Isla Holbox, un paraíso en el Caribe de México

Hemos recorrido en otros viajes la Península de Yucatán, entusiasmados tras las huellas de la civilización maya, recorriendo los yacimientos arqueológicos de la Ruta Puuc, que incluye Uxmal, Sayil, Labná, Kabah y Xlapak; o en otras ocasiones indagando en lugares menos conocidos dentro de la sobradamente conocida Riviera Maya. Pero esta vez queríamos variar el recorrido, buscando el relax de dos islas paradisíacas, Isla Mujeres y Holbox.

Playa de Holbox
Playa de Holbox

Empezamos el viaje por la segunda, volando desde Ciudad de México hasta Cancún y desde allí moviéndonos en el transfer de un colaborador a Chiquila, pequeño puerto frente a Holbox y paso obligado para llegar a la isla.

Holbox (cuyo significado en maya es “hoyo negro o agujero negro“) es una modesta isla mexicana frente a la costa noreste de la península de Yucatán, límite entre el mar Caribe y el Golfo de México.

Sólo una pequeña parte de la Isla está habitada, concretamente la mitad oeste de Holbox, formada por varias calles en cuadrícula en torno a la vía principal Tiburón Ballena,  que como el Cardo romano recorre de norte a sur la isla, desde el puerto hasta la playa.

Su fisonomía de poblado pescador con casas cubiertas de palma ha cambiado significativamente y aunque la altura de las casas no se ha elevado mucho, abundan nuevas construcciones, con un boom que hace peligrar el carácter auténtico de las calles de arena por la que antes la gente caminaba descalza.

Por muchas fotos que se vean antes de llegar a Holbox, el tono blanco de su arena y los azules, verdes y turquesas que varían de matices cuando alguna atrevida nube pasa cubriendo el sol, solo se pueden creer cuando los ojos sonrientes se postran frente al mar Caribe.

Viaje a la Isla de Holbox

Han pasado cien años desde que Alice Dixon le Plongeon, fotógrafa y arqueóloga amateur, plasmó sus impresiones sobre Holbox a principios del siglo XX, definiéndolo como “un pintoresco pueblo indígena” dedicado a la captura de tortugas para venderlo en las Honduras Británicas (la actual Belice). Ella es de las pocas personas que dejaron testimonio de sus gentes, y es que hasta 1970, Holbox apenas estaba habitada por unos centenares de personas, y la población emigró a Cancún en busca de formación y trabajo.

La otrora isla virgen comenzó a ser visitada con fines turísticos a finales del siglo pasado, especialmente como destino de españoles e italianos, si bien ahora llegan viajeros de todo el mundo, muchos atraídos por esa imagen paradisíaca y algo alternativa.

Qué hacer y ver en Holbox

Nuestra intención con el viaje a Holbox era descubrir cuales son los motivos que han convertido a esta pequeña isla en un destino cada vez más en boca de los nómadas viajeros. Los placeres básicos como pasear relajados, tumbarse al sol a leer un libro y gozar de ritmos pausados son parte del encanto de la isla, pero en nuestro paso descubrimos lo que se puede hacer si pasamos unos días:

Playas

Nada más amanecer “corremos” hacia la playa de poniente, que avistamos en el extremo norte de la calle Tiburón Ballena. Un pequeño muelle sirve de división de la playa. Al oeste la arena continua hasta doblar el cabo que desemboca en Playa Cocos, un lugar sensacional para ver el atardecer. En realidad desde los arenales de la franja norte se observa como el sol es “engullido” por el mar, desgastando sus intensos rayos de luz hasta derretirse en colores rojos que tiñen todo el horizonte. El espectáculo es sublime, como cualquier atardecer, pero si añadimos el escenario en uno de los mares más bellos de la Tierra, los espectadores quedamos mudos hasta que el sol “agotado” precede con su marcha a su compañera de tragicomedia de la vida, la luna.

Atardecer en Holbox
Atardecer en Holbox

Nosotros optamos por pasar la mañana caminando por la extensa playa que conduce hasta Punta Mosquito al este. Varios kilómetros se arena se extienden sacudidos por el oleaje que ha sacado los restos de algunos “monstruos” marinos, escupidos sobre la playa. La bajamar ha dejado las famosas hamacas en seco, uno de los puntos más fotografiados de Holbox, donde nadie se resiste a tumbarse un rato mientras el baile de la pleamar hace subir la marea hasta convertir las hamacas en islas flotantes sobre el mar turquesa.

Hamacas de Holbox
Hamacas de Holbox

Al final de la playa neófitos y expertos “cabalgan” las olas dando saltos increíbles con dispar resultado. Según nos acercamos las velas de windsurf nos permiten ver la velocidad con la que el viento los transporta. Cuando regresamos disfrutamos del atardecer. El sol va cayendo haciéndonos disfrutar de un cielo rojizo que sirve de escenario para todos los viajeros que nos sentamos en la arena mientras el astro solar mengua su volumen hasta desaparecer.

Excursiones en barco

Al día siguiente nos acercamos al centro para ver las opciones de tours en barco que a pleno grito se ofertan. Seguimos el consejo de un isleño que nos dice que lo mejor es acercarse directamente al puerto para evitar las comisiones que se acumulan si reservamos la excursión en el hotel o en los puestos de Avenida Tiburón Ballena.

Normalmente hay dos itinerarios que siguen el mismo recorrido, uno por la franja norte de la isla hasta Punta Mosquito, con visita a los manglares, y otro al sur, con tres paradas, el ojo de agua de Yalahao, Isla Pasión e Isla Pájaros. Son botes compartidos, aunque si queremos exclusividad o un tour para pescar, hacer submarinismo o dedicar el día al avistamiento de pájaros, podemos contratar un servicio privado.

Laguna Yalahao

El motor del barco comienza a carburar y el morro toma dirección hacia el sur, camino de la península de Yucatán y la primera parada, el ojo de agua de Yalahao. El capitán viene hoy con su hijo, un joven grumete que comienza a aprender las maniobras de la embarcación.

Cenote Yalaha
Cenote Yalaha

Tras media hora el barco atraca en un pequeño muelle y un estrecho camino sobre una plataforma de madera nos conduce al Cenote Yalahao. Cientos de cangrejos se esconden en sus refugios excavados en el lodo mientras nuestros pasos hacen crujir la madera. Nos recuerda a Xcacelito, el pequeño cenote cerca del mar en la playa de Xcacel, y al igual que aquel del fondo brota un manantial de agua dulce que se vierte en el mar a través de los manglares.

Los lugareños dicen que aquí se escondían los piratas, huyendo  tras sus incursiones y saqueos, como las leyendas que rodean al cartógrafo y militar catalán Miguel Molas, tildado de comerciante de esclavos y bucanero y del que se dice que escondió sus tesoros con la ayuda de un esclavo al que le cortó la cabeza para que no nadie encontrase el botín. Lo que si es seguro es que fue una de las pocas fuentes de agua que servían de aprovisionamiento de las poblaciones mayas y a los pescadores de Holbox.

Prestos nos zambullimos en el agua fresca de Yalahao y buceando vemos emerger las burbujas de agua dulce desde las cavidades subterráneas. Los peces  se esconden entre las raíces de los manglares ajenos a los despistados movimientos de la gente que flota en este precioso ojo de agua.

Isla Pasión

Partimos hacia la siguiente parada, Isla Pasión, bordeando primero las aguas poco profundas donde los flamencos rosas mecen sus sueños apoyados sobre una sola de sus patas. La poca profundidad -por fortuna – nos impide acercarnos y así evitamos disturbar su sueño, mientras los observamos a lo lejos.

Flamencos de Isla Pasión
Flamencos de Isla Pasión

Bordeamos Isla Pasión para desembarcar en uno de los extremos de Isla Pasión y caminar a pie hasta el otro extremo donde está la torre de madera que sirve de punto panorámico para ver la isla y los bajos arenales que ofrecen un contraste de tonalidades sublime. Ensimismados no nos damos cuenta hasta demasiado tarde de que los mosquitos, tan minúsculos como rabiosos se han cebado con nosotros en apenas unos minutos.

Isla Pasión, parada en la excursión en barco
Isla Pasión, parada en la excursión en barco

Isla Pájaros

De nuevo en el barco tomamos rumbo hacia Isla Pájaros, un auténtico oasis donde una colección extensa de especies de aves tiene su morada. Al ser ya atardecer muchas aves regresan volando de su caza diaria, y la torre de avistamiento sirve de idóneo punto para fotografiar en pleno vuelo a pelícanos, cormoranes, cigüeñas, o garzas entre otras.

Aves en Isla Pájaros
Aves en Isla Pájaros

Al regresar al puerto de Holbox el sol tragado literalmente por el mar firmando un atardecer rojizo que incluso las fotografías no son capaces de plasmar.

Nadar y bucear con tiburón ballena

Siempre se relaciona Holbox con el tiburón ballena y ciertamente es una de las mejores zonas de México para avistarlos y nadar con ellos. Es importante saber que la temporada es de abril a septiembre, siendo mayo y junio los mejores meses. En pleno verano el pico turístico de visitantes provoca que las excursiones en barco parezcan una procesión para encontrar a los tiburones ballena, quizá en algunos casos siendo poco responsables -por parte de las empresas pero también de los viajeros- a la hora de disfrutar una experiencia que debería ser para darnos cuenta de la importancia de preservar el medio ambiente, no para precisamente presionarlo más. Como era diciembre no pudimos disfrutar del nado con tiburones ballenas muy a nuestro pesar.

Tiburón ballena en las aguas de Holbox
Tiburón ballena en las aguas de Holbox

Bioluminisencia

La noche invita a vivirla de diferentes formas, no solo con la algarabía de un puñado de bares que forman la “movida” holboxqueña, si no con el espectáculo -quizá sobreexplotado- de la bioluminiscencia. Numerosos tours ofrecen salidas nocturnas en barco para disfrutar de la denominada “magia”.

El efecto luminoso lejos de ser mágico se debe a la reacción química del plancton (microorganismos marinos como los dinoflagelados), provocando una liberación de la molécula luciferina, cuyo oxígeno, oxidado de forma acelerada por la enzima luciferasa genera una radiación lumínica. Para que los microorganismo -suculento manjar del tiburón ballena- provoquen el fenómeno de la bioluminiscencia resulta una ayuda el grado de estrés provocado por la amenaza de un depredador. Por ello recomienda agitar el agua para que el plancton reaccione.

En realidad no es imprescindible pagar por los tours que la ofrecen, basta buscar la noche con menos luna, o incluso la más nubosa para acercarse al mar y mientras nos bañamos en la oscuridad de Holbox, agitar el agua para que el efecto de la bioluminiscencia se haga presente.

La Playa norte que va en dirección a Punta Mosquito es uno de los puntos donde podemos disfrutar de la experiencia, intentando alejarnos de la luz artificial. Podemos disfrutar de la bioluminiscencia durante todo el año pero de marzo a noviembre cuando las aguas de Holbox están a mayor temperatura, es cuando es más visible y espectacular la Ardentia.

Conviene avisar de que las fotografías que circulan por internet están tomadas con una larga exposición, y al igual que las auroras boreales, la bioluminiscencia no se plasma como aparece en estas fotos.

Ruta de los Graffitis

A cada dos pasos los ojos se paran en los innumerables y cambiantes graffiti que decoran casas, tiendas y paredes de hoteles de todo Holbox. La isla es una galería de arte al aire libre que va cambiando con cada edición del festival de arte “urbano” – en este caso sería más adecuado denominarlo isleño-. Muchos de ellos están en la calle Tiburón Ballena, pero si nos perdemos por las calles aledañas podemos encontrar otros tantos con temática antropológica o ecológica.

Uno de los graffiti de Holbox
Uno de los graffiti de Holbox

Marcha y fiesta nocturna

La ruta de bares holboxqueña parece una procesión de locales en los que los “fieles” no se pierden una copa de cocktail o una cerveza bien fría. Algunos de los bares habituales que animan a continuar la noche y sirven de refugio de “corsarios” son Pura Vida para tomar cervezas artesanas, el Bar Arena Lounge, la cantina bar El Mezcalito, el Hornito Argentino o los Luchadores, mientras en el Hostal Che se forma una buena fiesta con los huéspedes.

La plaza principal de Holbox es punto de reunión tras la cena, y en el escenario decorado con graffitis se celebran bailes de grupos folclóricos y los conciertos del festival del Tiburón Ballena.

Gastronomía

Las especialidades gastronómicas de Holbox son a base de pescado y si pegamos un vistazo a las recomendaciones de tripadvisor podemos elegir restaurantes a nuestro gusto y precio. A nosotros nos gustó Las Panchas por su relación calidad precio y por parecer algo más tradicional que los clásicos restaurantes de la Avenida Tiburón Ballena. Por otro lado probamos también las propuestas de cocina fusión del Sushi de Holbox, que con su punto exótico ponen el contrapunto a los clásicos -y sabrosos- ceviches o pizza de langosta, uno de los clásicos isleños.

Tacos de camarón
Tacos de camarón

Para los bolsillos vacíos hay algunos puestos de comida rápida que se montan y desmontan cada día, lo que permite ahorrar en una isla con estética hippy pero precios no tan económicos. No olvidemos que Holbox es una isla y que la mayor parte de los productos tienen que traerse en ferry.

Buceo

El tirón del tiburón ballena hace que Holbox sea un polo turístico de primer orden para el buceador. Ya hemos comentado que la temporada del pez más grande del mundo es de abril/mayo a septiembre, por lo que el resto del año nos tendremos que contentar con otras especies. En ocasiones el mar bravo hace que la visibilidad sea nula, especialmente en la franja norte de la isla, y  podemos seguir los consejos de la gente local para encontrar buenos lugares para hacer snorkel o buceo con botellas, normalmente con excursiones en barco a la zona de arrecifes.

Otras actividades en Holbox

Son muchos los que se animan a recorrer parte de la costa en Kayak, siempre y cuando el mar lo permite. Holbox se ha convertido también en un destino para la práctica de Yoga, con escuelas y alojamientos de retiro centrados en terapias de relax y meditación.

Información de visita a Holbox

A continuación os dejamos una serie de consejos y recomendaciones para preparar el viaje a la Isla de Holbox ya que en la isla no hay oficina de turismo y conviene obtener la máxima información previa a nuestra llegada.

Cómo llegar a Holbox

La mayoría de los viajeros que tienen Holbox como meta llegan a través del aeropuerto de Cancún, o después de pasar unos días en algún rincón de la Riviera Maya como Playa del Carmen o Tulum. Por ello abundan los transfers privados o compartidos que salen de estas ciudades hasta Chiquila, el pueblo de donde salen los ferries.

También hay autobuses desde Playa del Carmen y el centro de Cancún, de sendas estaciones de bus, y que nos acercan en unas tres horas a Chiquila.

Desde el puerto de Chiquila parten ferries cada media hora, alternando los servicios que ofrecen las dos empresas que explotan la conexión con la isla de Holbox, por un lado Nueve Hermanos y por otra Holbox Express. Son muy similares y los billetes y aunque los billetes se puede comprar con antelación no tienen horario asignado, por lo que hay que estar algo antes de que partan y de este modo asegurarse de que tendremos puesto.

Cómo moverse en Holbox

Holbox -e isla Mujeres- se han hecho célebres por ser lugares donde es frecuente el uso de carritos de golf para desplazarnos. El hecho de que las dimensiones sean modestas y que la introducción de coches podría saturar el tráfico de las estrechas calles de la isla, ha hecho que apenas haya coches circulando, si exceptuamos el de policía y otro dedicado a tareas a de transporte de materiales de construcción. Al mismo tiempo, el crecimiento turístico ha provocado que proliferen empresas de alquiler de carritos de golf (llamadas rentadoras) que encontramos por doquier. Al mismo tiempo, los taxis de Holbox son carritos de golf, distinguibles por ser de color rojo.

Carritos de Golf en Holbox
Carritos de Golf en Holbox

Para nosotros, las bicicletas son el mejor transporte para moverse por Holbox, ya que ocupan poco, no contaminan nada y además se hace deporte mientras nos movemos por la isla. Hay bastantes empresas de alquiler, incluso de bicis eléctricas, y la única pega es si viajamos durante y justo después de la época de lluvias (noviembre y diciembre) puede darse el caso que algunas calles de Holbox queden inundadas, e impracticables para andar o recorrer pedaleando (con riesgo de quedarnos estancados en el lodo o en medio de un charco).

Dependiendo de cual sea nuestro plan durante la estancia de Holbox, conviene elegir uno u otro transporte ya que si nuestro alojamiento está en el centro no tiene sentido alquilar un carrito de golf, y es mejor moverse a pie, paseando por la playa o a lo sumo con una bicicleta para llegar a Playa Cocos. Es mucho más sostenible si no queremos contribuir a que Holbox acabe teniendo restricciones a causa de un número elevado de carritos.

Precios

Holbox no es barato, aunque depende de si antes hemos conocido “otro México” menos turístico y hemos disfrutado de precios baratos. Aún así los extranjeros pueden encontrar bastante asequibles los restaurantes y otros servicios de la isla como tours y excursiones.

Clima

La temperatura en Holbox es agradable durante todo el año, y aunque los lugares digan que en diciembre, enero y febrero hace más frío, lo cierto es que rara vez bajan de los 20 grados durante el día.  En invierno, de noviembre a febrero las temperaturas mínimas están en 17º y las máximas en 27º, y desde marzo a octubre entre 22º por la noche y 32º por el día, sin grandes oscilaciones en los meses de verano julio y agosto. El clima casi siempre está despejado, e incluso si está nublado o llueve las temperaturas son agradables y de tipo tropical. Noviembre suele ser el mes de más lluvias, con posibilidad de tormenta y algún huracán.

Previsión del tiempo en Holbox

Alojamiento – Dónde dormir en Holbox

Podemos optar por diferentes tipos de alojamiento durante las vacaciones en Holbox, desde lo más asequible que son los hostels, frecuentados sobre todo por gente joven y con ganas de fiesta -conviene tener presente que pueden ser más ruidosos-; a hoteles con encanto que mezclan el carácter isleño auténtico con ciertas comodidades; a finalmente una gama de hoteles y apartamientos en primera línea de playa, con todos los lujos y precios más elevados. Una buena recomendación es mirar la disponibilidad de Casa Frida o de Corazón Mexicano, que aunque no están junto a la playa son más tranquilos y con precios moderados.



Booking.com

Corazón Mexicano, un hotel con encanto en Holbox
Corazón Mexicano, un hotel con encanto en Holbox

Excursiones y tours organizados en Holbox

Las actividades principales son como hemos dicho descansar en la playa y habituarnos al ritmo lento y tranquilo de Holbox. La oferta de tours es muy amplia, y a veces agota por le insistencia para vender excursiones, por lo que podemos optar por reservarlos por internet previamente o ya en la isla, evitándonos el regateo, y sobre todo pudiendo contrastar las opciones y las fotos de lo que veremos.

Hay tours de un día desde Cancún o Playa del Carmen pero nuestra recomendación es dedicar al menos dos días para conocer Holbox, ya que la isla merece disfrutarse de forma relajada.

Holbox paraíso pero…

Holbox es un lugar sensacional, y para mucha gente es especial por la “energía” que transmite pero hay algunas situaciones de las que si uno no viene advertido pueden derivar en desencanto. Una de ellas es el estado de las carreteras después de las lluvias. No olvidemos que el pavimento es arcilloso, de arena y tierra y no hay sistema de drenaje, lo que provoca que las fuertes lluvias puedan dejar durante días charcos enormes difíciles de sortear, sobre todo en las calles adyacentes a la principal Tiburón Ballena.

Por otro lado la gestión de la basura genera un “dolor a los ojos”, y la culpa es atribuible tanto a turistas que dejan sus latas de cerveza y demás residuos en playas, como a parte de la población local que no tiene ninguna conciencia de que poseen un tesoro que deben cuidar. Es normal ver plásticos y basura amontonada en las calles, o en los campos, estropeando la belleza de un paisaje tropical y si a ello sumamos que a diferencia de otros lugares como Isla Mujeres, las autoridades prácticamente prescinden de una organización de limpieza, empezando por papeleras, diferenciación de residuos o personal que se dedique a limpiar la basura, se forma un conjunto de razones que hacen que Holbox no se vea tan bonita cómo lo es.

El debate sobre la sostenible siempre está presente cuando se habla de una isla como Holbox, cuyas dimensiones hacen imposible un crecimiento turístico sin que afecte gravemente al ecosistema. La moda que puso en el foco Holbox como destino paradisíaco de vacaciones trajo parejo un crecimiento de visitantes que demandaban alojamiento. Inversionistas perspicaces pusieron dinero sobre la mesa de los ejidatarios y propietarios de terrenos, para promover resorts de lujo y villas de dimensiones desorbitadas. Aún siendo parte de la reserva natural de Yum Balam, la “mancha urbana” creció extendiéndose hasta el oeste de Holbox, en Playa Cocos, causando problemas de abastecimiento de agua, electricidad o acceso a internet. Hoy en día algunos alojamientos están adheridos a una plataforma en defensa de la sostenibilidad, pero no son la mayoría, por eso cuando planeemos el viaje a la isla conviene reflexionar sobre todo esto, tratando de ser coherente con el tipo de turismo que llevamos a cabo.

Mapa de los puntos de interés en Holbox

 

Te ha gustado? Comparte este viaje !

4 comentarios de “Isla Holbox, un paraíso en el Caribe de México

  1. muchas gracias,
    voy a holbox para abril y me han dado un panorama muy amplio de lo que me espera allá. y voy mas segura de lo que quiero hacer y no hacer. voy 4 días y sí mi finalidad es descansar y gozar la naturaleza con la vida de una comunidad que creo comienza a contaminarse . gracias

  2. Hola ! quisieramos ir a Holbox en Mayo por el dia 18 pero no sabemos el impacto del Sargazo en la isla Podrian por favor indicarnos si las playas no estan muy invadidas por las Algas se lo agradesco de antemano
    Alberto BEST
    Montpellier Francia

    1. El Giróscopo Viajero

      - Edit

      Reply

      Hola Alberto! Nosotros estuvimos de viaje en diciembre, así que no os podemos confirmar cuál es el estado actual de las playas. Si que hemos leído que todo Yucatán y la Riviera Maya está afectado por un volumen más alto de lo normal de sargazo, pero es inevitable ya que no se puede ni debe retirar. Saludos!

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.