Una efímera cueva de hielo en el corazón del glaciar Vatnajökull. Islandia, tierra de hielo III

Las cuevas de hielo en Islandia son cosa de magia

En el glaciar Vatnajökull en Islandia se forman cuevas de hielo como si fuera cosa de magia, ya que solo ocurre en invierno, cuando las temperaturas descienden por debajo de cero hasta que el frío helado consigue congelar las aguas de los ríos que corren bajo el glaciar. Y pensar que se tiene que congelar un río para que se forme una cueva glaciar…

Quien diría que el día que fuimos a hacer trekking por el glaciar Vatnajökull había un río congelado bajo esas capas de hielo, y que cada día se iba esculpiendo poco a poco una cueva de hielo que en primavera ya casi no existiría. ¡No me digan que no es algo mágico!.

Pues si tuviéramos poco con la maravilla natural del glaciar Vatnajökull, con pasear con crampones por su superficie deslizante hasta acabar dando con las extrañas esculturas que talla el viento y el frío. O con la otra maravilla que descubrimos a los pies de Vatnajökull, la laguna de Jökulsárlón, con sus enormes bloques de hielo y sus icebergs errantes de color azul. Nos encontramos con la sorpresa de una cueva glaciar, camuflada en las entrañas de Vatnajökull.

Pertrechados con ropa y calzado de abrigo, crampones, casco, arnés y piolet, salimos en grupo por la lengua glaciar Fallsjökull para llegar a la cueva

Una cueva glaciar en Vatnajökull

Pertrechados con ropa y calzado de abrigo, crampones, casco, arnés y piolet, salimos en grupo por la lengua glaciar Fallsjökull, un pedazo del glaciar más grande de Europa: el Vatnajökull. Caminamos en grupo, una culebra de colores serpenteando por el hielo del glaciar, en medio de esos paisajes inhóspitos islandeses: espectaculares vistas de inmensos campos de lava, del mar en el horizonte lejano, de las montañas circundantes y del glaciar Vatnajökull que parece que se desliza hacia nosotros, cuando somos nosotros los que nos deslizamos sobre él.

No hubiéramos podido adivinar que bajo la inmensidad del glaciar se hallarían cuevas de hielo, y sin embargo allí nos esperaban. Los guías iban picando el camino, construyendo escaleras en algunos tramos para que fuese más fácil el camino hacia la cueva glaciar.

Por una apertura no muy grande se desciende a la cueva, y de pronto nos internamos en un espacio azul, de una luz especial que penetra del exterior y que permite ver el color y las texturas de las paredes de la cueva, al menos en la entrada. Asombrados ante las tonalidades de azul, esperamos a que una parte del grupo vuelva de su descenso a la cueva, y nos acercamos a las paredes de hielo, descubriendo cómo corre el agua atrapada en su interior. El frío congeló esas paredes y ahora el agua corre entre el hielo sin poder salir, al menos hasta la primavera.

Bebiendo el agua más pura, la de los glaciares. El frío la congeló entre las paredes de hielo.

Perdida en estas elucubraciones, veo la cara de asombro de los miembros del grupo que vuelven de su visita a la cueva de Vatnajökull. Ahora es nuestro turno y descendemos hacia la oscuridad agarrándonos en unas cuerdas, no sin antes haber encendido las linternas que llevamos en nuestros cascos, como si fuéramos mineros.

Fascinados, caemos bajo el encanto de esta cueva azul que, aunque pequeña, nos muestra una bóveda de unas tonalidades azules que nos dejan sin palabras. Y el colorido y la belleza de la cueva de hielo no es lo único ante lo que sucumbimos. También está el sonido ensordecedor del agua que corre subterránea en el interior de esta cueva de hielo en el corazón de Islandia.

Ahora comprendo porque muchas veces a las cuevas glaciares se les llama cuevas de cristal. Lo que es un misterio son esos destellos azules que desprenden, al parecer debidos a que el hielo no contiene casi ninguna burbuja de aire, lo cual provoca la absorción casi total de la luz del día.

Sin embargo, no siempre pueden verse estas tonalidades azules, y nosotros hemos tenido la suerte de hacer este viaje a Islandia en invierno que es la época en la que se forman las cuevas de hielo en los glaciares. Además, otra de las condiciones para que se pueda disfrutar de estos azules es que un largo período de lluvia haya limpiado la capa de nieve de la superficie del glaciar.

En la cueva del glaciar Vatnajokull

Espectáculo efímero

Salimos de la cueva de hielo con la sensación de haber estado en un lugar especial, por supuesto no tanto como en cuevas como la de la laguna helada del glaciar Svínafellsjökull, situada también en el Parque Nacional de Skaftafell, un lugar fascinante que tiene más de un siglo. Porque muchas de esas espléndidas cuevas de hielo situadas en Islandia son muy antiguas. Pero para ser la primera vez que entramos en una cueva glaciar, estamos contentos.

Pero lo más extraordinario es que las cuevas de hielo pueden derrumbarse en cualquier momento, a pesar de que se puede entrar en ellas de forma segura entre octubre y mayo, mientras las temperaturas glaciares mantengan las dureza del hielo. Quizás “nuestra” pequeña cueva azul se destruya muy pronto.

También es maravilloso pensar que el propio glaciar Vatnajökull está en movimiento constante, que se está desplazando, y que cuando lo hace, aunque sea solo un milímetro, dentro de la cueva se oyen crujidos fuertes del hielo.

Invierno tras invierno el paisaje de Vatnajökull cambia, al igual que las cuevas de hielo, muchas de las cuales desaparecen. Y todo sin que apenas nos demos cuenta de esos cambios. La entrada a las cuevas de hielo en Islandia es un espectáculo efímero que nos habla del movimiento de la naturaleza, de la vida dentro de ella, de la fugacidad de la misma.

Viajeros giroscópicos felices por el privilegio de disfrutar de esta cueva efímera que nos regala la naturaleza islandesa

Informaciones prácticas

Las excursiones para visitar las cuevas glaciares de Vatnajökull salen de Skaftafell, y hay que conducir durante 20 minutos entre el Centro de visitantes y la lengua glaciar Falljoküll. Para llegar a la cueva glaciar hay que hacer trekking por el glaciar.

Reservar una excursión a una cueva glaciar en Islandia

Si desean reservar una excursión a una cueva glaciar en Islandia, pueden hacerlo aquí:

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.