Ruta de las vías Ferratas de Malaga, Gaucín y el Castillo del Aguila

La vía Ferrata del Castillo del Aguila en Gaucín, menuda experiencia por las rocas de Málaga y las Sierras de Ronda y Bermeja.

Las vías ferratas son una de las actividades más espectaculares y completas dentro del turismo de aventura o activo. Málaga cuenta con varias decenas de recorridos en toda la provincia, de diversa dificultad, longitud, pero todas enmarcadas en paisajes de gran belleza. Tradicionalmente se ha asociado esta disciplina deportiva al riesgo, la adrenalina y el vértigo. El vértigo no podemos evitarlo para quienes sufran de él, pero querríamos dejar claro que se trata de actividades muy seguras, que siempre hay que realizar con empresas especializadas para que la adrenalina fluya, pero con todo el control, las garantías y ausencia de riesgo. Teniendo una condición física normal activa, siempre hay una vía ferrata, un recorrido adaptado para cada persona, niños incluidos. 

La Ruta de las Vías Ferratas.

Málaga se ha posicionado muy bien como un de los centros de estas actividades en Andalucía y en toda España. Una serie de ellas, en concreto 14 vías Ferratas conforman una completa ruta que recorre la provincia de este a oeste, siempre muy cerca de poblaciones pintorescas y preciosas. Comares, Benaoján, Montejaque, Ronda o Gaucín, de la que les hablaremos hoy, son algunas de las vías ferratas de esta impresionantes ruta. Pero, como decimos, la principal particularidad de este conjunto de vías ferratas es que se crearon muy cerca de pueblos y pequeñas ciudades de la provincia, lo que hace que su acceso sea muy fácil. De esta manera se evita la pérdida de tiempo para llegar a las vías ferratas y es posible hacer dos o tres en el mismo día, 6 u 9 en un fin de semana largo de tres días. Situándose tan cerca de los pueblecitos blancos malagueños, se permite también un acceso cómodo rápido a otros servicios turísticos muy agradables cuando viajamos. Restaurantes y hoteles con encanto donde tomar unas cañas, disfrutar de la gastronomía andaluza y descansar tras un día de emoción y aventuras, se están beneficiando y creando sinergias con el deporte de aventura. El impacto económico de las vías ferratas no se puede dejar de lado ya que varias empresas han surgido con la ruta y se han especializado en el alquiler de material y en las rutas guiadas.

Atardece cuando terminamos la ruta. Pero sepan que hay vías ferratas nocturnas, con la luna como farol. Una experiencia. ©Iñigo Pedrueza.

Esta excelente iniciativa que comenzó ya hace casi diez años, ha permitido también que los habitantes de las zonas rurales donde se instalan, puedan observar prácticas deportivas muy diferentes a las habituales y que muchas personas se iniciasen en los deportes de aventura. Vías Ferratas, escalada, tirolinas como la de 400 metros de Comares han puesto a Malaga en el mapa de los deportes de aventura, en España y en Europa. El cuantioso numero de sitios adaptados para la realización de esas actividades, en paisajes tan increíbles, se añade a otras ventajas comparativas. La provincia de Málaga cuenta con el cuarto aeropuerto más importante de toda España y con una alta población de residentes temporales y permanentes que provienen del resto del país y de toda Europa. Decenas de miles de alemanes, británicos, holandeses, suecos, finlandeses o franceses visitan o residen en la Costa del Sol y en los pueblos de las serranías de Ronda, Sierra Bermeja, Sierra de las Nieves y en la Axarquía. Muchas de esas personas buscan un turismo y unas actividades diferentes. Los nuevos hábitos de vida, mas saludables y deportivos conectan perfectamente con estos deportes que unen a las personas con paisaje. La montaña, la roca con sus rugosidades y aristas, el contacto fresco de la brisa, la luz que moldea formas y colores a lo largo del día son experiencias cada vez más buscadas. La ventaja de de las vías ferratas y las tirolinas es que son muy accesibles y que no se necesita ser un deportista de élite para disfrutarlas. 

La ruta de las vías Ferratas ha sabido explotar y popularizar todo ese conjunto de sensaciones. El clima benigno pero cambiante de la provincia de Málaga, la tercera más montañosa de España, permite combinar deporte aventura, naturaleza ignota y playas deliciosas. Visitar el interior de Málaga es una obligación, porque al descubrirlo lo haremos nuestro y volveremos innumerables veces.

Pero ¿qué es una Vía Ferrata?

Vista de la Vía Ferrata y las montañas malagueñas. ©Iñigo Pedrueza.

Las vías ferratas son recorridos preparados para desplazarse por paredes rocosas y acantilados de imposible acceso por otros medios. Gracias a grapas metálicas encastradas, escalones y salientes excavados o aprovechados en la propia roca, se puede acceder a parajes de belleza increíble. Puentes mono (con un solo cable obre el que pisamos y otro al que nos agarramos, ademas de la linea de la vida) o tibetanos (dos cables donde agarrarse) y tirolinas son los otros elementos que permiten franquear precipicios, visitar agujas rocosas y deslizarse sobre cables por encima de abismos a decenas de metros de altura. 

Gracias al cable de vida al que estaremos anclados todo el recorrido, y a un mantenimiento muy controlado las vías férreas de toda Europa son, absolutamente seguras siempre que se respeten unas pocas pero estrictas medidas de seguridad. Un arnés, siempre unido con con dos mosquetones al cable de vida y un tercer cable, la tercera baga, que nos permite descansar sin necesidad de agarrarnos a la roca o las grapas de metal, dan total seguridad a este deporte.

La dificultad de las vías ferratas es muy variable, yendo desde el nivel K1, fácil, al K6 extremadamente difícil. El recorrido puede ser ascendente, horizontal, descendente, o ser una combinación de todos ellos, incluso con tramos de desplome, es decir, donde el ángulo de la roca supera los 90º. Sin embargo, hay muchas vías ferratas muy accesibles, donde los niños y las personas con una agilidad y nivel deportivo menor pueden iniciarse y coger el vicio. Unicamente se desaconsejan para las personas que tengan un vértigo extremo. El resto, bien dirigidas y comenzando por las más sencillas, pueden aficionarse y disfrutar mucho. De hecho, las personas con falta de seguridad pueden mejorar su autoestima recorriendo estas paredes rocosas. La clave es confiar en el cable, de la misma manera que cuando hacemos rappel. Una vez superado ese miedo instintivo al vacío, la Vía Ferrata se convierte en un camino aéreo que nos lleva a lugares insospechados a los que de otra manera sería imposible llegar. Las vías ferratas son un deporte tranquilo, lleno de disfrute, con y en la naturaleza, una manera de relacionarnos con ella y de entender y apreciar su grandeza.

Un pasado montañero y militar de un deporte de paz.

El origen de las vías ferratas coincide con el desarrollo del montañismo moderno en el siglo XIX. En la zona austriaca e italiana de los Alpes comenzaron a crearse vías de acceso por paredes rocosas para llegar a picos poco accesibles. La primera se realizó en el monte 1843 en el Hoher Dachstein de casi 3000 metros de altura, después vinieron las del Großglockner en 1869 y la de Marmolada en 1903. Durante la IGM los ingenieros austro-húngaros e italianos desarrollaron múltiples vías ferratas en los Dolomitas con objetivos militares, haciendo de está región entre Italia, Austria y Eslovenia, la cuna de las vías ferratas.

España se ha posicionado como un centro mundial en los últimos años, destacando las vías de los Pirineos y la Cordillera Cantábrica. Las vías ferratas del sur, especialmente las de Málaga son muy populares entre conocedores gracias a su diversidad, a la amabilidad del clima y la calidad e los paisajes e instalaciones.

Gaucín, pueblo blanco y pueblo verde.

Panoramica de Gaucín con el Castillo del Aguila a la derecha. La vía ferrata se realiza por la parte trasera del castillo. ©Iñigo Pedrueza.

Gaucín es un pueblo que linda con la provincia de Cádiz y con el límite del Parque Natural de Los Alcornocales. Situado en las lomas que separan la Sierra Bermeja de la Serranía de Ronda, frente a valles fértiles y montañas que combinan karst y peridotitas. Vigilando el valle del Genal, Gaucín se yergue sobre una arista rocosa donde la Serranía de Ronda y la Sierra Bermeja se dan la mano. A pesar de su aparente aislamiento Gaucín es un pueblo tan bonito como animado, con muchos extranjeros que se han establecido en la zona y creado negocios. Un pueblo con larga historia y una buena calidad de vida que además, en realidad, contempla la costa, Estepona está a sólo a 40km. De hecho, desde la vía ferrata y buena parte del pueblo se ve la costa malagueña y gaditana, el Peñón de Gibraltar, y en los días claros Ceuta y Marruecos.

Gaucín es un pueblo blanco, un pueblo de orígenes muy antiguos que ya tuvo poblamiento ibero, después romano y visigodo. Fue durante el periodo andalusí cuando se configuró de manera definitiva como pueblo de trazado árabe y después morisco. Toda la zona fue refugio de la población islámica vagamente convertida, que lo habito durante siglos después de la conquista cristiana. Calles enrevesadas se adaptan al terreno en diversos niveles creando una fachada que mira hacía las encarnadas laderas de la Sierra Bermeja y hacia el Mediterráneo.

Bosque de Pinsapos en la Sierra Bermeja

Pino pinsapo, una especie que sólo resiste en España y Marruecos. ©Iñigo Pedrueza.

La vegetación es rica y verdea con diversos tonos, entre especies muy mediterráneas como los alcornoques, olivos, acebuches, pinos y encinas, pero también con otras más insólitas en estas latitudes como el castaño, que hablan de riqueza y variedad de flora de la zona. Muy cerca se pueden encontrar algunos de los pocos pinsapares, o bosques de pino pinsapo de Europa. Los hay en Grazalema, en el futuro Parque Nacional de la Sierra de las Nieves y aquí, a un paso en los Reales de Sierra Bermeja. Esta particular especie de pino, reducto de la última glaciación en Europa sólo vive entre Cádiz y Málaga y en una pequeña zona de Marruecos.

El agua no escasea, no en vano estamos muy cerca de Grazalema, la comarca española que más agua recibe al año. Esta parte de la Serranía de Ronda produce excelentes productos en sus huertas y cortijos, con varias especialidades de chacina (charcutería del cerro) y dulces de tradición árabe como los alfajores, los suspiros, los roscos blancos y rosquilllios de almendras.

En resumen, Gaucín y su comarca son una zona genial para pasar unos días haciendo deporte y disfrutando de todos sus atractivos.

Vía Ferrata del Castillo del Aguila en Gaucín.

Comienza la aventura y al principio da un poco de vértigo!! ©Iñigo Pedrueza.

Pero basta de palabras, pasemos a la roca. A modo de ejemplo espectacular les relataremos nuestra experiencia en la Vía Ferrata del Castillo del Aguila, en los farallones calizos del bello pueblo de Gaucín. La roca sobre la que se ancla la vía ferrata del Castillo del Aguila en Gaucín es una caliza de enorme calidad lo que garantiza la estabilidad de las grapas y los cables. A principios de los años 2010 se restauró la vía ferrata del Tajo de Ronda una de las más urbanas y espectaculares de la provincia. La de del Castillo del Aguila vino justo después en 2012.

Se trata de una vía ferrata de nivel K3, difícil, pero asequible para las personas en buena forma física y que no tengan vértigo. Nosotros la hicimos en compañía de Raquel Granadero y Rafael Guerrero de la empresa Pangea Turismo Activo. Siempre recomendamos hacer este tipo de rutas en compañía y guiados por profesionales que conozcan las localizaciones. La experiencia con Raquel y Rafael fue genial y la repetiremos sin duda en cuanto volvamos a Málaga. Para más información sobre su trabajo y tarifas, pueden mandarnos un mensaje más abajo.

El puente mono y mucha altura, parece complicado pero es muy fácil.

La vía ferrata tiene recorrido descendente de 180 metros con varias zonas de desplome, es decir con una inclinación superior a los 90 grados y donde hay que hacer uso de la fuerza y la tercera vaga para descansar. Comenzamos al píe del Castillo del Aguila, con un descenso vertical de 6 metros. Después viene una larga pared en descenso leve de 35 metros y un tramo de desplome de 3 metros horizontal y el primer puente tibetano de 10.

En esa primera parte es cuando sentimos el vacío vertiginoso que se abre en estas paredes verticales. Ahí puede surgir la duda y un poco de temor, pero una vez que confiamos en el cable, una vez que superemos ese primer miedo, el resto de la vía ferrata será un disfrute, haciendo fotos de las declinaciones de la luz sobre la tremenda Sierra Bermeja que se encarna al fondo. El Valle esta repleto de vegetación y pequeños cortijos. Y sobre él, nosotros continuamos el descenso suave por zonas con desplome que obligan a usar concienzudamente la tercera vaga. Notamos que por muy fuertes que seamos, es la inteligencia la mayor de las virtudes. Los músculos se agarrotan si no los usamos con cuidado. Es la parte más técnica, pero que se supera sin problemas y con más fotos.

Tras casi 40 metros de recorrido se llega al puente mono de 20metros por el que se cruza un abismo entre el macizo calcáreo y la primera aguja de caliza. Sin este puente sus paredes casi verticales serían casi infranqueables. Allí esperamos que Raquel y Rafael monten la tirolina para llegar a la segunda aguja calcárea, un poco mas baja, pero con un abismo mayor al fondo.

Volando voy, volando vengo… en unos segundos el abismo ya se ha olvidado y ¡queremos más! ©Iñigo Pedrueza.

El día se acuesta y la luz se suaviza en esta cara de la montaña. En frente la Sierra Bermeja sangra con el último sol. Justo cuando me lancé por la tirolina de 30 metros, la luna comenzaba a aparecer allá, por detrás de la línea de montañas. El último puente tibetano de 20 metros nos encamina hacia la salida de la via ferrata que se termina con una pequeña escalada entre las rocas de caliza. Un colofón excepcional con la luna ya subiendo hacia el cielo malagueño.

Un artículo de Iñigo Pedrueza.

Cómo llegar a Gaucín y al Castillo de Aguila.

El acceso es fácil, solo hay que llegar a Gaucín. Desde Málaga hay 121 km (1 h 25 m). Hay que pasar Estepona por la AP7 y en Manilva coger la carretera A377. Desde Ronda hay 44km unos 50 minutos por la carretera A-369. Desde Jerez, son más de dos horas atravesando la Sierra de Grazalema.

Una vez legados a Gaucín, hay que seguir las indicaciones que nos llevan al Castillo del Aguila, atravesando el pueblo. Allí hay un parking donde dejar el coche.

Un sendero nos lleva al punto de partida, justo antes de entrar en el Castillo. Menos de 10 minutos entre el aparcamiento y la salida.

Alojamiento en Gaucín.

Pinchen en el enlace para encontrar los alojamientos en el municipio malagueño.

Recomendaciones practicas.

Indicaciones de la vía Ferrata del Castillo de Gaucín.

Se trata de una vía ferrata de carácter eminentemente aéreo que, al ser en descenso, sin embargo pierde un poco de dificultad. Genial si ya se tiene una cierta experiencia, no la recomendamos como primera vía ferrata, pero es perfecta si en el mismo día hemos hecho, una un poco menos complicada. Como en cualquier vía ferrata, el principal enemigo es el vértigo y el miedo que puede atenazar los músculos y hacer un suplicio de una actividad que debe ser puro disfrute y placer.

Los puentes son extremadamente sólidos y la tirolina franquea el abismo en un instante. La duración estimada es de unas dos horas, lo que incluye muchas fotos y videos. Llevamos nuestras cámaras APSC, con un buen angular bien ancladas, en un arnés (dejamos el link abajo), que se ciña bien al cuerpo para que la cámara no “baile”. No olviden colocarla del lado opuesto a la pared para que no se golpee contra la roca, evidente, pero mejor que lo descubramos antes del primer golpe. Con un poco de cuidado conseguiremos buenas fotos sin riesgo. Las vistas de las Sierra Bermeja y el valle del Genal son espectaculares.

Muchas gracias a Raquel y a Rafael por su ayuda y su amabilidad, sin ellos la ruta no hubiera sido igual. ¡Esperamos vernos de nuevo pronto!

De no ser un escalador experto que cuente con material profesional deben contactar con alguna empresa de deporte activo para que les guiñen y les alquilen el material adecuado.
• Localización (UTM):  X: 292968 ; Y: 4043788.
• Dificultad: K3 Difícil. Si no se tiene vértigo y se está en buena condición física se realiza sin problemas. Los puentes son sólidos y la tirolinas atraviesa el precipicio en unos pocos segundos.
• Recorrido: 182 m en descenso, pero mayormente horizontal Hay tres zonas de desplome donde se recomienda usa la tercera baga.

Duración estimada. Hay que contar unas dos horas y pico dependiendo de la velocidad, las condiciones metereológicas y la pericia de los participantes. Y del tiempo que usemos en hacer fotos

Para más información sobre las empresas pueden escribirnos aquí abajo.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Asunto

Mensaje

Video de la vía ferrata.

Listado de Vias Ferratas de Málaga.

Saliendo de la vía ferrata, hasta pronto Málaga.

Vía ferrata del Tajo de Ronda

Vía ferrata de Benaoján Malaga

Vía ferrata de Montejaque Malaga

Vía ferrata del Hacho de Gaucín Malaga

Vías ferrata infantil(vía ferrata de Benaoján y vía ferrata de Jimera Libar)Malaga

Vía ferrata de Atajate

Vía ferrata de Benalauria

Vía ferrata de Benadalid

Vía ferrata de Castillo de Gaucín

Vía ferrata de Igualeja

Vías ferrata de Comares

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.