Casas rurales con encanto en la isla de São Miguel de Azores. Turismo rural en Nordeste

Los paisajes rurales del municipio de Nordeste, en la isla de São Miguel

Las islas Azores son un destino ideal para practicar turismo rural por su gran riqueza de espacios naturales y rurales, para viajeros que buscan la tranquilidad, el silencio, estar rodeados de naturaleza, el descubrimiento de rutas, senderos, sitios naturales, …. Viajeros que prefieren alojamientos rurales donde pasar sus vacaciones en Azores, en pueblos situados en un entorno natural atractivo, cercano al mar o a espacios naturales que les permitan practicar un turismo de naturaleza. 

En nuestro viaje a la isla de São Miguel de Azores nos alojamos por unos días en una casa rural situada en la zona más oriental, en el municipio de Nordeste, uno de los rincones más preservados de la isla. Un tesoro para los amantes de la naturaleza, ya que allí hay una gran extensión de bosques de Laurisilva (el milenario bosque de Macaronesia), hábitat del camachuelo, un ave endémica de la isla de São Miguel; acantilados espectaculares que miran al mar; un paisaje de colinas con prados verdes donde pastan las vacas lecheras – una de las bases de la economía de la isla -. En Nordeste es donde se encuentra la cima más alta de la isla de São Miguel: el Pico da Vara. Y su geografía está sembrada de pequeños pueblos encantadores de construcciones de basalto y cal, de bella arquitectura con azulejos que recuerda a la del Portugal continental, pueblos blancos que contrastan con el intenso azul del Atlántico y el verde brillante de los prados. 

Mirador da Ponta do Sossego

Este fue el escenario donde se situaba nuestra casa rural, un campamento base ideal para descubrir la zona oriental de la isla de São Miguel. Pero también un alojamiento que invita a quedarse para pasar de unas vacaciones en la tranquilidad del campo, buscando momentos para disfrutar de los jardines impecables, de desayunos y comidas en las terrazas con panorámicas al paisaje verde y al océano, de baños refrescantes en la piscina, y también de paseos por el pueblo o por los senderos circundantes. A aquellos viajeros que les gusta hacer turismo rural, turismo slow, encontrarán en el Nordeste de la isla de São Miguel de Azores un auténtico paraíso.

Tradicampo Ecocountry houses. Casas rurales con encanto en el nordeste de la isla de São Miguel de Azores

Pasamos una magnífica estancia en una de las casas rurales Tradicampo Ecocountry houses, una casa antigua restaurada situada en un pequeño pueblo del municipio de Nordeste. En realidad son dos casas, una en la que vivían los antiguos propietarios y otra que fue acondicionada como vivienda, pero que en el pasado era un anexo agrícola. Nosotros ocupamos la casa principal y tenemos la posibilidad de disfrutar del porche de entrada, de los jardines y la piscina que comparten ambas casas. Ya nos conquistó nada más llegar por su diseño entre tradición y modernidad. Guarda elementos del pasado: su estructura, la piedra basáltica que la reviste y su decoración interior, con muebles antiguos, lámparas y varios ornamentos que nos permiten viajar en el tiempo. Y, por otro lado, introduce elementos modernos: porches, terrazas, con un estilo contemporáneo que se funde la perfección con la tradición. 

Espacios donde encontrar la tranquilidad en esta casa rural en las Azores

En este espacio acogedor nos recibe nuestro anfitrión, Ricardo, un hombre hospitalario y culto con el que mantenemos una larga conversación, que hace que nos sintamos rápidamente como en casa. En poco tiempo y con innúmeras pinceladas, va pintando un cuadro de la isla de São Miguel. Nos habla con profusión de su historia geológica, económica– su riqueza se basó en la exportación de naranja entre los siglos XVIII y XIX; la piña, el té, el tabaco y la espadaña en el siglo XIX, y la industria láctea en el siglo XX, que influyó en la configuración del paisaje -. En un mapa traza varios puntos y rutas, imprescindibles en nuestra visita al Nordeste de São Miguel de Azores: miradores, acantilados, faros, aguas termales, monumentos, museos, …y también restaurantes donde degustar la gastronomía de las Azores. 

Antes de que nos instalemos en la magnífica casa rural, tras unas horas de charla, ya tenemos una interesantísima idea de conjunto de la isla de São Miguel y de los tesoros naturales que guarda el municipio de Nordeste. Ensimismados en el discurso sobre los encantos de una isla que es puerta de entrada al resto de las islas del Archipiélago de las Azores, apenas nos fijamos en los manjares locales de bienvenida que había sobre la mesa: la piña exquisita de las islas Azores, los célebres bolos lêvedos de Furnas, las queijadas de Dona Amélia, y pan de horno de leña que cuecen a diario en el pueblo. 

Queijadas de Dona Amélia y bolos lêvedos. Delicias de las islas Azores que se pueden degustar en alojamientos rurales con encanto

Ya no es únicamente el atractivo externo, el aspecto acogedor y la filosofía ecológica de esta casa rural  lo que nos conquista, también el trato cercano y la calidad de los servicios. Creo que pasaremos unos días de lo más agradables en la isla de São Miguel, disfrutando de esta magnífica casa de campo y practicando turismo rural, el turismo que más nos gusta, el que se saborea despacio, sin prisa. 

Casas ecológicas en un bonito escenario natural 

Casas rurales en un bonito escenario natural

Y otro de los aspectos de estas casa rurales que nos entusiasma es el hecho de que están comprometidas con el turismo sostenible, pretendiendo tener un papel activo en la utilización racional y responsable de los recursos naturales y en su preservación. Así, por un lado, Tradicampo Ecohouses aplica una política ambiental en sus casas: mejorando el aislamiento térmico de las casas  sin necesidad de instalar aire acondicionado- tienen certificados de eficiencia energética -, instalando paneles solares tanques que recogen el agua de las lluvias, utilizando electrodomésticos e iluminaciones de bajo consumo,…entre otras acciones.

Y, por otro lado, intenta cooperar activamente con entidades que desarrollan el desarrollo sostenible, además de sensibilizar a los viajeros que se alojan en sus casas con estas ideas de compromiso ambiental y turismo sostenible, necesarias para descubrir el archipiélago con cierta conciencia. Con nosotros lo consiguió, aunque este tipo de turismo ya lo practicamos desde hace años. Pero nos animó a descubrir sitios naturales, rutas, incluso a conocer el camachuelo (Priolo), ave endémica en peligro de extinción de la isla y a visitar el Centro ambiental do Priolo, donde nos explicaron más sobre estas aves y los bosques de Laurisilva donde habitan.

Esta filosofía ecológica contribuyó a que disfrutáramos más a gusto de la casa rural donde nos alojaríamos durante parte de nuestra estancia en la isla de São Miguel.

Dormir en una casa rural en Azores

Habitaciones en la casa rural. El encanto de lo antiguo. ©El Giróscopo Viajero

La vivienda principal que será nuestro alojamiento durante estos días en la isla, posee dos habitaciones y una sala-cocina. Las habitaciones de esta casa de campo son amplias y confortables, decoradas con un estilo tradicional, con muebles antiguos, una gran cama, un armario grande con espejo y una gran cómoda. De esas habitaciones que te trasladan al pasado con las comodidades del presente. El silencio es total por la noche, esa paz que se busca en una casa rural, que hace que olvides las grandes ciudades y el mundanal ruido. Solo el agradable canto de los pájaros que te despierta al amanecer, cuando la luz empieza a colarse entre las rendijas de las contraventanas y ya huele a café y a bollos calientes…

Desayuno con ingredientes de las islas Azores

Desayuno con sabora a las islas Azores

Atraídos por los olores y los sonidos, nos vamos despertando del sueño sosegado que logramos en esta casa rural, cayendo en la cuenta de que estamos en las islas Azores y que nos espera un largo día de exploración y descubrimientos. Abrimos las ventanas de la cocina a un auténtico cuadro de colinas verdes y sonidos del campo que se introducen en la casa para hacernos sentir que estamos en plena naturaleza. Se nos abre el apetito al ver la encantadora mesa que preparamos con loza de Chá Gorreana, el té de las Azores – quizás no sabían que en la isla de São Miguel se encuentras ¡¡las únicas plantaciones de té de Europa!! -, y todas las delicias locales prontas para degustar. 

Los bolos lêvedos son esponjosos y tienen un gusto ligeramente dulce, son una auténtica delicia que buscaremos una y otra vez a lo largo de nuestro viaje por la isla de São Miguel. También las deliciosas queijadas de Dona Amélia. Y después está la piña de las Azores…intuíamos que la fruta en este clima subtropical sería una exquisitez. Al abrirla ya desprende un aroma intenso, y al probarla se produce una explosión de sabor total en nuestro paladar. Solo en México y en Brasil habíamos probado unas piñas tan ricas, y aquí, en São Miguel de Azores, la comeremos siempre que tengamos oportunidad.

Con estos sabores auténticos de las Azores, comenzamos un día de visitas por el Nordeste de la isla, no sin antes explorar el exterior de nuestra casa rural.

Porches, terrazas y jardines que miran al mar

El Atlántico siempre como telón de fondo de estas casas rurales

Como llegamos por la noche a la casa rural, no pudimos ver cómo era por fuera. Así que, tras el desayuno nos encontramos con una grata sorpresa. El porche de la entrada con su mesa es ideal para una cena de verano; un jardín cuidadísimo, mesas con sillas por aquí y por allá, y una piscina apetecible completan la casa rural. Y todo ello en un entorno muy bello: un paisaje verde esplendoroso, de pequeñas colinas con prados y vacas pastando, casas de campo desperdigadas, y el gran azul al fondo. Vistas panorámicas a la inmensidad del océano Atlántico que hacen que sintamos unas terribles ganas de quedarnos a pasar el día en esta casa rural, disfrutando de los jardines con frutales, plantas y flores, sentados bajo un árbol leyendo, dándonos un chapuzón en la piscina y comer mirando al mar en medio de este paisaje campestre de ensueño.

Pero lo dejaremos para otro momento, ya que tenemos mucho que ver en esta parte de la isla de São Miguel.

Qué ver, qué hacer en la isla de São Miguel y en Nordeste. Imprescindibles a partir de un mapa

Ayer, cuando escuchábamos a Ricardo contarnos cosas sobre la isla de São Miguel, me quedé fascinada con la historia su geología y su historia vulcanológica. Estoy deseando explorar las diferentes formas de la geografía de la isla, sus paisajes variados resultado de su evolución geológica: tuvo varias fases en las que alternaron una intensa actividad volcánica con períodos de erupción, al igual que en el resto de las islas del archipiélago.

Mapa de São Miguel de Azores. Pinchar para aumentar

Lo veíamos claramente en el mapa de la isla de São Miguel y estos días lo veremos cuando exploremos su geografía. La zona más antigua de la isla, la del extremo este (donde está Povoação y Nordeste), y la de Picos donde se produjo el vulcanismo más reciente. Descubriremos los tres cráteres o calderas volcánicas con magníficos lagos en su interior: la enorme caldera de Sete Cidades con sus lagunas verdes y azul; el volcán de Fogo, que ocupa el centro de la isla, que la niebla cubre casi por completo en mucha ocasiones; y el volcán dormido de Furnas, con sus calderas, fumarolas y aguas termales. ¡Y pensar que estos días vamos a caminar por una isla en la que todavía ruge la tierra por dentro…!, ya que estos volcanes están todavía activos.

También descubriremos un relieve extraordinario al lado del mar: las llamadas “fajãs”, que son plataformas formadas por coladas que penetraron en el mar: la de Mosteiros, Ponta da Ferraria y Maia. 

Pero hoy nos iremos a la parte de la isla que emergió en primer lugar, a Nordeste, para contemplar paisajes salvajes, fascinantes. A uno de los pocos lugares de las islas Azores donde hay grandes barrancos, cuyo relieve que contrasta con el paisaje casi plano donde se alinean los volcanes en la zona occidental de la isla. Recorreremos la costa para llegar al lejano faro del Arnel, para contemplar los espectaculares acantilados desde hermosos miradores: el Miradouro da Ponta do Sossego y el Miradouro da Ponta da Madrugada. Y nos adentraremos en el interior, a los frondosos bosques cercanos a Povoação para explorar el pueblo abandonado de Sanguinho, donde está la bonita cascada de Salto do Prego, paradas a lo largo de la asombrosa ruta donde viven gallos y gatos. 

Acantilados de Nordeste. Desde el Miradouro de Ponta do Sossego

En este viaje a Azores no tendremos tiempo de descubrir la cima de São Miguel, el Pico da Vara, situado a 1103 metros de altitud, o los milenarios bosques de Laurisilva, hábitat del camachuelo (“priolo” en portugés), ave endémica que sí conoceremos de cerca gracias a la Sociedad Portuguesa para el Estudio de las Aves (SPEA) y a Ricardo. Viviremos una experiencia única al lanzar al mar desde un acantilado crías de camachuelo recogidas por la asociación. Pero esta vivencia da para otro artículo.

Dejamos muchas cosas en el tintero, sitios que descubrir, experiencias que vivir que aplazaremos para nuestro próximo viaje a las islas Azores. Estas casas rurales nos esperarán para que disfrutemos de sus comodidades y sus encantos en medio de un paisaje magnífico. Ideales como base para practicar turismo rural, una forma de viajar que nos permite reencontrarnos con la naturaleza de São Miguel.

Agradecimientos

El tiempo se detiene en las casas rurales

Gracias a Ricardo Peixoto de Tradicampo Ecocountry houses por su amabilidad, sabiduría, por ser un gran embajador de las Azores. Gracias enseñarnos tanto en tan poco tiempo y por hacer nuestras sus fantásticas casas. Confesamos que adoramos los alojamientos rurales y los proyectos de turismo rural ecológicos, inteligentes, que nos permiten viajar como más nos gusta. La ‘Casa do Tanque’ de Tradicampo Eco Country Houses fue nuestro campamento base para descubrir el nordeste de São Miguel, una de las zonas más preservadas de la isla. Vistas del mar y del verde de los prados.

Gracias también a Visit Azores, a Maria João Gouveia y Filipa Sardinha por este viaje de prensa a la isla de São Miguel de Azores a donde esperamos regresar.

Reservar una casa rural en São Miguel de Azores

Si quieren reservar una casa rural en la isla de São Miguel, en el municipio de Nordeste o en otra zona de la isla, pueden hacerlo en el siguiente buscador:

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.