Feria de la vivienda de Finlandia Asuntomessut

Feria de la vivienda de Finlandia: Asuntomessut, Housing Fair.

Barrio de Kirkonvarkaus en Mikkeli, Asuntomessut de 2017, donde se muestra la integración entre urbanismo y naturaleza. ©Iñigo Pedrueza.

La Feria de la Vivienda de Finlandia, Asuntomessut en finés, es un acontecimiento anual que reúne a numerosas empresas del sector de la arquitectura, la construcción de viviendas y el diseño de interiores. La particularidad de esta Housing Fair en Finlandia es que tiene lugar cada vez en un barrio de nueva construcción en una ciudad diferente del país. De hecho, la Feria de la Vivienda consiste en la urbanización y creación de ese nuevo barrio en la ciudad que acoge el evento. Se trata de un acontecimiento nacional con casi 50 ediciones que es conocido por todos los finlandeses, sobre todo por los que están pensando en construirse una nueva vivienda.

La primera Feria de la Vivienda tuvo lugar en 1970 en Tuusula, cerca de Helsinki. Miles de personas (entre 30 y 50 mil) viajan a la ciudad escogida para ver el resultado y los ejemplos de decenas de casas que se visitan durante un mes, en verano. Las viviendas están ya terminadas, perfectamente amuebladas y ya han sido vendidas. Cuando la Feria se termine, los propietarios las ocuparán, pero durante ese mes son visitadas por todo aquel interesado en el diseño de interiores y la arquitectura, observando las soluciones técnicas y estéticas. Se pueden contemplar todas las innovaciones en materia de calefacción (solar, geotermia, acumulación eléctrica…), de aislamiento, tipos de ventanas, techos y tejados, domótica, cocinas, baños o dormitorios. El público recorre todas las viviendas, se informa con los constructores, ve el precio de lo que ha constado construir cada una, y hace las preguntas pertinentes para pensar su propia vivienda.

Uno de los proyectos de la edición de Pori en 2018.

En la feria de la Vivienda Asuntomessut las empresas constructoras y las de los sistemas eléctricos, de calefacción, ventanas, la demótica, etc… explican su trabajo, muestran sus productos. Es un lugar perfecto para hacer negocios con vendedores y artesanos de todo el país, con empresas más pequeñas que adoptarán materiales o métodos de construcción y con el cliente final. En ese sentido se cierran numerosos contratos con muchas personas interesas en aplicar esas soluciones en sus proyectos, que muchas veces se construirán en ciudades o pueblos situados a cientos de kilómetros.

Otro ejemplo de la racionalidad sencilla y eficaz de Finlandia.

Interior de una vivienda durante la edición de 2018 que tuvo lugar en Pori. ©Iñigo Pedrueza.

¿Sorprendidos? Mucho, ¿verdad?, pues los finlandeses a su vez se sorprenden mucho porque no haya Asuntomessut en España o Francia. No les entra en la cabeza que alguien que vaya a gastarse tal cantidad de dinero en su vivienda principal, donde va a pasar tanto tiempo, ver crecer a sus hijos y envejecer, no se preocupe por el consumo energético, por la orientación, la luminosidad, las soluciones técnicas para el reciclaje, la calefacción…. Ni por el contenido estético del lugar donde pasará más tiempo libre en toda su vida.

Los finlandeses no entienden como es posible que los españoles se endeuden de por vida por casas que sólo existen en un plano. Tampoco entienden por qué son los constructores los que deciden el tamaño de las ventanas, la orientación, los materiales… ni ¿por qué en España se tiene tanto miedo a la madera y tan poco al plástico, al granito al hormigón con aluminosis…? O ¿por qué tantas casas en España son tan frías en invierno tan sofocantes en verano?. Es muy común escuchar que el lugar dónde los finlandeses han pasado más frío es Bilbao, Málaga, Tenerife, Barcelona, siempre en España…. Una vez más, hay mucho que aprender de Finlandia y de los países nórdicos en España, el resto de Europa y América Latina.

Nuevas tendencias, nuevas soluciones racionales, práctica y estéticamente bellas.

Casas de la Feria de la Vivienda de 2012, en Tampere por J10 architects.

La arquitectura finlandesa ha bebido de la corriente humanista del movimiento moderno que se organizó en torno a la Bauhaus y el movimiento moderno, del que participaron Alvar Aalto y otros como Eero Saarinen, Arto Sipinen o del racionalismo de Virjo Revell. La luz es esencial en un país donde en invierno apenas hay unas horas de luminosidad. Así, apenas hay cortinas o estores pero las ventanas son gigantescas, lo más grandes posible y siempre con cristales triples para evitar la pérdida de calor. Los materiales son siempre de primera calidad, pero no evitan usar la madera por ejemplo. La calidez y resistencia de la madera es apreciada por su calidez, y por ser un material común en Finlandia. Los sistemas de calefacción son muy eficientes y siempre buscan que la comodidad, el confort sean lo primero. Suelos radiantes, cristales que evitan los puentes térmicos, materiales prácticos y agradables… Los espacios abiertos son también esenciales, nunca demasiado recargados pero siempre aireados y diáfanos. Los objetos y muebles son coloridos pero no estridentes, las paredes blancas para reflejar más aún la luz. Todo es tremendamente agradable y realmente poco ostentoso, muy humano y muy habitable.

Por último, la relación entre el interior y el exterior es tan esencial como el edificio en sí. En Finlandia el mejor cuadro siempre es una ventana. Y en esa ventana cambiante tendremos las cuatro, cinco o seis estaciones de Finlandia, sus bosques que cambian de color, los lagos, el cielo bajo y cubierto o resplandeciente con atardeceres que nunca terminan. Y en el invierno que es eterno, quizá hasta auroras boreales por encima de nuestras cabezas.

Y, por supuesto, ¡la sauna!

Por supuesto, no es posible imaginar una vivienda en Finlandia sin su sauna. La sauna puede ser eléctrica, de leña o de humo. Normalmente en las casas son eléctricas o de leña, cuyo löylÿ o vapor es más agradable si cabe. Así pues podremos contemplar muchas saunas y muchos complementos especialmente diseñados para ellas en la Feria de la Vivienda Asuntomessut. Aquí más información sobre la sauna.

Para tener más información sobre la sauna lean los otros artículos de nuestro blog o visiten nuestra página sobre Finlandia.

Cada barrio de Asuntomessut es un poco diferente pero rápidamente se reconoce una cierta homogeneidad, por su cuidado diseño y su estética contemporánea. Siempre un poco rompedora, pero al mismo tiempo perfectamente adaptada a la naturaleza. Porque las Ferias de la Vivienda suelen organizarse en barrios situados en entornos naturales bellos y agradables. Cierto es que esto es muy fácil en Finlandia, donde el país entero es un gran bosque con algunas ciudades que aparecen de vez en cuando. El contacto con los bosques, los lagos, el mar, es inmediato, y no porque se trate de barrios de lujo, sino porque todo el urbanismo y la arquitectura finlandesa se organizan en torno a esa relación entre ser humano y naturaleza. Es el humanismo promovido por Aalto y por la pléyade de arquitectos fineses que han creado esa arquitectura racionalista y funcionalista que tan bien responde a las necesidades de la gente.

Vista aerea del nuevo barrio de Vantaa creado para la Feria de 2015 .

La Feria de la Vivienda Asuntomessut muestra soluciones de construcción y renovación que después serán aplicadas por las empresas en todo el país, pero sobre todo educa y promueve el interés por el urbanismo y la arquitectura. Ese interés privado y particular, después se extiende a la parte pública. Quizá por ello, y por otras razones culturales y económicas, Finlandia no ha sufrido burbujas inmobiliarias y desastres urbanísticos como los de España, Italia o Islandia. Finalmente, cuestiones tan tangenciales como una Feria de la Vivienda nos dan mucho que pensar sobre el contenido y las prioridades de una sociedad. Este tipo de aspectos marcan la diferencia entre la comprensión de un país y la mera visita turística. Pero, sobre todo, nos llevan a reflexionar un poco más serenamente, ahora que por el sur seguimos con la misma matraca de siempre, destruyendo la naturaleza y los recursos, empeorando nuestra vida y perdiendo tiempo, dinero y empatía en cuestiones aparentemente importantes, pero realmente fútiles.

Las últimas y las próximas ediciones de la Housing Fair /Asuntomessut.

Visitantes durante la edición de 2018 en Pori. ©Iñigo Pedrueza.

La edición de 2019, la numero 50 tuvo lugar entre julio y agosto en Kouvola. La de 2018 fue en Pori, fue la primera a la que asistimos y donde descubrimos esta maravilla de idea. Un pequeño barrio completo apareció de la nada con todos los servicios y comodidades, sistemas eléctricos, de alcantarillado, calefacción, accesos e integración con la naturaleza.

La edición de 2015 tuvo lugar en Vantaa, junto al golfo de Botnia. También pudimos visitar el barrio que sirvió para acoger ese año la Housing Fair /Asuntomessut. Se trata de otro pequeño barrio integrado en la costa, un par de kilómetros al sur del centro de Vantaa. En forma de media luna El Barrio se compone de dos hileras de viviendas y unos bloques de apartamentos. La costa fue organizada de manera que un sendero litoral pasase frente al barrio, utilizando unos islotes y pasarelas de madera. El resultado nuevamente supone un ejemplo de cómo organizar barrios de manera que la privacidad se respete pero, al mismo tiempo, se cree una cierta comunidad.

Después pudimos visitar los nuevos barrios donde se desarrolló la edición de 2017 en Mikkeli. El barrio de Kirkonvarkaus se construyó a unos 4 kilómetros del centro en una zona boscosa con acceso a un lago. Un pequeño barrio independiente pero conectado por vías ciclables y una carretera con el centro, con casas donde los arquitectos desarrollaron esa particular idea de simbiosis finlandesa entre la naturaleza y la vida humana. Casas de madera o de hormigón, pero todas con esos gigantescos ventanales, terrazas y accesos al exterior. Casas sencillas  en las que no importa tanto la fachada como la utilidad y la comodidad para las personas que las habitarán. Sistemas de geotermia, de aislamiento, suelos radiantes, ventanas triples que evitan la pérdida térmica, techos solares…. todo pensado para ahorrar energía sin menoscabar una comodidad extrema.

La próxima edición tendrá lugar en 2020 y se celebrará en Tuusula, 51 años después de la primera, muy cerca de Vantaa y Helsinki.2012 Tampere; 2013 Hyvinkää; 2014 Jyväskylä; 2015 Vantaa; 2016 Seinäjoki; 2017 Mikkeli (en el barrio de Kirkonvarkaus a menos de 3km del centro de la ciudad); 2018 en Pori; 2019 en Kouvola; 2020 en Tuusula; 2021 en Lohja; 2022 en Naantali.

Barrio de Mikkeli ©Iñigo Pedrueza.

 

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.