Los alebrijes de San Martín Tilcajete en Oaxaca. Ruta de Artesanías

Si la magia se pudiera dibujar o expresar tendría forma de alebrije. Y es que la artesanía mexicana es tan creativa como una fuente artística surrealista y Oaxaca es uno de los estados donde los diferentes artes manuales son una tradición y una forma de vida. Así que en nuestro viaje por el estado oaxaqueño teníamos claro que más allá de las compras en los mercados de artesanía, queríamos conocer donde y cómo se fabricaban los alebrijes.

Taller de Alebrijes de Oaxaca
Taller de Alebrijes de Oaxaca

Oaxaca es uno de los lugares donde las costumbres más se cuidan y por ello la iniciativa de la Ruta Mágica de las Artesanías es todo un éxito, acercando a los viajeros al origen de todo proceso creativo. Mientras que las comunidades de Teotitlán del Valle se especializaron en los tapetes de lana, San Bartolo Coyotepec lo hizo en el barro negro que inventó la Señora Rosa, Santa María Atzompa es conocida por sus ollas de barro verde, Santo Tomás Jalieza por sus bordados, San Antonino Castillo Velasco por sus blusas y huipiles, Ocotlán de Morelos por sus espadas y cuchillos; o Santo Domingo Tomaltepec en el trabajo de cuero conocido como marroquinería. Dos son los pueblos célebres por ser cuna de la fabricación de los alebrijes, San Antonio Arrazola y San Martín Tilcajete. Nosotros visitamos el segundo, disfrutando de la cuidada técnica a la hora de desbrozar la madera.

Mucho antes de que Pixar hiciera mundial las tradiciones mexicanas con su emotiva película de animación COCO, los viajeros que recorrían México se rendían al encanto de los alebrijes.

Historia de los alebrijes

Los alebrijes son una representación de animales fantásticos que a menudo parecen híbridos de dos o más especies que en una fusión imposible enamoran por su colorido. El inventor fue un artista de Ciudad de México, Pedro Linares, creador de figura para genios como Diego Rivera, Frida Kahlo. Trabajaba en el Mercado de la Merced, y se cuenta que en la neblina de un proceso febril que casi le lleva a la muerte, soñó con animales fantásticos. Inicialmente los hizo en cartón y papel mache, y el éxito que suscitaron le llevó a tallarlos en madera para que fueran más resistentes. En 1975, un documental sobre Pedro Linares de Judith Bronowski llevó a los alebrijes a una dimensión internacional.

Alebrijes mexicanos
Alebrijes mexicanos

Al igual que la magia que desborda fronteras, los alebrijes se hicieron famosos en todo México y muchos artesanos de San Antonio Arrazola y San Martín Tilcajete imitaron la idea convirtiendo sus casas en talleres de producción. Muchos aseguran que fue el artesano Manuel Jiménez Ramírez quién mezcló la tradición local con la idea original de Pedro Linares para dar lugar al alebrije oaxaqueño.

En Oaxaca la tradición de tallar animales de madera ya era muy antigua, conocidos como tonas, herencia de la cultura zapoteca, en cuya cosmovisión son espíritus, nahuales que sirven de guías en la vida de cada persona según el día de su nacimiento. En el calendario prehispánico existen 20 tonas de animales: coyote, lagarto, armadillo, tortuga, serpiente, conejo, venado, rana, perro, mono, búho, águila, jaguar, mariposa, pescado, caracol, chuparrosa (colibrí), tlacuache y cenzontle. Los alebrijes supusieron una evolución, mezclando a menudo -pero no siempre- varios de estos animales en una talla.

El turismo que llega a Oaxaca cautivado por su gastronomía, sus tlayudas y su mezcal, por yacimientos arqueológicos como Monte Albán y Mitla o por maravillas naturales como las cascadas petrificadas de Hierve el Agua, tampoco pierde la oportunidad de acercarse a San Martín Tilcajete para visitar uno de los numerosos talleres donde los confeccionan a mano.

Un alebrije en forma de niño
Un alebrije en forma de niño

Cómo se fabrican los alebrijes

Primero se elige la pieza de madera de copal, que siendo resistente es al mismo tiempo apta para cortar primero con el machete y luego con navaja y cuchilla. Antes de empezar a trabajarla se seca y cura la madera para evitar que luego se estropee por la humedad o por insectos. Después se talla poco a poco, con paciencia, anticipando en la mente del artista el alebrije que nacerá con las maestría de su tallador. Finalmente se pinta con esmero utilizando colores muy vivos como el rojo, verde, rosa, azul, añadiendo manchas o formas para que parezca aún más mágico.

Taller de Alebrijes en San Martín Tilcajete
Taller de Alebrijes en San Martín Tilcajete

En San Martin Tilcajete la mayor parte de la economía gira en torno a la producción de  alebrijes, y los niños desde pequeños aprenden a tallar y pintarlos. Hay más de 150 talleres y algunos de los más famosos son El Sueño Zapoteco., del reconocido artista Dante Cruz, o el Taller de Jacobo y María Ángeles, cuyos alebrijes están más elaborados y los precios son más altos que otros por el proceso y tiempo que requieren. Algunos alebrijes caben en un puño y otros son inmensas tallas de madera que pueden alcanzar un metro de altura.

Alebrijes pintados a mano
Alebrijes pintados a mano

Vídeo de los alebrijes de San Martín de Tilcajete

Cómo llegar a San Martín Tilcajete

San Martín de Tilcajete está a unos treinta kilómetros de la ciudad de Oaxaca. Si no contamos con coche de alquiler o preferimos un tour organizado podemos optar por las excursiones que ofrecen diferentes empresas desde la ciudad de Oaxaca.

También hay un autobús desde el centro de la ciudad ( empresa Automorsa, en la C/Bustamante nº603) con parada en la entrada del pueblo, desde donde podemos andar ese kilómetro o subir en una moto-taxi.

Hay muchos talleres y todos querrán que los visites a ellos para venderte sus figuras. La entrada a todos los talleres es gratis pero tTen en cuenta que el tiempo que dedican a enseñarte como se fabrican es una invitación quid pro quo a que se les compre alguno. Por otro lado hay talleres con precios ya establecidos y otros que son más abiertos a la negociación y el regateo. En cualquier caso comprar alebrijes a estas comunidades es fundamental para su sustento económico.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.