Carcabuey. Naturaleza, senderismo y aceite en el corazón de las Sierras Subbéticas

Carcabuey, encantador pueblo blanco abrazado por las Sierras Subbéticas

Carcabuey contempla la belleza de las Sierras Subbéticas desde su privilegiado enclave en pleno centro del Parque Natural, a los pies de un promontorio rocoso sobre el que se eleva su fortaleza. Desde la carretera serpenteante que nos lleva a Carcabuey, podemos divisar la bella postal de este pueblo de la Subbética Cordobea con su castillo rodeados entorno natural incomparable, que se repite desde cualquiera de sus miradores. En seguida nos damos cuenta de la riqueza de Carcabuey y de todo lo que ofrece al visitante: un paisaje de sierras de roca calcárea y cumbres impresionantes, de zonas de bosque mediterráneo y senderos con panorámicas que quitan el aliento. Un auténtico paraíso para senderistas de todo calibre: los que buscan caminar durante horas subiendo hasta las cimas más altas del Parque Natural de las Sierras Subbéticas, y los que prefieren rutas más cortas para disfrutar de la naturaleza. Carcabuey ofrece un mapa surcado de numerosas rutas de senderismo para realizar durante todo el año, antes de que los calores del verano aprieten demasiado. Y aún así…

Por si fuera poco, el paisaje de Carcabuey se caracteriza por la omnipresencia de olivares que tiñen de diferentes tonalidades del verde las colinas de toda la comarca de la Subbética, de cuyos frutos, las aceitunas, salen algunos de los aceites más exquisitos de Andalucía. Y esa es otra de las riquezas de Carcabuey y de la Subbética Cordobesa: el aceite de oliva Vírgen Extra, el AOVE con Denominación de Origen Priego de Córdoba. Un aceite que se diferencia porque prefiere la calidad a la cantidad, tanto en el producto como en el proceso de elaboración. Pero que se diferencia sobre todo por sus  magníficos “olivares de sierra”, situados en colinas escarpadas, gran parte de ellos centenarios que dan lo mejor de sí mismos. Se caracterizan por sus troncos robustos y su resistencia a las condiciones más adversas. Y lo mejor de todo, es que el AOVE de la Subbética comienza a apostar por lo ecológico y a la conservación de sus ancianos olivares, lo que dará a la zona los mejores aceites del mundo. 

En Carcabuey se hallan algunas de las mejores almazaras de la zona cuyo aceite sirve para elaborar deliciosos productos locales, algunos de ellos célebres incluso internacionalmente, como patatas fritas tipo “chips” y quesos de cabra elaborados artesanalmente en Carcabuey, preparados ambas con aceite de oliva de Carcabuey.

Pero el aceite de oliva Vírgen Extra no es el único producto estrella de Carcabuey. También lo es el membrillo, una fruta que crece ahora, en plena primavera, en las huertas carcabulenses. Y es que el membrillo de Carcabuey hace también la riqueza de sus habitantes, pues gran parte de la cosecha anual de nada menos que unas 4000 toneladas, sale para mercados nacionales e internacionales. Pero para degustarlo, mejor venir cuando el membrillo está maduro, en octubre, y probarlo en dulce, zumo o en deliciosos postres. Un momento para rendirle culto en el Membrillo Festival, toda una fiesta gastronómica y cultural. Otra excusa más para venir a Carcabuey, y, de paso, hacer una ruta por toda la Subbética Cordobesa, cuando las temperaturas se suavizan y el paisaje está esplendoroso.

Los olivares y los membrillos forman parte del paisaje de Carcabuey

Y es que en Carcabuey se lo ponen fácil a aquellos viajeros que quieran hacer turismo rural y de naturaleza, ya que la localidad ofrece una amplísima oferta de alojamientos rurales desperdigados por todo su territorio. Nada menos que 365 plazas repartidas en alojamientos rurales en las que pasar sus vacaciones y disfrutar de la ventaja de estar en pleno centro del Parque Natural de la Sierras Subbeticas. Lo que facilita el descubrimiento de la riqueza natural de éste a través de rutas a pie o en bici, así como de los numerosos pueblos blancos que conforman la Subbética Cordobesa, como Priego de Córdoba, Rute, Cabra o Zuheros, entre otros. 

Nosotros comenzamos por descubrir los encantos del pueblo de Carcabuey, recorriendo sus callejuelas llenas de fuentes, deteniéndonos en su Museo Histórico, subiendo las escaleras empinadas que nos llevan a la bonita Iglesia de la Asunción, al antiguo aljibe, y por fin, a la cima donde se encuentra uno de sus tesoros monumentales: el Castillo de Carcabuey. Nos espera más tarde, a última hora, tras disfrutar de las especialidades culinarias locales en alguno de sus numerosos restaurantes, cuando el calor no aprieta tanto, una incursión al Parque Natural, a través de una bonita ruta de senderismo. 

Un sinfin de rutas de senderismo para descubrir el Geoparque de las Sierras Subbéticas

En Carcabuey hay numerosas rutas de senderismo en pleno Geoparque de las Sierras Subbéticas

Ubicado en pleno corazón del Geoparque de las Sierras Subbéticas, Carcabuey es el punto perfecto para partir en cualquier dirección al descubrimiento de los sitios naturales y de algunas de las cimas más altas, que superan los 1000 metros de altitud. Su bellísimo relieve serrano se aprecia nada más llegar al municipio. Enclavado entre los macizos montañosos de Sierra de Cabra y el Lobatejo al norte, y Sierra Gallinera al sur, Carcabuey posee muchas otras elevaciones que satisfacen al senderista en busca de paisajes de montaña. La escalonada Sierra de los Pollos o Jaula, o Puerto Escaño, son los nombres de otras sierrezuelas que jalonan su geografía, dibujada a su vez por cientos de senderos. Muchos de ellos rutas señalizadas que pueden hacerse a pie o en bici que nos llevan a los parajes más bellos del Geoparque. La Luca, Puente Califal, Fuente Dura, Cañada Hornillos, Mirador de Algar, Castillo de Algar, …son los nombres de las rutas que nos permiten adentrarnos sin prisa en el medio natural de Carcabuey. 

Esta red de caminos lo convierte en auténtico paraíso para senderistas, ciclistas y amantes de la naturaleza, para disfrutar en solitario, acompañado de amigos o en familia, pero siempre arropados por el silencio sólo quebrado por los cantos de los pájaros o el sonido del agua.

El agua brota de las entrañas de Carcabuey

Porque Carcabuey también es agua, de sus entrañas afloran numerosos manantiales y fuentes. Un agua que se embarcó en un largo viaje, desde el cielo en forma de lluvia hasta la roca caliza de estas tierras, penetrando hasta emerger en zonas impermeables del suelo que impiden que se siga infiltrando. Brota entre las roscas en forma de manantiales, tantos que se han creado las Rutas de las Fuentes y los Manatiales con ida y vuelta al casco urbano de Carcabuey. La verde, más sencilla, ideal para familias, la roja, de distancia media y la azul, más larga y dura. Fuente el Chorrillo, Fuente Cuquillo (con sus laberintos de acequias), Fuente de las Palomas (con su molino), Fuente del Castillejo (conocido abrevadero), son algunas de las fuentes que refrescarán a los paseantes que vienen a descubrir la naturaleza de Carcabuey.

En el centro de Carcabuey ya hay numerosas fuentes. Peña flamenca e Iglesia de la Asunción

Qué ver en Carcabuey 

Un paseo ascendente por el casco antiguo hasta el Castillo de Carcabuey

Antes de la ruta, se impone un paseo por el pueblo de Carcabuey, explorando todos los rincones encantadores que nos reserva la visita. Será un paseo ascendente por calles inclinadas y escaleras hasta su punto culminante: el castillo, magnífica fortaleza de cinco torres. Partimos de la Fuente del Pilar o Fuente de los Caños, del siglo XVIII – que nos habla ya de la relación íntima de Carcabuey con el agua – hacia el ayuntamiento coronado con una torre con reloj. Y de allí pasamos por la Iglesia de Santa Ana (1583) para llegar primero al Mercado de Abastos y a la Peña Flamenca “El Aljibe”, que ya nos alegra la mirada con sus murales de color antes de hacerlo con su música.  Del sol de mediodía nos cobija el interesantísimo Museo Histórico, parada obligada para conocer la historia de Carcabuey.

De la plaza del ayuntamiento de Carcabuey a la Iglesia de Santa Ana y al Museo Histórico

De allí, pasamos de nuevo por la plaza del ayuntamiento que nos llama por su buen ambiente a la hora de las tapas, para comenzar la ruta ascensional entre fuentes, al Castillo de Carcabuey, subiendo por las escaleras hasta la Iglesia de la Asunción, de los siglos XVI-XVIII. De camino, una parada en un magnífico aljibe al que bajamos para comprobar que contiene aguas en su interior. Las panorámicas son ya impresionantes desde aquí, y más desde el mirador desde el cual contemplamos Carcabuey en todo su esplendor, un pueblo blanco, que se ve bellísimo entre las cumbres de las sierras circundantes. 

Por la calle del Castillo de Carcabuey, atravesando fuentes, paramos en la Iglesia de la Asunción

Unos enormes torreones nos da la bienvenida al Castillo de Carcabuey, una fortaleza construída entre los siglos XIII y XIV que conserva sus cinco torres, entre las que destaca la “torre redonda”, Bien de Interés Cultural. Caminamos por la inmensa explanada hata la ermita del siglo XVIII, y después hacia las ruinas de lo que debió ser la Torre Homenaje. Las panorámicas desde el Catillo de Carcabuey son espléndidas, tanto del pueblo, que luce blanquísimo allá abajo, como de las sierras que lo abrazan. 

Subida hacia el Castillo de Carcabuey y visita de la ermita
El Castillo de Carcabuey nos ofrece panorámicas magníficas del pueblo y de las Sierras Subbéticas. Foto del Aljibe.

Pero todavía vamos a contemplar el pueblo desde otra atalaya, aunque más tarde. Es hora de degustar algunas especialidades gastronómicas locales en una de las terrazas del centro, entre las que se encuentra el tradicional salmorejo, el mojete de espárragos, el potaje amonao y el zumo artesanal de membrillo. Tras el descanso y la visita a la bonita Iglesia de San Marcos, situada en una placita florida, hacemos una última incursión en Carcabuey. Subimos por un sendero hacia el Monte Calvario, un recorrido entre encinas centenarias y otras especies de bosque mediterráneo a un paso del pueblo, que sirve de paseo cotidiano para sus habitantes. Una bonita perspectiva de Carcabuey y de su castillo enmarcados como si de un cuadro se tratara entre olivares – de los que salen los exquisitos y premiados aceites con D.O. Priego de Córdoba – y sierras que ya estamos preparados para explorar.

Ruta al Castillo de Algar (SL-A 263). Panorámicas de Sierra Gallinera y Sierra Horconera

Panorámicas impresionantes desde el Catillo del Algar

Entre todas estas rutas era difícil escoger una, pero finalmente nos decidimos por la Ruta al Castillo de Algar, que parte del poblado del mismo nombre, una aldea de Carcabuey atravesada por el Arroyo de las Tijeras, situada a 8 km en dirección suroeste. El recorrido por carretera nos adentra en el magnífico paisaje del Parque Natural de las Sierras Subbéticas. Una vez allí, entre membrillos que comienzan a crecer el los árboles, dudamos entre la ruta del Mirador del Algar, la ruta del Arroyo Tijeras o la del castillo. Optamos por esta última por ser más corta y llevarnos a una cima con vistas panorámicas. 

En plena primavera, vamos subiendo por un sendero de bosque en galería, amparándonos con su sombra, lleno de flores de retama y amapolas que llenan de colorido el paseo. Un sendero privilegiado con vistas constantes al majestuoso paisaje de sierras de caliza modelado por el agua y el tiempo. La Sierra Gallinera, con sus laderas escarpadas y sus abruptos tajos, nos contempla desde lo alto, y nosotros a ella. Detrás, agazapada, asoma imponente la Sierra Horconera.

Tras pasar el Cortijo de Cabezás, entre quejigos y encinas, subimos atravesando olivares a las ruinas del Castillo de Algar, que nos recibe desde el pasado: construido por los árabes en el siglo IX (época nazarita), todavía quedan restos de la primitiva construcción, aunque fue reconstruido en varias ocasiones por los cristianos. Se conserva una torre rectangular semi derrumbada de dos plantas y un muro del que falta una parte, además de las ruinas de una torre similar a la primera. Cuando traspasamos su muralla y contemplamos el espléndido paisaje circundante desde su torre de 8,5 metros. Las sierras se nos antojan todavía más bellas desde las alturas.

Desde lo alto de la Torre de Algar contemplamos los olivares de Carcabuey y el paisaje de las Sierras Subbéticas

Nos despedimos de Carcabuey en plena naturaleza y con estas vistas, ya que Carcabuey es sobre todo naturaleza, la del Geoparque de las Sierras Subbéticas, que reserva al amante de la geología y de la montaña, de los senderos y de los árboles centenarios, auténticos tesoros.

Informaciones prácticas

Más información en la página oficial de la Oficina de Turismo de Carcabuey. Pinche en el anuncio a continuación:

 

Dirección.

La Oficina de Turismo de Carcabuey se encuentra en:
C/ Plaza de España, 1 14810 Carcabuey, Cordoba
Teléfonos: (+34) 661864016, 957553018
Email: turismo@carcabuey.es

Carcabuey, punto de partida para conocer la Subbética Cordobesa

Carcabuey es un buen campamento base para descubrir toda la Subbética Cordobesa por su posición geográfica central, pueblos como Priego de Córdoba, Almedinilla, Cabra, Luque y Doña Mencía, Cabra, Lucena, Rute, e Iznájar. Localidades que poseen un interesante patrimonio monumental, natural y gastronómico. Pero también para explorar la riqueza natural del Geoparque de las Sierras Subbeticas. 

A su vez, la Subbética Cordobesa, es un buen punto de partida para conocer Andalucía, pues está en pleno centro geográfico de la región. Córdoba, Granada, Jaen y Málaga están a tan sólo 1 hora de distancia.

Carcabuey, en el corazón del Parque Natural de las Sierras Subbéticas

¿Cuándo viajar a Carcabuey?

Carcabuey se puede visitar en cualquier época del año. Aunque debido a su clima mediterráneo continental, con algunas precipitaciones en invierno y temperaturas medias de 9ºC y de más de 20ºC en verano, lo mejor es venir en primavera o en otoño. Abril, mayo y junio es el despertar de la naturaleza, cuando todavía el calor no es demasiado, y el Parque Natural de las Sierras Subbéticas se muestra en todo su esplendor. Los días son largos y lse puede hacer senderismo más a gusto. También se está bien en septiembre en cuanto a temperaturas se refiere, y en octubre, aunque hace ya algo de frío, se celebra el Festival del Membrillo. El verano también es momento de fiestas y ferias, y del Verano Cultural con numerosas actividades.

Hacer turismo rural en Carcabuey. Cientos de alojamientos rurales

Carcabuey se muestra al viajero como un destino ideal para hacer turismo rural, ya que ofrece una extensa oferta de alojamientos, cortijos y casas rurales de calidad rehabilitadas, situadas en parajes idílicos dentro de Parque Natural de las Sierras Subbéticas. Todo un privilegio para aquellos que buscan tranquilidad en plena naturaleza, así como rutas senderistas para explorarlo. También hay espacio para los que optan por viajar en autocaravana por la Subbética Cordobesa: un camping entre olivares y árboles frutales.

Alojamientos rurales en Carcabuey. Una amplia oferta

Dónde dormir en Carcabuey. Dónde comer 

En la página de la Oficina de Turismo de Carcabuey tienen una relación de todos los alojamientos rurales, hostales y apartamentos donde pueden dormir cuando vienen a la Subbética, así como los restaurantes donde degustar las especialidades culinarias locales.

Cómo llegar a Carcabuey

Es fácil llegar a Carcabuey, ya que cuenta con excelentes conexiones. Esta a una hora de capitales como Granada, Jaen, Córdoba y Málaga. Por el pueblo pasa la carretera A-339, comunicada con la autovía A-45 y la carretera nacional N-432.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.