Can Picafort y el CICA, cuando un evento dinamiza proyectos turísticos diferentes

En una época en la que las formas de promover el turismo y los destinos pasan por romper el formato tradicional y apostar por una dinamización activa, continuada y creativa; se agradecen los esfuerzos que provienen del trabajo conjunto de instituciones públicas y privadas.

Detrás de todo encaje de bolillos entre oficinas de turismo, empresas hoteleras, turoperadores y profesionales del MICE está el objetivo por crear sinergias colectivas. En ese aspecto, Mallorca tiene las herramientas para diversificar el turismo, apostando por proyectos de calidad, sostenibles, y sobre todo capaces de desestacionalizar la temporada. El clima de la isla, y la capacidad hotelera de zonas como Can Picafort, permiten anticipar el verano o extenderlo, para que viajeros con diferentes motivaciones se repartan de forma escalada.

Vista del puerto de Can Picafort y de una de las torres de enfilación
Vista del puerto de Can Picafort y de una de las torres de enfilación

Encandilados por nuestro primer viaje a Can Picafort regresamos con motivo de la VII edición del CICA, campeonato internacional de cerveza artesana que parece haber anidado en la población del este de Mallorca.

Celebración del CICA 2022, Campeonato Internacional de Cervezas Artesanas en Can Picafort
Celebración del CICA 2022, Campeonato Internacional de Cervezas Artesanas en Can Picafort

Al llegar nada parece haber cambiado. Ese mismo tono de luz con amaneceres tiñendo de reflejos amarillos el mar, y de cálidos rojizos de un final de verano que baña las torres de enfilación. Es septiembre pero Can Picafort se muestra aún muy animado, con comercios, restaurantes y hoteles funcionando a buen ritmo.

Amanecer en Can Picafort
Amanecer en Can Picafort

Por la tarde, cuando el sol y el calor aflojan, es el momento del paseo. Recorriendo toda la costa se disfruta de las esculturas de Joan Bennasar, las simbólicas siluetas de las torres de enfilación, de los antiguos embarcaderos, y de los murales del Saladina Art Fest nacido en 2016.

Las torres de enfilación fueron construidas en la década de los cuarenta para realizar ejercicios militares submarinos. Separadas por un intervalo de 1,2km y una distancia entre su par perpendicular de 200 metros, funcionaron hasta 1970. El ayuntamiento de Can Picafort pudo recuperar ocho de ellas, transformadas en el símbolo de la población.

Una de las características torres de enfilación de Can Picafort
Una de las características torres de enfilación de Can Picafort

Los motivos y temática de los inmensos murales del Saladina Art Fest que decoran las fachadas de algunos edificios de Can Picafort entroncan con los modos y tiempos de la vida local. Son una propuesta de arte urbano que no busca transgredir, si no integrar las tradiciones, los recuerdos y el sentimiento de amor por lo local.

Saladina Art Festival en Can Picafort
Saladina Art Festival en Can Picafort

Cica 2022 – Concurso Internacional de cervezas artesanas

La segunda edición del CICA celebrada en Can Picafort, la séptima del campeonato cervecero, es un caso de éxito que permite ejemplificar que otra Mallorca es posible. Tanto los jueces que evaluaban las muestras de cerveza enviadas al campeonato, como la prensa que hemos sido invitada a difundir el evento, hemos quedado deslumbrados por el trato humano, por el vergel paisajístico, y por las actividades deportivas, culturales y gastronómicas que brinda el área de Can Picafort y Santa Margalida.

Jueces del CICA 2022 junto a los periodistas
Jueces del CICA 2022 junto a los periodistas

La valiente apuesta de los organizadores por salir de la zona de confort que suponía celebrar el campeonato en Madrid, y convertirlo en un nómada aterrizado en Can Picafort, supuso ya en 2021 un éxito rotundo. Un año después, con la segunda edición, la huella dejada por el CICA y la primera feria de cerveza artesana celebrada en la misma localidad, han sido tan profundas que el binomio Can Picafort y CICA se ha consolidado en una ligazón estable y fructífera. Finalmente han sido 358 inscripciones y 98 cerveceras las que han participado en la edición más internacional del Concurso Internacional de Cervezas Artesanas

Camp Mallorquí, el trabajo por realzar los productos de Mallorca

Un paisaje de tal belleza como el insular, es la base para el cultivo y transformación de productos agrícolas de kilómetro cero. La gastronomía mallorquina, cuyo reconocimiento no para de crecer, presume tras décadas de trabajo de Camp Mallorquí, de una suma de valores y calidad excelsa.

Camp Mallorquí es una cooperativa fundada en 1983, la mayor de la isla de Mallorca, y que agrupa empresas y personas volcadas en la defensa y promoción de productos agroalimentarios de gran valor y calidad.

Productos de la cooperativa Camp Mallorquí
Productos de la cooperativa Camp Mallorquí

La cooperativa engloba a productores de cítricos, frutas y hortalizas, almendras, aceite de Oliva Virgen Extra – Oli de Mallorca D.O., aceitunas, mermeladas, confituras y mieles, vinos, licores, embutidos, quesos, especias, hierbas aromáticas, pastelería variada, legumbres, y café, té o cacao.

No falta el cerdo negro mallorquín criado en la isla, y del que se obtiene el embutido famoso de la sobrasada de Mallorca. La porcelleta negra (lechón rostit a fuego lento)es otra de esos espectaculares platos que tiene delito perderse.

Cerdos de la raza mallorquina
Cerdos de la raza mallorquina

Comer bien en Can Picafort

La verdad es que no es difícil comer bien en Can Picafort. Podemos dar fe después de probar las delicias de mar y tierra en restaurantes como Maripaz , El Puerto, el Rancho Grande, el Bistro Mar Club Naútico de Can Picafort, el restaurante Marisco o el Casal de Santa Eulàlia.

Platos de gran calidad en los restaurantes de Can Picafort
Platos de gran calidad en los restaurantes de Can Picafort

Tradiciones

Otro de los esfuerzos por revalorizar lo local, y que hemos podido conocer en detalle es la historia de los honderos baleares. De la mano de la Federació Balear de Tir de Fona (tiro de honda), y en concreto a través de la amena y divertida actividad escenificada por Diego Camuñas, máximo exponente de la recuperación de la fabricación de hondas, el grupo de periodistas y jueces participó en una masterclass.

Momentos de la demostración del 'Tiro con Fona', la honda balear
Momentos de la demostración del ‘Tiro con Fona’, la honda balear

Los honderos baleares empleaban su diestra arma con tal efectividad que, primero los cartagineses, y posteriormente los romanos, los reclutaban como mercenarios en sus campañas bélicas. Desde finales del siglo V y IV a.C., así como la II Guerra Púnica, combatieron como un cuerpo de élite, formando incluso parte de las legiones de Julio César en la Guerra de las Galias.

En las últimas décadas, el empeño de artesanos en la elaboración de las hondas como Diego, ha permitido que a nivel local los baleares tengan conciencia de un legado etnológico particular. Promovido como deporte, pero también como patrimonio inmaterial, el tiro con fona es parte del camino hacia visibilizar una Mallorca diferente con muchos atractivos desconocidos.

Actividades en Can Picafort

En en marco del CICA, los periodistas hemos vivido en primera persona una serie de actividades que complementan el abanico de propuestas que realizados en 2021 en Can Picafort. Algunas como el paseo en llaut eléctrico, la típica embarcación balear electrificada, no fueron posible a causa del mar que estaba algo movido. Pero volveremos para disfrutar de la preciosa costa de la bahía. Pese a ello a continuación os detallamos algunas planes para hacer durante las vacaciones:

Rutas a caballo

Las excursiones a caballo son una de las actividades más divertidas en Can Picafort
Las excursiones a caballo son una de las actividades más divertidas en Can Picafort

Seamos campeones ecuestres o neófitos en eso de montar a caballo, el nivel no es problema para disfrutar de un paseo muy sugerente en Can Picafort. A través de pinares que crecen sobre la arena se alcanza la costa y las playas dentro del espacio natural de Son Real, donde además está la necrópolis y las antiguas canteras de extracción de bloques de piedra arenisca.

A lomos del caballo llegando a la necrópolis de Son Real
A lomos del caballo llegando a la necrópolis de Son Real

Degustación de vinos locales

De la mano de Miquel Gelabert disfrutamos de una cata de vinos de su bodega. La gama de caldos locales en Mallorca es extensa, y degustamos una amplia variedad de vinos elaborados a partir de variedades de uva internacionales como locales, entre ellas Callet, Manto Negro, Fogoneu o Gorgollassa.

Vino Sa Vall de la bodega Miquel Gelabert
Vino Sa Vall de la bodega Miquel Gelabert

Gran parte del consumo de los vinos mallorquines va destina al mercado local e insular. Y gracias al trabajo desde hace décadas de las bodegas el nivel no para de subir.

Taller de hierbas mallorquinas

Alcanzamos a caballo la necrópolis de Son Real. Aún habiéndola conocido el yacimiento no deja de fascinar. Agreste como pocos por la cercanía de un mar bravío que amenaza con engullirlo, las tumbas de la élite local, excavadas en la piedra arenisca de la costa son un lugar imprescindible para ver y visitar.

Necrópolis de Son Real
Necrópolis de Son Real a las afueras de Can Picafort en la isla de Mallorca

A unos pasos la antigua cantera de piedra protege del viento. En el hueco artificial excavado para extraer los bloques de piedra (marés) nos espera la siguiente sorpresa, un taller de preparación de licor de hierbas.

Tradicionalmente el licor se elabora con 7 hierbas diferentes de la Tramuntana (hinojo, romero, hierba Luisa, manzanilla, azahar y hojas de naranja y limonero) sobre una base de anís que puede ser dulce, amargo o mezclado.

Taller de elaboración del licor de hierbas mallorquín
Taller de elaboración del licor de hierbas mallorquín

La Ítaca mallorquina

De Joan Bennàssar se conoce sobre todo su vertiente escultórica, aunque no es la única. Numerosas figuras habitan la costa de Can Picafort, recordando el poso histórico y cultural de esa Ítaca particular de la que es valedor el autor. La mitología de sus obras se mezclan con el erotismo, el amor y las pasiones básicas y humanas.

Esculturas de Joan Bennàssar en Can Picafort
Esculturas de Joan Bennàssar en Can Picafort

Tras conocerlo el año pasado, y charlar de la inspiración que es el mar Mediterráneo que baña con la salinidad de las olas y la energía de la Tramuntana sus esculturas; hemos tenido el honor de visitar su casa taller en Pollença.

Pocos artistas de su talla son a la vez tan auténticos, cordiales, hospitalarios y conectados a la batería infinita que es la ilusión.

Charlando con joan Bennassar en su casa taller
Charlando con joan Bennassar en su casa taller

Paseamos por su jardín, frondoso espacio en que sus esculturas parecen mirarnos, hablarnos, abrazarnos. Animados por la oferta de una botella de vino nos invita a descubrir su casa, sus anhelos, sus sueños, y por supuesto su vasta capacidad creativa. Tanto fuera del taller como dentro se amontonan obras en «construcción». Esculturas de pequeño y gran formato a base de piedra y cemento forman parte de un museo al aire libre, mientras que alfombras de lienzos se superponen apoyadas en la pared como los estratos de las civilizaciones de la Antigüedad.

Taller de Joan Bennassar
Taller de Joan Bennassar

Joan Bennasar juega divirtiéndose. Su estilo de formas y gestos en sus esculturas y cuadros son inconfundibles pero familiares al mismo tiempo. Todo artista bebe del pasado, crea recreando.

El "ecosistema" siempre vivo en el que Joan Bennasar crea.
El «ecosistema» siempre vivo en el que Joan Bennasar crea.

Santa Margalida, la villa que no quiere cambiar

Cuando se hace una excursión a Santa Margalida la ventaja es saber de antemano que los ritmos de sus habitantes son imperturbables. Su centro histórico es quizá el secreto mejor guardado para los que pasan sus vacaciones en Can Picafort, y si nos acoplamos a la lenta cadencia respiración que desprende, podremos disfrutarla como merece.

Tras las cortinas de Santa Margalida nos llega el rumor del día a día
Tras las cortinas de Santa Margalida nos llega el rumor del día a día

Podemos comenzar por la Iglesia Parroquial de Santa Margalida, coronando el punto más alto de la población. Su mirador es de esos que parecen sacados de una postal, con atardeceres como los que nos regaló a nosotros. Las recortadas montañas de la Sierra de la Tramuntana parecen bailar con los tonos amarillos y ocres que se recortan.

Atardecer desde la Iglesia Parroquial de Santa Margalida
Atardecer desde la Iglesia Parroquial de Santa Margalida

La Iglesia Parroquial de Santa Margalida siglo XIII se alzó sobre la alquería de Hiachat, siendo reformada en 1660 para ampliarla, ya con la estética barroca actual.

Rosetón de la iglesia de Santa Margalida
Rosetón de la iglesia de Santa Margalida

En nuestra ruta paseando por sus calles tuvimos la suerte de entrar en la casa de la rectoría, ver el monumento en honor a Santa Catalina Tomás, escuchar las explicaciones de la casa familiar del banquero y empresario Juan March, figura controvertida y clave clave para el éxito de los sublevados. durante la Guerra Civil, y fundador de la Banca March.

Y cervezas artesanas…claro

El CICA nos ha permitido en estas dos ediciones conocer a muchas fábricas y brewers locales de Mallorca y el resto de las islas Baleares. Este año un regalo para nuestros ojos, paladares y narices fue la visita a dos proyectos muy interesantes, Sa Cerviseria y Brusca, que aunque no están propiamente en Can Picafort, son una invitación a descubrir el resto de Mallorca desde aquí.

Sa Cerviseria se encuentra en Cala Ratjada

Sa Cerviseria, fábrica de cerveza artesana en Cala Ratjada
Sa Cerviseria, fábrica de cerveza artesana en Cala Ratjada

Por otro lado Brusca es un fantástico proyecto que bajo la batuta y el músculo de Neus Llopis i Miquel Gelabert, ha recuperado un molino abandonado de Manacor para crear un espacio de fábrica y taproom maravilloso. Además de sus bien elaboradas cervezas artesanas, el cuidado en la decoración del local, y la sorpresa del aljibe subterráneo donde está la cámara de frío, nos dejaron con la boca literalmente abierta.

Fábrica y taproom de Cervezas Brusca
Fábrica y taproom de Cervezas Brusca

Agradecimientos

La posibilidad de que el CICA 2022 se haya celebrado de nuevo en Can Picafort tiene como deuda impagable a un equipo de profesionales perfectamente coordinado. Es por ello que se hace menester ponerlos en relieve.

Iván Rodríguez y Daniel Gonzalo de Momentos Cerveceros han reconfirmado que el éxito del CICA 2021 no fue casualidad. Era difícil mejorar lo presente y lo han logrado con creces.

Alexis Sánchez de La Birra Nostra ha sido de nuevo el maestro de ceremonias, logrando que los 24 jueces evaluaran con los máximos criterios de confidencialidad, las cervezas participantes.

Esos jueces participantes en las catas, llegados de América, Europa y diferentes puntos de la geografía española, incluyendo a algunos baleares, han dado muestras de rigor, profesionalidad y dedicación, «soportando» la presencia de los periodistas que aprendíamos con su conocimiento. Encontrarnos con caras conocidas, algunas de la edición 2021, y charlar con otros jueces de gran talla ha sido un verdadero placer.

Igualmente meritorio es el apoyo de las asociaciones de hostelería (hoteles y restaurantes), involucrados y máximos valedores del producto local.

Tampoco podemos dejar a mencionar a todos los que nos habéis hecho sentir como en casa, Biel, Carme, y Dominik nuestro guía.

No por último es menos importante -al contrario- la solvencia, cercanía y profesionalidad del equipo de LVG Eventos, Lorena Vaca, Majo García, y Raquel Cobo, amén de la fotógrafa Gema Cristóbal han apostado por el Giróscopo Viajero y BeersAndTrips como consultores turísticos y «embajadores» de Can Picafort.

LVG Eventos ha hecho un esfuerzo enorme por traer el concurso CICA a Can Picafort, honestos con su filosofía de mostrar la Mallorca que les enamoró, de forma muy experiencial a través de la cultura, la gastronomía, la naturaleza, el cuidado del medioambiente y el producto local.

Por cerrar la ronda de agradecimientos hay que recalcar a las instituciones públicas: el Ayuntamiento de Santa Margalida, la oficina de turismo de Can Picafort, a la Asociación Hotelera de Can Picafort, de la mano de Carmen, al Hotel Zafiro Mallorca por ser la sede de las evaluaciones y hogar de los jueces, y al THB Gran Bahía por hacernos la estancia tan agradable a los periodistas. Todos ellos han apostado de nuevo por la celebración del CICA. Hacerlo por segundo año consecutivo demuestra que los eventos de cervezas artesanas tienen un tirón mediático del que se puede sacar mucho rédito.

Así que, como decís en Mallorca, Gràcis!

Te ha gustado? Comparte este viaje !

2 comentarios de “Can Picafort y el CICA, cuando un evento dinamiza proyectos turísticos diferentes

  1. This was such an incredible and awesome experience. Thank you so much for let me become a part of this journey. And I hope to be a part of it again next year !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.