Aguas termales y más en los Pirineos Orientales franceses

Las inmensas playas de los Pirineos orientales permiten disfrutar en calma del Mediterráneo, incluso en pleno verano. Foto de Jiefpi.
Las inmensas playas de los Pirineos orientales permiten disfrutar en calma del Mediterráneo, incluso en pleno verano. 

El departamento de los Pirineos Orientales se encuentra al otro lado de los Pirineos. Antigua región fronteriza entre Francia y España, hoy gracias a la Unión Europea la frontera ya sólo existe en los mapas, por lo que su cercanía, la variedad de actividades y atractivos, la hacen perfecta para una visita corta o larga, eso lo deciden ustedes. Además, esa variedad es tal que permite la visita invernal o veraniega, porque una de sus grandes ventajas es que el departamento francés mezcla cultura; playa, buen tiempo; nieve y montaña.

Sin embargo, uno de los motivos menos conocidos para visitarlo son sus aguas termales sulfurosas. En sus piscinas al aire libre se puede contemplar nevar en invierno a 40 grados centígrados. Por ello, vamos a descubrirles ese atractivo al tiempo que les recordamos el resto.

El departamento (equivalente de provincia) ocupa los territorios de la Cerdaña y el Rosellón que pertenecieron a la corona española hasta 1659 donde, por el Tratado de paz de los Pirineos pasaban a la corona francesa. Nada más atravesar la frontera por Puigcerdá o la Junquera dejamos España y entramos en Francia, pero como en todo el Languedoc-Roussillon los aromas mediterráneos hacen que el cambio sea menos fuerte que cuando se entra en Francia por Hendaya.

Cultura, castillos y playas.

Collioure, un pueblo encantador, donde pueden disfrutar de unas bellas vistas de la playa y las colinas circundantes desde una terraza. Foto de María Calvo.
Collioure, un pueblo encantador, donde pueden disfrutar de unas bellas vistas de la playa y las colinas circundantes desde una terraza. Foto de María Calvo.

La ciudad de Perpiñán es la capital del departamento y la única ciudad propiamente dicha de la provincia francesa. Perpignan posee varios monumentos de interés y una rica actividad cultural. Antigua capital del reino de Mallorca creado por el rey de Aragón Jaime I, Perpignan se sitúa a menos de 10 minutos de las playas de Canet-en-Roussillon et Saint-Cyprian y a poco más de los bellos pueblos donde acaba la inmensa playa que va desde Marsella hasta Argèles-sur-mer. Argelès; Colliure, el pueblo donde vino a morir Machado; Banyuls-sur-mer y finalmente Port Vendres, puerto comercial donde se traban aventuras del Maqroll el Gaviero en las novelas de Álvaro Mutis, ofrecen calas y playas coquetas; callejuelas y tiendecillas; faros y fortalezas de frontera; vinos a descubrir y terrazas junto al mar que poco tienen que envidiar a las de la Costa Brava.

Cambiando de rumbo, hacia el norte, justo en el departamento vecino de l’Aude se encuentra una línea defensiva de castillos fortificados que defendían la antigua frontera de antes de 1659. Estos castillos que nada tienen que ver con las guerras de religión cataras, son a pesar de todo llamados así: Castillos Cataros. Un error histórico más, que no evita que la visita de las fortalezas de Queribus, Aguilar, Peyrepertuse, Termes y Puilaurens.

Nieve y montañas.

Estación de esquí de Les Angles. Junto a la de Font Romeu es la más importante. Foto de Chris Friel.
Estación de esquí de Les Angles. Junto a la de Font Romeu es la más importante. Foto de Chris Friel.

Junto a las playas, las cumbres de los Pirineos son los referentes turísticos del departamento de Pyrénnées Orientales. Numerosas estaciones de esquí se encuentran en el departamento, Font-Romeu y Les Angles, por ejemplo, se encuentran cerca de la carretera (RN-116) que une Puigcerdá con Perpignan.

De camino a ambas estaciones se puede visitar las fortalezas fronterizas (anteriores a la anexión de 1659) construidas por el genio de Vauban en Villefranche-de-Conflent (Fort Liberia) y Mont-Louis, que forman parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Naturaleza y deporte de montaña.

Además, toda la mitad oeste del departamento forma el Parque Natural Regional de Pyrénnées. En el centro del departamento, el Pico del Canigou es muy apreciado por los senderistas y montañeros. En los últimos años se ha desarrollado también el turismo y los deportes de aventura (Vía Ferrata, Cañoning, descenso en canoa, etc…). El monte Canigou magnifico, está rodeado por pequeñas estaciones balnearias y pueblos con mucho carácter, Vernet-les-Bains (donde nació uno de los cantantes franceses más interesantes: Cali), Saint-Martin-du-Canigou, el citado Villefranche, Prades, Eus, Molitg-les-bains

Los lagos también son interesantes ya que e verano son lugar de baño y diversión y en invierno permiten paseos y excursiones increíbles en sus alrededores. Destacan el lago de Aude y el de Matemale.

Hay que destacar las excursiones subterráneas en las numerosas cuevas como las de las Grutas de Canalettes cerca de Villefranche-de-Conflent.

Gargantas de Carança, una experiencia de naturaleza pura.
Gargantas de Carança, una experiencia de naturaleza pura. Foto de afededeu.

Por otro lado, el abrupto paisaje pirenaico permite rutas de senderismo inolvidables. Entre las más destacables las Gargantas de Carança (Gorges de Carança) que permiten paseos de 2 horas o de ¡¡varios días!!. Desfiladeros increíbles, ríos, puentes, tramos excavados en la montaña, precipicios… Se requiere una cierta forma física y cuidado como siempre que vamos a la montaña.

Por último, Andorra, el tercer país pirenaico, no se encuentra lejos, por lo que sus atractivos comerciales y turísticos también se pueden visitar sin problema.

Hornos solares en plenos Pirineos franceses

La grandísima cantidad de horas de sol ha hecho que el departamento albergue dos hornos solares experimentales que pueden visitarse para comprender mejor las posibilidades que las energías limpias. Paradójico, ya que en plena crisis económica los gobiernos y los ciudadanos parecen cegarse y volver a las energías más contaminantes como el carbón, el gas de pizarra (fracking) y el petróleo. Tenemos el sol y el viento, que nos dan libertad y la rechazamos.

Ojala los hornos solares de Odeillo y Mont-Louis sirvan al menos para concienciar y cambiar las políticas públicas.

Termalismo en los Pirineos Orientales.

Baños de St-Thomas, cerca de Fontpedrouse. Aguas sulfurosas junto a la nieve. Foto Michel Remaud.
Baños de St-Thomas, cerca de Fontpedrouse. Aguas sulfurosas junto a la nieve. Foto Michel Remaud.

Pero volvamos al motivo de nuestro artículo, las aguas termales de Francia. Los Pirineos Orientales cuentan con tres estaciones termales.

La primera es la coqueta y pequeña les Bains de Saint Thomas se encuentran a dos kilómetros del pueblo de Fontpedrouse (a 70 Km. de Perpignan y a 32 Km. de Puigcerdá). Situados en un estrecho valle de camino a las fortalezas de Vauban de Mont-Louis, cuentan con tres piscinas al aire libre, Hamman, sauna y zona de masajes. También hay un pequeño restaurante. Numerosas rutas de senderismo pueden realizarse antes de sumergirse en los sulfurosos baños, sin importarnos si llueve, si nieva…

Los baños de Llo se encuentran más cerca de la frontera de Puigcerdá (13,5 Km.) y un poco más lejos de Perpignan (89 Km.). Muy modernos incluyen grandes piscinas spa relajante, tónico, piscinas de natación, jacuzzi interiores, Hamman de montaña y aquagym. Al ser los más completos también son los más caros y los que permiten pasar todo el día.

Por último, los baños de Dorres (a 9 Km. de Puigcerdá y Km. de Perpignan) tienen una larga historia ya que fueron usados desde la prehistoria. En la época romana los baños fueron organizados de manera más eficaz y en el siglo XVII comenzó su apogeo con la moda de las aguas, de las que se recuerda la época dorada de comienzos del siglo XX. Las vistas de los Pirineos desde las piscinas son espectaculares.

Además de las fuentes termales de los Pirineos de Francia, no hay que olvidar los balnearios que de aguas minerales que hoy incluyen spas, masajes y otros tipos de curas en los mismos edificios espectaculares que vieron a reyes, nobles y millonarios de los años 20, como en Vernet-les-Bains a los pies del Canigou.

Las curas de agua, de unas horas o de varios días serán, dependiendo de nuestros gustos el objeto principal de nuestra visita a Francia, o el colofón espectacular de un recorrido por los Pirineos, esos montes que son nuestros y que por eso los compartimos.

Por Iñigo Pedrueza.

Reportaje: Relax en los Pirineos franceses. Las aguas termales de Saint Thomas

Reportaje: Las aguas termales de Saint Thomas (Pirineos) bajo la nieve

Más información sobre Francia.

Más información sobre la región francesa de Provenza y Costa Azul.

Más información sobre la isla francesa de Córcega.

 

1 comentario de “Aguas termales y más en los Pirineos Orientales franceses

  1. Hola! Me lo apunto para semana santa. Lo tengo tan cerca que al final siempre lo dejamos para el final. Gracias!!

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.