Un alojamiento con encanto en la paradisíaca isla de Holbox

Si alguien nos cuestionara si existe el paraíso, es fácil para nosotros esa respuesta, basta con señalar el mapa un sitio que a simple vista parece diminuto, pero su tamaño no es directamente proporcional a su belleza: la isla de Holbox.

Atardecer en la isla de Holbox
Atardecer en la isla de Holbox

Al norte del Estado de Quintana Roo  en la península de Yucatán al sureste de México, se encuentra ésta bellísima isla. Para llegar hasta aquí hay que acercarse primero al poblado de Chiquilá a unas 3 horas desde Cancún -como hemos ido nosotros- y a casi la misma distancia desde Playa del Carmen -nuestro siguiente punto en el itinerario-. Nosotros hemos ido vía transfer desde el aeropuerto de Cancún pero dependiendo de la hora hay otras opciones como taxi, autobús de línea -ADO- o traslados privados, además por supuesto del alquiler de coche.

Una vez en Chiquilá hay que tomar un ferry que tarda entre 45 minutos y 1 hora. Por lo que ya se intuye que para llegar hasta allí hay que tener ganas y paciencia, cualidades que no cualquiera posee y que son indispensables para disfrutar a tutiplén de éste pequeño paraíso de la isla de Holbox, por otro lado algo beneficioso para no pervertir la tranquilidad de éste idílico rinconcito en el mundo.

La isla es pequeña por lo que moverse es relativamente fácil. No se pueden llevar, ni alquilar automóviles para moverse en ella. Las únicas maneras de hacerlo son: en bicicleta, carritos de golf o andando -lo que nosotros hicimos de cabo a rabo-.

Holbox tiene algo que atrae, y toda la gente con la que hablamos nos da sus motivos, siendo el principal descansar conociendo sus playas o recorriendo en barco la isla para disfrutar de sus paradisíacos paisajes. De abril a septiembre podemos bucear con el enorme tiburón ballena, una experiencia indescriptible pero que conviene hacerla con respeto a estos peces que pasan unos meses en las aguas caribeñas de Holbox.

Por la tarde cuando el sol cae ofreciendo uno de los atardeceres mas bonitos, con el sol ocultándose engullido por el océano. Con la noche la calle principal de Holbox, llamada Tiburón Ballena se anima y podemos comer en alguno de sus animados restaurantes.

Nosotros somos andariegos y nos gusta perdernos entre las calles, descubrir rincones únicos fotografiando los murales que hay diseminados por la isla, mezclarnos con la gente local y vivir la experiencia lo más auténtica posible, por lo que nuestro alojamiento estaba emplazado en el sitio ideal para que así fuera.

Un alojamiento con encanto para dormir en Holbox

Colores cálidos en el hotel con encanto Corazón Mexicano
Colores cálidos en el hotel con encanto Corazón Mexicano

Corazón Mexicano, es un alojamiento como ya lo anuncia su nombre, con mucho corazón. Cercano a la estación de ferries, es idóneo para dejar la maleta y explorar la isla, pero también para disfrutar de sus coquetas habitaciones con una decoración muy cuidada y que invita al descanso en un entorno netamente mexicano.

Ya sólo al cruzar el portal de entrada nos recibe un corazón alado en cálido abrazo y puertas que se suceden con preciosos e icónicos emblemas mexicanos: un burrito, una piñata, un balero, una calavera y hasta Frida nos abren la puerta a una estancia más que placentera.

Habitaciones temáticas en Corazón Mexicano
Habitaciones temáticas en Corazón Mexicano

Por si fuera poco, el roof top del hotel es un excelente mirador panorámico, con unas vistas espectaculares de Holbox y que además, si uno madruga, tiene la suerte de ver un espectacular amanecer o disfrutar de los maravillosos días de sol cóctel en mano y aplacar el calor en su piscina, ¿qué más se puede pedir?

Un alojamiento con encanto en la isla de Holbox
Un alojamiento con encanto en la isla de Holbox

Claro que si no logra encontrar sitio en éste bonito alojamiento con encanto, también recomendamos a su hermana mayor: Casa Frida. A unas cuantas calles se encuentra éste pintoresco hotel, con puertas de colores y hamacas en el jardín que invitan a relajarse. Su toque de autenticidad te hace sentir como en un auténtico hogar holboxeño y la hospitalidad de sus anfitriones lo confirman.

Olga, una barcelonesa enamorada de México, ha sabido transmitir en estos dos alojamientos, su cariño y pasión por un país que la ha acogido con los brazos abiertos. Gracias, Olga, por hacer de nuestra estancia, unos días de ensueño.

Detalles en el alojamiento Corazón Mexicano
Detalles en el alojamiento Corazón Mexicano

Muy pronto os contaremos mucho más sobre la isla de Holbox para que podáis ver todo lo que se puede ver y hacer en este destino excepcional del estado de Quintana Roo.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.