Hotel Punkaharju, reserva natural y centro artístico en Finlandia

Artistas y amantes del arte como Saimi Hoyer, Paavo Halonen, Johanna Oras, Mikko Ranta-Huitti y Hannu Huitti han escogido Punkaharju creando un polo artístico importantísimo en Finlandia.

Punkaharju la historia de un hotel con encanto y varios artistas en Carelia.

La Reserva Natural de Punkaharju es un espacio natural muy especial en Finlandia. Se trata de un pequeño conjunto de crestas glaciares, penínsulas y lagos. Una zona de reducida extensión que forma parte del lago Puruvesi. Punkaharju es muy interesante ya que es una versión reducida y accesible del inmenso sistema lacustre del lago Saimaa, el mayor de Finlandia con casi 4400 km2 de extensión. Dentro de este laberinto de lagos y recovecos la reserva Natural de Punkaharju es uno de los lugares más conocidos, pero no sólo por las bellezas naturales.

El Hotelli Punkaharju, donde comenzó el turismo en Finlandia.

Reserva Natural y paradigma finés.

El entorno es su primera y alucinante sorpresa. Nos encontramos en un lugar de innegable encanto natural. Las crestas glaciares de la zona, – estrechas bandas de tierra pedregosa, resto de la erosión glaciar -, son ejemplos de la erosión y la terraformación glaciar. Muchas de las típicas fotos aéreas de Finlandia que muestran lagos y estrechas bandas de tierra serpenteante, pobladas de pinos y abetos picea, provienen de esta zona. La naturaleza lacustre y terrestre es magnifica, los atardeceres apoteósicos, los encuadres para fotos, para no pensarlos, para olvidarse del mundo, infinitos. La flora y la fauna evoluciona a lo largo de las estaciones, pero siempre dando riqueza y encanto a un lugar donde la calma y la ensoñación predominan.

Atardecer de oro y de fuego en Carelia. La reserva de Punkaharju, un paraíso fotográfico en Finlandia.

Nace el turismo en Finlandia.

Suponemos entonces porqué, aquí en Punkaharju, se creó uno de los primeros, sino el primer hotel de Finlandia, aún cuando Finlandia pertenecía al Imperio Ruso. Se puede decir que el turismo en Finlandia nació en Punkaharju. Los primeros viajeros quedaron embelesados del panorama incluso antes de que los románticos fineses encumbrarán las colinas de Koli. A mediados de la década de 1840 se construyó una cabaña de leñadores que tenía tres habitaciones habilitadas para viajeros.

El encanto del Hotel Punkaharju

La cabaña fue ampliada por la creciente demanda y se convirtió “Valtionhotelli”, Hotel de Estado. El lugar conoció diversas reformas entre 1878 y el final del siglo XIX ante el enorme éxito y el hecho de que se quedaba pequeño al poco de cada ampliación. Punkaharju comenzó a aparecer en las nuevas guías turísticas que nacían con el siglo XX y gozó de un éxito rotundo, sólo interrumpido por las dos Guerras Mundiales. Hoy es el Hotelli, una maravilla y un encanto, un referente en Finlandia.

Sin embargo, no se esperen un hotel gigantesco repleto de botones y sirvientes, no. La grandiosidad finlandesa la da la calidad y el encanto de las pequeñas cosas. Se trata de un hotel construido en madera, de tamaño humano, integrado en el medio, que convive con el paisaje. Está basado en el edificio original que servía a los guardas forestales. De ahí su torre que permitía otear los potenciales incendios y su orientación, mirando a vertientes y varios lagos: el Pihlajavesi y el Puruvesi.

Reformado en 2016, el diseño y la decoración deben mucho a Saimi Hoyer, que trabajó como modelo para las firmas y los diseñadores más famosos de toda Europa y Estados Unidos. Calidez, calidad, encanto, detalles, pero todo desde la perspectiva finlandesa, donde la ostentación no es de recibo. Sí, el cariño, el cuidado, la comodidad y la cercanía. Todo gracias al equipo de excelentes profesionales y a Saimi, que les recibirá y acompañará durante la estancia. Puede que comparta anécdotas de su carrera, pero sobre todo, los motivos que la hicieron escoger este hotel para mostrar el verdadero glamour de Finlandia, el de su excelsa naturaleza y la divina sauna.

Saimi Hoyer convirtió el Hotel Punkaharju en un alojamiento lleno de encanto, donde exponen artistas del mundo

El hotel Punkaharju ofrece el lujo más intenso, el que no reposa en la mirada de los demás ni en la ostentación vana. El lujo es poder caminar descalzo por las pequeñas playas del Lago Saimaa que cincelaron los glaciares hace miles y miles de años. El autentico lujo es mirar al sol hundirse sin hundirse, entre árboles mudando sus colores, haciendo relucir las aguas calmas como si fueran placas de oro. No es oro, es agua. El agua se transforma en oro, pero sigue siendo agua, la que da la vida. No es un espejismo, es la realidad. Finlandia adora al agua como si fuera oro. Porque vale mucho más. Esa es su sabiduría.

Hotel de bienestar y reposo.

El hotel Punkaharju ofrece cursos de yoga sauna, experiencias múltiples en ese templo único donde el vapor y la desnudez nos igualan y nos acercan hacia algún tipo de consenso. Después, el lago nos espera, iluminado aún por un atardecer enrabietado que se resiste a desaparecer. Y lo conseguirá si estamos en el verano del septentrión.

La luz en Finlandia se aprecia porque es tan intensa como voluble. Incluso cuando falta en invierno se adora en auroras y reflejos de luna. En verano es puro fuego y fuerza bruta.

Si fuera invierno y el kaamos (la mágica noche perpetua) nos invadiese, entonces, saldríamos igualmente. Pisando nieve, vestidos sólo con calcetines y un gorro de lana para someternos a una de las experiencias más increíbles que se puedan imaginar. Y más sanas: bañarnos en un agujero hecho en el hielo. Unos segundos, varias vidas, varios viajes.

Durante la primavera nuestra salida sería recompensada, tal vez por un saludo fugaz de la Foca del Saimaa, la única foca lacustre del mundo. Y en otoño, el oro del lago habría teñido las hojas de los abedules. Otra de las visiones de un paraíso.

Punkaharju es arte y lo son sus artistas.

Saimi Hoyer, arte y emprendimiento.

Saimi Hoyer artista completa, mente inquieta. una luz en Finlandia.

Ya hemos citado a Saimi Hoyer, ex-modelo, apasionada amante de la naturaleza y el arte, que ha sido la principal impulsora del Hotel Punkaharju renovando su esplendor pasado. Porque además de los senderos y rutas, las excursiones en barco, la natación, las saunas, los tours fotográficos, la pesca, la recolección de setas y bayas del bosque, Punkaharju rezuma arte.

El Hotelli Punkaharju ha sido un imán que atrayendo a varios reconocidos artistas finlandeses que hecho de la zona un laboratorio y una galería de arte en plena campiña finesa. Saimi Hoyer ha trabajado como modelo en las pasarelas de todo el mundo. Ha sido una de las modelos más importantes de Escandinavia y la más famosa de Finlandia. Trabajó para Diesel y Burberry, apareció en las páginas de la edición norteamericana de Vogue y Marie Claire y desfiló por todo el planeta.

La belleza de Saimi Hoyer. Hotel Punkaharju

Retirada en 2003, ha buscado expresar su amor por las cosas bien hechas, por su país y su naturaleza. Tras convertirse en presentadora de televisión y cronista en varias revistas finlandesas dedica buena parte de su tiempo a codirigir el Hotel Punkaharju haciendo de este edificio histórico un lugar de encuentro, relax y arte. Conferencias, conciertos, recitales de poesía, exposiciones de arte y fotografía, se suceden en las salas del hotel. En el exterior, cursos de yoga-sauna; actividades deportivas y lúdicas; excursiones para recoger bayas y setas en la temporada; rutas en esquí en invierno; todo se ha integrado para atraer al público, para encandilarlo y hacer que repita y repita, haciendo un asiduo cliente y amigo de la casa.

Además, finalmente, todo desde la accesibilidad de Saimi Hoyer y de su hotel, donde los precios, sin ser baratos, tampoco son desorbitados, teniendo en cuenta la gran calidad de la atención, los servicios y el lugar donde nos encontramos. Un lugar perfecto para disfrutar con nuestro amor y regalarnos experiencias únicas pero que están a nuestro alcance.

Junto a nuestra amiga Tiina pudimos disfrutar de una agradable conversación con Saimi. Sin las distancias propias a otros países nos abrió su pensamiento como nos había abierto su hotel. Saimi nos explicó como había se había plasmando el proyecto de renovación del hotel y como ella había podio expresar en él todos sus deseos. El resultado es increíble, clásico y novedoso, exquisito y humilde, hoy el Hotelli Punkaharju es una referencia de diseño y estilo en toda Finlandia.

El interior del Hotel Punkaharju, decorado con buen gusto y elegancia

Pero no todo termina en el Hotel Punkaharju. Con Saimi Hoyer han colaborado otras personas que han hecho de la zona un polo artístico finlandés. Una de esas personas es el artista y diseñador Paavo Halonen, que ha trabajado para firmas como Marimekko y recorrido el mundo. Influenciado por sus raíces rurales finlandesas carelianas, por estancias en París, Vietnam y otras partes del mundo, sus obras tiende a integrarse en el espacio que la expone. Utiliza materiales como la madera y diseños esquemáticos extraídos de la naturaleza. Estas referencias aparecen tanto en su obra escultórica como en el diseño de textiles o incluso en la fotografía, donde claramente se puede ver esa integración del modelo y del marco que lo alberga.

Paavo Halonen, interesante artista finlandés, amigo personal de Saimi Hoyer, expone en el Hotel Punkaharju

Amigo personal de Saimi Hoyer, no es extraño que haya expuesto varias veces sus trabajos, casi en primicia, en los salones del Hotel Punkaharju. Si se acercan al hotel, quizá se crucen con él saliendo de la sauna o tomando el sol en la terraza.

Johana Oras, la pintora de Punkaharju.

Con Johanna Oras en su taller, una de pintoras más famosas de Finlandia.

Vamos a presentarles ahora a Johanna Oras, otra de las mayores artistas de Finlandia, pintora reputada y colorista, persona amable y cercana. Y se la presentamos porque sin ella Punkaharju no sería lo que es. De hecho su galería y atelier de arte abrió las puertas en 2010 antes de la reforma del hotel. Junto a su amiga Saimi, han sido las dos principales impulsoras de la comarca y de su posicionamiento como referente artístico. Johanna ha instalado en Punkaharju, muy cerca del Hotelli, su taller de verano donde se la puede contemplar en pleno proceso artístico. Increíble ¿verdad? ¿Quién se podría imaginar visitar el atelier de una de las artistas vivas más famosas y valoradas de un país en su propio taller?, ¡mientras ella pinta y crea obras!

Finlandia es diferente, las barreras sociales y el esnobismo no son tan abundantes ni pertinaces como en España, en Francia, México, Gran Bretaña o Estados Unidos. Así pues, podemos visitar su galería de verano, el Art’s Manor, instalada en un edificio de madera brillante de colores vivos. Y también verla pintar, conversar con ella e incluso adquirir una obra, allí mismo. Especialmente si venimos de un país de fuera de Escandinavia, si llegamos de España, de America Latina, ella estará encantada de contarnos su historia y mostrarnos su trabajo.

Johanna Oras en su galería y taller de Punkaharju, el Art’s Manor

Las pinturas de Johanna Oras muestran principalmente naturaleza, personas y naturalezas muertas. Su estilo y su trazo brillante beben del romanticismo nórdico y del impresionismo francés, sin olvidar corrientes posteriores, más vanguardistas o incluso abstractas. Una paleta viva, llena de color, con trazo mixto que va de la finura al brochazo grueso. Su flores reclaman primavera contenida, sus retratos son metafóricos, obscuros a veces, intrigantes siempre. Una pintura agradable y misteriosa, que tranquiliza, pero agita e inquieta. Muchas capas de significado se ocultan en sus obras, quizá alguna nos la desvele la pintora si nos acercamos a su taller.

Saimi Hoyer en el taller de Johanna Oras

Desde 1997 recoge premios y excelentes criticas, desde París y la Costa Azul, -donde reside parte del año-, hasta China, Estados Unidos o Rusia. La historia personal de Johanna es la historia de una pintora hecha a sí misma, con estudio, esfuerzo y pasión. Todos esos valores positivos se han puesto en marcha para hacer de Punkaharju, la referencia del arte finlandés que es ahora mismo.

De la misma manera que con Saimi, con Johanna pudimos conversar y compartir una tarde donde nos presentó la que era su última colección, sus motivaciones y proyectos. Fue un placer conocerla y poder seguir manteniendo contactos para promocionar, cada uno de nosotros a nuestra manera, Finlandia y el arte.

Una estación convertida en galería de Arte.

Con Mikko Ranta-Huitti y Tiina Hakarainen, aventuras artísticas y naturales en Finlandia.

Por último, no queremos olvidarnos de dos personas más, coleccionistas, mecenas y empresarios del mundo del arte. Ambos son también importantísimos para redorar el blasón de Punkaharju como centro de arte en Finlandia. Mikko Ranta-Huitti y Hannu Huitti compraron el edificio de la estación de tren de Punkaharju en 2016. Su idea que se va plasmando años tras año es hacer de este edificio histórico, otro centro de arte en Punkaharju.

La estación funciona como pequeña cafetería y, sobre todo, como galería de arte. Nada más llegar Mikko y Hannu nos muestran sus últimas adquisiciones, obras que tienen en venta, exposiciones temporales, etc… Personas que disfrutan de lo que hacen, que destinan trabajo y esfuerzo, sin menoscabo del gasto a dar valor a la cultura y hacerla accesible al visitante. La estación es un verdadero museo, barroco, repleto de pinturas, esculturas y objetos de arte.

Si nos bajamos del tren llegando a Punkaharju, -sí, del tren, porque la línea sigue funcionando y comunicando la Reserva Natural con Savonlinna e Imatra-, podemos pensar que se trata de una estación más de tren. Por fuera se ha mantenido la arquitectura tradicional de madera que nos encanta y que invita a entrar en estos coquetos edificios.

Cuando entramos ya descubrimos que no es una estación normal. Alfombras, tapices, decenas y decenas de cuadros, lamparas, esculturas, objetos diversos nos proyectan a un ambiente decimonónico pero extremadamente vanguardista. Mikko y Hannu son una pareja increíblemente apasionada, muy famosos en Helsinki y toda Finlandia pero que como Saimi, Paavo y Johanna lo que más desean es recuperar el patrimonio, integrarlo en la naturaleza y llenarlo de arte para el disfrute del público.

Nosotros sólo podemos decir que ya lo han conseguido.

Como Llegar.

Los más afortunados llegan a Punkaharju ¡en su barco!

Situado en la zona de Carelia, cerca de la frontera rusa. Punkaharju está a 30km de Savonlinna, la operística ciudad finesa, a 90 de Imatra y 340 de Helsinki. Hay buenas conexiones por bellísimas carreteras, pero también por tren hasta la pequeña estación desde las principales ciudades de Carelia.

Donde comer. Restaurante Punkaharju

Delicias del restaurante Punkaharju

El restaurante (Ravintola) del hotel Punkaharju es la pista que les podemos sugerir. No podía ser de otra manera. Platos selectos que siempre conjugan influencias diversas pero con una base local. Las setas, las bayas, el pescado de los lagos, la carne de reno, siempre los mejores productos elaborados con cariño y delicadeza. Sabores intensos que nos llegan del delicioso pan local hasta la cerveza o los licores de la zona. Exquisitos.

Donde dormir.

El Hotel Punkaharju, encanto y lujo a la Finlandesa, profundo, pero sin ostentación.

Por supuesto les recomendamos quedarse en el Hotelli Punkaharju, si es posible. De no quedar plazas ya que el número de habitaciones es reducido pueden utilizar los buscadores de nuestra página para encontrar una alternativa en la zona de Punkaharju.

Pueden encontrar mucha más información sobre Finlandia en los innumerables artículos que hemos escrito sobre el país en este blog. Les recomendamos este sobre otra ciudad de Arte en Finlandia, Manttä Viipula y los Museos Serlachius. Y también que visiten nuestra Guía de Turismo de Finlandia, centenares de secciones sobre uno de los destinos que más nos gusta.

Para reservar pueden utilizar el enlace:

Maravillosos atardeceres en la Reserva Natural de Punkaharju
Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.