Ruta la Roca Foradada y la cueva de Bruguers hasta el Castillo de Eramprunyà

Barcelona es una ciudad soberbia con unas posibilidades culturales y turísticas variadas. Pero a veces, dependiendo de la edad o de las prioridades, lo que buscamos es una escapada a la naturaleza para desconectar y disfrutar del deporte al aire libre. En eso Barcelona, con su red de transportes metropolitanos y con alrededores repletos de pueblos, permite excursiones en el mismo día.

Ruta de las Cuevas de Brugers y la Roca Foradada
Ruta de las Cuevas de Brugers y la Roca Foradada

Cuando descansamos de los viajes más lejanos nos dedicamos a descubrir el patrimonio monumental y natural en los alrededores de Barcelona, desde las cuevas prehistóricas de Gavá, al atractivo pueblo de Begues, al Delta del Llobregat con una ruta en bicicleta, Cornellá, la interesante Sant Boi, los museos de Esplugues, y muchos sitios más que podéis ver en nuestro artículo de excursiones desde Barcelona.

Una de las últimas que hemos llevado a cabo es la de la Roca Foradada y la cueva de Bruguers, dos lugares que teníamos en mente. Si a ellos sumamos el Castillo de Eramprunyà, -al que ya habíamos echado el ojo en nuestra visita a la cercana Begues– el plan parecía perfecto.

Vistas durante la ruta del Delta del Llobregat
Vistas durante la ruta del Delta del Llobregat

Ruta

La ruta se encuentra en la zona montañosa del Garraf, un macizo en el que hay muchas opciones de itinerarios, aunque La Roca Foradada y la cueva de Bruguers se han convertido en una de las más conocidas.

Formaciones curiosas en las paredes de la montaña
Formaciones curiosas en las paredes de la montaña

La dificultad de la ruta es baja (con menos de 5 km ida y vuelta), y lo único que lo hace un poco más costoso es el hecho de encaramarnos a las rocas para entrar a las cuevas. En unas dos horas habremos hecho la ida y vuelta con un recorrido No circular, ya que regresamos por donde hemos subido.

Una pequeña rampa asfaltada sube hasta la entrada de la ermita de Bruguers. Desde allí las indicaciones del sendero marcan el camino para empezar la ruta.

Ermita de Bruguers

Antes merece la pena disfrutar de la coqueta ermita. Catalogado como bien cultural de interés local, su origen está en el siglo XI. Se menciona que con mucha probabilidad fue la capilla de Sant Martí, más tarde de Santa Magdalena del Sitjar, y, desde 1509, Capilla de la Mare de Déu de Bruguers. Arquitectónicamente se fusionan los estilos románico con los góticos, con una sola nave, cuatro capillas laterales, y ábside semicircular. si tenemos la suerte de encontrarla abierta los domingos – único día que abre al culto- podremos observar la bóveda de cañón.

Ermita de Brugers
Ermita de Brugers

Frente a la ermita nos fijamos el el exterior, decorado de forma sencilla pero vistosa con franjas lombardas propias del románico tardío. El arco triunfal también está apuntado. En la parte superior de la jamba moldurada de la puerta están las cabezas de unos ángeles.

La Roca Foradada

La primera parte de la ruta comienza ya subiendo. El terreno es de tierra, con rocas que hay que salvar. Todo el paisaje es una mezcla de verde y un ocre rojizo fruto de las moles rocosas que forman las paredes de las colinas.

Sin haber caminado más de cinco minutos aparece a nuestra izquierda la famosa Roca Foradada, cuya forma recuerda un arco. Es uno de los puntos más «codiciados» para las fotos, y si nos encontramos con gente en la ruta, comprobaremos que la Roca Foradada es carne de «instagram».

Arco natural de la Roca Foradada
Arco natural de la Roca Foradada

Continuando el camino, a la derecha, se distingue una entrada a una cueva. No es la Cueva de Bruguers, pero merece la pena verla. Su acceso requiere agarrarnos bien a las piedras para subir un tramo sin resbalarnos. Dentro de la cueva podemos observar las curiosas formas porosas fruto de la erosión (lluvia, sol y viento). Conviene tener precaución ya que dentro de la cueva hay un paso que requiere un salto. Por otro lado, sobra recordarlo, pero hay que cuidar al máximo el entorno, no hacer absurdas marcas en la roca ni dejar basura o rastro de nuestro paso.

Entrada a la primera cueva y su interior
Entrada a la primera cueva y su interior

Seguimos el camino hacia arriba y el terreno se suaviza, lo que nos permite girarnos y descubrir unas vistas excelentes con el mar de fondo.

Vistas con las cuevas de Brugers de frente
Vistas con las cuevas de Brugers de frente

En uno de los puntos de la explanada el camino se divide. Si queremos subir hasta el castillo debemos seguir por el sendero de la derecha, mientras el de la izquierda conduce a la Cueva de Bruguers. Nosotros optamos por subir primero al Castillo de Eramprunyà.

Castillo de Eramprunyà

El ascenso no es muy pronunciado y enseguida alcanzamos las murallas del castillo, circulando parejos a la valla que lo protege.

Panorámica del castillo de Eramprunyà
Panorámica del castillo de Eramprunyà

El acceso al castillo está restringido a fechas concretos, estando cerrado su acceso el resto. La visita concertada se lleva a cabo el segundo domingo de cada mes durante los meses de Octubre a Junio.

Puerta de la pequeña ermita en el interior del castillo
Puerta de la pequeña ermita en el interior del castillo

En el interior disfrutaremos de las sensacionales vistas de Parque Natural del Garraf, alcanzando el Delta del Llobregat y distinguiendo el aeropuerto o incluso Montjuic en Barcelona.

Ruinas del castillo de Eramprunyà
Ruinas del castillo de Eramprunyà

Del antiguo castillo quedan aún restos visible, como la ermita de Sant Miquel y algunas estancias de la fortaleza. Con un poco de atención podemos intuir la función que desempeñaban, e imaginarnos la dura vida en un puesto de vigilancia como éste.

Antiguo lavadero en el castillo de Eramprunyà
Antiguo lavadero en el castillo de Eramprunyà

Cuevas de Bruguers

Descendemos desde el castillo hasta el camino que se bifurcaba, y continuamos sin que haya cambios importantes de pendiente hasta la cruz que se ve a lo lejos.

Sobre una plataforma de rocas se encuentra la cruz que nos indica que estamos junto al acceso a las cuevas. En realidad la cueva está debajo de nosotros, y para llegar hay que descender unos treinta metros. Lo distinguiremos por la cuerda que se ha colocado expresamente para facilitar la bajada y sobre todo el ascenso de regreso.

Cruz sobre las cuevas de Brugers
Cruz sobre las cuevas de Brugers

Las formas de la roca se asemejan a los huecos del coral o de las esponjas, y sin embargo son la huella de la erosión con su lento desgaste a lo largo de millones de años.

Interior de la Cueva de Brugers
Interior de la Cueva de Brugers

Algunas personas dejan mensajes y ofrendas pero lo cierto es que el lugar merece más respeto que el de los insignificantes humanos que quieren dejar su rastro allá donde vayan.

De regreso escalamos por la cuerda hasta lo alto, y después de disfrutar de las maravillosas vistas emprendemos el regreso a la ermita.

¿Cómo llegar?

Para llevar a cabo la ruta hay que llegar al punto de partida junto a la ermita de Bruguers. Se encuentra en el kilómetro 4 de la carretera de Gavà a Begues

En transporte público no es fácil llegar porque requiere ir en tren hasta Gava para luego tomar un autobús (por ejemplo el Ga1 del Pou – Urb. Can Espinós), y luego hacer andando más de 2 km BV-2041, teniendo en cuenta que no hay un arcén apto para caminar.

Consejos

Al llegar al restaurante ermita de Bruguers – junto a la ermita- veréis que hay un parking para los clientes, pero también hay rampa que baja a un área donde es posible aparcar siempre que haya sitio

La excursión se puede hacer con niños porque no es especialmente larga, aunque hay algún tramo de pendiente. Si están acostumbrados a andar por el monte, les resultará fácil, incluso más que a los adultos 😉

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.