Buceando en la Librería Acqua Alta de Venecia

En los tiempos digitales y virtuales que vivimos no es habitual encontrar una cola frente a una librería, a menos que la concentración se deba a la publicación de un best seller. Por eso cuando una hilera de curiosos se amontona cerca de la Iglesia de Santa Maria Formosa en nuestro paseo por Venecia, sabemos que hemos llegado a nuestro destino.

Acqua Alta es una peculiar librería que parece un cementerio de elefantes, la mayoría ejemplares bibliográficos ya pasados de moda. Luigi Frizzo (nacido en Vicenza pero ya veneciano de adopción) abrió sus puertas en 2004 y muchos venecianos enarcaron la ceja cuando vieron que el agua de uno de los canales prácticamente hacía una quimera su proyecto. A veces la necedad del presente es la genialidad del futuro y aunque con cada Acqua Alta (Mareas vivas) el suelo de la librería se inunda, y por tanto la humedad ejerce de verdugo de los libros, los libros se disponen en tal manera que apilados en montañas se salvan del “tsunami” que ataca periódicamente a la ciudad de la Laguna.

Libros apilados en Acqua Alta, la librería más famosa de Venecia
Libros apilados en Acqua Alta, la librería más famosa de Venecia

La Libreria Acqua Alta di Frizzo Luigi -este es su nombre completo- tiene detrás un trabajo ingente y poco reconocido en este tipo de libreros, de recogida y recuperación de libros que por uno u otro motivo ya no son una novedad. Miles y miles de libros históricos, comics de Topolino (Don Mickey), Corso Maltás, o Zagor entre otros se mezclan con volúmenes de temáticas que van desde los puentes de Venecia a las obras maestras de Tintoretto, incluyendo el Principito en dialecto véneto. Aquí, como en el verdadero viaje, la meta no es llegar, si no disfrutar de los tesoros que se encuentran en esta Iliada, y en Acqua Alta detrás del tesoro estético está la alegría de encontrar raras avis de la literatura, sea de calidad literaria o de simple disfrute lector.

Interior de la librería Acqua Alta de Venecia
Interior de la librería Acqua Alta de Venecia

Libros nuevos y usados son literalmente pasajeros dentro de canoas, una bañera, góndolas y demás artefactos marineros, casi avecinando la próxima Acqua Alta. Las embarcaciones actúan de flotador para no mojarse y flotar si el agua sube demasiado. Es difícil encontrar un lugar donde un una montaña de libros no tape la pared, así que lo mejor es caminar con cuidado para no hacer que el castillo de naipes literario se precipite con un efecto dominó.

Los viejos libros, algunos ya arruinados por la crecida sirven de decoración, o incluso de escaleras como los de los pequeños patios de la librería, que son al mismo tiempo espacio de lectura o postureo a partes iguales. En otro contexto nos parecería una afrenta el posar nuestros zapatos para ascender por esta escalera mágica que parece llevarnos a Oz, pero los malogrados libros, inertes a causa del agua hoy, hablan casi musicalmente haciendo de peldaños.

Pero a  veces remar como un poseso para morir en la orilla, o fenecer de éxito guarda muchas similitudes. Y Acqua Alta, como su hermana la Librería Lello e Irmão en Oporto sufren de esa fama tan merecida como difícil de dirigir. Al contrario que la citada librería de Oporto, Acqua Alta no cobra entrada, pero para evitar la aglomeración o la muerte por asfixia de un turista que por accidente genera una avalancha de atlas del siglo XVIII de tapa dura, se limita el número de visitantes. En la entrada una persona ejerce de guarda suizo, mientras algunos “inocentes” desorientados intentan entrar sin percibir que la cola es para entrar a la librería.

Visita a la librería

Dicen que a los gatos no les gusta el agua, pero a los de Acqua Alta parece que no les desagrada tanto, y encaramados a los libros miran atento el desfile de gente que pasa por “su librería”.

Uno de los gatos de la librería Acqua Alta
Uno de los gatos de la librería Acqua Alta

El trabajo no se hace fácil incluso para los libreros, que intentan hacer malabarismos para transportar los libros y ejercicios de yoga y paciencia para no tirar al canal a viajeros insaciables en busca de su vacía foto de Instagram. Porque más allá de los ávidos lectores y los amantes de lo físico y tangible -siempre hablando de libros -, Acqua Alta se llena de gente que solo acude porque ha leído que es un lugar imprescindible de Venecia. Y como decía. Machado que osada y bella la ignorancia. Internet, Instagram, Google Maps y el Roaming han asesinado la verdadera magia de encontrar la librería por casualidad caminando por los calli y canales de la Serenísima República de Venecia.

Es marzo y la cola a la entrada de Acqua Alta no parece excesiva, pero uno la imagina en una Semana Santa, un puente, o en verano y entrar ganas de tirarse con una piedra a los canales de Venecia.

Sea como fuere la Libreria Acqua Alta se ha convertido en uno lugar imprescindible de la ruta por Venecia. Los precios son moderados y la gama de libros es tan variada que no hay excusa para comprar un libro y salir de Acqua Alta con la satisfacción de que hemos quitado un peso de encima de este barco lleno de libros a rebosar. Muchos libreros venecianos acuden de vez en cuando con su sonar intelectual, atentos a la búsqueda de joyas, mientras que otros ciudadanos intentan pasarse a horas madrugadoras para saciar su sed de lectura.

El crecimiento de la marea no cierra la librería, ya que los libros sobrevuelan las aguas crecidas, y el único que tiene que adaptarse es el comprador ocasional, que a menos que lleve botas se tendrá que resignar a mojarse los pies y “remar” dentro de la librería donde la la subida del mar supera el metro.

"Subidos en la sabiduría" para no naufragar en Venecia
“Subidos en la sabiduría” para no naufragar en Venecia

Antes de dejar Acqua Alta charlamos un rato con Luigi Frizzo, sintiéndonos un poco como la niña Momo de Michael Ende entre tanto “Hombre gris” que roban el tiempo y no se fijan en los detalles. Pagamos nuestro número 2550 de Topolino y les auguramos suerte, no solo para seguir vivos en estos extraños tiempos para la literatura, si no con el deseo para que que sobrevivan al éxito de ser uno de los mejores y más conocidos lugares de Venecia.

Librería Acqua Alta, templo de libros en Venecia
Librería Acqua Alta, templo de libros en Venecia

Cómo llegar a la Librería Acqua Alta

La librería “Acqua Alta” se encuentra en la calle Lunga Santa Maria Formosa (que podemos encontrar también como Sestiere Castello 5176 / B).  Apenas está a unos diez minutos desde la céntrica Piazza San Marco y con Google Maps es fácil llegar:

Barrio Castello 5176 – Calle Lunga Santa Maria Formosa
Teléfono 041/2960841

Información y Horario Librería Acqua Alta

La librería abre sus libros y puertas de 9:00 de la mañana a 20h. de la tarde todos los días del año.

Mapa de la Librería Acqua Alta

Te ha gustado? Comparte este viaje !

1 comentario de “Buceando en la Librería Acqua Alta de Venecia

  1. Pingback: Squero di San Trovaso, el astillero donde nacen las góndolas de Venecia -

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.