente disfrutando del buen tiempo, el Festival de Rock de Ruissalo, … Pero con lo que soñamos es con visitar el Archipiélago de Turku, el más grande del Báltico, con sus 20 mil islas dispersas entre Turku y las islas Åland. Los faros de Bengtskär, Isokari y Utö, los transbordadores interinsulares gratuitos, las islas verdes, rocosas, el Parque Nacional del Archipiélago…O quizás hacer el Archipiélago Trail, entre Houtskär e Iniö, 250 km que se pueden hacer en coche o bici. O tal vez un crucero por el Archipiélago de Turku.

Finlandia todavía espera a estos viajeros giroscópicos, que sueñan con seguir fundiéndose en sus paisajes, ciudades y gentes.

Agradecimientos

Gracias a Olga Henriksson y Pirita Lentiö por ser nuestras guías y nuestro apoyo en Turku

Muchas gracias a Visit Turku por ofrecernos esta magnífica estancia en la antigua capital de Finlandia. Saludos para Lotta Back, Olga Henriksson, Mariana Miettinen y Pirita Lentiö gracias a quienes hemos conocido los grandes secretos de esta bella ciudad costera. Esperamos regresar para hacer la Ruta de la Novela Negra, un crucero por el Archipiélago, y quizás vivir el RuisRock!!

Un abrazo para Arnold Kallio y Alia, guías voluntarios del Forum Marinum, fantástico museo del mar. ¡¡Esperamos volver a veros amigos!!

Y gracias a Vikings Ferries por llevarnos de las Islas Åland a la ciudad de Turku. Saludos a Kristi Parts.

Visita guiada por Turku o crucero por el Archipiélago de Turku

Si desean una visita guiada por la antigua capital de Finlandia, una visita guiada por los escenarios de la novela negra de de Reijo Mäki, una Ruta por los escenarios de crímenes en Turku  o un crucero por el Archipélago de Turku, contáctenos.


Te ha gustado? Comparte este viaje !

2 comentarios de “Visita a Turku. Dos días en la antigua capital de Finlandia

  1. Muy completo e interesante itinerario, y dado que vamos a estar 2-3 días por allí, trataré de seguirlo.
    Muchas gracias

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.