EL-DE Haus – Centro de Documentación sobre el Nacionalsocialismo en Colonia

El Centro de Documentación sobre el Nacionalsocialismo de la ciudad de Colonia es también conocido como EL-DE-Haus (Casa EL-DE), las iniciales (más bien su transcripción fonética) de su propietario, el comerciante Leopold Dahmen (L.D) que alquiló el espacio al régimen nazi. Desde casi la llegada al poder de Hitler, el EL-DE Haus comienza en marzo de 1935 y hasta 1945 a funcionar como central de la Gestapo de Colonia. Hoy es a la vez un memorial y un museo del recuerdo, y una obligación para no olvidar. No hemos querido dejar pasar la oportunidad de conocerlo, como una visita diferente a las bellezas que ofrece Colonia, como su carnaval, su catedral o sus museos.

Fichas de personas detenidas
Fichas de personas detenidas

A la entrada la algarabía de un grupo de estudiantes franceses es el único ruido que disturba. Los gritos que llegaban desde el sótano, o las miradas ciegas de las casas que daban al patio trasero donde se colgaba a inocentes, fueron silenciados por el miedo y la complicidad de los años del Tercer Reich. Sin embargo duelen más las décadas de morfina y anestesia de la sociedad alemana, que tras la segunda guerra mundial quiso enterrar su propia historia.

Alemania hoy recuerda la ignominia y vergüenza de muchos ciudadanos, unos partícipes, otros colaboradores, muchos mudos. Quizá para resarcir tantos años de olvido, hoy el empeño es consistente a la hora de contar las historias de los que ya no pueden transmitirlas.

En los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial se ejecutaron varios cientos de personas en el patio interior del EL-DE-Haus, la mayoría trabajadores forzados extranjeros. Los detenidos eran interrogados, torturados y encerrados en las diez celdas del sótano. Más de mil ochocientos graffitis testimonian su paso. Algunas de las víctimas -pocas- consiguieron escapar de una muerte segura, y  cuando se creo el centro de memoria tuvieron el valor de volver a las celdas para revivir y transmitir a las generaciones venideras el sinsentido que ocurrió aquí.

Calabozos del EL DE Haus de Colonia
Calabozos del EL DE Haus de Colonia

Visita a la EL-DE Haus

En el sótano los mensajes de los prisioneros, ora desesperados, ora denunciantes, pervivieron cuando los calabazos fueron reutilizados como almacén, cayendo en tierras de Morfeo. “Viva Francia!” ensalzan orgullosos unos, mientras otros señalan el origen, nacionalidad o historia escrita con carboncillo, vidrio o incluso uñas.

Algunos de esos mensajes han permitido desenterrar historias, como la de una joven francesa encerrada aquí embarazada de ocho meses, y que después de dar a luz volvió a la celda, sin ver a su hija nunca más. Un trabajo de investigación de la televisión francesa lo puso de actualidad, y cuando la víctima afirmó públicamente que se tratada de ella, la hija a la que nunca pudo conocer y otra segunda hija se enteraron por primera vez de las penurias que había pasado su madre.

Grafitti en las celdas del EL-DE Haus de Colonia
Grafitti en las celdas del EL-DE Haus de Colonia

Pocos testimonios de esta índole (se nos ocurren los grafitis de la cárcel de Brigadistas internacionales del castillo de Castelldefels) permiten dar voz al silencio.

En el patio donde se colgaban en el patíbulo a los oportunamente declarados culpables, el frío espacio del vacío invita a la reflexión. El artista encargado de transmitir las sensaciones de los ejecutados, quiso con su efecto visual de espejos mostrar como más allá de los verdugos, todos los que permitieron la barbarie pueden verse reflejados como arte y parte.

La primera y segunda planta contextualizan el ascenso del nacionalsocialismo, con un caldo de cultivo apropiado para aglutinar resentimiento, enajenación y un beneficio colectivo del que muchos se quisieron aprovechar, optando a puestos de funcionarios en el régimen nazi, o a un lustro social y económico para los más firmes defensores de la política de “Higiene” racial del Tercer Reich.

El latido del segundero del reloj de la actual biblioteca marca su rítmico protocolo. En estas mismas estancias se firmaron, aprobaron y dirigieron desde la ventana que da al patio las ejecuciones se llevaron a cabo en el EL-DE-Haus , el centro de interrogatorios y tortura de Colonia.

Más adelante el recorrido por las salas expone con gran acierto (y mucha información detallada) como el fenómeno del nazismo no nace de la noche a la mañana. Surge con fuerza y arraiga en el periodo de entreguerras, sembrado con el abono de la frustración y el rencor. Y como una enfermedad contagia y seduce a la masa, al pueblo, a ese pueblo que su mesías nazi –sustituyendo al de la fe cristiana- convierte en rebaño tras anular al individuo. La exposición permanente “Colonia en tiempos del nacionalsocialismo” describe esa espiral de violencia que nos deja mudos.

Objetos y diverso material exponen la ideología mesiánica del régimen, la labor de la propaganda en el lavado de cerebros, la vida cotidiana ajena a la barbarie, la juventud como elemento de doctrina, o el genocidio de los judíos, gitanos, homosexuales, enfermos, inadaptados o simplemente individuos molestos .

Exposición en el NS-Dokumentationszentrum Köln
Exposición en el NS-Dokumentationszentrum Köln

Información de la visita al Centro de Documentación del Nacionalsocialismo en la ciudad de Colonia

Dirección: Appellhofplatz 23-25 (EL-DE-Haus)

mail: nsdok@stadt-koeln.de
web: www.nsdok.de

Horarios

De martes a viernes, de 10h a 18h.
Sábados, domingos y festivos de 11h. a 18h.

El museo solo cierra el 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de Enero.

La entrada es gratuita con la tarjeta “Köln-Pass“

La audioguía en español permite concoer en profundidad la historia del centro de detención y tortura.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.