Nordeste de São Miguel, las Azores más especiales en alojamientos Tradicampo

El nordeste es la zona menos conocida de la isla de São Miguel. La Quinta das Cycas es un alojamiento ecológico en la isla de São Miguel de Azores
La Quinta das Cycas se encuentra en la bonita aldea de Algarvía, en un entorno preservado al noreste de São Miguel

El nordeste es la zona menos conocida de la isla de São Miguel. São Miguel es la entrada del archipiélago portugués de las Azores, la isla más poblada, más urbanizada y más visitada por los turistas. La parte más occidental con Sete Cidades, el centro con la Lagoa de Fogo o Furnas y el sur, con la capital Ponta Delgada o el bonito puerto de Villa Franca do Campo son muy visitados.

Sin embargo, y desgraciadamente, pocos turistas visitan el nordeste de São Miguel. En esta parte de la isla se encuentran senderos y acantilados increíbles, la cima más alta de la isla, el Pico da Vara (1103m.), y pueblecitos con fibra y alta velocidad de internet, pero al mismo tiempo con un modo de vida tranquilo y agradable. La vida es apacible y sencilla en el nordeste, los alquileres más baratos, los productos llegan de las huertas y de los pescadores. El nordeste de São Miguel es un viaje a lo mejor del pasado, con lo mejor del presente de las Azores.

El Pico da Vara, la cima más alta de São Miguel. Artesanía del Nordeste. Miradores. Platos típicos: lapas. El nordeste de la isla azotaina

Alojamientos con encanto, motor de atracción y desarrollo.

En el pasado, la única forma de mejorar las condiciones de vida en el nordeste, como en el resto de las Azores, fue la emigración. Los azorianos emigraron a Brasil, a Estados Unidos, Canadá, a Francia, Bélgica, Suiza y Alemania. Y, por supuesto, al continente, a Lisboa y Oporto. Miles de azorianos abandonaron las islas en búsqueda de una vida mejor.

La Quinta das Cycas, un interesante alojamiento situado en un entorno espectacular

Por suerte, la situación ha cambiado. La entrada de Portugal en la Unión Europea ayudó tanto como a España. El desarrollo del turismo han convertido a la región de las Azores en una zona más desarrollada y atractiva. Un parte muy importante de esos cambios se deben a los emprendedores locales. Muchos azorianos que se quedaron en las islas, que desde dentro buscaron mejorar y modernizar esta tierra volcánica. Portugueses y extranjeros, porque los primeros que vieron el potencial del nordeste han sido los emigrantes que se fueron y volvieron con ideas nuevas y los extranjeros que compraron casas y montaron proyectos en la zona.

Tradicampo Eco-Country Houses, un ejemplo a seguir.

Quinta das Cycas, alojamiento rural en la isla de São Miguel

Hemos conocido un ejemplo de esos azorianos, de esos portugueses atlánticos, gentes de coraje y bravura que levantaron de la nada los cimientos de un futuro más sostenible y más beneficioso para todos los que viven en estas islas del mitad del Atlantico. Todo lo que sabemos del nordeste de São Miguel, y buena parte de lo que sabemos de las islas Azores, se lo debemos a nuestro amigo Ricardo Peixoto. Ricardo, una vez jubilado de su trabajo de ingeniero, supo ver la valía, el potencial de esta tierra nordestina y se lanzó en proyectos que parecían locos al principio. Proyectos de reconversión y restauración de casas azorianas típicas, transformándolas en alojamientos de calidad y encanto. Nunca ha tenido la intención de convertirse en un magnate de la hoteleria, pero su trabajo ha marcado un hito en el nordeste de la isla.

Alojamientos con encanto en Nordeste. Quinta das Cycas

De todo ese trabajo ha surgido su proyecto Tradicampo Eco-Country Houses, una realidad azoriana hoy. Dando ejemplo, para que locales y foráneos puedan continuar una senda que apuesta sin dudarlo, por el encanto de un paisaje y una naturaleza única. Apuesta por el saber hacer de los locales. Apuesta por una mezcla entre la tradición y lo mejor de la modernidad. Apuesta por las sinergias que ponen en contacto a restaurantes, artesanos, arquitectos y obreros, turistas y viajes. Sus alojamientos le dan vida a casas rurales que él mismo restaura, y en donde mezcla muebles de época, soluciones arquitectónicas y materiales locales. Y, modernidad: grandes cristaleras, magníficos jardines y un uso inteligente de las energías renovables. Alojamientos de calidad para viajeros que quieren descubrir otras Azores. Viajeros que aspiran a la tranquilidad, a olor verde de la hierba, a los aromas tropicales de una tierra desconocida para la mayoría de los europeos y americanos.

Reservar una casa rural en São Miguel de Azores

Si quieren reservar una casa rural en la isla de São Miguel, en el municipio de Nordeste o en otra zona de la isla, pueden hacerlo en el siguiente buscador:

Nordeste, destino turístico y destino digital.

El nordeste, gracias a emprendedores como Ricardo Peixoto se ha convertido, y aún casi nadie lo sabe, en un excelente destino para trabajadores digitales en busca de naturaleza, para nómadas digitales que quieren hacer una escala en mitad del océano Atlántico. Y, por supuesto, para turistas y viajeros que buscan tranquilidad y aromas sinceros, más allá del ruido de las ciudades.

Con un internet de fibra de cientos de megas de transferencia, cualquier casa del nordeste tiene más velocidad que muchas zonas en Europa continental. Las carreteras están en buen estado, las casas vacías abundan, el clima es benigno y suave. Ocultas en las huertas, hay frutas tropicales y delicias que, sin embargo, son difíciles de encontrar en los mercados. Senderos recorren veredas donde aún persiste una selva atlántica espesa. Especies foráneas han invadido las partes bajas creando microselvas entre cascada y humedad. En las partes más altas sobrevive la flora y fauna endémica. El nordeste es también una reserva natural donde persisten algunas aves únicas, endémicas de las Azores, como el priolo, (camachuelo de las Azores). Picos, senderos, caminos, descensos hacía las fajãs, las fajanas volcánicas que permiten el acceso al mar. El nordeste es mucho más salvaje y más agreste que el resto de la isla. Pero es accesible. Y con los alojamientos de Tradicampo Eco-Country Houses, la estancia en esta zona de la isla es una oportunidad, una garantía del mayor disfrute.

Miradores espectaculares, aguas termales, belleza natural en el noreste de la isla de São Miguel

Nordeste desconocido.

El nordeste de São Miguel comienza cuando dejamos atrás la bonita ciudad de Ribeira Grande, la más grande del norte. Una vez pasamos Ribeirinha y el desvío que lleva a las termas de Caldeira Velha, ya prácticamente comienza el Nordeste. Lo primero que nos encontraremos es Porto Formoso y Gorreana, pequeños pueblecitos de sobra conocidos ya que en ellos se produce té. La visita de esos campos de té es obligada, las fotos preciosas. Y el té delicioso. Pero hay que internarse aún más en el nordeste para llega a las zonas menos conocidas.

Maia, Lomba da Maia, Fanais da Ajuda y Salga, después Lomba de São Pedro, que es el primer pueblo, administrativamente hablando, de este nordeste desconocido. Ya en pleno Nordeste descubrimos mas aldeas y pueblecitos: Achadinha, Achada, Santana, Algarvia -donde nos alojamos durante nuestro último viaje azoriano-, después Santo Antonio y San Pedro de Nordestino. Pueblos que han perdido población y que se están recuperando con la llegada de nuevos habitantes, algunos emprendedores y turistas que dan a conocer la zona.

El noreste desconocido de São Miguel posee un rico patrimonio natural, monumental, gastronómico y artesanal

Poco después se acaba el nordeste en la punta más oriental de la isla, en el pueblo de Nordeste y la Ponta do Arnel con su faro, el primero de las Azores, incrustado en el fondo de un acantilado espectacular desde 1876. Si siguiéramos por la carretera que da la vuelta a la isla llegaríamos a Povoação en el suroeste. Todas las poblaciones del nordeste se alinean de este a oeste cerca de la costa, pero sin casi tocarla. Están protegidos, o aislados, por la sierra del Pico da Vara, el más alto de São Miguel con 1105. Allá en lo alto el planalto (la meseta elevada) dos Graminhais se encuentra en pleno proceso de recuperación de sus turberas. Es la zona más agreste y elevada de la isla con la Reserva Forestal da Atalhada, la reserva y la zona de protección especial del Pico da Vara y la Serra da Tronqueira, el refugio de los priolos y paraíso para los senderistas. Cuando el tiempo está despejado se ve al sur Povoação. Hacia el norte se observan los pueblos del nordeste, acampados y prudentes en las praderas que bordean acantilados que caen a pico sobre un océano profundísimo.

Noreste de São Miguel: desde las termas de Caldeira Velha hasta el extremo este en Povoação, con parada en aldeas y rutas de senderismo poco conocidas.

Tradicampo, alojamientos con encanto en el Nordeste azoriano.

Tradicampo se compone de cuatro pequeños complejos que engloban antiguas casas azorianas restauradas. Dos de ellos se alquilan completamente y los otros dos están compuestos por viviendas individuales que también se pueden alquilar conjuntamente, en caso de necesidad.

Los alojamientos únicos son los de la Casa da Fonte, la más antigua de todas del siglo XVIII, en Algarvia y la Casa da Talha en São Pedro de Nordestinho. También en São Pedro de Nordestinho se encuentran las Casas do Patio, con dos alojamientos independientes, la Casa do Tanque y A Arribana. Ambas casas comparten una preciosa piscina y una finca de más de mil quinientos metros cuadrados. Por último el alojamiento más grande y más moderno, la Quinta das Cycas, en Algarvia.

Tradicampo. Casas rurales en un bonito escenario natural en el menos conocido noreste de la isla de São Miguel

Nuestra estancia en la Quinta das Cycas.

La Quinta das Cycas, alojamientos con encanto
Los jardines de la Quinta das Cycas, alojamientos rurales en São Miguel

La Quinta das Cycas se compone de cuatro viviendas independientes diseñadas por Ricardo Peixoto y su mujer, con la ayuda inestimable de un equipo de arquitectos. Las obras se desarrollaron durante el paro obligatorio de la Pandemia. Cualquier crisis es siempre un momento de oportunidades, y los propietarios de Tradicampo lo vieron con claridad. De ese tiempo muerto surgió este pequeño complejo situado en una finca de Algarvia con casi 5500m2 de parque, jardines y huertos.

Los alojamientos se crearon a partir de una vivienda original central que contaba con varios edificios de servicios. Todo ello ha sido modernizado y restaurado, transformándose en cuatro viviendas independientes. Cada una de las viviendas de la Quinta das Cycas tiene características diferentes y específicas.

La Casa da Cisterna

Una de las casas de la
Quinta das Cycas, moderna y ecológica

La Casa da Cisterna fue nuestra residencia durante una semana. Un pequeña casa diseñada exquisitamente, con todo lo que se necesita para una agradable estancia en São Miguel. La casa se compone de un salón comedor completamente equipado y con grandes ventanales de estilo escandinavo. Una habitación y un baño situado sobre un deposito de agua, la cisterna, que da nombre a la casa. Construida con piedra volcánica, fuertes vigas de madera grandes ventanales, la Casa da Cisterna mezcla el atractivo de la arquitectura azoriana y el diseño más funcionalista.

O Granel, la Casa do Arco y el Estúdio da Varanda son las otras tres casas del complejo de la Quinta das Cycas. El Estudio da Varanda se sitúa en la planta superior de la Casa do Arco. Ambos tienen accesos independientes, pero se pueden alquilar conjuntamente si es necesario ya que pueden comunicarse.

Habitaciones llenas de encanto en la Quinta das Cycas

Las vistas son preciosas, tanto hacia el Pico da Vara como hacia la mar océana. Las viviendas se han restaurado con mucho cariño e inteligencia. Todas las comodidades, muebles con historia y de calidad recuperados por toda la isla, grandes ventanales, chimenea y aire acondicionado, el internet mas rápido… Un lugar perfecto para utilizarlo como campamento base, como centro de operaciones de un gran viaje por toda la isla de São Miguel. Casas modernas con todo el carácter azoriano, perfecto para los turistas que quieren alojamientos distintos, únicos, integrados en el lugar que se visita. La Quinta das Cycas cuenta con un precioso regalo, la piscina compartida que mira al mar y al gran jardín donde cycas que dan nombre a la finca crecen junto a frutales.

El espectacular entorno de la Quinta das Cycas

El entorno espectacular de la Quinta das Cycas

Para aquellos que prefieren quedarse tranquilamente en este alojamiento encantador, hay varias posibilidades de paseos en Algarvia. Durante nuestra estancia en la Quinta das Cycas paseamos por el magnífico entorno del pueblo de Algarvia, siguiendo por la carretera en bicis proporcionadas por el propio alojamiento hasta espectaculares miradores, como el «Miradouro do Despe-te que suas» («Desnúdate que sudas»). Este gracioso nombre es la mejor propaganda para un mirador que ofrece vistas vertiginosas del Atlántico y de los acantilados de esta zona del noreste de la isla de São Miguel. Caminando, a un paso de la Quinta das Cycas, llegamos al «Miradouro das Báleias» («Mirador de las Ballenas») que recuerda el pasado ballenero de la isla. Con sus bonitas construcciones: el antiguo mirador para avistar ballenas, un pequeño santuario, y sobre todo las vistas al océano y al interior de Algarvía: el pueblo, los prados, la Casa das Cycas, y el Pico da Vara que, sin niebla, puede verse en todo su esplendor.

El Mirador de las Ballenas en Algarvia, a un paso de la Quinta das Cycas

Otros pueblos como Santo António de Nordestinho – donde Tradicampo tiene también alojamientos rurales -, Santana o Achada están a un paso de Algarvia. El propio anfitrión ofrece al huésped una completísima guía tanto de la zona como de toda la isla de São Miguel, proponiendo rutas de senderismo poco conocidas, sitios que ver, direcciones de restaurantes recomendables, actividades, etc.

Las buenas pistas de Ricardo, nos permitieron hacer un bien trabajo durante la estancia en São Miguel. Gracias a nuestro anfitrión pudimos descubrir lugares espectaculares en el nordeste. La Casa do trabalho en Nordeste que cuida la artesanía de la comarca. O la Ruta de la cascada do Salto da Farinha, por ejemplo. También descubrimos los proyectos de recuperación de la flora autóctona y el apoyo para la preservación del Priolo.

La ruta al Pico da Vara, la cima más alta de São Miguel, es fácilmente accesible desde aquí. Desde la Quinta das Cycas podíamos ver si estaría el día despejado, ya que conviene subir con visibilidad para disfrutar de las vistas. El mejor mirador natural para contemplar esta zona noreste de la isla de São Miguel de Azores.

Nos despedimos de la isla de São Miguel tras varios días disfrutando de los amaneceres y los atardeceres desde la placidez de la Quinta das Cycas, sintiéndonos como en casa, disfrutando de productos gastronómicos azorianos (como el delicioso pan llamado bolo lêvedo, la famosa piña de São Miguel, y otras viandas deliciosas). Un buen lugar también para disfrutar de los cielos estrellados en un día sin nubes, ya que hay poca contaminación lumínica. Y, sobre todo, para pasar unas vacaciones tranquilas, olvidándose del mundanal ruido, en un entorno natural ideal.

Como llegar al Nordeste de São Miguel.

Entre la capital, Ponta Delgada, y Nordeste, la población más importante y más alejada, hay unos 60 km que se pueden recorrer en 50 minutos. La carretera es una autovía de dos carriles hasta Ribeira grande y después una ancha vía rápida hasta Lomba da Fazenda, a las puertas de Nordeste. A otras poblaciones se tarda menos. A Algarvia (48km) se tarda sólo 40minutos. Y únicamente 29 minutos (30km) à la Fabrica de Té de Gorreana. Ribeira Grande está a sólo 35 minutos de Nordeste.

Las carreteras son buenas, pero es necesario tener coche, ya que el transporte público no tiene la cadencia suficiente que se suele necesitar en un viaje turístico.

La Quinta das Cycas, alojamientos con encanto en Azores

Otras casas de Tradicampo

Casas rurales con encanto en la isla de São Miguel de Azores. Turismo rural en Nordeste

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.