Isla Mujeres, un rincón de ensueño frente a las playas de Cancún

Cuando la expedición de Francisco Hernández de Córdoba arribó por allá del 1517 a las maravillosas costas de Isla Mujeres, debieron hacerse en el paraíso. Contemplar ese mar de tonalidades turquesas, de aguas cálidas y cristalinas, casi intacto, virgen. Lo único que les hizo saber que no eran los primeros en pisar esa blanca arena, fueron las pequeñas estatuillas de la diosa maya Ixchel (deidad de la Luna, el Amor, la Fertilidad, el Agua y la Abundancia), a quien estaba consagrada la isla. Se dice que es, precisamente éste hallazgo, el responsable de que le bautizaran con dicho nombre.

Emocionados vamos rumbo a Isla Mujeres en el Ferry de Ultramar ©Aitor Pedrueza
Emocionados vamos rumbo a Isla Mujeres en el Ferry de Ultramar ©Aitor Pedrueza

Hoy en día, los nuevos exploradores, como nosotros, ya no somos tan osados, las facilidades para llegar a la isla se han ampliado y desde Puerto Juárez (en el Estado de Quintana Roo) bastan sólo 15 minutos para estar en el edén. Es fácil ubicar los ferries que van hasta allí. Nosotros hemos viajado más que confortables en la compañía UltraMar, embarcaciones de grandes dimensiones que permiten viajar al descubierto, contemplando el panorama mientras nos arrulla el sonido del mar que salpica en resistencia a la fuerza de los motores y sentimos la brisa marina acariciando nuestras mejillas… O bien, también puedes elegir la “planta baja” del barco, un tanto menos romántico el paseo, pero perfectamente resguardada por grandes cristales para que nada te despeine o te moje.

El viaje es agradable y nos permite divisar a lo lejos la extensión de tierra que nos aguarda, así como mirar hacia atrás y ver cómo nos alejamos de Cancún, mientras nos adentramos en aguas de colores que parecen imposibles. El Sol refulge en las olas y parece que estamos navegando en un cielo de estrellas.

El trayecto finaliza en la Punta Norte de la isla. La zona más turística preparada para recibir a los visitantes. Una retahíla de unas cuantas calles concentra gran parte de alojamientos, restaurantes, bares y prestadoras de servicios de amenidades dentro y fuera de la ínsula. Así como muchas de las playas más bonitas y pacíficas para bañarse.

Isla Mujeres es inequívocamente un sitio ideal para desconectar y relajarse, para dar pequeños paseos al atardecer y detenerse a contemplar como el ocaso tiñe de colores ocres el cielo en el último bostezo del Sol.

 

Son todo un espectáculo los atardeceres en Isla Mujeres ©Marcela Pérez Z.
Son todo un espectáculo los atardeceres en Isla Mujeres ©Marcela Pérez Z.

Advertimos que es mejor aparcar las prisas instaladas inmanentes por el ritmo ajetreado en el que algunos vivimos. Aquí todo es “slow motion”. Sus habitantes parecen estar exentos de estrés. Lo que nos causa una extraña ambivalencia, por un lado envidia total de su paz y tranquilidad, por el otro a ratos cuesta echar a un lado nuestra propia ansiedad y acoplarse a éstos andares, pero una vez conseguido, el cuerpo lo agradece. Si hubiésemos pasado más de los tres días que estuvimos allí, quizás no nos vamos nunca. 

El primer día lo aprovechamos para explorar ésta cara  norte de la isla, pero al siguiente aprovechamos para recorrer su línea costera hasta la Punta Sur. Para hacerlo existen muchas posibilidades, hay quienes prefieren optar por hacerlo en carrito de golf -que es uno de los transportes más ofertados-, pero también existe la opción de hacerlo en bicicleta ya que la extensión de la isla apenas alcanza los 7 kilómetros de largo por uno de ancho, una elección que nos parecía fantástica, pero nos hemos decantado al final por una scooter que hemos obtenido en la Rentadora Zorro, ubicada en Calle Matamoros esquina con la Av. Rueda Medina, arteria principal que cruza la isla de Norte a Sur; donde, Ángel y Perla los dueños, son muy amables y tienen fantásticas motos para recorrer la isla seguros y sin contratiempos.

 

Hacienda Mundaca y la curiosa historia de Fermín el vasco que llegó a Ila Mujeres para enamorarse de una trigueña ©Marcela Pérez Z.
Hacienda Mundaca y la curiosa historia de Fermín el vasco que llegó a Ila Mujeres para enamorarse de una trigueña ©Marcela Pérez Z.

Nuestro transporte alígero nos llevó en breve a la mitad de la isla donde se encuentra la Hacienda Mundaca, antigua propiedad del español de origen vasco, Fermín Mundaca, quien a mediados del siglo XIX instauró su residencia en la ínsula. Siendo un conocido pirata y traficante de esclavos, quien, perseguido por la justicia y huyendo de las acusaciones de sus turbios negocios,  encontró refugio en Isla Mujeres donde fincó una enorme hacienda conocida como: “Vista Alegre”. Pero detrás de ésta edificación hay una historia de amor no correspondido, fue pues, que motivado por un empedernido enamoramiento por una nativa isleña conocida como “La Trigueña”, se dedicó a alzar piedra por piedra éste hogar con la esperanza de que un día ella le correspondiera y cayera en sus brazos. Incluso le construyó especialmente un jardín donde pudiera pasear su belleza, pero jamás vio su sueño realizado y pasado el tiempo cayó enfermo y murió en Mérida, Yucatán; aunque se puede encontrar una tumba con su nombre en el cementerio de la isla ubicado en la Punta Norte con una peculiar epitafio que dice: “Como te ves, me vi, como me ves, te verás”. Su historia se ha convertido en parte de las atracciones turísticas de la isla, por lo que visitar la Hacienda Mundaca debe estar en su itinerario, siendo además paso obligado desde la Punta Norte hasta la Punta Sur. 

Continuamos la marcha hacia Parque Garrafón, una de las zonas más visitadas por el turismo ya que aquí se encuentra un fantástico parque de aventuras donde se puede disfrutar de múltiples actividades como esnórquel, kayak, nado con delfines, y hasta una tirolesa que cruza por encima de las aguas cristalinas de ésta parte de la isla.  Su nombre lo debe a un impresionante arrecife coralino que forma parte del segundo más grande el mundo que abarca desde Cabo Catoche -al norte de Quintana Roo- y bordea las costas de Belice, Guatemala y Honduras.

 

La belleza del Mar Caribe nos hipnotiza ©Marcela Pérez Z.
La belleza del Mar Caribe nos hipnotiza ©Marcela Pérez Z.

Conviene también hacer una parada en el mirador que se halla unos metros avante de la entrada al parque  para contemplar en perspectiva la belleza del Caribe mexicano que deslumbra con sus tonalidades, que hacen imposible resistirse al impulso magnético que ejercen sobre el cuerpo, es como si un cántico de sirenas se apoderara de nosotros aturdiendo y embelesando los sentidos al tiempo. 

A duras penas logramos sacudir las voces y las ganas de zambullirnos en el clamor de ese mar color cielo y proseguimos el camino directo y sin escalas hasta la Punta Sur donde nos aguarda uno de los espacios más bonitos en Isla Mujeres, un Parque Escultórico a orillas del mar. Una iniciativa de un puñado de artistas que en 2001 crearon ésta galería al aire libre con el murmullo del mar como música de ambiente y que nos permite disfrutar de unas vistas peculiares e inigualables de los acantilados de éste punto geográfico salpicado de arte. Además de la visita a los vestigios arqueológicos del templo en adoración de la diosa maya Ixchel.

 

En la Punta Sur de Isla mujeres existe está galería de arte al aire libre y como música de ambiente el murmullo del mar ©Marcela Pérez Z.
En la Punta Sur de Isla mujeres existe está galería de arte al aire libre y como música de ambiente el murmullo del mar ©Marcela Pérez Z.

La entrada al parque tiene un costo de 30 pesos mexicanos y se puede recorrer tranquilamente para apreciar las esculturas de cada artista, pero también bajar por unas escalinatas preparadas para sortear la altura y verticalidad de los acantilados y descender hasta un paseo que discurre al pie de los mismos, disfrutando de unas vistas espectaculares del mar. 

En el costado derecho, a las afueras del parque, encontraremos un mirador de la cara sureste de la isla y unas cuantas esculturas como la de la diosa Ixchel y un simpático amigo que habita la isla y se pasea a sus anchas por ella: la fotogénica iguana. Aitor se ha enamorado de una, como pueden apreciar en la foto de debajo.

Como siempre haciendo nuevos y peculiares amigos ©Marcela Pérez Z.
Como siempre haciendo nuevos y peculiares amigos ©Marcela Pérez Z.

Si usted es amante del buceo, muy cerca de la Punta Sur se localiza el Arrecife Manchones, un precioso banco de coral en el que se puede practicar éste deporte. Además en ésta área se encuentra el Museo Subacuático de Arte (MUSA), en el que descansan en el fondo del mar un total de más de 400 esculturas. Una iniciativa que desde 2009 ha intentado compensar el impacto ambiental a causa del paso humano, así como de fenómenos naturales tales como el huracán Wilma. La misión es reconstruir por medio de arrecifes artificiales el hábitat de centenares de especies de vida marina que se extiende en una superficie de 420 metros cuadrados entre Cancún e Isla Mujeres, dividiéndose en dos galerías: Manchones y Punta Nizuc. En Manchones es posible realizar buceo por la profundidad a la que se encuentran las piezas, aproximadamente a unos 8 metros de la superficie, sin embargo en Punta Nizuc, sólo puede llevarse a cabo esnóquel debido a la escasa profundidad de las esculturas, que oscila en un máximo de 4 metros. Se plantea un nuevo espacio museístico marino en Punta Sam, donde las piezas también se hallarán a una inmersión de 3 metros y medio. 

Para aquellos que prefieran apreciarlo sin mojar siquiera la punta de los dedos, es posible realizar una excursión en barco con fondo de cristal. Un tour ideal para todo público que ofrece un paseo de la rica flora y fauna marina de éste rincón del mundo. Los tours pueden contratarse desde Cancún o en Isla Mujeres. 

Nosotros tendremos que dejar -muy a nuestro pesar- ésta actividad para otra visita, ahora es momento de desandar nuestros pasos hasta Punta Norte, haciendo algunas paradas en el camino de vuelta. Como por ejemplo, en uno de los lugares más típicos y recomendados para disfrutar de un buen pescado Tikin Xic, que no es otro que justo la Casa del Tikin Xic en Playa Lancheros. Ésta es una preparación de origen maya-yucateco muy característico en península de Yucatán, que consiste en una pieza de pescado marinada en achiote (son semillas que se obtienen del árbol del mismo nombre y de las que su uso se tiene constancia desde tiempos prehispánicos). Siendo utilizado también en tiempos remotos como pigmento natural para teñir textiles o como colorante para decorar el cuerpo.

 

En La Casa del Tikin Xic disftutando de un magnífico pescado y unas vistas inigualables ©Marcela Pérez Z.
En La Casa del Tikin Xic disftutando de un magnífico pescado y unas vistas inigualables ©Marcela Pérez Z.

 Una vez que el pescado se ha impregnado del sabor, suele cocinarse sobre hojas de plátano ya sea al vapor o a las brasas y con una rodajas de naranja por encima que le aportan un rico y sutil sabor cítrico.

Allí sentados a la orilla del mar disfrutando de ese buen pescado y un ceviche de camarón, entendemos cada palabra de esa frase que dice que: “En el mar la vida es más sabrosa”… Nos relajamos después de una buena comilona y nos tendemos en la arena saboreando ese momento, dejando que sol dore nuestra piel, que pronto habrá habremos de volver al invierno europeo… Hacemos algunas fotos para dejar constancia física más allá de la memoria y sólo la curiosidad nos abstrae del embelesamiento donde se ha arremolinado un puñado de gente, cavilamos la posibilidad de acercarnos hasta allí para descubrir lo que observan, pero el momento es tan relajante que no encontramos fuerzas para movernos ni un ápice, llámenlo pereza, yo lo llamo paz absoluta, que en breve habremos interrumpir para continuar en el sendero hasta Punta Norte.

Recordemos que a pesar de que el buen clima nos engañe, aquí también es invierno y por estacionalidad obscurece pronto, entre las 18 y 18:30 horas, así que queremos llegar allí antes de que la noche nos alcance y quizás haya suerte y podamos contemplar otro de esos atardeceres mágicos de ésta latitud.

Beers and Trips con Isla Brewing Company disfrutando de sus ricas cervezas artesanales ©Marcela Pérez Z.
Beers and Trips con Isla Brewing Company disfrutando de sus ricas cervezas artesanales ©Marcela Pérez Z.

Contando también que aún nos queda una última parada en el camino y es que nos han hablado de una cervecera artesanal en Isla Mujeres. Así que raudos nos colamos en los entresijos del ombligo de la isla y damos con “Isla Brewing Company”, propiedad de una pareja de estadounidenses que se han enamorado de éste paraíso a partir de unas vacaciones idílicas que les hicieron plantearse el establecer su residencia aquí desde hace ya varios años. En su producción contamos 6 cervezas artesanales, con nombres muy curiosos y etiquetas muy bien logradas, introducen ingredientes locales que les dan un toque muy mexicano, como por ejemplo la flor de Jamaica…. Es de reconocer el grado de dificultad que representa hacer cerveza en un clima tan cálido y que además se mantiene a lo largo del año. Pero Jeff y su equipo lo han logrado satisfactoriamente.

Volvemos por el camino este de la isla, orientación donde en algún punto se encuentra La Cueva de los Tiburones dormidos, un precioso rincón de a isla que destaca por sus formaciones de coral y donde se practica buceo. Y es que a pesar de lo que pequeña que es la Isla, ya nos damos cuenta de que tres días son insuficientes en éste paraíso mínimo.

Despidiendo nuestra motito de Rentadora El Zorro... ¡Gracias Ángel y Perla! ©Marcela Pérez Z.
Despidiendo nuestra motito de Rentadora El Zorro… ¡Gracias Ángel y Perla! ©Marcela Pérez Z.

 De vuelta en Punta Norte, nos despedimos de nuestra flamante moto, haciendo algunas fotos con ella para el recuerdo. Toca descansar y hacer una cena tranquila, nos apetece algo rico y típico y a unos escasos metros de nuestro alojamiento encontramos el “Javi’s Cantina”, el dueño es un isleño quien ha viajado por el mundo y tras varios años fuera de casa, volvió para afincarse de nuevo en éste su hogar: Isla Mujeres, donde además conoció a su esposa Marla, originaria de Alabama y juntos han creado un espacio que fusiona su historia de amor. Con platillos originales, de buena presentación y buen sabor conquistan nuestros paladares y Javi se abre en franca charla para contarnos más de errante vida hasta hace unos años, cuando era músico y dedicaba sus días a esa otra pasión que le motiva casi de la misma manera que lo hace la cocina. Es una pena que partimos pronto o volveríamos a visitarle para escuchar más de sus historias con las que bien podríamos hacer un libro.. Ya será en una próxima ocasión con pluma en mano…

Delicias gastronómicas del Javi´s Cantina ©Marcela Pérez Z.
Delicias gastronómicas del Javi´s Cantina ©Marcela Pérez Z.

Es hora de ir a descansar, nuestro último día en Isla Mujeres nos aguarda y ya estamos nostálgicos por la inminente partida. El cielo amanece despejado y eso nos acongoja aún más, con el día tan estupendo que hace y tenemos que marcharnos ya. Aprovechamos para ir a desayunar al North Garden como verdaderos campeones y mitigar así el vacío en el estómago que nos provoca la despedida. Echamos un último vistazo a la playa para cerrar detrás nuestro la puerta de éste mágico sitio, un hasta pronto a a la diosa Ixchel y vamos allá, a coger el Ferri de UltraMar mientras hacemos un recuento mental en el camino a Cancún de nuestros mejores recuerdos y a la par contemplamos ese mar hipnótico del que apenas hemos podido escapar… Otros, como Jeff o Marla, han caído irremediablemente en el hechizo y es que es muy difícil resistirse a ésta belleza. Así que ya lo saben, si visitan Isla Mujeres puede que lo hagan para quedarse porque el corazón lo mande… En ese mar que tanto inspira, allí donde el sol encuentra refugio para dormir plácidamente y así regalarnos los mejores atardeceres.

En Isla Mujeres el sol encuentra un precioso refugio para dormir plácidamente ©Marcela Pérez Z.
En Isla Mujeres el sol encuentra un precioso refugio para dormir plácidamente ©Marcela Pérez Z.

Alojamiento y hoteles en Isla Mujeres



Booking.com

Excursiones y tours

Mapa de lugares de interés y restaurantes en Isla Mujeres

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.