Más allá del Monstruo del Lago Ness, el Castillo de Urquhart

Nuestro viaje por Escocia continuaba, y después de dejar atrás Edimburgo, Saint Andrews, Dunnottar y Stonehaven en la costa este, nos adentramos en el interior de Escocia, primero conociendo algunos de los castillos como Kildrummy y Craigievar Castle, y después tomando dirección hacia el lugar que siempre se asocia a Escocia, el famoso Lago Ness.

El Lago Ness sin su "monstruo"
El Lago Ness sin su “monstruo”

El Lago Ness ha dado lugar a una de las leyendas más difundidas en todo el mundo, al mismo nivel que el triángulo de las Bermudas, el Yeti o la Atlántida.

La historia nace a partir de la leyenda de la Baja Edad Media (siglo VI d.C.) plasmada en  la Vida de San Columba, según la cual un animal mitológico habita el fondo del lago. Enterrada por el paso de los siglos, en 1933 un supuesto avistamiento devuelve a la actualidad el tema, promovido por la prensa en un contexto de devoción por los monstruos del celuloide, y que al mismo tiempo permitió obviar otros temas preocupantes que amenazaban a Europa como el advenimiento del régimen nazi.

Para reforzar el fenómeno un año después apareció una fotografía que mostraba una forma sobresaliendo del agua, y que rápidamente significó la internalización del monstruo del Lago Ness.

Foto trucada del monstruo del Lago Ness
Foto trucada del monstruo del Lago Ness

Aunque se demostró el trucaje muchas décadas después (la cabeza del monstruo era de arcilla, sostenida sobre un pequeño submarino de juguete), la opinión pública aún quería creer y por ello el monstruo fue apodado como Nessie cariñosamente. Cuando el argumento de los monstruos se agotaba ante el avance de la ciencia y la razón, muchos defensores de la existencia de Nessie se agarraron al clavo ardiendo de que podía tratarse de un dinosaurio, o al menos de un heredero y superviviente de los grandes animales que habitaron la Tierra hace 35 millones de años.

Los descubrimientos de fósiles de dinosaurios en otras partes del mundo, y concretamente de plesiosaurios, los enormes dinosaurios marinos del triásico, reformularon la teoría del monstruo, dando a entender que podía tratarse del último vestigio vivo que habitado el fondo del lago Ness.

La literatura, el cine y posteriormente el mismo interés turístico han mantenido bien viva la leyenda, simplemente con el afán de perpetuar el “negocio”.

La gran mayoría de “pruebas” se han demostrado trucajes o simplemente interpretaciones sin fundamento, y hasta se ha relacionado que se han podido confundir con los baños de elefantes circenses en el lago, lo que explicaría la forma de la tropa con el cuello de Nessie.

Como buenos periodistas de rigor, la BBC quiso zanjar el tema en 2003, llevando a cabo una investigación con sonares y satélites para desmentir la existencia del monstruo, constatando una ausencia total de vida marina de un animal de grandes dimensiones.

Sea como fuere, no hay duda que la capacidad de marketing producida por los supuestos avistamientos ha permitido localizar al Lago Ness en la geografía mundial. Y por consiguiente generar una ola de interés mediático y turístico que aún se siente.

Como resultado de ese crecimiento turístico, el entorno del Lago Ness comenzó a obtener un número de visitas sin parangón, y conscientes de ese negocio se construyó el Loch Ness Centre and Exhibition, una especie de “experiencia” donde se introduce al visitante en la historia del Lago y su “famoso habitante”. Los niños se alimentan así de la leyenda y los más mayores conocen un poco más sobre la búsqueda de su mito más célebre.

Loch Ness Centre and Exhibition - Lago Ness
Loch Ness Centre and Exhibition – Lago Ness

Ruta hasta el lago

Como queríamos acercarnos a la orilla del lago, elegimos una pequeña ruta que parte desde el pueblo de Drumnadrochit, y que siguiendo el cauce del arroyo desemboca en el lago. Hay un sendero que nos conduce a través de un bosque hasta que se abre al lago.

"Flotando" sobre las aguas del Lago Ness
“Flotando” sobre las aguas del Lago Ness

El agua del lago permanece fría durante casi todo el año, con una media de 5 o 6 grados centígrados, por lo que bañarse es una cuestión de agallas. Y aunque no está prohibido, es recomendable encontrar un lugar donde te puedas lanzar de golpe. Nuestro amigo Romain se animó pero después de comprobar que ni andando cincuenta metros el agua le llegaba a las rodillas, sucumbió al ataque de Nessie y se lanzó al agua para al menos mojarse el cuerpo entero.

Castillo de Urquhart

Más que perseguir al monstruo, nuestra idea era disfrutar de las vistas del lago Ness desde el Castillo de Urquhart, uno de los mejores lugares para obtener una panorámica. Así que cuando la noche avanzaba nos dirigimos en coche hasta la entrada al castillo. Aunque ya estaba cerrado no hay problemas para entrar, de hecho una de las cosas peculiares de Escocia es que está permitido entrar en recintos arqueológicos al aire libre, castillos y otros monumentos mientras se haga con respecto y educación.

Torre del Castillo de Urquhart
Torre del Castillo de Urquhart

El castillo de Urquhart data de la llegada de San Columba, el monje que introdujo el cristianismo en Escocia. A su llegada en el siglo VI evangelizó al jefe Emchath, que mandaba en una de las tribus pictas desde una fortificación de madera en el lugar donde se halla el castillo.

Parece que la fortificación pudo comenzar a construirse en el siglo XII, a iniciativa de la familia Durward . Después de numerosas visicitudes y cambios de posesión entre ingleses y escoceses, se mantuvo en manos de la familia Grant hasta comienzos del siglo XX.

Su aspecto en ruinas se debe a la destrucción de numerosos castillos por parte de los ingleses para sofocar la sublevación jacobita en el siglo XVII.

Castillo de Urquhart con el Lago Ness al fondo
Castillo de Urquhart con el Lago Ness al fondo

Las espectaculares vistas que disfrutamos son compartidas por millones de visitantes, siendo el tercer sitio más visitado de toda Escocia.

Horario visita Urquhart Castle

Del 1 de abril al 30 de septiembre el horario es de Lunes a Domingo de 9:30 a 18:00, en octubre cierra a las 17:00h, y en noviembre a las 16:30h.

Excursiones al Lago Ness

Varios servicios de cruceros recorren el Lago Ness, mientras que hay excursiones organizadas desde Glasgow o Edimburgo para llegar al lago.

Donde dormir en el Lago Ness

La forma alargada del lago Ness hace que podamos dormir en diferentes poblaciones. La más grande es la ciudad de Inverness al norte del lago, donde hay más opciones de alojamiento. Sin embargo, si queremos estar más cerca del lago hay varios hoteles, B&B y hostales para mochileros en el pueblito de Drumnadrochit (donde dormimos nosotros).

Hoteles cerca del Lago Ness



Booking.com

Documental del Monstruo del Lago Ness

Mapa del Lago Ness

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.