Finlandia, pasión por los coches americanos clásicos

Magníficos coches clásicos americanos en las calles de Finlandia

Los finlandeses adoran los coches americanos clásicos, vehículos magníficos de los años 50, 60 y 70 restaurados con esmero que lucen con orgullo por las calles del país. Basta con un corto viaje a Finlandia en verano para ver alguna de estas maravillas. Nuestra primera parada en el país fue en las islas Åland, ese archipiélago donde hablan sueco, pero que pertenece a Finlandia y se encuentra en el medio del mar Báltico. Fue extraño desembarcar en la capital, Marienhamn, ya que nos metimos como en una máquina del tiempo. Esas casas de madera de colores con sus porches y sus jardines, nos trasladaron a otra época. Y quizás a otro lugar: parecía que estábamos en un pueblo de provincias de Estados Unidos, tal era el parecido de la arquitectura. 

Así que cuando vimos pasar el primer coche antiguo, sí que pensamos que quizás nos habíamos equivocado de lugar y estábamos de viaje por Norteamérica, o quizás dentro de una película de Hollywood. Y no fue el único, durante esos días por las islas Åland vimos más. Enormes vehículos rugiendo por las grandes avenidas de Mariehamn, relucientes, elegantísimos, de colores y diseños diferentes. Eso sí, la mayoría parecían de los años 50 y 60, ya del siglo pasado. 

Pasión por los coches americanos “vintage”

A lo largo de nuestros viajes por Finlandia vimos coches americanos clásicos por todas partes, disimulados en algún aparcamiento o mostrándose orgullosos por avenidas de pueblos y ciudades, haciendo que los paseantes se giren para admirarlos. A veces sus dueños nos cuentan su historia. Recuerdo un día que nos perdimos por la isla de Vardö, en las Åland, y terminamos en un camino sin salida. Cuando nos íbamos a dar la vuelta allí estaba un precioso coche antiguo, impecablemente restaurado. La dueña se acercó curiosa y terminó contándonos la historia del coche. En cualquier lugar de Finlandia aparece un coche vintage, sobre todo cuando el buen tiempo lo permite. Y es que es en verano sobre todo cuando desfilan orgullosos conductores finlandeses con sus coches clásicos americanos, vehículos magníficos, cuyo motor emite un sonido muy diferente al que no estamos acostumbrados, un rugido de otro tiempo.

¿Y por qué esa pasión de los finlandeses por los coches americanos antiguos?

La fiebre de los finlandeses – y al parecer, también de los suecos – por los coches americanos ya era evidente antes de la II Guerra Mundial. Los Chevrolet, Ford, Plymouth, Essex, Nash,…se hicieron tremendamente populares, ya que eran marcas que fabricaban coches resistentes y económicos. Justo lo que necesitaban los finlandeses en sus carreteras, sobre todo en los largos y duros inviernos. El clima y el hecho de que muchas de las carreteras no estuvieran asfaltadas hizo que la relación de los finlandeses con los automóviles fuese eminentemente práctica. Por eso, los automóviles robustos eran ideales.

¡Qué maravilla de coche clásico!

Y después de la guerra, a los automóviles estadounidenses y a los Saabas se unieron otros de construcción robusta como los DKW y otros coches rusos y de Europa del Este como los Skoda, Volga, Moskovich y Warburg. Por otra parte, en los años 50 había beneficios fiscales para importar coches más antiguos.

El furor por estos coches continuó durante la década de 1960: por las carreteras finlandesas o en los graneros de casi todo el mundo había un viejo Volvo o Saab, así como coches americanos. Tampoco es raro cruzarse con Jaguars, Rolls-Royce, MG, Truimphs, Ford Falcons, ChevyII, Chrysler New Yorkers o Bentleys. Y nunca llegó a desaparecer esta pasión, aunque hoy en día, el movimiento del automóvil clásico o vintage florece en Finlandia también entre los jóvenes. 

Espectacular proceso de restauración de coches americanos clásicos 

Un coche clásico en Kuopio

Para los finlandeses restaurar un coche americano clásico es una auténtica pasión. Se diría que les gusta tanto como montarse después en él y conducirlo por las carreteras de Finlandia. Cuando se hacen con un coche americano antiguo lo cuidan con esmero, lo preparan tanto por dentro como por fuera. Se pasan una buena parte de su tiempo metiéndose en las entrañas de los motores de estas maravillosas máquinas: se pierden entre sus piezas, intentando que funcionen como lo hacían antaño. En muchas ocasiones, los coches americanos están casi inservibles, entonces hay que empezar desde el principio, desmontándolos por completo y reparándolos poco a poco. Muchos de estos coches son auténticos rompecabezas que se compran en piezas y hay que montar, y las manos hábiles de estos mecánicos amateurs pueden conseguirlo en solo unos meses. Se preocupan por seleccionar con cuidado las piezas del vehículo y los accesorios. Muchas veces tienen que buscar las que ya no se fabrican y que quizás encuentren en Estados Unidos o en ferias por el mundo. 

Impecable coche clásico en Korpilahti

Y la carrocería es para ellos igual de importante que el interior de estos vehículos. Intentan mantener el diseño original, pero algunos añaden toques personales. unos más sutiles, otros tremendamente extravagantes. Y el resultado final es espectacular: un exterior de ensueño, vehículos bellísimos desde el punto de vista estético. Y como son coches de gran calidad, ¡vaya si funcionan!, eso sí, consumiendo mucha gasolina, característica de los coches de los años 50, 60 y 70 en los Estados Unidos.  

En definitiva, la restauración de los coches americanos en Finlandia es una auténtica obra de arte, la dedicación de estos finlandeses apasionados, asombrosa.                                                                   

Concentraciones de coches en Finlandia

La Pick-Nick de Forssa.
©forssanlehti.fi

Los finlandeses llevan estos coches americanos clásicos a concentraciones que hay por todo el país en los meses de verano. Adoran mostrarlos y ver los vehículos restaurados por otros. Es una ocasión para intercambiar historias y de entrar en un viaje en el tiempo, ya que en muchos casos la gente se viste de época, escucha música, conciertos y compra en mercadillos objetos, piezas e incluso ¡otro automóvil para su colección!.

Algunas de las concentraciones de coches americanos clásicos son las de la ciudad de Tampere: la Hot Rod and Rock, en la que se exhiben coches antiguos con premios incluidos. En Tornio (que está a 95 km al sur del Círculo Polar Ártico; la mitad en Suecia: Haparanda, y la otra mitad en Finlandia) coches de todos los rincones de Finlandia se reúnen a orillas del río. También está la Pick-Nick de Forssa (a 100 km al norte de Helsinki), en agosto. En Helsinki está la American Car Show, que es más que nada una exposición de vehículos. Como la que tiene lugar el primer viernes de cada mes en verano en la Plaza del Mercado. En la ciudad de Lahti se celebra la Classic Motorshow, el mayor evento de coches clásicos de interior del norte de Europa. Y en Kouvola se celebra la Kouvola Swap & Meet: un evento de coches, motos, carreras y música.

————………….—————…………————-…………————

Juventud con su furgoneta clásica en la Olut Satama de Jyväskylä

Regresaremos a Finlandia para rodar por sus carreteras de bosques y lagos, o para atravesar sus archipiélagos y sus islas. Y volveremos a ver pasar esas maravillosas máquinas antiguas, brillantes, impecables, magníficas. Y a los finlandeses montados en ellas, presumiendo de tener coches americanos de otro tiempo, vehículos que sin su cuidado y su mimo seguramente terminarían dejando de existir. Los volveremos a contemplar admirados, imaginándonos nosotros mismos conduciendo esos vehículos estupendos, sintiéndonos protagonistas de una película imaginaria. Haciendo rugir el motor de estas bellezas para perdernos en la geografía de Finlandia.

 

Pedaleando por la Ruta del Archipiélago nos encontramos maravillas de coches

Artículo escrito por María Calvo Santos.                                                           

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.