Ubrique. En la Ruta de los Pueblos blancos de Cádiz

Tejados de Ubrique. Nos llevamos estas imágenes de recuerdo

Ubrique aparece a nuestros ojos resplandeciente con su blancura inmaculada, ganándose el formar parte de la Ruta de los Pueblos Blancos de  la Sierra de Cádiz, abrazado por sierras espectaculares, balcones naturales únicos. Conocido sobre todo por estar dentro de esta ruta de bonitos pueblos, Ubrique es célebre también por sus magníficos miradores, su tradición marroquinera secular y por su curiosa fiesta de la Crujía de los Gamones. Pero durante nuestra corta visita a Ubrique, hemos descubierto todo lo que ofrece este bello pueblo, lo que ha aumentado las ganas de regresar para disfrutar de su entorno natural, su patrimonio histórico y su gastronomía. 

Y es que Ubrique está en el corazón de los parques naturales más bellos de Andalucía: el Parque Natural Sierra de Grazalema, que presume de su enorme bosque de pinos Pinsapos, reliquia de la Era Terciaria; y del Parque Natural de Los Alcornocales, uno de los Alcornocales más extensos de la Penínula Ibérica. Ofrece numerosas rutas señalizadas para los amantes del senderismo, una de las cuales parte del pueblo y llega al Yacimiento arqueológico de Ocuri, ciudad romana, situado en la cima del Salto de la Mora. Por no hablar de su rico patrimonio festivo y gastronómico. 

La belleza de Ubrique abrazado por imponentes sierras

Aquellos que buscan hacer un turismo slow, tranquilo, para disfrutar de la naturaleza, de la autenticidad de los pequeños pueblos de la Serranía de Cádiz, de la cultura y la gastronomía, encontrarán en Ubrique un destino ideal. No solo como parada de paso en la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz, sino como destino para un fin de semana, un puente o unas vacaciones.

Ubrique desde el Mirador del Calvario. Ruta de los Miradores de Ubrique

Partimos del centro para recorrer Ubrique a pie, a pesar de que a estas horas de mediodía el sol de agosto es poderoso. El esfuerzo merece la pena, ya que la luz alta hace que el pueblo parezca todavía más blanco. Buscamos sombra en alguna de sus callejuelas empedradas, de casas encaladas adornadas con flores. Estamos seguros de que si en Ubrique hubiera un concurso para embellecer las fachadas con flores, sería todavía más bella de lo que es y atraería aún a más gente. Algunos vecinos ya lo hacen y el contraste del color con el blanco es espectacular. Tiene ya gran éxito en Ubrique el Concurso de Decoración de las casas en la festividad de la “Crujía de los Gamones” o el  Concurso de Pintura Rápida al aire libre, que atrae a amantes de la pintura de todas partes que llegan con sus caballetes al casco antiguo inspirándose para realizar sus obras en el propio pueblo. 

Atravesando las callejuelas de Ubrique, sus casas encaladas

Pasamos por la Fuente romana de los Nueve Caños, y rodeamos el pueblo, tras lo que nos perdemos por las callejuelas de Ubrique ascendiendo hacia uno de sus miradores más emblemáticos: el Mirador del Calvario. El nombre es bien merecido, puesto que el camino de subida no es fácil. Pero a pesar del calor, cuando vemos que caminamos ya por encima de los tejados de Ubrique y comenzamos a llegar al mirador, nos congratulamos por haber hecho este camino.

Las panorámicas de Ubrique son magníficas: es uno de los más bellos pueblos blancos de Cádiz, rodeado de un paisaje de rocas y encinas. Las casas se aprietan entre las montañas que las rodean. Seguro que los ubriqueños pueden divisar a menudo buitres leonados y alimoches sobre las zonas montañosas más altas del valle del Aljibe; basta con hacer alguna excursión o ruta de senderismo para tener la oportunidad. 

Subiendo al Calvario

Contemplamos Ubrique desde las alturas, junto a la bonita ermita del Calvario, comprendiendo porqué la gente se entusiasma con la Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz.

Ubrique puede verse desde otras perspectivas desde la Ermita de San Antonio, desde Ubrique Alto, la Plaza de 28 de febrero, desde Los Olivares, la antigua Viña del Perro, Las Cumbres o el Mojón de la Víbora. Se trata de la Ruta de los Miradores de Ubrique.

Mirando al pueblo, lo imaginamos en otra época del año, cuando la nieve lo cubre en invierno y este blanco se confunde con el de las casas y Ubrique es más blanco que nunca. Otra postal diferente, sublime de este pueblo blanco de Andalucía.

Magníficas vistas de Ubrique desde el Mirador del Calvario

El Yacimiento arqueológico de Ocuri

Una de las grandes sorpresas de Ubrique es el Yacimiento arqueológico de Ocuri, situado a 2 kilómetros, en la Sierra del Benalfi, conocida como “El Salto de la Mora”. Desde este enclave estratégico íberos y romanos controlaban el paso natural hacia otros pueblos de la serranía. Pertenece a la vía natural que unía Ocuri a Ronda la Vieja, sobre la que los romanos construyeron una calzada. 

Además de existir una ruta que va de Ubrique a Ocuri, los visitantes y senderistas pueden disfrutar de la Ruta por la antigua calzada romana, que comunica Benaocaz con Ubrique. Dos rutas que apuntamos para la próxima vez que visitemos Ubrique.

El Yacimiento de Ocuri- ©Diputación de Cádiz

El Yacimiento arqueológico de Ocuri fue descubierto a finales del siglo XVIII, y la mayoría de los restos corresponden a época romana. Extramuros se encuentra la necrópolis y el Mausoleo con varios nichos o “loculi”; y la muralla de origen ibero. Y en el interior de Ocuri hay restos de viviendas, edificios púbicos, Cisternas e impresionantes Termas. 

Cerca de Ocuri se encuentra otro importante sitio histórico de Ubrique: el Castillo de Cardela o Fátima, una fortaleza de época musulmana – perteneció al Reino de Granada -. Se sitúa en un cerro de difícil acceso a unos 4 kilómetros de Ubrique, y desde él se pueden contemplar las sierras y las ruinas de Ocuri. Ya tenemos dos buenas razones para regresar a Ubrique. 

El Casco Antiguo de Ubrique

El Peñón de la Becerra. La fisonomía de Ubrique se adapta a su geografía

Descendemos ahora hacia el centro de Ubrique para pasear por su casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural, Categoría Conjunto Histórico. El trazado urbanístico y el estilo de las construcciones lleva impresa la influencia árabe y nazarí. Recorremos las callejuelas pasando por casas encalada, muchas de ellas adaptadas a las rocas, como el Peñón de la Becerra, lugar de paso entre la Ermita de San Antonio y el Calvario, escenario en las festividades de Semana Santa y Navidad, e incluso de alguna película española de los años 50 del siglo XX.

Llegamos a la amplia Plaza del Ayuntamiento, donde se encuentra el edificio civil, una bonita casa solariega de 1925, con representaciones de la mitología romana y motivos florales y la fuente. Este es el escenario de eventos y festividades de la villa. Desde aquí podemos ver la bonita espadaña blanca y roja de la Iglesia de San Antonio, emblema de Ubrique. No es el único edificio religioso del pueblo, hay varios entre los que destacan el Convento de los Capuchinos – hoy sede del Museo de la Piel de Ubrique -, la Iglesia de Nuestra Señora de la O, la Ermita de San Pedro – ejemplo destacado de arquitectura neoclásica de la Sierra de Cádiz – y la Iglesia de San Juan de Letrán (s. XVII) – Centro de Interpretación de la Historia de Ubrique -. Este último edificio llama la atención por su planta octogonal y el hecho de que su fachada esté inspirada en la de Sant’Andrea de Mantua, en Lombardía, Italia, la única iglesia española que se inspira en la obra del arquiecto quattrocentista Leon Battista Alberti.

La Plaza del Ayuntamiento de Ubrique

Terminamos nuestra ruta en la calle de la marroquinería de Ubrique, que nos habla de la importante tradición de la piel en el municipio.

Marroquinería en Ubrique. La tradición de la piel

Pasamos por un interesante edificio desde el punto de vista estético: el llamado Edificio ABC, conocido con el nombre de Santamaría, un emprendedor de La Mancha que arribó en Ubrique en 1916 y construyó en 1931 en él una de las fábricas de piel más importantes del pueblo – de hecho, fue considerado pionero en la comercialización de ésta -. Nos llaman la atención los azulejos de cerámica con motivos geométricos y florales que adornan el edificio.

El Edificio ABC, antigua fábrica de piel

La marroquinería fue y sigue siendo un pilar fundamental de la economía de Ubrique. Muestra de su importancia en el pasado son los restos de tenerías a lo largo del río Ubrique. El oficio y las técnicas fueron transmitidas y conservadas de generación en generación desde la época romana y árabe. Pero fue sobre todo en la Edad Media cuando la marroquinería floreció en Ubrique, momento en que se creó el “cuero estampado”. Se conservan precisos y carteras de ganadero. Y también petacas del siglo XVIII fabricadas por Ángel Vecina. Hasta el gran nombre del siglo XX: Emilio Santamaría, que dio un gran impulso a esta industria.

Actualmente, la industria de la piel de Ubrique sigue teniendo una gran importancia y sus artículos se encuentran en los más prestigiosos mercados internacionales y son apreciados por su calidad. Muchas de ellas son adquiridas por marcas del mundo de la Moda, otras llevan la marca de garantía Ubrique.

Aquellos que se interesen por esta industria pueden visitar en el Convento de los Capuchinos se encuentra la exposición permanente: “Manos y Magia en la piel”.  Y, por supuesto, adquirir productos en las fábricas y tiendas de Ubrique.

El edificio Godoy

La Crugía de los Gamones. Una curiosa festividad en Ubrique

Habrá que regresar a Ubrique para asistir a alguna de sus fiestas célebres: el Carnaval, que comienza con sabores de la tierra: la “Tortillá” y la “Chicharroná”. Don Carnal se complace de ofrecer tortillas y mejillones en la previa al Carnaval, que continúa con la “Chorizá” y gente disfrazada cantando por el pueblo. Comparsas, chirigotas,…durante dos semanas hasta el “Entierro de la Patacabra” (herramienta del trabajo de la piel), que se quema y lleva en procesión por el centro de Ubrique.

O el 3 de mayo para la “Crujía de los Gamones”, durante la cual el pueblo se llena de candelas y fuegos, los barrios se decoran con motivos florales y flamencos y el pueblo sale a la calle a “crujir gamones”. El “Gamón” es una planta liliácea silvestre con raíz bulbosa que los ubriqueños recogen días antes de la fiesta. La “Crujía de los Gamones” consiste en calentar la planta y golpearla sobre una piedra, lo que produce una explosión. 

Aunque no tiene un origen conocido, sí tiene una antigüedad considerable: ya los mayores del pueblo ponían candelas en el pueblo el 3 de mayo, día de la Cruz, se hacían hogueras y se tocaba la guitarra. Y en las calles se tendían columpios entre las ventanas para que los novios columpiaran a las chicas al compás de una coplas llamadas “pique”. 

La Crujía de los Gamones ©Ángela Menacho- 2º Premio 2019

Con solo imaginarse yendo a recoger plantas por los paisajes de Ubrique, ver el pueblo lleno de candelas y flores y participar en esta fiesta, ya nos entran ganas de regresar. Además se celebran numerosos juegos durante el día como carreras de sacos, de velocidad, de huevos, piñatas, cucañas,…y, por supuesto, grupos musicales. Comprendemos porqué la “Crujía de los Gamones es una Fiesta de Interés Turístico de Andalucía. ¡Cuántas razones para volver a Ubrique!.

Gastronomía de Ubrique

Algunos platos que degustamos en Ubrique

La gastronomía es otro reclamo que tienen los pueblos y ciudades de Andalucía. A lo largo de nuestros viajes a la región descubrimos los sabores de Sevilla, Málaga, Sanlúcar de Barrameda, fuimos de tapas por Cádiz y Huelva, y descubrimos la gastroconciencia en la Alpujarra almeriense. 

En Ubrique también descubrimos platos de su gastronomía en uno de sus restaurantes de comida casera: La Herradura. La carne de caza, corral y de los huertos se convierte en migas cocidas, chacinas, gachas, ….Degustamos platos de corzo, croquetas vegetales deliciosas y unas deliciosas berenjenas rebozadas – plato descubrimiento durante nuestro viaje por la provincia de Cádiz, ¡una auténtica delicia que se puede comer con miel también! -. Dejaremos para la próxima vez los gañotes de Semana Santa, que junto a los borrachos y las torrijas son los dulces típicos de Ubrique.

Despedida de Ubrique atravesando el Parque Natural de los Alcornocales

Tejados de Ubrique. Nos llevamos estas imágenes de recuerdo

Nos despedimos de Ubrique atravesando un pedazo del Parque Natural de los Alcornocales para llegar a Málaga, donde nos espera una via ferrata en Gaucín. Un auténtico tesoro natural por ser uno de los más extensos bosques de alcornoques del mundo. Subimos por la Sierra de Cádiz donde descansan toros tranquilos hasta la cima con vistas espectaculares del valle y de Ubrique. Poco a poco comenzamos a descender por las carreteras curvilíneas que serpentean durante una buena hora, a la sombra de alcornoques heridos, descorchados, regenerándose lentamente. Pensamos también en los pinsapos de la Sierra de Grazalema y en las muchas rutas de senderismo que, como amantes de la naturaleza que somos, podríamos hacer a un paso de Ubrique. Las razones se multiplican para regresar a este bonito pueblo blanco de la Serranía de Cádiz.

La majestuosidad de los alcornoques

Artículo escrito por María Calvo Santos.

Informaciones prácticas

Dónde comer en Ubrique

Restaurante La Herradura. Comida casera y tradicional. Ingredientes de calidad y buen hacer.

La bonita espadaña blanca y roja de la Iglesia de San Antonio, emblema de Ubrique

Cómo llegar a Ubrique

Ubrique se encuentra a una hora de la Serranía de Ronda, a 1 hora 23 mintuos del aeropuerto de Málaga y a 2 horas del de Sevilla; y sólo a 45 minutos del aeropuerto de Jerez. Por lo que es un destino al alcance de aquellos que busquen conocer los pueblos blancos de Cádiz. Para llegar a Ubrique desde Ronda, hay que coger la A-374, la A374 desde el aeropuerto de Sevilla.

Agradecimientos

Agradecemos a Turismo Andaluz el invitarnos a la campaña “Andalucía Despierta ” para relanzar el turismo en estos tiempos difíciles que estamos viviendo. Gracias a Paulina y a Phillip por haber organizado con destreza y profesionalidad este viaje.

Agradecemos a Maite Ríos, técnica del Ayuntamiento de Ubrique, la visita guiada por el pueblo y por acogernos tan amablemente.

Con Maite Ríos en la Plaza del Ayuntamiento

Artículos relacionados.

Para más información sobre Andalucía, pueden leer nuestros artículos visitando la sección de Andalucía de nuestro Blog.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

2 comentarios de “Ubrique. En la Ruta de los Pueblos blancos de Cádiz

  1. ¡¡Felicitaciones pareja, me ha encantado!! un reportaje muy bien elaborado y animado con bonitas fotos, de gran ayuda para mi futura escapada por los pueblos blancos. ¿Cuánto tiempo habéis dedicado a vuestra visita a Ubrique? Muchas gracias. Saludos. Silvia.

    1. El Giróscopo Viajero

      - Edit

      Reply

      ¡Muchas gracias, Silvia! nos alegra que te haya gustado. Para hacer la visita de Ubrique pueblo (con algunos de los miradores) hacen falta al menos dos o tres horas. Pero algo más, si quieres ver el Yacimiento de Ocuri, hacer alguna ruta de senderismo, la ruta de los miradores, visitar alguna tienda de productos de piel y disfrutar tranquilamente de la gastronomía local. De todos modos, en la Oficina de Turismo pueden informarte mejor. Un saludo y que disfrutes de Ubrique y de los demás pueblos blancos de Cádiz.

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.