La Tierra de los siete colores de Chamarel, curiosidad geológica en isla Mauricio

La maravilla de la Tierra de los Siete Colores

La Tierra de los Siete Colores de isla Mauricio es una extraña y fascinante formación geológica que atrae al viajero tanto por su colorido como por su origen. Una especie de dunas de tonalidades ocres, rojizas y anaranjadas, amarillas, violetas, púrpuras, verdes y azules…aunque domina la gama de los tonos oxidados. La actividad volcánica de la isla hace entre 3,5 y 1,9 millones de año, así como la erosión progresiva de las rocas basálticas por la humedad y el calor, origina este magnífico relieve de crestas de múltiples colores. Y algún otro secreto que les desvelaremos más abajo.

La Tierra de los Siete Colores asombra también porque uno no se espera encontrársela en medio de esta vegetación densa y exuberante típica del trópico, en la que el contraste del verde con las tonalidades rojizas aumenta la belleza del lugar.

Cuando pensamos en isla Mauricio en seguida se nos vienen a la mente esas playas paradisíacas de arena blanca y fina, la barrera de coral con sus aguas azul turquesa, y una orografía volcánica de picos montañosos, islas y cráteres. Pero ese carácter volcánico de su geografía nos regala también paisajes extraordinarios de gargantas como las Black River Gorges o Gargantas de la Rivière Noire. O la Tierra de los Siete Colores de Chamarel, un sitio natural único.

Caminando al lado de la Tierra de los Siete Colores

Uno de los lugares que deseábamos conocer en nuestro viaje a isla Mauricio, junto a la Cascada de Chamarel, el Morne Brabant, montaña gigante de acantilados que miran al Índico; la isla de Bénitiers, solitaria en la barrera de coral; el Grand Bassin, un lago sagrado en el cráter de un volcán, los campos de té de Mauricio, el Jardín Botánico de Pamplemousses y sus nenúfares gigantes, o las bellas playas paradisíacas. Desde luego, será todo un viaje fotográfico.

Las lluvias nos dieron un respiro para descubrir la Tierra de los Siete Colores, en una época, marzo, en la que viajar a isla Mauricio no es la mejor, ya que todavía es temporada de lluvias y, a veces, de ciclones – la estación húmeda va de noviembre a abril). Como aperitivo, la visita a la espectacular Cascada de Chamarel, una imponente caída de agua de 100 metros de altura, situada en el corazón del Geoparque de la Tierra de los Siete Colores.

La Tierra de los Siete Colores, el primer Geoparque de isla Mauricio

La belleza de la Tierra de los Siete Colores

La Tierra de los Siete Colores o Parque de Chamarel es el primer Geoparque de isla Mauricio, con 8, 5 hectáreas con un patrimonio natural magnífico situado en una zona montañosa. Además de la Tierra de los Siete Colores y la cascada de Chamarel, el Geoparque acoge un parque de tortugas centenarias. Se puede visitar durante horas si se quiere hacer la ruta de senderismo hasta la base de la Cascada de Chamarel, si no, recomendamos al menos un par de horas para contemplar la cascada desde el mirador, caminar por el jardín endémico situado junto a la Tierra de los Siete Colores. Y, detenernos a contemplar esta curiosidad geológica desde puntos de vista diferentes: pasear por la pasarela que la rodea, admirarla desde el mirador o desde el café degustando alguna de las especialidades de Mauricio. Después, acercarse al parque de las tortugas gigantes para observar sus hábitos. Desde luego, no es de extrañar que la Tierra de los Siete Colores sea uno de los lugares más visitados y fotografiados de isla Mauricio, por el espectáculo natural que ofrece al visitante.

De camino a la Tierra de los Siete Colores. Contemplando la barrera de coral

Contemplando la barrera de coral

Nos dejamos guiar por Zaid, una persona encantadora de origen indú que nos cuenta historias de isla Mauricio y de su gente, de la mezcla de culturas. Nos hace reír, nos lleva a comer delicias gastronómicas en un puesto de camino a Chamarel. Así podemos recuperarnos del avión este primer día del viaje a Mauricio. Al final de la jornada nos damos cuenta de que hemos aprendido más en un día que en todo el tiempo que llevamos leyendo sobre la isla. Vencemos el sueño para atravesar un bosque protegido de árboles cuya corteza guarda láminas finas de papiro antes de subir por una carretera que nos lleva de la costa hasta el interior, subiendo por bosques densos, destino Chamarel.

La Tierra de los Siete Colores se encuentra en una zona montañosa al suroeste de isla Mauricio. Hacemos parada en alguno de los miradores magníficos. Concretamente en el de un restaurante con balcón panorámico. Como por arte de magia aparece un arco iris que nos anuncia con sus colores la próxima visita. Cubre la montaña de Le Morne Brabant y las islas Benitiers; el color azul turquesa de la barrera de coral es más intenso tras la lluvia. Y a la derecha, a lo lejos, se divisa la cima más alta de isla Mauricio, con 828 metros de altitud: el Piton de la Petite Rivière Noire, situado en el Parque Nacional de Black River Gorges. Primera postal bellísima de isla Mauricio.

La espectacular Cascada de Chamarel

La Cascada de Chamarel

Entramos en el Geoparque de la Tierra de los Siete Colores y nos recibe una lluvia tropical y una niebla misteriosa baja por la Cascada de Chamarel. Contemplamos la más alta de las cascadas de isla Mauricio desde un primer mirador. Impresiona su potencia y sus 100 metros de altura, a pesar de que estamos lejos. Desde el segundo mirador este salto de agua se ve todavía más imponente, ya que éste se encuentra más alto, después de subir unas escaleras. Como ha llovido mucho estos días, su caudal es aún mayor, por lo que se ve grandiosa. Al parecer, en temporada de lluvias el agua cae a razón de ¡40 mil metros cúbicos por minuto!, alimentando dos ríos: el St Denis y el río Viande Salée.

Ahí está, majestuosa, abrazada por una lujuriante vegetación, en medio de un paisaje de coladas de lava procedentes de dos períodos diferentes. La que está a los pies de la cascada data de hace 8 a 10 millones de años, y la segunda capa es todavía más antigua: de hace 1,7 a 3,5 millones de años.

Ruta a la Cascada de Chamarel

Desde el mirador del geoparque, la Cascada de Chamarel

Si hiciéramos la ruta de senderismo que nos lleva a su base, podríamos apreciar mejor el imponente acantilado de basalto del que parece surgir la Cascada de Chamarel, para precipitarse en una cuenca ovalada. Y más tarde desembocar en un magnífico cañón de 6 kilómetros rodeado por bosques tropicales hasta Baie-du-Cap.

Se trata de una ruta de trekking que dura alrededor de 3 horas. Parte del aparcamiento donde está el primer mirador, por un sendero que lleva a un río (aunque en época de lluvias puede subir de nivel ). Se va primero por la orilla derecha durante una media hora hasta un punto donde es posible cruzar a la orilla izquierda. En esta ocasión no tenemos la oportunidad de hacerla, pero seguramente la ruta es preciosa, por la vegetación densa y una vez bajo la Cascada de Chamarel, donde uno puede darse un buen baño. La sensación de verla tan cerca y de contemplarla desde el agua debe ser alucinante.

El secreto de la Tierra de los Siete Colores

Los siete minerales de la Tierra de los Siete Colores

Entramos por fin en la Tierra de los Siete Colores. Tras atravesar una masa de árboles y vegetación tropical, vemos de repente esas formas onduladas de diferentes tonalidades que conforman un paisaje tan asombroso como pintoresco. Seguimos el camino que bordea la Tierra de los Siete Colores, admirando su belleza, preguntándonos cuál es su origen, porqué no hay vegetación en esta isla multicolor, y la razón de tan diferentes colores. Es como algo mágico. 

La respuesta se encuentra en la erosión progresiva de las rocas basálticas de la isla por el calor y la humedad que ha dejado en la superficie una roca porosa y químicamente alterada: la saprolita. Priva a la tierra de los nutrientes necesarios para la supervivencia de las plantas, lo que explica esa ausencia de vegetación. Y los tonos diferentes no son más que residuos de hierro y de aluminio dejados por la erosión.

 

El café junto a la Tierra de los Siete Colores

También nos preguntándonos cómo es posible que esos colores permanezcan intactos, sin mezclarse. Y es que el hierro y el aluminio se repelen. Cada metal se reagrupa en bandas de colores: mientras que el óxido de hierro crea tintes que van del rojo al marrón, el aluminio produce matices de azules  a violetas. Ni tan siquiera en esta época de lluvias en la que estamos se mezclan. Podemos comprobarlo más tarde, cuando comienza a llover y la tierra de minerales no se deshace en una mezcolanza de barro de colores mezclados. Pasmados por los descubrimientos, seguimos la pasarela que nos lleva a uno de los miradores desde el que la contemplamos en su conjunto.

El hierro y el aluminio se repelen. Cada metal se reagrupa en bandas de colores

Volvemos sobre nuestros pasos hacia el mirador que hay junto al café y la tienda de souvenirs. Las vistas son igualmente bellas. Ya que no se puede pisar la Tierra de los Siete Colores, acercamos el zoom de nuestra cámara para apreciar de cerca las texturas y tonos, intentando adivinar los materiales de que está hecha.

Mirador para contemplar la Tierra de los Siete Colores

Seguramente al atardecer o al amanecer la Tierra de los Siete Colores es todavía más bella. Imaginamo la incidencia de la luz sobre los minerales produce interesantes contrastes, resaltando las tonalidades, ofreciendo un auténtico espectáculo al visitante. 

Tortugas Gigantes en la Tierra de los Siete Colores

Tortuga gigante

Atravesamos ahorael jardín que separa las dunas de colores del parque donde habitan tortugas gigantes procedentes de Aldabra (islas Seychelles). Se trata de la segunda especie de tortuga más grande del mundo. Al parecer, estos animales se habían extinguido en el siglo XIX y fueron introducidas de nuevo en isla Mauricio. 

En charcos de barro duermen las tortugas gigantes de Chamarel, metidas en sus caparazones. Emocionados, nos acercamos, ya que sentimos especial predilección por estos longevos animales. Las tortugas que nos escuchan llegar se asoman desde su casa gigante para observamos. Parece que sienten más curiosidad ellas que nosotros. Alguna parece más vieja, y nos cuentan que las tortugas de Aldabra pueden llegar a medir un metro de largo y llegar a tener 150 años. Ninguna de las que están aquí es tan longeva, pero ya llevan en la isla muchos años.

Tortugas gigantes en un charco

En otra parte de isla Mauricio hay también tortugas Aldabra. Concretamente en el Parque Natural de La Vanille, donde se concentra el mayor número de tortugas de esta especie en cautividad del mundo. También en Ebony Forest, un parque de conservación de especies amenazadas y de ecoturismo en el que abundan los bosques de ébano.

__________________________________________________________________ 

Contemplamos una vez más la Tierra de los Siete Colores antes de seguir nuestro viaje por isla Mauricio. Se nos da por pensar que estas tierras volcánicas son tierras de colores: el azul turquesa de su barrera de coral, el omnipresente verde de bosques y montañas, los colores volcánicos, y ahora esta paleta de ocres, rojizos y anaranjados de la Tierra de los Siete Colores. Postales que se juntan a las que vamos coleccionando en este colorido viaje.

Entrada y horarios de la Tierra de los Siete Colores

Para entrar a la Tierra de los Siete Colores hay que pagar entrada. El Geoparque de Chamarel está abierto todo el año de 8:30 a 17:30 en verano y hasta las 17:00 en invierno.

Visita y entrada a la Tierra de los Siete Colores

Aquí pueden reservar su entrada a la Tierra de los Siete Colores.

Cascada de Chamarel y Tierra de los Siete Colores

Cómo llegar a la Tierra de los Siete Colores

Para llegar a la Tierra de los 7 Colores desde la localidad del suroeste Case Noyale, hay que coger la carretera B104 y recorrer los casi 9 km que hay hasta allí. Se pasa por Chamarel y la carretera es muy bonita.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

2 comentarios de “La Tierra de los siete colores de Chamarel, curiosidad geológica en isla Mauricio

  1. Extraordinaria descripción de su experiencia
    Me gusta investigar sobre paisajes sorprendentes de nuestro planeta y surgio isla Mauricio y su tierra de los 7 colores..
    Saludos desde Venezuela.

    1. El Giróscopo Viajero

      - Edit

      Reply

      ¡Muchas gracias! La Tierra de los Siete Colores es una formación realmente sorprendente y muy bella, aún más en medio de estos bosques tropicales, y con la espectacular cascada de Chamarel al lado. ¡Saludos!

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.