Caminos de Pasión. Ruta cultural por diez pueblos del interior de Andalucía

Por los Caminos de Pasión. Vista de los campos de olivares desde el Santuario de la Vírgen de Araceli, Lucena, Córdoba

Atravesamos las provincias de Córdoba, Jaén y Sevilla en una ruta por los Caminos de Pasión, con paradas en encantadores pueblos del interior de Andalucía: Alcalá la Real, Priego de Córdoba, Baena, Cabra, Lucena, Puente Genil, Écija, Osuna, Carmona y Utrera. Un recorrido diseñado para descubrir en profundidad algunas tradiciones de Semana Santa que destacan por su singularidad. Aunque la ruta de Caminos de Pasión va más allá, pues muestra tradiciones culturales, folklore y elementos anclados en una historia muy rica y diversa. Tradiciones de origen medieval judeocristiano y andalusí unidas a recetas gastronómicas, actividades deportivas, parajes y parques naturales, monumentos y arte que van desde la Antigüedad hasta sus manifestaciones más actuales. Esta ruta propone al visitante un interesante viaje a la riqueza del patrimonio, la deliciosa y variada gastronomía y los magníficos paisajes de Andalucía. 

Los Caminos de Pasión nos llevan al patrimonio de Andalucía

Los Caminos de Pasión permiten conocer algunas tradiciones sorprendentes relacionadas con la Semana Santa católica, como la de los Campaneros de Utrera o los Cuarteles de Semana Santa de Puente Genil. Estas fiestas están muy vinculadas con la artesanía, como los talleres de cascos de judío de Baena o los de orfebrería de Lucena. El patrimonio monumental es otro de los puntos fuertes de la ruta con iglesias y colegiatas como las de Osuna, Priego de Córdoba, Utrera o Carmona. 

Sin embargo, lo más interesante, como ya hemos dicho, es que esta ruta cultural no se limita al patrimonio religioso. También ofrece la oportunidad de explorar el patrimonio civil monumental y arqueológico de estos pueblos de Andalucía. Como la maravilla de la Fortaleza de la Mota en Alcalá la Real; las Canteras de Osuna; la “Giralda” y la fortaleza de Carmona; las torres y miradores de Écija o la Villa Romana de Fuente Álamo y sus mosaicos cerca de Puente Genil.

Es una ocasión de recorrer estos pueblos llenos de encanto a pie, sus callejuelas y miradores, descubrir sus museos y una Andalucía distinta, más allá de las grandes capitales y las playas. La gastronomía es otro de sus atractivos, entrar en sus restaurantes y deleitarse en la cocina de Andalucía, comer platos tradicionales de cada pueblo, así como asomarse a las nuevas tendencias que aúnan la cocina clásica y la moderna. Una gastronomía basada en la riqueza de los productos locales.

Se impone, por otro lado, un alto en las almazaras para degustar la variedad de aceites, con denominaciones de origen como la de Baena o la de Priego de Córdoba. Porque los Caminos de Pasión están sembrados de olivares que cubren sus paisajes perdiéndose en el horizonte. Otrora lo estuvieron también de viñedos, casi extintos por la crisis de la filoxera en el siglo XIX. Hoy el vino se recupera y explota gracias a un clima de media montaña ideal, tanto para el vino como para el olivo. Los resultados son excelentes, por ejemplo los de las Bodegas Marcelino Serrano en Alcalá la Real.

Olivares de Andalucía

La naturaleza es otro de los grandes atractivos para aquellos que quieran descubrir los paisajes de estos pueblos del centro de Andalucía, asomándose desde sus miradores y torres. Contemplar los mares de olivos desde puntos culminantes como el del Santuario de la Virgen de Araceli en Lucena y la fértil vega sevillana desde la Fortaleza de Carmona. Explorar parques naturales como el de las Sierras Subbéticas en Priego de Córdoba, Baena y Cabra. O recorrer antiguas vías de tren recuperadas para al turismo activo, como la Vía Verde del Aceite, a pie o en bici.

Junto a todos estos atractivos, lo más destacable es descubrir nuevos e interesantes proyectos de personas que pretenden dar a conocer los productos de la tierra. Proyectos de desarrollo agrario, de turismo de nicho, de artesanía y productos de calidad, ecológicos y locales. Ideas sostenibles que con talento, ganas y buena materia prima consiguen que el viaje por estos Caminos de Pasión nos deje con buen sabor de boca y nos obligue a volver con más tiempo.

Los Caminos de Pasión invitan pues al visitante a un auténtico viaje que recomendamos hacer despacio, parándose sin prisa, abriendo bien los ojos, dejando que los sentidos se despierten, porque lo que allí se encuentren terminará conquistándoles.

Alcalá la Real, pueblo fronterizo. La magnífica Fortaleza de la Mota y pasión por los vinos (Jaen)

La espectacular Fortaleza de la Mota, en Alcalá la Real

Primera parada de esta ruta en la zona más sudoccidental de Jaén: Alcalá la Real en la que destaca sobre todo la impresionante fortaleza de La Mota, que resume la historia del pueblo. Alcazaba y mezquita, castillo e iglesia después. Un pueblo de frontera durante el final de la Edad Media, que ha mantenido y recuperado su patrimonio. 

Fue siempre tierra de realengo lo que sirvió, como nos contaron, para que no existiera una aristocracia poderosa y la riqueza estuviera más repartida. No hay palacios como en las siguientes paradas, pero posee varios monumentos góticos y renacentistas. 

Con todo, la naturaleza que rodea Alcalá la Real es uno de sus atractivos más importantes. Alojamientos con encanto que hacen posible un tipos de turismo diferente; posibilidades de rutas y senderos para practicar deporte; e incluso el paso de la Ruta Mozárabe de Santiago de Compostela.

Bodegas Marcelino Serrano, pasión por el vino

En ese trabajo de recuperación hay que destacar la revalorización de la cultura de la vid, gracias a la pasión y la constancia de bodegas como la de Marcelino Serrano. Toda una fuente de inspiración la visita a esta bodega, cuyos viñedos están situados en una atalaya con vistas magníficas de la Sierra Sur de Jaén. Marcelino Serrano y su hija Blanca elaboran vinos extraordinarios en tierras antaño llenas de viñedos. Todavía guardamos en el paladar el sabor de unos caldos hechos con sabiduría. ¡Gracias Marcelino por las enseñanzas y Blanca por la magistral clase de enología! Esfuerzo, conocimiento y profesionalidad, por los que hoy los vinos de Alcalá se encuentran entre las sorpresas enológicas a descubrir y degustar.

Priego de Córdoba, ciudad gastronómica y cultural a las puertas de la Subbética

El Barrio De la Villa con sus flores y la bella Fuente del Rey

Ya en Córdoba y a las puertas del Parque Natural de la Subbética, Priego domina una comarca que vive del aceite. Los aromas de las almazaras que ya comienzan a trabajar nos sumergen en verdes de aceituna prometedora. La orografía y la cercanía de los montes subbéticos, otorga características muy ricas a los aceites de Priego, Almedinilla y Carcabuey. La D.O. se ha acostumbrado a recolectar premios internacionales explotando la adaptabilidad del olivo a las cotas altas, y una producción más limitada, pero de aceites de gran calidad. 

Declarado Conjunto Histórico, el pueblo nos invita a descubrirlo. Comenzamos por su patrimonio que incluye el Castillo, el Conservatorio (Casa de Cultura), numerosas iglesias, entre las que destaca la de la Asunción, con su espléndido sagrario. Seguimos por el singular barrio de la Villa, con sus callejuelas estrechas llenas de flores hasta un balcón natural desde el que contemplamos el tajo (cañón excavado por el río) de Priego de Córdoba y el Adarve. Por fin, la magnífica Fuente del rey y el Manantial de la Salud, que destacan la importancia de Priego por su abundancia de agua. 

La iglesia de la Asunción y su espléndido sagrario

Los museos de la Trufa y de la Almendra, hablan también de otros productos deliciosos de Priego. La visita de las almazaras y el relax en los baños árabes son otras de las posibilidades para relajarse en Priego, tras una ruta por el Parque Natural de la Sierra Subbética. 

Terminamos la visita precisamente con el descubrimiento de los aceites locales en una cata con Aove DOP Priego. Una parada llena de sabor en nuestro viaje por los Caminos de Pasión.

Baena. La más antigua Denominación de Origen de aceite de oliva  y la tradición de los Cascos de Judío (Córdoba)

En la bella almazara Nuñez de prado se produce aceite de oliva ecológico

Baena posee un rico patrimonio arqueológico, como el yacimiento de Torreparedones, pero también monumental huella de su pasado: el entramado árabe de las calles y parte de una fortaleza. Pero Baena también es rica en patrimonio aceitero: tiene la Denominación de Origen más antigua de España. Descubrimos su AOVE en la Almazara Núñez de Prado, que produce aceite de oliva ecológico desde 1985, siguiendo un cuidadof proceso de elaboración tradicional y artesana. Degustamos la llamada “flor del aceite”, zumo de aceituna filtrado, con ese aroma frutado y un fino retrogusto picante. Los Caminos de Pasión también son caminos de sabor. 

Y también de tradiciones. En Baena se mantiene viva la antigua tradición artesana de elaborar trajes, cascos y tambores de judío, figura central de la Semana Santa – estos últimos fueron declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO -. 

Taller de cascos de judío del artesano de Baena José Luis Burrueco

Nos adentramos en el oficio de la elaboración de cascos de judío visitando el taller del artesano de Baena José Luis Burrueco. Nos desvela abiertamente los secretos de la fabricación artesanal de cascos y armaduras de judío. Un trabajo preciso que supone horas de paciencia y buen hacer con resultados magníficos. Cascos y armaduras brillantes que mostrarán orgullosos los judíos del bando de cola blanca y del bando de cola negra por las calles de Baena durante los desfiles de Semana Santa en una de las celebraciones más peculiares de España.

Cabra, barroco en mitad de la vía verde del aceite (Córdoba)

La Vía del Aceite de Cabra

Cabra es uno de los municipios que ha recuperado la antigua línea de ferrocarril Jaén-Puente Genil creando la Vía Verde del Aceite. Con Baena, Luque, Zuheros, Doña Mencía o Lucena este recorrido de 120 km se ha convertido ya en un referente para el turismo slow. Con lo que nos gusta el deporte, la ruta en bici se nos hizo corta, pero nos reafirmó en la certitud de que el turismo activo es un gran camino para atraer a otro tipo de viajeros. El nicho de los viajeros que descubren la naturaleza, el patrimonio y los pueblos menos visitados es una apuesta de futuro.

Cabra también destaca por el patrimonio barroco de sus iglesias, como la de la Asunción. Su especificidad es el uso del mármol rojo local, en realidad una piedra caliza peculiar que se asemeja al mármol pero que esta repleta de fósiles. Pudimos descubrir muchísimos trilobites en las columnas y lajas de la iglesia. El barroco cordobés de Cabra se manifiesta también en los edificios señoriales. El Barrio medieval de la Villa y las murallas del castillo/alcazaba y el Palacio de los Condes de Cabra, completan un patrimonio a descubrir.

El patrimonio de Cabra

El Parque Natural de las Sierras Subbéticas, al que mira Cabra, es otro de los atractivos potenciales de la ciudad. Cabra atrae a numerosos cicloturistas y amantes del turismo activo, por lo que con su cercanía y buenas comunicaciones es otra de las puertas de la montaña cordobesa.

Lucena brilla con luz propia. Panorámicas de la Subbética, Barroco cordobés y el oficio del orfebre

Lucena barroca, Lucena de paisajes magníficios desde el Santuario de la Vírgen de Araceli

Contemplamos Lucena desde el balcón natural de la Sierra de Aras, donde se encuentra el Santuario de la Virgen de Araceli, que ofrece unas vistas panorámicas espectaculares de los paisajes de las Sierras Subbéticas. Los campos de olivos se extienden hasta el horizonte y se pueden divisar cinco provincias de Andalucía. Hasta aquí peregrinan fervorosos lucentinos para rendir culto a su patrona en un santuario que pertenece a la Lucena Barroca, que Manuel, custodio de la Virgen de Araceli nos muestra con pasión. Ya en Lucena nos admiraremos con el Barroco cordobés que tiene su joya en el fantástico Sagrario de la iglesia gótica renacentista San Mateo.

Orfebrería Angulo Bronces, el saber artesano transmitido de padres a hijos

Pero además de admirar la riqueza del patrimonio monumental de la que se conoce como la “Perla de Sefarad” por su esplendor cultural – posee  la necrópolis judía excavada más grande de la península ibérica -, descubrimos su patrimonio industrial. La producción de muebles, pero también los alfares lucentinos y los talleres de orfebrería y bronce. Visitamos la Orfebrería Angulo Bronces, en la que la familia artesana nos muestra sus bronces artísticos y fundiciones. Piezas únicas realizadas con maestría durante meses: faroles, ciriales, candelabros, tronos, templetes, coronas,…muchos de los cuales pasarán a formar parte de las celebraciones de Semana Santa. Impresiona contemplar en directo el trabajo del artesano: preciso, certero, artístico. Un acercamiento necesario sin el que no comprenderíamos qué hay detrás de las maravillas del patrimonio de una Lucena que brilla con luz propia.

Puente Genil. Pasado romano en Fuente Álamo y los cuarteles de la “Mananta”, la más singular de las Semanas Santas (Córdoba)

La maravilla de Fuente Álamo, un balneario bajo una villa romana. ¡Y esos mosaicos!

Puente Genil es la huella dejada por romanos, visigodos y árabes. Es la Villa Romana de Fuente Álamo del siglo IV a. C., encontrada en un yacimiento que todavía se está excavando. Una villa de ricos mosaicos que nos habla de un complejo de excepción situado estratégicamente en un cruce de caminos. ¡Y qué sorpresa sería para los arqueólogos encontrar además un balneario del siglo I bajo dicha villa!. Y no solo eso: ¡un mosaico nilótico, con diálogo, en una escena de lo más cómica!, algo excepcional en la historia de las inscripciones musivarias del Imperio romano.

Pero Puente Genil también es su “Mananta”, su particular Semana Santa, que la celebra de forma singular con desfiles de más de 400 figuras bíblicas del Antiguo y Nuevo Testamento al lado de las 24 cofradías. Unas figuras organizadas en Cuarteles, 70 corporaciones cívico-religiosas que tienen su sede en las casas cuarteles de Cuaresma y Semana Santa. Lugares de convivencia y encuentro. 

En un cuartel de Semana Santa de Puente Genil

Somos bienvenidos a una Casa Cuartel, situada como las demás en el casco histórico de Puente Genil. Sorprende la dedicación de sus miembros que participaron activamente en cada “Mananta” y la relación que han forjado a lo largo de sus vidas. En el gran salón – lugar de reunión y celebraciones – con carteles y fotografías de pasadas Semanas Santas, escuchamos la historia de los cuarteles. Ejes centrales y motores de la “Mananta” de Puente Genil, una de las Semanas Santas más singulares de España, declarada de Interés Turístico.

Écija, la ciudad de las torres y de los miradores (Sevilla)

Écija y sus torres. Écija y sus miradores

Écija, la ciudad de las torres, Écija, ciudad barroca. Una de las ciudades más antiguas del sur de España ofrece al visitante un rico legado de arquitectura y arte barroco, el “Siglo de Oro ecijano”. 

Como ruta singular, la Ruta de las Torres de Écija, que nos lleva por el casco histórico de torre en torre hasta contar once. En el camino magníficos palacios – como el de Peñaflor, el Palacio de Justicia o el Palacio de los Marqueses de Benamejí -, iglesias, casas-palacio – como la del Gremio de la Seda -,…No en vano fue declarada Conjunto Histórico Artístico en 1966. 

Por sus calles desfilan en Semana Santa magníficos pasos y tallas espectaculares con siglos de historia realizadas por grandes imagineros como Juan de Mesa.

Los magníficos palacios de Écija

Osuna ciudad blanca, señorial y moderna (Sevilla)

Osuna, villa señorial y aristocrática ha cambiado mucho desde el medievo pero que sigue manteniendo un patrimonio increíble. Su centro histórico se caracteriza por su cuidado y homogeneidad, se ha modernizado y ofrece muchos servicios y tiendas. Restaurantes innovadores como la Cantina Kulinaria mezclan tradiciones locales e influencias internacionales. Esa combinación de patrimonio muy cuidado, urbanismo ordenado y apertura a nueva población nos encantó. Su relativa cercanía con Sevilla hace que muchas familias que buscan una ciudad con servicios, pero más tranquila y con mayor calidad de vida, se instalen en Osuna. 

La riqueza de Osuna

Su patrimonio es inmenso, proviene del pasado romano y preromano, como los vestigios de un teatro romano y una necrópolis tardoromana. Pero destaca sobre manera la presencia de las grandes casas nobiliarias españolas, a las que perteneció la comarca durante siglos. Los Duques de Osuna fueron una de las familias más poderosas de la España medieval y moderna. Durante ese tiempo se erigieron numerosos edificios, por ejemplo, la bellísima Colegiata y su Iglesia Colegial que domina la ciudad.

Villa ducal, con Universidad desde 1548 y Conjunto Histórico-Artístico, el  centro de Osuna posee un trazado de planta nueva, moderno, con calles ordenadas y donde se alinean palacios y casas señoriales. 

Joyas de Osuna: la iglesia colegial y las canteras

Otro de los lugares indispensables para la visita es El Coto de las Canteras de Osuna que se ha venido a llamar la Petra de Andalucía. Una maravilla inesperada estas canteras de piedra maleable, excavadas desde tiempos tartésicos e íberos. Más recientemente, se han convertido en plató de cine y escenario de anuncios, por la espectacularidad de sus esculturas y habitaciones.

El mercado municipal, animado lugar de encuentro y de descubrimiento de los productos locales, muestra la cara más popular de la ciudad. Un lugar perfecto para despedirnos de Osuna. un pueblo que hay que disfrutar caminando para descubrir cada recodo y trazo de historias locales que han influido en la historia del país.

Carmona. Ciudad monumental, ciudad de pasión (Sevilla)

Carmona y su “Giralda” y la magnífica Puerta de Sevilla

¡No es Sevilla, es la bella Carmona! Pero también tiene su “Giralda” y una riqueza monumental digna de una heredera de la Bética romana. Rodeada por la fértil vega sevillana, Carmona enamora al visitante. Primero desde sus colinas y escarpes, al contemplar esa llanura que se pierde en el horizonte regada por los ríos Corbones y Guadaira. Después al visitar sus monumentos y al perderse por sus calles. Carmona nos abre la magnífica puerta de Sevilla para penetrar en su Conjunto Histórico Artístico, puerta con la huella de cartagineses, romanos y árabes. Desde cuyo alcázar se contempla una ciudad que tiene brillo propio. Un paseo por sus calles nos hace pararnos en casas, palacios mudéjares, renacentistas, barrocos; entrar en la belleza gótica de Santa María, o sorprendernos con una plaza de abastos que más bien parece una plaza mayor que recuerda a las castellanas. Un lugar en pleno centro donde disfrutar del de las terrazas o de las compras de productos locales.

Panorámicas de Carmona desde el Alcázar. La Puerta de Granada

Pero Carmona también enamora por sus sabores. Son las monjas franciscanas clarisas las que nos conquistan con unos dulces que nos llevan al séptimo cielo. Torta inglesa, princesitas de almendra, antojos de obispo, bombones de mazapán, almendras de chocolate, yemas de Santa Clara,…Una experiencia gastronómica única, no sólo porque uno se deleita con dulces que se deshacen despacio. Sino también por escuchar a la Madre Superiora y a una hermana, regalándonos sonrisas y palabras llenas de espiritualidad. El claustro de las Clarisas es como un oasis de paz que llevamos dentro cuando nos despedimos, casi arrepentidos por haber pecado de gula ante tanta humildad. Salimos de Carmona por la Puerta de Córdoba, seguros de haber descubierto una ciudad de Pasión.

Una experiencia gastronómica única, con las monjas franciscanas Clarisas

Utrera y la música de sus campaneros (Sevilla)

Utrera es una ciudad de música, la que cantan las figuras de la música flamenca que nacieron, vivieron y crearon un estilo (palo) propio. Pero también lo es por la música rítmica y contundente de las campanas de sus iglesias, que rivalizan en armonía y en espectacularidad. Porque en Utrera es posible ver a los campaneros que las balancean y percuten saltando sobre ellas. Montarlas y cabalgarlas jugándose la vida en un baile increíble, ese es el arte de los campaneros de Utrera. Una especie única, de músicos y artesanos del toque y del son, que no dudan en salir al exterior de la torre en una danza peligrosa y apasionada. 

Los campaneros de Utrera. Una especie única, de músicos y artesanos del toque y del son, que no dudan en salir al exterior de la torre en una danza peligrosa y apasionada.

Ellos no tienen tiempo, pero desde la alturas de los campanarios se disfrutan espectaculares panorámicas de Utrera y de la campiña sevillana. No en vano, Sevilla está a menos de 25 km. Otro pueblo grande que se beneficia de su tranquilidad y calidad de vida. Cercana y a la vez protegida por sus murallas del bullicio y de la agitación capitalina, Utrera es un aposento ideal para quienes buscan calma en su viaje andaluz.   

Gastronomía deliciosa, -no olviden los Mostachones, unos dulces muy golosos-, calles estrechas y blancas, palacios, plazas y recodos donde acodarse y escuchar los murmullos del Cante de Utrera que nunca dejan de sonar. Una pena no poder disponer de más tiempo para contemplar al día irse lentamente, mientras suenan las palmas, la guitarra trina con virtuosismo y una voz rota, se queja, llora, ríe… canta.

La riqueza del patrimonio de Utrera

Utrera, punto final de un viaje que ha sido un descubrimiento, un comienzo y una promesa de nuevos viajes. Vaya desde aquí un inmenso agradecimiento a todo el equipo de Caminos de Pasión, Turismo Andaluz y Turismo de la Subbética, por habernos permitido descubrir, saborear y sentir esta comarca. Pronto más artículos, hablando de las tierras menos conocidas de Andalucía.

Dónde comer en los Caminos de Pasión

Son numerosos los restaurantes en los que comer en las diez ciudades que componen los Caminos de Pasión. He aquí una muestra de algunos que conocimos con una comida y un servicio de calidad.

Dónde comer en Alcalá la Real – Restaurante La Tomatina

Cocina de calidad. Deliciosos quesos de la zona. Especialidades: tartar de atún, ensalada de queso y aguacate, arroz caldoso de marisco, surtido postres caseros. Excelentes vinos locales: tinto roble de la Tierra Sur de Jaén (2017) “Marcelino Serrano, 60 años menos.”

En el Restaurante La Tomatina

Dónde comer en Priego de Córdoba – Restaurante Río

Restaurante-cafetería con buen ambiente local. Especialidades: corazones de alcachofas con gambas, sopa de picadillo, medallón de rabo de toro. Patatas fritas en AOVE de Priego de Córdoba. AOVE con denominación de origen Priego de Córdoba.

Aceite con Denominación de Origen en Priego de Córdoba. Cata en el restaurante Río

Dónde comer en Cabra – Círculo de la Amistad

Antiguo convento-hospital transformado en casino, sitio histórico escenario de la obra “Pepita Jiménez” de Juan Valera. Bonito patio andaluz. Especialidades andaluzas: salmorejo, ajo blanco, berenjenas con miel, fritura de pescados, flamenquín cordobés, postre de gajorros.

En el Restaurante Círculo de la Amistad

Dónde comer en Lucena – Restaurante Tres Culturas

Excelente calidad de cocina y servicio. Delicioso menú degustación: mazamorra, ensalada de higos frescos, albóndigas de boquerones, pastel de rabo de toro, atún rojo estilo mozárabe y dulce sefardí. Buena carta de vinos.

Restaurante Tres Culturas

Dónde comer en Puente Genil – Restaurante Casa Pedro

Cocina tradicional. Especialidades: salmorejo, carnes, mariscos, embutidos. Buenos vinos locales.

Restaurante Casa Pedro

Dónde comer en Osuna – Cantina Kulinaria

Sorprendente proyecto llevado con pasión por jóvenes profesionales del sector turístico y culinario. Original diseño interior, ambiente cálido y agradable.  Menús temáticos. Delicias gastronómicas: ensaladilla de langostinos y carabineros, carpaccio de ternera, tiradito de lubina, ensalada crocanti de rulo, atún de petaca, presa ibérica al oloroso, crema de canela con espuma de coco. Buena carta de vinos y cervezas artesanas locales.

El moderno proyecto “Kulinaria”, llevado por gente joven con muchas ganas y pasión

Dónde comer en Utrera – Restaurante Abuela María

Diseño rústico típico de los mesones, agradable patio. Comida casera de raciones y buen tapeo. Bombón de salmón, miniensalada de pollo y mango, Portobello de crema de queso Payoyo, saquito de pasta brick y gambas, Charlota de berenjenas, croquetas, presa con puré de yuca,…Cerveza artesana de Utrera “Vandalia”. 

Tapas del Restaurante Abuela María

Dónde dormir en los Caminos de Pasión

Alojamientos con encanto, hoteles, B&B, de calidad abundan en los Caminos de Pasión. Éstas son sólo algunas propuestas que descubrimos en nuestro viaje.

Dónde dormir en Priego de Córdoba: Casa Baños de la Villa

Alojamiento encantador y acogedor en pleno Barrio de la Villa, a con bonita decoración estilo andalusí, patio interior y terraza superior con vistas a monumentos. Para desconectar y prestar atención al bienestar: spa, hamman, sauna y jacuzzi.

Vistas magníficas de Priego de Córdoba desde la terraza de la Casa Baños de la Villa

Dónde dormir en Lucena – Hotel Santo Domingo

En el corazón del casco antiguo de Lucena, este magnífico hotel en un edificio histórico emblemático: un convento del siglo XVIII. Bonito antiguo claustro.

El claustro del hotel

Dónde dormir en Osuna – Hotel Museo Casona de Calderón

Hotel boutique en pleno centro histórico de Osuna, con un bellísimo claustro interior, decoración elegante y cuidada, bonito patio con piscina.

Hotel Museo Casona de Calderón

Agradecimientos

Agradecemos este magnífico viaje a las organizadoras de Caminos de Pasión, especialmente a Mariló y a Encarni, que nos invitaron y nos acompañaron en la ruta por estos 10 fantásticos pueblos de Andalucía.

Gracias también a todas las oficinas de turismo y a aquellos que nos acogieron cálidamente en sus pueblos. A Turismo de Alcalá la Real, Turismo Priego de Córdoba, Turismo de Baena, Turismo de Cabra, Turismo de Lucena, Turismo de Puente Genil, Turismo Écija, Turismo de Cabra, Turismo de Osuna, Turismo Carmona y Turismo de Utrera.

Por supuesto, a Turismo Andaluz por el apoyo recibido. Y a todos aquellas personas con admirables proyectos que nos abrieron las puertas estos maravillosos días con tanta amabilidad.

Para terminar, fue un placer compartir este viaje por los Caminos de Pasión con este fantástico equipo de periodistas: Alfredo de “Radio Viajera”, Öla de “Svenska magasinet”, Ida de “1000 sitios que ver” y Desirée de “Revista Aire Libre”. Y, por supuesto a nuestra querida guía Trini y a nuestro conductor, que se sabía los Caminos de Pasóin a la perfección ¡hasta la próxima!

El equipo, ¡un placer!

Artículo escrito por María Calvo Santos e Iñigo Pedrueza Carranza.

Artículos relacionados.

Para más información sobre Andalucía, pueden leer nuestros artículos visitando la sección de Andalucía de nuestro Blog.

Mapa de Caminos de Pasión

 

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.