Visita a Benavente en la provincia de Zamora

Calienta sin piedad el sol en Benavente y vamos buscando la sombra en las calles porticadas de esta joya de la meseta de Zamora. Hace unas horas hemos atravesado el túnel del Negrón que como un teletransportador nos ha hecho viajar de un clima fresco del verano de Asturias a un calor intenso a la llegada a la provincia de León y luego a la de Zamora.

Cerca de Benavente decenas de pueblos se van desangrando con la despoblación y los el tiempo erosiona sus características casas de adobe y conglomerado de arcilla y cantos rodados. Poco a poco estas construcciones sucumben al abandono formando un paisaje melancólico.

En esos pueblos los colores de las camisetas deportivas de los niños que defienden a su Sporting, su Real Sociedad, su Valencia o su Athletic de Bilbao dan vida en verano a las mismas plazas que en invierno son un desierto donde el frío comanda. Y es que Benavente al igual que muchos lugares de Castilla fue tierra de emigración de gente que sin embargo no olvida su origen y regresan cada verano.

Cruce caminos, Benavente estaba en el paso abierto por los romanos para unir Extremadura con la costa cantábrica. Lo testimonian hallazgos arqueológicos como miliarios romanos que servían para indicar las distancias. En Miles de la Polvorosa apareció uno de época del emperador Nerón que indicaba a cuanto estaba Augusta Emerita (Mérida), lo que sugiere que por aquí pasaba la Ruta de la Plata.

Fernando II fue el gran impulsor de la repoblación de estos territorios ocupados siglos atrás por los musulmanes. Y fue aquí en Benavente donde se produjo el Convenio que unió las coronas de León y Castilla en una sola, bajo la figura de Fernando III.

Posteriormente fue entregada como Condado a Juan Alfonso Pimentel cuya dinastía nobiliaria controlará politicamente Benavente (religiosa y patrimonialmente la iglesia gestionará otro tanto) desde finales del siglo XIV hasta las desamortizaciones del siglo XIX que permitirán a su vez la promoción de obras públicas y de comunicación.

Que ver en Benavente

Su centro histórico se recorre fácilmente en un día pero si disponemos de un par de días o fin de semana podremos acomodarnos a su ritmo tranquilo y conocer su propuesta gastronómica con más calma.

Santa María del Azogue

La iglesia de Santa María del Azogue recibe su nombre del término árabe Azogue que se celebraba en los aledaños durante la Edad Media. Crisol de numerosos estilos que la han ido decorando, Santa María del Azogue es una de las iglesias más bellas de Zamora y el monumento más destacado de la ciudad. Las principales calles convergen en la iglesia que funciona como una rotonda organizando el “paseo” de las gentes de Benavente.

Plaza Mayor

El ayuntamiento preside la plaza y en uno de sus laterales la Iglesia de San Juan, uno de los templos más significativos de la ciudad. Las estatuas de los profetas en el pórtico más cercano a la plaza aún permiten distinguir los tonos policromados originales.

Hospital de la Piedad

Benavente cubría una de las etapas del Camino de Santiago en su recorrido de sur a norte tras los pasos de la Ruta de la Plata que ya en León se enlazaba con el camino francés en Astorga. El Hospital de la Piedad hoy residencia de ancianos funcionó como albergue de peregrinos. Detrás de su fachada renacentista accedemos al patio donde los ricos elementos góticos labrados en piedra nos roban un tiempo de la ruta por la ciudad.

Torre de Caracol

Al final de la alameda de los Paseos de la Mota, donde en agosto se celebra la Feria del Libro está la Torre de Caracol, el último vestigio del castillo de la Mota. Los relatos de los viajeros cuentan que fue uno de los más suntuosos de España, pero las tropas de Napoleón lo incendiaron durante la Guerra de Independencia.

La Torre de Caracol que albergaba la armería antaño es del siglo XVI y su estilo gótico renacentista es de una bella factura. Convertido hoy en día en un Parador, el techado interior de madera de su salón, precioso remate de estilo morisco, perteneció al ya desaparecido convento de San Román del Valle.

Modernismo y edificios destacados en Benavente

Benavente se viste con edificios ilustres que demuestran el poderío económico de comerciantes en los primeros años del siglo XX. Las casas Lesmes, Casa Morán, Casa Allén, El Edificio de la Encomienda, Casa del Cervato, o la singular casa neomudejar Donci (Casa de los Ramos) componen un agradable conjunto de edificios que nos hacen levantar la vista mientras subimos y bajamos por las cuestas del centro de Benavente. Otro de los insignes monumentos es el Teatro reina Sofía, que una vez rstaurado ha permitido revalorizar su histórica tribuna teatral.

Información visita Benavente

La Oficina de turismo se encuentra en los bajos de la Plaza del Ayuntamiento. Allí podemos obtener un mapa de los monumentos de la ciudad para descubrir la historia de esta preciosa villa de la provincia de Zamora.

Mapa de Benavente
Mapa de Benavente
Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.