La vuelta al mundo con Magallanes y Elcano. Museo Naval de Madrid

La expedición que dio la vuelta al mundo

Hace 500 años que partía de Sevilla una expedición de 5 naos con 250 hombres liderados por Fernando de Magallanes que tenía como objetivo buscar una ruta a las Islas de las Especias por el oeste. Tanto la Corona de Castilla como la Corona de Portugal, que se habían repartido el mundo por el Tratado de Tordesillas, ansiaban controlar las Islas Molucas donde se producían las especias que en la época valían oro. Cristóbal Colón ya había intentado llegar por el oeste y Vasco de Gama doblando el Cabo de Buena Esperanza por el sur. Fueron Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano quienes trazaron una ruta alternativa por el oeste, encontrando el paso que divide el océano Atlántico y el océano Índico – descubriendo el Estrecho de Magallanes -. Tres años después del inicio de la expedición, regresaban tan solo 18 hombres capitaneados por Juan Sebastián Elcano, figura fundamental tras la muerte de Magallanes. Habían conseguido la hazaña de dar la vuelta al mundo.

Aunque no fue fácil, ya que de las cinco naves que partieron solo regresó la nao Victoria, en el camino perecieron la mayoría de los marineros y Magallanes. Pero desde ese momento dejó de existir el pensamiento de que había solo tres continentes y se demostraba que el mundo era redondo. Esta hazaña cambió de forma revolucionaria la visión del mundo a nivel geográfico, económico y científico.

Instrumentos sencillos para una navegación de altura

La historia de la primera globalización del mundo, la hemos conocido en la exposición que tiene lugar en el Museo Naval de Madrid: “Fuimos los primeros. Magallanes, El Cano y la vuelta al mundo” que reúne una cantidad de material importante – muchas de las piezas son del siglo XVI – que ha sido prestado por diferentes instituciones tanto nacionales como internacionales. Se divide en cinco partes: El mundo de Magallanes y Elcano, El origen del viaje, La preparación del viaje, El viaje y Consecuencias: un nuevo mundo.

Antes de entrar visionamos un video panorámico que se proyecta en una cúpula geodésica de once metros de diámetro, con imágenes espectaculares que nos ilustran la historia de esta expedición que dio la primera vuelta al mundo, con Juan Sebastián Elcano hablando en primera persona. Nos invita a acompañarlos, por lo que nos embarcamos en una de las naos que parten de Sevilla y seguiremos con ellos esa misma ruta de 43 mil leguas durante tres años que da la vuelta al mundo por primera vez.

En la primera parte de la exposición se muestra cómo era el mundo de Magallanes y Elcano. No era el mismo que enfrentó Colón en el siglo XV cuando descubrió a América, momento en el que había mitos que hablaban de mares llenos de monstruos y animales fantásticos. En tiempos de Magallanes y Elcano existía ya una imagen de un nuevo mundo: hacia Oriente, los viajeros y mercaderes hablaban de riqueza y abundancia, mientras que hacia el Sur, los navegantes portugueses conocían bien la costa africana, y hacia el Poniente los conquistadores hablaban de una tierra de grandes riquezas naturales.

Parece un giróscopo

Algunos mapas de la exposición son auténticas joyas y nos muestran cómo evolucionó la representación de ese mundo. Como l el mapamundi de Kunstmann IV, con el que Magallanes convenció a Carlos I de que las Molucas estaban en aguas de la Corona de Castilla; la carta de las Molucas de Nuño García de Toreno, de 1522, o el “planisferio Salviati”, de 1525, un interesante mapamundi que nos muestra el mundo tan y como lo conocemos actualmente. Se exponen también instrumentos náuticos: astrolabios, escandallos, cuadrantes, bastante rudimentarios, pero que les ayudaron en su viaje a atravesar tres océanos. Desde el primer momento somos conscientes de la proeza, teniendo en cuenta que el mundo no se conocía en sus dimensiones reales.

En la exposición del Museo Naval de Madrid se muestra la evolución enorme que hubo en el arte de la navegación (astronomía, cartografía, instrumentos náuticos, construcción naval). Se exponen las carabelas en las que navegarían (Trinidad, San Antonio, Concepción, Victoria y Santiago), así como todos los pertrechos de que les proveyó la Casa de la Contratación. 

En la sala en la que se explica el origen y los preparativos del viaje se hace una presentación del monarca español Carlos I que apoyó la expedición a las Islas Molucas, y de Fernando de Magallanes, que tuvo un papel fundamental como organizador y cartógrafo de la expedición. El marino portugués era un gran conocedor de las rutas lusas de África y Asia y tenía una larga experiencia de navegación. También se explica la importancia del Tratado de Tordesillas (firmado en 1494) por el que se repartían la corona castellana y portuguesa as 370 leguas al oeste de Cabo Verde. De la importancia de haber hallado el Mar del Sur por parte de Núñez de Balboa, que suponía un nuevo rumbo al otro lado de Panamá.

El viaje

Las siguientes salas explican con proyecciones de enormes mapas el viaje de la expedición desde que partieron el 10 de agosto de 1519 en Sevilla. Primero por un océano conocido, el Atlántico, y después por uno por descubrir, el Pacífico. En pocos meses ya habían cruzado el Atlántico, pero tenían que buscar un paso al Mar del Sur, y lo encontraron, el Estrecho de Magallanes, más de un año después de iniciada la expedición, y tras enfrentarse a muchas dificultades, hambre y enfermedades. Tras llegar a la Filipinas actual en primavera de 1521, Magallanes logró alianzas y tratados comerciales para la Corona de Castilla, pero acabó costándole la vida. 

Sin embargo, la expedición llegó a su destino, las Molucas en noviembre de 1521, aunque ya solo quedaba la nao Victoria y Juan Sebastián Elcano convertido en capitán, que llevó a buen términoel viaje después de pasar el Cabo de Buena Esperanza, evitando enfrentarse a los portugueses, y por fin al Cabo de San Vicente. La nao Victoria llegaba a Sevilla después de haber dado la vuelta al mundo y haber demostrado que la tierra era redonda.

Un nuevo mundo, una nueva cartografía

La vuelta al mundo, toda una gesta

Parece mentira que a principios del siglo XVI lograran hacer tamaña gesta, dar la vuelta al mundo con los medios limitados que tenían, demostrando que eran grandes marinos y cosmógrafos. Aunque el objetivo era marcar una ruta para llegar a las islas de la Especiería, consiguieron demostrar que América no formaba parte de las Indias. Las consecuencias en la historia de la navegación, en la ciencia y en la geopolítica mundial fueron revolucionarias.

Fechas de la exposición temporal

La exposición temporal “Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo” se puede visitar hasta finales de mayo de 2020.

Comisarios: Enrique Martínez Ruiz, Susana García Ramírez y José María Moreno Martín.

Como llegar al Museo Naval de Madrid

Para llegar al Museo Naval de la Armada de Madrid en metro, tiene que tomar la línea 2 y pararse en Banco de España. Si prefiere el autobus, tiene varias posibilidades: 1, 2, 14, 27, 37, 51, 146, 150, 2020, 522 y E1. También puede llegar en tren de cercanías y parar en la Estación de Atocha o en Recoletos.

El Museo Naval de Madrid está en obras, por lo que la entrada a las exposiciones temporales se encuentra en la calle Montalbán, 2. 

El Museo Naval de Madrid

Horarios de apertura del Museo Naval de Madrid

De martes a domingo, de 10:00 a 19:00. Cerrado los lunes.

Entrada: gratuita. Se puede hacer alguna aportación voluntaria para mantener el museo.

Agradecimientos

Agradecemos al Museo naval de la Armada de Madrid la visita a la exposición: “Fuimos los primeros. Magallanes, Elcano y la vuelta al mundo”, en especial a Lola y Margarita, de Comunicación y Prensa del Museo por su amabilidad.

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.