Visita al castillo de Frías, Cascada de Tobera y Ermita Santa María de la Hoz en Burgos

A veces los lugares más pequeños son los que más nos sorprenden. Por eso nos gusta descubrir las pequeñas joyas que tenemos en nuestro país, pueblos y ciudades con mucho duende que nos seducen con sus tesoros.

En ésta ocasión hemos visitado la ciudad más pequeña de España, la ciudad burgalesa de Frías. Situada en el norte de la provincia de Burgos, el municipio es uno de los estandartes de la comarca de Las Merindades de Castilla León. Es uno de los pueblos más bonitos de España, tal vez sea por su famoso castillo roqueño, por sus calles empedradas o por sus sabrosas morcillas, o quizá por el entorno natural de la zona, pero es sin duda una visita muy recomendada para realizar con niños.

El castillo, símbolo de Frías
El castillo, símbolo de Frías

La zona es ideal para visitarla durante varios días y realizar alguna de las rutas de senderismo que se pueden realizar, además de visitar las poblaciones cercanas de Oña y Poza de la Sal, pero nosotros sólo realizamos una escapada de un día a Frías desde Cantabria, así que tenemos pendientes regresar a éste entorno natural que tiene mucho que ofrecer.

Qué ver

Castillo de Frías

El icono de la ciudad más pequeña de España es el Castillo, ya desde lejos es visible, situado en lo alto de la ciudad, imponente sobre una gran roca nos da la bienvenida. El castillo defensivo se mantiene erguido sobre en peñasco de La Muela desde el siglo X, cuando comienzan a construirse éste tipo de fortalezas en la península. Ya en el siglo XIII se completará la construcción de la muralla que lo haya más impenetrable aún.

Castillo de Frías
Castillo de Frías

Desde la Torre del Homenaje podernos disfrutar de unas preciosas vistas de la ciudad de Frías, así como del entorno que la rodea y hacernos una idea de la gran importancia que obtuvo en otros tiempos.

Visita al castillo de Frías
Visita al castillo de Frías

Precios y horarios

Precio 2 €
Precio grupos de 20 personas o más 1,50 €
No sé admiten mascotas

Visitas de miércoles a domingo
Mañanas 10:30-14:00
Tardes 16:00-18:30

Iglesia de San Vicente

En el otro extremo de la ciudad de Frías se sitúa la iglesia de San Vicente, una mezcla de estilos arquitectónicos debido a las diferentes reconstrucciones que ha habido durante su historia. Su origen es románico sucesor hit en día poco queda de eso, y podemos observar rasgos de estilos góticos, barrocos y platerescos. En su interior hay varios retablos con pinturas y capillas de gran importancia histórica.

Precio 1 €

Qué comer

La provincia de Burgos es famosa por sus riquísimas morcillas, así que no dejéis de probarlas, en sus calles hay algunos comercios donde podéis comprar éste manjar castellano. En Frías no hay muchos restaurantes, y más o menos los menús ofrecen comidas similares en las que suelen incluir cordero, carrilleras, secreto ibérico u otras carnes de la zona.

Las Casas Colgantes de Frías

No sólo en Cuenca hay casas colgantes, también en la localidad de Frías podemos ver éste tipo de urbanismo. Sobre el precipicio de “La Muela”, así se llama la gran formación rocosa dónde se ubica Frías, encontramos numerosos edificios que se ubican al borde del precipicio. Ésta curiosa forma de construcciones se debe a la falta de espacio para urbanizar la ciudad, por ello se intentó aprovechar el máximo espacio elevando los edificios con más de dos plantas, que era lo habitual en la época.

Alrededores de Frías

Después de comer os recomendamos realizar la Ruta de las cascadas de La Tobera, y por supuesto ver la Ermita de Santa María de la Hoz y la Ermita del Cristo de los Remedios, un curioso conjunto religioso realizado bajo la montaña. La primera ermita data del siglo XIII y la mar pequeña que está situada frente al puente de origen romano (posteriormente medieval) podría ser el siglo XIII. En su interior hay un pequeño altar con una imagen del Santo.

Ermita de Santa María de la Hoz en Tobera a las afueras de Frías
Ermita de Santa María de la Hoz en Tobera a las afueras de Frías

La ruta de las cascadas comienza allí mismo, en el llamado Paseo del Molinar y es perfecta para realizarla con niños, les encantará recorrer el camino en busca de los saltos de agua. Durante el camino, de un kilómetro más o menos, veremos algunos paneles informativos donde nos indican las curiosidades de las cascadas. Si vais con buen tiempo agradeceréis las gotitas de agua que saltan por la fuerza del agua ya que cuando el sol aprieta en calor es bastante intenso.

Otros lugares para visitar por la zona sin las poblaciones de Oña y Poza de la Sal, cómo os hemos dicho antes, que nos han quedado pendientes en nuestra escapada de un día, ya tenemos que regresar, pero volveremos con nuestra pequeña viajera para seguir descubriendo lugares como Frías que nos han fascinado.

Mapa de Frías

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.