Olut Satama – Jyväskylä, una feria de cerveza muy diferente en Finlandia.

Cerveza por todos lados y un ambiente de fiesta. Así es el Out Satama festival. Aquí unas cuantas 8-Bit Brewing. ©Iñigo Pedrueza.

Se acaba de terminar la cuarta edición del Festival de la Cerveza en el puerto de Jyväskylä, y dejamos una de las capitales de la región de los lagos de Finlandia con un delicioso regusto en la boca. La Feria de la Cerveza, Olut Satama, es realmente una feria diferente. Como casi todo en Finlandia, tiene un tamaño humano y está pensada para que la gente disfrute y se lo pase bien. 25 micro cervecerías artesanas de toda Finlandia y algunas llegadas de toda la región báltica (Suecia, Lituania, Estonia y Noruega), con más de 100 referencias diferentes han dado ambiente, color y sabor a este Festival que dura dos días. El Olut Satama se celebra en la explanada del puerto lacustre de Jyväskylä, el mismo lugar que acoge a los coches del Rally Neste Mil Lagos cada año en el mes de Julio. Un lugar magnifico, de fácil acceso y perfectamente organizado para que los visitantes disfruten con las cervezas nórdicas. Además del jugo de cebada y lúpulo, comida, conciertos de música y animaciones menos habituales en un festival de la cerveza como, cursos de yoga o pintura facial con purpurina. Casi 10.000 personas visitaron el festival y dieron cuenta de buena parte de los stocks de cervezas y sidras de las cervecerías artesanas. Y no fueron más porque el primer día el tiempo no acompañó. El frío y una lluvia que no llegó a caer, pero que amenazaba, impidieron batir el record de afluencia. Sin embargo, el segundo día, la chaqueta sobraba y pudimos colocarnos la camiseta de Beers & Trips, nuestra página hermana y disfrutar con el calor, y los colores, de un atardecer que no se termina nunca.

Cervezas bajo el sol de medianoche.

Disfrutando de la vida, algo que los nórdicos saben hacer. Olut Satama 2019 ©Iñigo Pedrueza.

El Festival Olut Satama cerraba sus puertas a la 1 de la madrugada cada uno de los dos días, pero a esa hora el atardecer continuaba combándose, acercándose a la noche pero sin llegar al negro que casi no existe en Finlandia durante el verano. Colores crepusculares que acompañaban perfectamente a la gama cromática de las cervezas que se presentaban en el festival. La organización, perfecta, con un sistema de pulseras que permitían entrar y salir del recinto, y que además se cargaban con dinero para comprar las cervezas.

Los precios oscilaban entre los dos euros del los 10cl; 3,5/4€ de los 20cl y 7€ de los 40cl. Quizá, la medida más adecuada eran los 20cl que permitían saborear muchas cervezas distintas sin recargar nuestro paladar ni golpear a nuestro hígado. Porque las cervezas finlandesas y nórdicas están llenas de sabores y, en cambio, no son tan fuertes en alcohol. No suelen superar los 5,5º por cuestiones legales y de impuestos, pero finalmente nos gustan más que las que se acercan a los 7 u 8º.

Por supuesto, la moda dicta mucho la tendencia, pero nos sorprendió como Escandinavia se adapta mucho antes a la tendencia que llega de Norteamérica. Ya en Finlandia no son las IPA (Indian Pale Ale) o NEIPA (New England Indian pale Ale) las que dominan. Abundaban las cervezas de tipo gose, con ese toque salado proveniente de agua que ha estado en contacto con sal gema, como en la región de Leizpig en Alemania. También, mucha cerveza de tonos y toques cítricos, y también deliciosas variedades locales como las cervezas ahumadas, “savu” en finlandés que explotan los sabores potentes de la terva, alquitrán orgánico extraído de la turba, la resina y los troncos de los arboles, que posee un poderoso aroma (no en vano se usaba para calafatear los barcos) natural y telúrico. Como ven en Finlandia las declinaciones locales son potentes y sinceras. Varias porter poseían ese carácter fuerte, pero sin abusar del alcohol, siempre bien equilibradas.

Con nuestro amigo Robert Kurki, organizador y Jaanis, maestro cervecero de Tanker. ©María calvo.

Unas cuantas… nos encantaron, pero probamos muchas, así que seguro que se nos olvida alguna… perdonen los olvidados. En todo caso, recordamos muy bien las de la marca Tanker, de origen finlandés, pero recreada por Jaanis Tammela y sus colegas en Estonia, desde donde trabajan y matan la sed de toda Europa. Con una filosofía próxima a los productores de vino, sus añadas son deliciosas, y nos quedamos esta vez con la que prepararon para el propio festival, llamada, como no podía ser de otra manera, Olut Satama. Muy fresca y viva, con toques cítricos y aromas intensos pero ligeros. No sabemos muy bien que lleva dentro pero es una maravilla. Nos gustó también la cerveza ahumada de Vakka Suomen Panimo de la costa suroccidental en Uusikaupunki ; las suecas de Tempel Brygghus; la lituana de Sakiškių Alus ; las cervezas locales de Jyväskylä como la Aalto Panimo; la Fat Lizard de Espoo; Pyynikin Brewing de Tampere; la Kakolan Panimo de Turku y también la ginebra y el vodka de Tornio Panimo Distilery, que está ocasión no presentaron sus cervezas, pero que están muy buenas igualmente.

Ante todo buen ambiente.

Olutjooga o yoga cerveza, prueben, prueben, duramente delicioso! ©María Calvo.

Las cervezas magnificas, la organización, como siempre excelente, se nota que cada vez la experiencias de los organizadores, de nuestros amigos Roosa Pihlajamäki, Noora Hietanen, Satu Virransalo y Robert Kurki, es mayor. Todo perfecto, además con el colofón de la segunda jornada y ese tiempo luminoso, con la luz perfecta para que la sonrisa de la gente brille aún más. Pero, con todo, lo que queremos destacar es el gran ambiente, tranquilo y animado, sin ningún tipo de problema, excepto el pequeño abuso del alcohol que puede ocurrir en cualquier evento de este tipo. Pero nada comparado con otros lugares. Olut Satama es un Festival tranquilo, donde los especialistas, los profesionales en búsqueda de nuevos tesoros, los amantes de la cerveza artesana y los neófitos, pueden disfrutar igualmente.

Entre las curiosas, divertidas y saludables actividades destacamos los cursos de olutjooga, es decir de Yoga cervecero fueron tan divertidos como intensos. Porque el yoga es cosa seria y mantener el equilibro con un vaso de cerveza en la mano o hacer las posturas obligatorias de todo yogui principiante, exigían concentración y destreza. Una actividad diferente y divertida que tenía lugar en la zona chillout del festival. Mientras en un carpa un concierto animaba a la gente y la música de los stands acompañaba sin molestar. Nada que ver con la cacofonía y las aglomeraciones de otros festivales europeos. Aquí, en Finlandia, todo es más sencillo, porque se hace más sencillo y porque la gente, los ciudadanos colaboran y hacen posible que todo sea más fácil.

Glitter, purpurina en las caras para celebrar el Midsommar/Juhannus. ©Iñigo Pedrueza.

Ese regusto, el de las sonrisas, el del del sol que no termina de meterse tras las colinas, el del lago como un plato azul titanio que brilla y refulge tímidamente, ese es el regusto que nos llevamos, mezclado al de la malta, del lúpulo tímidamente amargo, tímidamente cítrico, tímidamente ahumado. Una aroma intenso, un sabor humilde, una sonrisa tímida, así o al revés, cambiante siempre, agradable siempre, como Finlandia.

Muchas gracias a los organizadores del 4º Olut Satama de JyvÄskylä que hicieron todo lo posible porque pudiéramos cubrir este evento. Kiitos Paljon amigos! Muchas gracias también a Visit Jyväskylä y Johanna Massola que nos ayudó de nuevo a promocionar su bella ciudad y la gran región de los lagos. Y muchas gracias especiales a la dirección y al personal del Hotel Solo Sotos Paviljonki de Jyväskylä, que nos hospedó durante los días de este Festival.

Kiitos Kiitos a todos y hasta pronto.

Un brindis para todos Kippis! ©Iñigo Pedrueza.

Más información sobre Jyväskylä en nuestra guía de Turismo de Finlandia.

Más información sobre las cervezas finlandesas en Beers and trips y en nuestra guía de Finlandia.

Para más información y contactos escríbannos un email.

Zona de reposo en el Olut Satama ©Iñigo Pedrueza.
Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.