Visita al Dolmen de Soto en Trigueros

Huelva es un territorio rico en yacimientos megalíticos con más de doscientos contabilizados, pero el del dolmen de Soto es sin duda el más espectacular e importante por sus características. En nuestro itinerario por tierras andaluzas hemos conocido otros enclaves del megalitismo como el Dolmen de la Pastora en Valencina de la Concepción (Sevilla) o el Parque megalítico del Gorafe en Granada. Así que la visita al dolmen de Soto se nos antojaba sumamente interesante cuando trazamos la ruta desde la Sierra de Aracena y Picos de Aroche hacia la costa de Huelva.

El enclave arqueológico se ha convertido en un elemento dinamizador de la comarca, recibiendo la atención de eruditos, pero también de un público curioso por conocer el pasado del denominado Stonehenge de Andalucía. La sensibilidad cultural del viajero hace que la fama del dolmen haya trascendido España y son cada vez más los franceses, británicos o alemanes, quienes no dudan en desviarse de su itinerario para llegar a los alrededores de Trigueros.

Corredor del Dolmen de Soto
Corredor del Dolmen de Soto

Historia del hallazgo del dolmen

En el contexto histórico y social del descubrimiento del dolmen de Soto, el hallazgo de restos prehistóricos era considerado una buena oportunidad para atraer las miradas de las élites intelectuales de una España aún atrasada científicamente. Eminentes estudiosos extranjeros mostraban siempre interés ante noticias en ámbitos rurales sobre el hallazgo de pinturas rupestres o enterramientos.

Corría el año 1922. La casualidad – ese gran detector de tesoros- llevó a que el albañil Manuel Fuentes tropezase con “ciertas piedras de considerable tamaño” mientras construía una choza en terrenos del marqués Armando del Soto en la finca de la Lobita, a las afueras de Trigueros. Armando de Soto Morillas, era hijo de Manuel de Soto y Rico y Emilia Morillas y Quirós, y fue el gran impulsor en Sevilla de la Industria de exportación olivarera. Formó parte de la Real Academia de Historia y la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de la provincia sevillana.

Fotos del descubrimiento del dolmen y de la visita de Hugo Obermaier
Fotos del descubrimiento del dolmen y de la visita de Hugo Obermaier

Cuando el albañil le reportó por primera vez al marqués la presencia de unas extrañas losas, el aristócrata no muestra excesivo interés y le insta a su trabajador que termine la obra. Sin embargo, más tarde, la curiosidad despierta el interés por conocer si bajo su finca se pudiera encontrar el tesoro del matemático árabe -y considerado padre del álgebra- Abu Abdallah Muḥammad ibn Mūsā conocido como al-Juarismi, cuya leyenda circulaba desde hacía siglos en la comarca.

Ciertamente el albañil no mentía y tras excavar encuentran las losas, que al ser retiradas muestran una construcción rellenada de tierra. Quizá temeroso o receloso de robos furtivos, Armando del Soto inicia por su cuenta las excavaciones. Cuando da por terminado el trabajo de desenterramiento -sin hallar los supuestos tesoros de al-Juarismi-, el marqués envió un informe con sus averiguaciones a la Real Academia de la Historia. Esta institución contacta con el arqueólogo Hugo Obermaier para mostrarle el hallazgo y extender la invitación para que pueda verificar el valor del yacimiento.

Tiempo después, cuando el erudito Hugo Obermaier acceda al yacimiento, se encontrará con la imposibilidad de hacer una excavación con rigor. Gran parte de la tierra se había removido y los objetos del ajuar funerario estaban mezclados. Aún así Obermaier constata su grandiosa arquitectura y la presencia abundante de grabados en los ortostatos y estelas reutilizadas. Esto último suponía un hallazgo singular del megalitismo europeo en ese momento, y su descubrimiento se dio a conocer rápidamente en los círculos culturales gracias a la publicación del libro de Obermaier en 1924. En 1931 fue declarado Monumento Nacional y en los años cuarenta el matrimonio alemán Leisner lo estudió en detalle, publicando sus conclusiones en alemán en 1943.

Grabado en el Dolmen de Soto
Grabado en el Dolmen de Soto

En los años 50, un ganadero aprovechó el espacio anexo al dolmen para crear una plaza de toros pegada al dolmen, cuyas gradas se situaban sobre el túmulo. Afortunadamente en 1987, la Junta de Andalucía adquirió finalmente el terreno para velar por su conservación.

El estudio del dolmen de Soto no acabó allí y han sido nuevos estudios los que han estudiado y ofrecido nuevas interpretaciones del conjunto megalítico. Por un lado Hipólito Collado, Sara Garcés, José Julio García Arranz, Hugo Gomes y George Nash, miembros del Grupo de Investigación de Patrimonio y Arte de la Universidad de Extremadura han llevado a cabo un estudio publicado en la “Bradshaw Foundation”, titulado  ‘Iluminando el reino de los muertos: el arte rupestre en el Dolmen de Soto, Andalucía, sur de España’. Tras analizar el conjunto en 2016 y 2017 con la ayuda de la Junta de Andalucía, afirman que por dimensiones y aislamiento el monumento fue realmente especial. Lo datan entre el 3000 y 2500 a. C., si bien es muy probable que se ubique en un espacio cuyos orígenes son por lo menos del Neolítico temprano.

También hay que mencionar el estudio de las universidades de Alcalá, Huelva, Sevilla, Castilla-La Mancha, la UNED y la norteamericana de Austin en Texas, las que con su labor conjunta aportaron más información. El uso de la tecnología más moderna ha permitido datar la antigüedad de los más de 60 grabados de figuras que portan hachas, báculos y puñales.

Algunos símbolos grabados o pintados en las losas del corredor del Dolmen de Soto
Algunos símbolos grabados o pintados en las losas del corredor del Dolmen de Soto

Todas las piedras están grabadas, talladas o pintadas, con una simbología donde encontramos formas geométricas y otras antropomorfas con guerreros y armas. Parece que para las formas resaltadas se usaron colores como el rojo y el negro, y para el fondo el blanco. Y posteriormente, cuando se desmanteló el círculo de piedras para usarse en el dolmen, las poblaciones neolíticas, redecoraron las piedras del corredor con figuras armadas.

En 2008 se finalizó la primera fase de revalorización del monumento ,poniendo el foco en que es una de las mayores construcciones megalíticas de Europa Occidental. Hoy constituye una visita obligada que por supuesto recomendamos.

Visita al Dolmen de Soto

El Dolmen de Soto se había datado tradicionalmente entre el 3000 y el 2500 a.C. , si bien los últimos estudios de Carbono 14 barajan que podría retrotraerse al cuarto milenio a.C.

Corredor del dolmen de Soto
Corredor del dolmen de Soto

En total fueron ocho los cuerpos depositados en la necrópolis, todos enterrados en la misma posición de cuclillas y acompañados de ajuar funerario. Obermaier los transportó a Reino Unido y al no tener rastro de ellos no es posible estudiarlos para contextualizar su enterramiento.

Corredor del Dolmen de Soto
Corredor del Dolmen de Soto

Por su tipología estamos ante un dolmen de corredor largo (el más grande de los hallados en la provincia de Huelva. Abarca 21,5 metros de longitud, con una anchura del corredor que varía, desde 0,82 metros en la puerta hasta 3,10 metros en la cámara al fondo. Mientras que el diámetro del túmulo que cubre el dolmen es de unos 60 metros.

Cromlech previo al dolmen (arriba), y túmulo funerario con el dolmen (abajo).
Cromlech previo al dolmen (arriba), y túmulo funerario con el dolmen (abajo).

Los estudios indican que el gran montículo estaba rodeado previamente de un círculo de piedras de otros 65 metros, al estilo cromlech del Neolítico. Es decir, se reutilizaron las piedra que servían de hitos para delimitar el círculo como losas para el corredor. Dado que las piedras eran de una longitud mayor (se piensa que hasta de seis metros), las rompieron y tallaron para adaptarlas a las dimensiones de la cubierta del dolmen. Posteriormente emplearon piedras mucho más pequeñas para hacer un perímetro circular alrededor del dolmen.

Planta círculo piedras y estructuras neolíticas previas al dolmen de Soto (J.A Linares Catela)
Planta círculo piedras y estructuras neolíticas previas al dolmen de Soto (J.A Linares Catela)

Con respecto a la orientación del corredor encontramos una perfecta alineación de Levante a Poniente, de forma que en el amanecer del equinoccio, la luz del sol entra por el corredor hasta iluminar la cámara durante unos minutos.

Grabados en el dolmen de Soto en Trigueros (Huelva)
Grabados en el dolmen de Soto en Trigueros (Huelva)

Atravesamos la angosta entrada al corredor del dolmen y enseguida distinguimos las formas talladas en las losas o estelas. Es precisamente esta singularidad, la de contar con tantos grabados, la que convierte al yacimiento de Soto en único si hablamos de megalitismo. En el exterior del túmulo, los arqueólogos identificaron un taller metalúrgico del tercer milenio, lo que hace coincidir las imágenes con armas del interior con los conocimientos de esa época para confeccionarlas.

Una de las figuras del corredor corresponde a una espada del tipo lengua de carpa, adscrita al Bronce Final (3.000 años antes de Cristo) y típica de los Tartesos. Es por ello que según los especialistas, las poblaciones posteriores que ocuparon la zona, reutilizaron el complejo funerario integrándose en los hábitos de aquellos que construyeron el dolmen, quizá para reforzar su prestigio.

El dolmen de Soto es un espacio vivo, que acoge numerosas actividades que tratan de revalorizar el patrimonio, dándolo a conocer a sus propios vecinos para que puedan defender su conservación y promover su conocimiento.

Así mismo, los eventos que se desarrollan, sirven para acercar al visitante de una forma sensorial, que trascienda el tradicional formato museístico. Por ello podemos acudir para disfrutar de actuaciones musicales dentro del programa “Las Lunas de Soto”, o sesiones de yoga, sesiones de astronomía como las Perseidas en agosto, cuentacuentos, o los impresionantes equinoccios de primavera y otoño con el sol accediendo hasta el fondo del dolmen. También hay visitas guiadas promovidas desde el ayuntamiento de Trigueros.

Símbolos grabados en las piedras del corredor del Dolmen de Soto
Símbolos grabados en las piedras del corredor del Dolmen de Soto

Información de visita al dolmen

Integrado con el terreno y apenas visible para no romper la armonía del espacio está el centro de visitantes, donde se ofrece información sobre el Dolmen de Soto y material audiovisual. Es importante saber que solo se admiten visitas con reserva previa, por lo que hay que contactar con el ayuntamiento vía email o telefónica para adquirir las entradas. Y para asegurarnos que será posible la visita es necesario reservar con 48 horas de antelación.

Consejos

Evitar fechas y horas de excesivo calor y en caso de llevar a cabo visitas a primera o última hora en invierno -o participar en talleres y actividades nocturnas- llevar abrigo.

HORARIOS DEL DOLMEN DE SOTO

Horarios del Dolmen de Soto
Horarios del Dolmen de Soto

Para más información y reservas es posible dirigirse a los teléfonos: 959 30 50 75 ext. 5 / 627 94 03 57 (disponible WhatsApp) Área de Turismo – Ayuntamiento de Trigueros.

E-mail: dolmendesoto@ayto-trigueros.es ; promociontrigueros@gmail.com

El Dolmen de Soto permanece cerrado a las visitas los días

OCTUBRE: Lunes 12 – Viernes 23 (Festivo local)
DICIEMBRE: Jueves 24 -Viernes 25 – Jueves 31.
ENERO 2021: 1, 5, 6 y 25 (Festivo local)

Más información en www.dolmendesoto.org

Cómo llegar al Dolmen de Soto

El yacimiento arqueológico del Dolmen del Soto se encuentra en Trigueros, concretamente el el paraje denominado El Zancarrón. El acceso recomendado es por la carretera N 435, Km 619,5.

VÍDEO RECREACIÓN DE LA CONSTRUCCIÓN DEL DOLMEN DE SOTO

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.