Viaje fotográfico con objetivos manuales a Isla Mauricio

Fotografías de las playas de Isla Mauricio con objetivos manuales analógicos. Playas junto al Hotel Ambre, en Belle Marie con Konica Hexanon 50mm f1,7. ©María Calvo.

Con motivo de nuestro viaje de prensa a Isla Mauricio, nos vino la idea de escribir un nuevo artículo sobre los objetivos manuales analógicos. Nuestro anterior artículo (Objetivos Manuales analógicos y cámaras mirrorless) fue un éxito. Por ello pensamos que estaría bien escribir uno nuevo explicando que objetivos concretos usamos en un viaje preciso. Un viaje preciso y precioso con las playas, las montañas, los campos de té, los mercados llenos de frutos tropicales de Isla Mauricio son perfectos para mostrar las bondades de los objetivos manuales antiguos, montados en cámaras digitales modernas. Los colores vivos, la costa recortada, la variedad de gentes y de culturas de Mauricio son ideales para mostrar las posibilidades de los estas lentes. Pero antes de describir, que objetivos nos llevamos y que resultados dieron, vamos a recordar que es un objetivo manual y con qué cámaras es compatible.

¿Qué es un objetivo manual/analógico?

Monos frente a la Cascada de Chamarel. Con Pentax SMC 200mm f4.©Iñigo Pedrueza.

Los objetivos manuales analógicos son objetivos diseñados para las cámaras fotográficas analógicas, de película, fabricados entre los años 1950 y 1995, mayoritariamente. Muchos de estos objetivos son de gran calidad óptica y buena construcción, generalmente en metal. Los hay de todas las focales y tamaños, pero muchos son bastante compactos. Entre sus ventajas encontramos unas aperturas focales muy grandes que van desde f1,4/f1,7 en los 50mm; f2,8 en los 24, 28 y 35, 90, 135mm o f4 en 200mm. Otra ventaja es que dada su construcción es solida y resistente, muchos pueden utilizarse como arma arrojadiza. Esto, además de poder ser útil en situación de peligro,  lo decimos en broma, hace que aún recibiendo algún golpe o cayéndose, sigan funcionado. Fabricados en Alemania Federal o en la RDA, la URSS, en Japón o en Singapur, estos objetivos son muy nítidos y precisos. Además de su gran calidad fotográfica, están cargados de historia y la muchos de ellos son más viejos que nosotros mismos.

¿Qué es una cámara de fotos EVIL/Mirrorless?

Las cámaras digitales EVIL (Electronic Viewfinder with Interchangeable Lens) /MILC, de Mirrorless Interchangeable Lens Camera, son el futuro de la fotografía, en el caso de que los móviles no terminen con todas las cámaras. Se trata de cámaras más compactas que las Reflex digitales al carecer del espejo y de visor óptico. Son cámaras más pequeñas y que pueden usarse a menor velocidad de obturación dado que sin espejo la trepidación es menor. Normalmente estas cámaras de las cuatro marcas principales Sony, Panasonic, Olympus o Fuji, poseen su propia monturas y sus objetivos compatibles (Sony E; Micro cuatro tercios y Fuji-X). Las cámaras mirrorless son muy versatiles y con menor tamaño son la apuesta de las marcas del sector.

Las cámaras evil pueden tener sensores de formato completo (full frame) pero generalmente sus sensores son un poco más pequeños. Eso hace que los objetivos manuales montados en las Mirrorless multipliquen su focal. En Sony, Fuji -y la desaparecida Samsung NX-, la multiplicación es 1,5. Es decir un 24mm en formato completo se convierte en un 36mm, un 50 en un 75mm, un 200 en un 300mm. Con Panasonic y Olympus, la multiplicación es muy alta x2, con lo que los 50mm son 100mm en mirrorless de esas marcas. Ténganlo en cuenta. La ventaja que tenemos teles mucho más compactos, el inconveniente que tenemos menos angular.

¿Se pueden usar los objetivos manuales en las cámaras contemporáneas?

Bokeh en las playas cerca del Hotel Ambre con el Yashica ML 50mm.©Iñigo Pedrueza

La respuesta es sí, por supuesto, de ahí que estemos escribiendo este artículo y que llevemos más de 6 años usando prácticamente sólo objetivos manuales históricos. Los objetivos analógicos fueron diseñados para Reflex históricas cuya distancia de registro (la distancia entre el objetivo y el sensor) era grande. En todo caso mayor que la distancia de registro de las nuevas mirrorless. Esto permite que mediante un adaptador, todos o casi todos los objetivos manuales analógicos se puedan usar en Sony, Fuji, Olympus y Panasonic y en menor medida en las Canon y Nikon.

Los adaptadores son aros metálicos que se encajan entre el objetivo y la cámara. Su precio es barato(entre 5 y 10€ por lo general) y son fáciles de conseguir en tiendas online. Abajo le dejamos un par de enlaces donde adquirirlos.

Adaptadores para todas las monturas inimaginables. Por 10€ o menos, podemos adaptar las lentes vintage en nuestras cámaras modernas. ©Iñigo Pedrueza.

El uso es muy fácil gracias a un sistema de ampliación de la imagen a la hora de hacer la toma. Este sistema llamado focus peaking permite ver la zona enfocada con claridad, en la pantalla o el visor electrónico. Ello añadido a que sin espejo podemos obturar a velocidad más baja sin trepidar, nos permite enfocar y clavar las fotos a 1/300 1/50, cosa imposible en una reflex. Y todo ¡en modo manual!

¿Cúales son las ventajas del uso de objetivos manuales?

El Yashica ML 50mm f1,7, se comporta muy bien cuando lo usamos para foto de paisajes con aperturas cerradas. Le Morne Brabant al atardecer. ©Iñigo Pedrueza.

Como hemos dicho antes, su gran calidad y versatilidad es la principal. Nosotros recomendamos el uso de focales fijas que garantizan una nitidez, contraste, y una calidad de colores muy alta. La mayoría de los zooms analógicos no pueden competir con los digitales contemporáneos.

El segundo es el precio. Un objetivo Yashica ML 50mm f1,7 de calidad equivalente a un Carl Zeiss puedo conseguirse por 50€! Un objetivo digital equivalente puede costar 300, 600, 1000€. Un 28mm f2,8 puede costar entre 20 y 50€; un 35 entre 40 y 60; un 135 desde 25€ un 200mm a partir de 35€

Posibilidad de montar un equipo amplio y especializado. Por la cantidad y variedad, podemos tener 24, 28, 25, 40, 50, 55, 90, 100,135, 200 mm cubriendo todas las focales. Conseguir un 35mm, un macro 1:1, un teleobjetivo de 135, de 200 o 300mm en digital es casi imposible por el precio. Con los manuales podemos llevarnos los obetivos que necesitemos para fotografía de paisajes, de animales, deporte o microfotografía de flores, setas o insectos.

Desenfoque, swirly bokeh En la era del bokeh digital que los teléfonos siguen sin saber hacer, el desenfoque de un objetivo soviético Helios de 1970 es increíble. Lo mismo con un Trioplan, un Yashica, un Pentax Takumar…

¿Y los inconvenientes?

En blanco y negro y en retrato, los resultados son muy bueno también aquí con el Yashica 50 ML.©Iñigo Pedrueza.

El primero es que necesitamos un adaptador como hemos explicado antes. Igualmente es necesario saber qué marca y tipo de cámara tenemos, para comprobar las compatibilidades con cada montura. Por último, el único verdadero problema, al menos para muchos fotógrafos y aficionados de la nueva hornada, es que con estos objetivos no hay autofocus. Por lo tanto hay que hacer todas las fotos en modo manual o modo Av donde marcamos la apertura focal en nuestro objetivo manual y la cámara regula la velocidad obturación y el ISO.

Por el factor de conversión los objetivos multiplican la focal, lo que puede ser bueno o no. Es buenopara tener más tele con menor peso, y malo para los angulares ya que un 24mm en realidad se convierte en un 36mmm y así sucesivamente. La solución es tener un gran angular de focal fija de entre 12 a 20mm. O usar el objetivo zoom que venga con la cámara, que suele cumplir.

Los recubrimientos de los objetivos son peores con lo que hay más reflejo o flare, pero esto no nos ha afectado nunca.

Una última cuestión es el cuidado ya que los objetivos vintage son objetivos más sensibles a los hongos, que pueden aparecer en las lentes. Hay que mantenerlos en sitio seco cuando no se usen. Pero no es nada terrible, una caja de plástico transparente y luz bastará para alejar a los hongos. El problema puede aparecer si los objetivos se tienen cerrados en espacios oscuros y muy húmedos durante mucho tiempo. A pesar de los hongos, -tenemos algún objetivo con algún que otro filamento-, las fotos siguen siendo buenas, pero la lente pierde valor.

Equipo para nuestro viaje a Isla Mauricio.

Cinco objetivos manuales para un viaje moderno y vintage: desde 28mm a 200mm ©Iñigo Pedrueza.

Como en realidad somos coleccionistas nuestro parque de objetivos suma más de 35 cristales! Así que en cada viaje hay que hacer un castings y elegir los que se adapten mejor, cubriendo las focales necesarias, un angular, un objetivo normal y un tele. Para el gran angular solíamos llevarnos el objetivo digital que venia con la cámara, dado que el factor de conversión convierte a nuestros 24 y 28mm en 36 y 42mm, algo escaso para foto de interiores y de arquitectura. Ultimamente complementamos las fotos angulares con el telefono (por ahora un Xiaomi MI9T pro) que tiene un increíble ultranagular. Como viajamos dos personas, finalmente llevamos 6 objetivos que vamos intercambiándonos.

Para nuestro viaje a Mauricio estos fueron nuestros elegidos tras una larga reflexión.

Angulares.

En está ocasión nos llevamos el objetivo AF del kit que venía con la cámara Samsung , un 16-50 nada luminoso pero que cumple donde los 24 y 28mm manuales no llegan. Los angulares y angulares extremos son quizá el punto flaco de los manuales ya que es muy complicado y más caro encontrar un objetivo manual de menos de 24mm. Los 24 mm ya son caros y a veces no tan buenos las lentes estándar y tele. Hay 20mm muy buenos, pero caros, como los Zuiko y Takumar. Por ello aquí sí que recomendamos comprar una lente de focal fija entre los 12 y los 20mm. En cuanto consigamos una haremos un artículo específico. Abajo dejamos un enlace de compra para ese tipo de objetivos.

Vivitar Auto Wide Angle 24mm 2.8 (Montura minolta MD).

Paisaje costero de Mauricio. El 24mm Vivitar.

Para el viaje a Mauricio nos llevamos este Vivitar 24mm bastante luminoso, f2,8, aunque nos gustan más el Sigma Mini Wide 28mm f2,8 y Olympus Zuiko 28mm f/3,5. Pero son 28mm (un 42 equivalente lo que es muy poco angular). El Zuiko 28mm es muy pequeño y de gran calidad, pero no demasiado luminoso, lo que a veces puede ser un handicap. El caso es que nos llevamos este  Vivitar, que en realidad es un Tokina, Vivitar es una marca de rebranding que vendía objetivos fabricados por diversas factorías japonesas. Algunos eran  buenos como este Tokina, otros muy buenos (Series 1) y otros no tan buenos.

Las fotos obtenidas con este Vivitar 24 no son malas, pero quizá adolecen de ciertas virtudes de los manuales. Es una lente correcta que no destaca y cuyo peso 279 gramos es 100 gramos más que el Zuiko 28mm. Con los objetivos manuales siempre hay un aspecto que es el cariño o las sensaciones, al enfocar, los colores que resultan, el manejo, la historia que conllevan. A este Vivitar le falta ese componente. Este 24mm me parece que lo substituiremos en cuanto podamos. Hasta puede que por un manual fijo AF. En cuanto alguna marca (Samyang, Sony, Sigma, Irix…)nos lo preste haremos un correspondiente..

Normales.

Tenemos más de una docena de lentes comprendidas entre los 50 y los 58mm. Los Helios fabricados en la Unión Sovietica son geniales para conseguir desenfoques profundos con bolas de luz (Swirly bokeh), pero solemos llevarnos a los viajes algún objetivo un poco más luminoso, entre f1,4 y f1,8

Konica Hexanon 50mm f1,7 (Montura Konika AR)

Los colores vivos los da la luz, sin duda, pero también el sensor y la calidez de las lentes analógicas. Aquí el Konica Hexanon 50mm f1,7 destaca en las playas cercanas al hotel Ambre en Belle Mere al oeste de la isla. ©María Calvo.

Este objetivo venía acompañado de otra gran lente nada cara, el Hexanon 40mm f1,8, a mediados de los años 1970.  Pero hablamos de un 50mm, se trata de la primera versión que se fabricó entre 1973 y 1979. Una lente metálica y sólida, con muy buenos resultados en nitidez que garantiza colores muy ricos y una calidad de imagen que no se consigue con los objetivos AF de kit actuales. Como todos estos objetivos, al usarse en cámaras mirrorless que amplifican la focal, la parte exterior de la imagen se pierde, justo la parte menos nítida y donde puede aparecer viñeteo en las cámaras de formato completo. Esto garantiza que las esquinas salgan bastante enfocadas desde que se cierra un poco el objetivo, a f4 f5,6, dependiendo del objetivo.

Yashica ML 50mm f1,7. (Montura CY Contax Yashica)

La nitidez, los colores de este objetivo son increíbles. Se trata en realidad de un objetivo prácticamente idéntico al Carl Zeiss Planar, con el mismo sistema de enfoque y recubrimientos y el mismo esquema óptico, fabricados por Yashica en Japón. Al parecer la diferencia sería que los materiales de construcción no eran exactamente los mismos, pero a nivel óptico son muy semejantes costando cinco veces menos hoy. Toda la calidad alemana a un precio bajísimo ya que hoy copias en perfecto estado de esta lente magnifica se pueden conseguir por menos de 50€  hay que tener en cuenta que un Carl Zeiss actual cuesta hoy mucho más de 1000€… No en vano tenemos dos ejemplares, y si alguno más se pone a tiro lo adquiriremos sin duda. La serie ML de Yashica es excelente en todas las focales.

Los colores y las texturas de la tierra de Sept Couleurs se destacan con el Yashica ML 50mm f1,7, a pesar de la lluvia y la luz dura.©Iñigo Pedrueza.

Este Yashica es uno de los fijos, por su luminosidad, su facilidad de uso, la nitidez que ofrece desde la máxima apertura, los colores vivos y naturales y el excelente desenfoque que proporciona.

Más fotos con el Yashica y el Hexanon en este otro artículo de la cocina mauriciana.

Teleobjetivos.

Sabiendo que la fauna y los deportes son uno de los atractivos de Mauricio, el teleobjetivo es indispensable. Dado su tamaño muy compacto también son muy útiles en la foto urbana o retratos de desconocidos. Utilizamos dos objetivos geniales ambos de la marca Asahi/Pentax.

Asahi Pentax Super Takumar, 135mm f3,5.

Detalle de la cascada de Chamarel con el Pentax Super Takumar 135mm f3,5 . Llovía y la luz era dura y caprichosa, pero estos objetivos trabajan increíblemente desde hace más de 40 años. La nitidez y los colores son excelentes para objetos situados a mas de 150 metros ©María Calvo.

Se trata de la versión II (4/4) fabricada también en Japón  en torno a 1974. Este 135 nos acompaña desde hace años. Uno de los objetivos más suaves que hemos probado. Una verdadera delicia de uso. Muy compacto y con solo 330gr de peso. Perfecto para el uso urbano ya que parece un juguete lo que hace que la gente no se ponga nerviosa, ni note que se la fotografía. Es la mejor manera de conseguir semblantes naturales y gente sonriendo sin posar.

En foto deportiva o de animales se comporta de maravilla ya que no descompensa la cámara, ni trepida. En este tipo de foto hay que observar la zona y coger la distancia con anterioridad para poder preenfocar y conseguir fotos nítidas. Evidentemente, sin autoenfoque estos objetivos no sirven para una foto repentina, pero sí para la foto de paciencia y de disfrute.

Este Supertakumar, (hay bastantes versiones incluso con aperturas f2,5) es extremadamente nítido. Colores muy naturales y contrastados. Bokeh delicioso con bolas de luz a nada que tomemos la foto del ángulo correcto. Lo hemos usado como objetivo “macro” y, a pesar de que la ditancia mínima de enfoque es un metro, la foto de detalles muy buena.

Pentax SMC Pentax M. Años1980.

Una tortuga centenaria con este magnifico objetivo, el Pentax 200mm. La calidez e flores y la nitidez es muy, muy buena.©Iñigo Pedrueza.

Un ejemplo de las posibilidad de estos objetivos en foto cercana es la anterior. De igual manera que se puede usar un macro para retrato haciendo la foto desde muy cerca del modelo, es posible usar el tele para foto, si no macro, sí cercana. Los detalles que se obtienen son muy buenos, y en el caso de los animales esto nos permite estar a la distancia justa para no molestarles.

Se trata de una versión Pentax más “moderna” que la de los Takumar, que apareció en la segunda mitad de la década de 1970. Este 200mm no es tan vintage, pero los resultados igualan los del objetivo anterior. En nuestra cámara es un 300mm equivalente por sólo 400 gramos de peso. No es tan recomendable para foto urbana ya que es demasiado tele y a veces la composición es más complicada, pero se puede usar en distancias más largas. Para foto deportiva, de animales, personas y objetos lejanos. Muy buen color y contraste. Es un pelín más difícil de usar ya que es un poco más largo y pesado que el Takumar, por lo que se balancea un poquito a la hora de enfocar, pero nada que ver con los teles de las reflex, simplemente hay que tener cuidado. Con el Takumar no hay que tener ningún cuidado, solo apuntar y disparar. Con el SMC hay que tener un poco más de cuidado de pulso, de velocidad…

Las ventajas de llevar un 300mm equivalente tan pequeño son múltiples, tanto para foto de animales, de paisaje pero también retrato o foto urbana.

Conlusión: Muchas oportunidades fotográficas a precios casi ridículos.

Esperamos que les hayamos convencido o al menos intrigado con nuestro objetivos manuales montados en cámaras digitales modernas. El teléfono es muy cómodo y tiene la virtud de volcar a Internet las fotos inmediatamente. Mil filtros y mascaras permiten cambiar la realidad y acelerarla. Los objetivos autofoco permiten olvidar todo sobre la fotografía y dedicarse sólo a la composición. Pero con los objetivos manuales antiguos podemos montar un equipo increíble por menos de 100€, 28, 50 y 135mm por ejemplo. Implican más paciencia, evidentemente, pero también más disfrute y valor para este hobby o trabajo. Las fotos no son tan espectaculares, pero mucho más realistas que las de los teléfonos y resisten mucho mejor cuando salen de ellos. El retoque necesario es mucho más sencillo y las posibilidades de creatividad aumentan, diferenciándonos de lo que ya todo el mundo hace. Los objetivos manuales abren un mundo de posibilidades casi al alcance de cualquiera.

Esperamos su opinión y respuestas, sus preguntas y sugerencias. La sección de comentarios está abierta.

Tanto como a los objetivos que hacen posible estas fotos, queremos andar un gran agradecimiento especial a Air Mauritius y Mauritours, a Mar Sanchez y Ana Reino, así como a Blanca Casado y al Hotel Ambre del Grupo Sun Resorts que nos ayudaron en este viaje tan especial a Isla Mauricio.

Otros artículos sobre Isla Mauricio:

 

Más fotos de Mauricio y del resto de destinos del Giróscopo viajero en nuestras Redes Sociales, no duden en seguirnos para seguir viajando con nosotros. Instagram de El Giróscopo Viajero. Instagram de Iñigo Pedrueza.

Abajo les dejamos un par de enlaces para que puedan comprar los adaptadores necesarios para todas las monturas y hacer fotos con estas joyas en las cámaras Fuji, Sony, Panasonic, Olympus o incluso en las Canon y Nikon.

Para comprar adaptadores use estos enlaces de abajo

Loa adaptadores son baratos y existen para todas las monturas compatibles de cada cámara.

Para comprar objetivos manuales antiguos puede escribirnos a nuestro correo y le ayudaremos, además siempre tenemos alguno de sobra!

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.