Göteborg, muchas sorpresas en un fin de semana en Suecia

Fachada fluvial de Göteborg. ©Iñigo Pedrueza.

Hacía muchos años que queríamos visitar Suecia, un país que ha sido un referente sociopolítico, cinematográfico, musical y literario para el equipo de El Giróscopo Viajero. Estuvimos a punto de hacerlo cruzando el puente entre Copenhague y Malmöe pero no pudo ser. Conocimos la telúrica Islandia primero, en marzo, y ha sido en septiembre cuando finalmente hemos hecho pie en la península escandinava. Llegar al aeropuerto de Göteborg fue espectacular, sobrevolando un paisaje plano cubierto de bosques, que a ratos se apartaban para dejar espacio, a un lago, un pueblo, alguna carretera, caminos o campos de cultivo y, al final, permitir al aeropuerto recogernos plácidamente en Suecia Occidental. El sol había abierto el manto de nubes y, desde Dinamarca, pudimos disfrutar del espectáculo del Kategatt antes de sumergirnos en los bosques de Suecia.

Ya hemos explicado que este viaje por Escandinavia ha sido de alguna manera, catártico. Las sensaciones han sido muchas y muy profundas. Hemos descubierto la belleza natural, las delicias gastronómicas, actividades, deportes, experiencias increíbles y variadas. Y junto al panorama una oferta cultural incansable y unas sociedades que funcionan porque la gente confía y hace lo posible porque las cosas funcionen. Los escandinavos no son mejores que el resto del mundo, pero indudablemente, hoy, en comparación con otras partes de Europa o del mundo, se comportan mejor y tienen mejores leyes, -o más bien suelen cumplirlas-, mejores costumbres y hábitos sociales.

De todo ello ya hablamos en el artículo citado, por eso volvemos a una senda más descriptiva para intentar convencerles de que Göteborg, en este caso, es un destino perfecto para conocer Suecia. Una ciudad y una región ideal para pasar un fin de semana, un city break o un puente largo. O para pasarse diez días, si los tienen, descubriendo también la Suecia Occidental, aunque de eso se hablará en otros artículos.

Göteborg, destino perfecto en cualquier época.

Llegando a Göteborg, bosques y lagos se pierden en el horizonte. ©Iñigo Pedrueza.

La gran ventaja de Göteborg y el oeste de Suecia, es que no dependemos de la estación para pensar en conocerla. Es la misma ventaja que en el resto de Escandinavia. En primavera y verano, son las actividades náuticas y de exteriores las que priman, cuando la gente sale a la calle para disfrutar del calor y la luz. Con 800 km de vías para las bicicletas, Göteborg se recorre a píe o en bici con mucha facilidad, descubriendo y disfrutando.

El otoño es ideal porque el tiempo aún es bueno y los bosques con sus colores tiñen de oro el paisaje, en los parques o en los bosques donde surgen las setas. Después, en invierno la nieve, no necesariamente en Gotemburgo, pero si muy cerca, da al deporte nuevas posibilidades y actividades. Las Auroras Boreales, los parques de atracciones, los mercados navideños y la nieve cuando tiene a bien acercarse, dan un colorido y un ambiente especial en Göteborg.

Cultura y animación.

Göteborg posee una intensa vida cultural, no en vano es la segunda ciudad de Suecia. Museos, teatros, eventos y conciertos o el Parque de Atracciones de Liseberg en pleno centro ofrecen actividades para todas las edades, gustos y momentos del año.

Gotemburgo es un destino muy atractivo, por su gran calidad de vida, una mayor tranquilidad que en Estocolmo, con la misma intensidad cultural y artística, y excelentes comunicaciones con España y otros países europeos. La verdad es que, todo lo referido al estrés y los problemas de tráfico en Suecia y el resto de países escandinavos no deben tomarse en serio. Todas las ciudades, incluida Estocolmo son muy tranquilas, tanto en tráfico, como en estrés. Siempre nos ha parecido que cualquier ciudad de provincias española ofrece mas problemas, prisas y malas caras que las mayores capitales de Escandinavia. Pero todo es relativo, claro está.

Qué ver que hacer en Gotemburgo.

Museo de Arte de Göteborg. ©Iñigo Pedrueza.

Nordstaden e Inom Vallgraven son los barrios centrales de la ciudad, donde se encuentran muchos de los principales puntos de interés. Rodeados por canales (que se pueden recorrer) y el río Göta älv, son la imagen más clásica de la ciudad. Sin embargo, está imagen ha cambiado en parte con el espacio  donde se encuentra la Opera y el Museo Maritiman. La ciudad se dota de una perspectiva mucho más marítima y fluvial. Esto se debe a que toda la ribera norte del Göta älv ha perdido su carácter industrial y se ha convertido en una zona residencial, con nuevos barrios que destacan por su urbanismo cuidado. Göteborg se ha extendido hacia el norte y ya no se comprende sin barrios como Frihamnen o Eriksberg situados en antiguos astilleros. Al igual las antiguas factorías de Volvo y otras grandes empresas han salido de la ciudad, dejando edificios y espacios para nuevos usos.

Una cierta gentryficación de la antigua urbe industrial se nota, sobre todo en los igual de interesantes y recomendables barrios de Haga y Lineo. Zonas de moda que se encuentran justo al otro lado del canal sur, del centro. Barrios trendy con animación, restaurantes y pequeñas empresas de diseño. Ambos también se están abriendo al río con lo que Göteborg ha aceptado plenamente su carácter fluvial, lo que de da muchas posibilidades para la población local y también para los turistas. La ciudad ha cambiado como la ha hecho su población y hoy Suecia es más un país de conocimiento e industria de punta que de factorías y humo.

Arte y más arte.

Al igual que en Finlandia, en Suecia muchos edificios industriales y antiguas factorías han cambiado de uso. En lugar de derribarlos, con el consiguiente gasto, y perdida de la memoria del pasado, muchas fabricas han sido reutilizadas como museos, galerías de arte, centros sociales, culturales o mercados.

Varias de las principales galerías de arte de Göteborg se encuentran hoy en antiguos edificios de la época más fabril de Göteborg. Por ejemplo la Galería Tredje Våningen se sitúa en el tercer piso de una antigua fabrica azucarera, donde además hay exposiciones, instalaciones y restaurantes. Otro ejemplo es la gallería Lugnet que se encuentra en la antigua fabrica de cerveza Lyckholms fabriker. O la Järnhallen de la antigua zona industrial de la islas de Hisingen, donde Anna Bergman ofrece una ecléctica mezcla de arte de vanguardia. Otras direcciones son la Galleri Magnus Winström, la Urban Artroom, Oro, Röda Sten art Centre o Konstepidemin.

Graffitis y el arte urbano.

Además de las galerías, el Street art, los grafitis son bastante comunes en Göteborg, algo que la diferencia de Estocolmo donde las regulaciones municipales son muy restrictivas. Para contemplar estos frescos contemporáneos hay que visitar la calle Andra Långgatan, el hall öda Sten y el mercado Kommersen. Ollio y Ekta son dos de los artistas más famosos de Göteborg.

Donde comer en Göteborg.

Lámparas en el restaurante Figa, en el barrio de Eriksberg. ©Iñigo Pedrueza.

No faltan direcciones interesantes para hincarle el diente a la sublime gastronomía del Oeste de Suecia. Pescado, marisco, carne, pan, encurtidos y dulces, junto con las cervezas, son los productos más típicos. El marisco y el pescado es lo más típico de la costa oeste de Suecia. Y todo con nuevas recetas y chefs que mezclan tradición escandinava y experimentación venida de cualquier parte del mundo. Una pista entre otras el delicioso restaurante Atelier, en la última planta del Hotel Pigalle, en el centro de la ciudad de Göteborg. Otras pistas: Hoze, Natur, Folk, Barabicu, Komex Eatery Market, Toso, Gabriel, Bee Bar, Koka.

Otro de nuestros preferidos el restaurante Piga, con platos y ambiente delicioso junto al antiguo canal de estibe del astillero de Erikberg. Además su cocinero y parte del personal hablan español con lo que les explicarán con más facilidad las sutilezas de su menú. Se encuentra en el espectacular e innovador barrio de Eriksberg, muy recomendable para los amantes de la arquitectura y el urbanismo.

Mercados.

Foto del mercado de Feskerkorka.

En el centro hay dos mercados en el barrio de Inom Vallgraven que no hay que dejar de visitar. El primero es la antigua lonja de pescado, el Feskekôrka, construido en 1874 por Victor von Gegerfet. El edifico es bastante experimental para su época y se inspiro en las iglesias de madera de Noruega y las iglesias gotócas. El resultado es un edifico funcional de estilo jugend, el art nouveau de Alemania y Escandinavia. Su restaurante y sus productos son reputados.

El otro mercado es el Saluhallen, más grande que data de unos años más tarde, en 1888 por Hans Hedlund. El estilo es también jugend al exterior y más clásico en el interior. Allí encontramos multitud de puestos de dulces, quesos, pan, delicatesen, pescado, marisco, carne… un gran mercado con productos de calidad de la zona y de cualquier parte del mundo. También hay pequeños restaurantes para tomar un café o comer alguno de los productos que nos ofrecen en los puestos.

Fika time.

Restaurante del barrio de Inom Vallgraven. ©Iñigo Pedrueza.

Mención especial hacemos a los cafés que pueblan toda la ciudad y, en especial, en Inom Vallgraven el barrio del diseño de Göteborg. El café es importantísimo en la cultura nórdica y existe una palabra para indicar las pausas donde dejamos de hacer lo que sea y nos tomamos un café. ¡Incluso en el trabajo! En Escandinavia, comparativamente se trabaja menos tiempo, se tienen muchas pausas café, fika, pero la productividad es de las más altas del mundo!!! Es cierto que el café no es lo mejor de Escandinavia, ya que se prefiere el café largo y muy ligero, pero en esta zona es fácil encontrar un buen espresso o machiatto.

De cualquier manera, los locales son muy acogedores y agradables, los dulces deliciosos y las tiendas que los rodean espectaculares. Estos cafés de la zona de son perfectos para trabajar un rato y disfrutar otro. Pistas. El Bar Da Matteo, uno de los más agradables, pero hay muchos: Bengans Café, Latterian, Café Marmelad, Alkemisten Kaffebar, Bar Italia and Fratelli Gridelli o el Bar Centro.

La cerveza está de moda.

Tras el vodka es la cerveza la bebida de moda. Eso se nota en la cantidad de cerveceras que han nacido en los últimos años. Tradicionales o vanguardistas, clásicas o innovadoras, el turismo de la cerveza se define como un nicho que crece. Göteborg puede ser un buen destino si lo que busca es saborear nuevas cervezas. Pistas: infinitas, todos los bares de la zona de Haga o Lineo, por ejemplo. En el centro también existen cervezas que producen su propia cerveza artesanal como por ejemplo el John Scott’s Palace.

Museos y cultura.

Poseidón de Carl Milles en el Museo de Arte (Göteborgs konstmuseum). ©Iñigo Pedrueza.

Göteborg tiene más de 20 museos, muchos de ellos modernos y que ofrecen un acercamiento a las temáticas mucho más pedagógico, pero sin perder en interés ni profundidad.

Destacamos el Museo de Arte (Göteborgs konstmuseum) con su imponente estatua de Poseidón de Carl Milles y su gran colección de arte nórdico. A su lado se encuentra el Hasselblad Centre for Photographic Art, museo de la famosa marca de cámaras y objetivos sueca. Otros museos interesantes son el Universseum, museo de la ciencia donde se aprende interactuando; el Museo de la Cultura Mundial, que tiene exposiciones muy diversas venidas de todo el mundo o el Röda Sten Art Centre situado junto al puente de Älvsborg, museo de arte contemporáneo donde se organiza la Bienal de arte de Göteborg.

Un museo que nos encantó fue el Maritiman, un museo compuesto de varios buques y un submarino, fondeados cerca de la Opera. El destructor Småland se encuentra entre ellos. Existe, más al sur, un Museo Marítimo más grande que recorre la historia de la marina sueca, que fue muy importante en el siglo XVII.

Modelo de rally de los años 60 en el Museo Volvo.

Por último, dos museos tecnológicos que nos parecen muy interesantes y que recuerdan el poderío industrial de Göteborg. Por un lado el museo Volvo que se situa en la ribera norte del río, a las afueras de la ciudad. La empresa más famosa de Suecia, ahora en manos de capital chino, mantiene su sede social y la división tecnologica en Göteborg. El museo recuerda la historia de la empresa con modelos de todos sus coches y camiones.

Junto al aeropuerto de la ciudad se encuentra otro peculiar museo, es el Aeromuseum. Situado en un hangar subterráneo top-secret construido durante la guerra fría y destinado a resistir un ataque nuclear, se exponen aviones suecos y helicopteros. Los famosos Jas Gripppen o Drakkar se pueden ver de cerca. El museo que sólo abre en verano realiza exposiciones sobre la guerra fría y la aviación.

Göteborg ciudad de diseño.

La tradición textil de la ciudad es muy antigua, pero la crisis económica y la desindustrialización del primer mundo ha provocado que muchas de las factorías se trasladen a Asia o África. Sin embargo, el diseño es una marca de identidad industrial en Suecia, Göteborg cuenta con muchos diseñadores, pequeñas empresas punteras y tiendas, que nos ayudan a comprender porque IKEA es una marca sueca. Marcas como Nudie, Velour o Dr Denim son originarias de Göteborg y tienen tiendas en la ciudad. Por último, yo no me perdería la Fashion fair Fresh Fish, donde se presentan los nuevos diseños.

Para las compras no hay más que recorrer los barrios céntricos y el de Haga o Lineo y nos encontraremos las tiendas más famosas y otras nuevas que acaban de abrir.

¿Sauna, diseño y arquitectura?

Sauna contemporánea de Frihamnen, uno de los nuevos barrios de Göteborg.

La sauna se asocia habitualmente a Finlandia, lo que es normal, pero cometemos el error de pensar que en Suecia no es igual de popular. Lo es, y en Göteborg podremos disfrutar del placer de los baños de vapor, del sudor de la sauna y del agua fría del río. Además, últimamente podemos hacerlo e un edificio singular, la sauna del parque de Jubileumsparken, donde se situaba un antiguo astillero en el norte de la ciudad. Creada por el colectivo de arquitectos alemanes Raumblabor Berlin, la obra se realizó utilizando materiales reciclados.
Se puede reservar por internet y es gratis…

Música y Festivales en Göteborg.

La música es uno de los principales productos de exportación de Suecia, y sus festivales son tan variados como reputados. La música clásica tiene en la Opera y el Konserthuset sus principales templos. El segundo es una bella muestra del funcionalismo nórdico y sus cualidades acústicas son de renombre. La Filarmónica de Göteborg es una de las orquestas más importantes de Escandinavia.

Sobre los festivales, Göteborg los tiene y muy variados. El Göteborg Film Festival es el quinto más importante de toda Europa.

El Way Out West Festival que empezó a celebrarse en 2007 se considera uno de los 10 más importantes de Europa. Otro muy popular es el festival de música electrónica Summerburst.

Göteborg busca ser una ciudad de integración, por ello no duda en presentarse como ciudad amiga del todas las pertenencias sexuales. Así el LGTB Festival West Pride es tremendamente popular entre los ciudadanos de Göteborg y toda la gente de fuera que viene a celebrar un canto a la libertad sexual.

Por último para la World Music, no hay que perderse el festival Clandestino que tiene eventos todo el año.

Parque de Liseberg. Iñigo Pedrueza.

Liseberg Park

Para despedirnos de Göteborg, un visita al Parque de Atracciones de Lisberg, que abre desde la primavera hasta finales de Octubre. Durante el invierto el Parque también abre para celebrar Halloween y la Navidad. El mercado navideño de Liseberg es uno de los más famosos de Suecia. Lleno de luz, de puestos para comer, beber y vertiginosas montañas rusas y otras actividades. Perfecto para ir en familia o con amigos.

Parques y naturaleza.

Las ciudades escandinavas se integran siempre en la naturaleza. Nunca caminaremos mucho tiempo sin ver algún parque, alguna zona verde. Göteborg no podía dejar de tener unas increíbles zonas verdes. Muchas se integran en los barrios y con los edificios, otras se demarcan más claramente.

El Parque de Slottsskogen al sur del barrio de Lineo es un increíble parque donde perderse, hacer deporte, contemplar animales en algunas zonas, comer o simplemente toar el sol. Se llega fácilmente en bici o transporte público.

Y un poco más lejos la Reserva Natural de Delsjön.

Parque de Slottsskogen ©Iñigo Pedrueza.

El archipiélago de Gotemburgo.

Las posibilidades de las islas del archipiélago de Gotemburgo son inmensas, sobre todo en verano. Varios ferries funcionan como autobuses y permiten pasar el día en alguna de las islas del sur o norte. Algunas islas están habitadas, pero la animación se nota sobre todo en invierno. Cualquier actividad náutica que imagine se puede realizar allí, paddle surf, vela, kayak, moto de agua, canoe…

Justo en la desembocadura del Göta älv, el islote de Älvsborg, alberga la fortaleza homónima, que protegía la entrada a la ciudad. Se puede visitar entre julio y agosto.

Para llegar en transporte público lo mejor es coger el tranvía y después el ferry. A la zona norte se llaga también en bus hasta Hönö y ferry a Öckerö. Con autobús/ferry se puede llegar a Burö y desde allí existen ferries a muchas de las islas más pequeñas.

Como llegar y algunos consejos.

Vista aèrea del Archipiélago de Göteborg. © Per Pixel Petersson / Göteborg & Co All Rights Reserved.

Desde España varias compañías aéreas ofrecen buenas conexiones desde Madrid y Barcelona, y con menos cadencia desde Málaga, a precios competitivos.

Suecia es un destino caro, pero la calidad media de los alojamientos, restaurantes y servicios turísticos en por lo general mayor, con lo que el ratio precio calidad es muy bueno.

Göteborg es un destino tranquilo y seguro, donde se puede pasar un fin de semana espectacular gastando finalmente menos de lo que gastaríamos en París, Londres o Barcelona por ejemplo. Los horarios son bastante más flexibles que en otras capitales europeas, por lo que no tendremos que preocuparnos. En cambio los museos cierran bastante pronto.

Por último, no hay que olvidar que un nivel mínimo de inglés es recomendable cuando viajamos a Escandinavia. Mucha gente habla español, pero todos el mundo habla inglés.

Y así nos alejamos de Göteborg, camino del norte, buscando Smogen y Fjalbacka, en busca de nuevas aventuras. Pero sabemos que volveremos a está bella ciudad que nos encantó.

Hej då Göteborg!

Agradecimientos.

Queremos dar las gracias a Visit Sweden España e Israel Úbeda que coordinó un viaje de descubrimiento genial a la costa occidental de Suecia. Un viaje compartido con José Ángel Franco, blogger y agente de viajes de Krretando, un compañero perfecto para un viaje como éste. Los tres disfrutamos y descubrimos Götemburgo gracias a la gentileza y trabajo del personal de Göteborg & Co /Visit Göteborg. Una vez más saludamos en especial a Maria Särnholm que nos acompañó durante el viaje y con la que compartimos muy interesantes discusiones, sobre el turismo y la vida. Por último agradecemos también a Norwegian que nos llevó por los aires muy cómodamente y con WIFI durante el vuelo. Esperamos volar de nuevo con ellos.

Un abrazo por permitirnos descubrir Göteborg y Suecia.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

2 comentarios de “Göteborg, muchas sorpresas en un fin de semana en Suecia

    1. El Giróscopo Viajero

      - Edit

      Reply

      Muchas gracias por el comentario. La gente es amable y respetuosa, al menos más que en la mayoría de los países. Ya sea por educación o por costumbre, la sociedad, es decir los ciudadanos, cumplen más las normas que han votado y aprobado. Eso deja mucho espacio a la propia sociedad, ciudadanos y sus representantes políticos, para avanzar en igualdad, ecología, desarrollo tecnológico, etc… Comparando, sorprende que todo funcione tan bien. Al mismo tiempo sin esa mentalidad, sin cambiar bastante lo que piensa la gente, ese tipo de sociedad no funcionaría en España, y sería aún más difícil en la mayoría de países de America Latina. Nos preocupan otras cosas y perdemos el tiempo en otros “apasionantes” debates.
      Un saludo.

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.