Canillas de Albaida, senderismo, naturaleza y pueblos blancos en la Axarquía malagueña

Canillas de Albaida, la bella de la Axarquía, situada a los pies del Parque Natural de Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

Canillas de Albaida, pueblo blanco de la Axarquía malagueña, es una joya situada a los pies del Parque Natural de Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, en la frontera con Granada y a un paso de la Costa del Sol Oriental. Esta situación privilegiada, hace de ella un destino ideal para aquellos viajeros que buscan tranquilidad, naturaleza, la belleza de los pueblos blancos de la Axarquía y el Mediterráneo, tanto del lado granadino como del malagueño. También para aquellos que quieren combinar senderismo con historia, cultura y gastonomía. Pues Canillas de Albaida ofrece numerosas rutas de senderismo para descubrir el bello paisaje de la Axarquía, de colinas de olivares, almendros, vides y frutos tropicales, y el espectacular Parque Natural de Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. Además de rutas entre conocidos pueblos de la Axarquía como Cómpeta o Canillas de Aceituno – con su célebre Puente del Saltillo -, que unen la etapa 7 de la Gran Senda de Málaga (GR 249, de 656 km).

Canillas de Albaida es pues un buen campamento base para los amantes del senderismo. Pero tiene el plus de encontrarse en la Ruta del Sol y Vino – de la Costa del Sol Oriental a la paz del interior rural de la Axarquía -, una ruta de playa, pero también de vino, pues las colinas de Canillas de Albaida conservan todavía las vides de la Uva Moscatel, que dan ese vino y esas pasas únicas. Y no sólo eso, tambiés es un buen punto de partida para descubrir la Ruta del Mudéjar que recorre cinco pueblos en los que la huella de su pasado árabe son evidentes: atesoran magníficas muestras de arquitectura andalusí.

Acompáñennos pues estos días por Canillas de Albaida, una de las bellas de la Axarquía malagueña, un incomparable lugar para descubrir las maravillas de esta comarca y la extraordinaria belleza natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

La Axarquía, la gran desconocida de Málaga

La Axarquía. Del mar a la montaña. Acantilados de Maro, Ruta de la Pasa, Cómpeta, Sedella y Árchez

Los viajeros que buscan una Andalucía Insólita, deberían saber que la provincia de Málaga está ocupada en gran parte por un paisaje de sierras y montes, un destino con una belleza natural espectacular y desconocida. Tan desconocida como la bella Axarquía, una comarca sorprendente que nos lleva del mar a la montaña a una Málaga diferente. Su bonito nombre, sonoro, exótico, viene del árabe Sarqíyya y del castillano antiguo xarquía/jarquía, que significa “oriental”. La Axarquía es pues la comarca más oriental de la provincia de Málaga. Una comarca de la que conoce sobre todo Nerja en la costa y Frigiliana, uno de los pueblos blancos del interior. Pero tan bello como muchos de los 31 municipios que pueblan la comarca. Comenzando por su capital, Vélez-Málaga, y siguiendo por Cómpeta, Almáchar, Sayalonga, Canillas de Aceituno, Comares, El Borge,…Una comarca rica en historia, cultura, gastronomía y naturaleza. Surcar sus carreteras de montaña zigzagueantes, subiendo y bajando colinas de vides de Uva Moscatel, almendros y olivares – y últimamente frutos tropicales – es toda una experiencia para los amantes de la naturaleza. Así como subir al pico más alto, La Maroma, con sus 2069 metros, pasar por el Embalse de La Viñuela, o adentrarse en los parques naturales de la Axarquía – el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, al paraje natural de los acantilados de Maro-Cerro Gordo o al Parque Natural de los Montes de Málaga -. Cualquier viajero apasionado caerá rendido a la belleza paisajística de la Axarquía, un destino ideal para los que buscan tranquilidad, naturaleza y autenticidad.

Canillas de Albaida, la bella de la Axarquía

Canillas de Albaida, la Maroma y los aguacates

Nuestro viaje a Canillas de Albaida nos lleva a la Axarquía del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, con vistas a La Maroma. Después de recorrer la autovía A7 desde Málaga, subimos desde Torrox por la sinuosa carretera A-7207, dejando atrás el bullicio de la Costa del Sol, internándonos en tan sólo unos kilómetros en otra Málaga. En la tranquilidad del interior rural, de una sucesión de colinas, cuestas y precipicios, de un paisaje verde olivo, verde viña y verde almendro. Atravesamos los primeros pueblos blancos: Sayalonga y Cómpeta, enmarcados en la grandiosidad de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. A estas alturas ya estamos enamorados de la Axarquía – aunque ya habíamos caído bajo su influjo cuando descubrimos la zona de La Viñuela, Almáchar, El Borge y Comares -. Aunque Cómpeta es quizás uno de los más conocidos, junto a Canillas de Aceituno, y es indudable su encanto, tras atravesarlo y dejarlo atrás, doblamos unas curvas y ahí aparece Canillas de Albaida, más bonita todavía. Encaramada en una de las laderas del parque natural, nos cautiva por su espectacular belleza. Nos ciega con su blancura, hasta su nombre habla de ello (“Albaida”, blanco en árabe): podríamos pensar que por sus casasa blancas, pero recibió este apelativo por la abundancia de flores de este color que crecían en su entorno.

Canillas de Albaida

Entusiasmados, descubriremos Canillas de Albaida estos días, el encanto del entramado de callejuelas empinadas, de sus agradables plazas y sus capillas blancas. Saldremos a explorar sus numerosos senderos, a contemplarla desde sus miradores. Y nos atreveremos a subir a los más altos picos. Desde allí también partiremos en busca de los pueblos de la Ruta Mudéjar. Y también saborearemos las delicias gastronómicas axárquicas y los vinos de Uva Moscatel. Todo un plan de turismo slow en la fascinante Axarquía.

Senderismo en Canillas de Albaida

Rutas de senderismo numerosas en Canillas de Albaida

Canillas de Albaida es una excelente base para descubrir la Axarquía haciendo rutas de senderismo. Aquí llegan senderistas y montañistas europeos para subir a las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, caminando durante horas entre un paisaje de pinares, de crestas y barrancos de tonos blancos y grises procedentes del mármol de la zona, para alcanzar cimas con vistas espectaculares de la costa mediterránea y las sierras. 

Pero Canillas ofrece también un senderismo familiar de rutas más sencillas por el bonito paisaje de la Axarquía, para disfrutarlo y pararse en los vecinos pueblos blancos de Árchez y Cómpeta. 

Rutas de senderismo para familias

A lo largo de estos días por Canillas de Albaida hicimos la Ruta de los Molinos, la Ruta Canillas de Albaida – Cómpeta, dos de las varias rutas de senderismo que se pueden hacer en familia, entre amigos o en solitario. Rutas fáciles, cortas, de gran valor paisajístico. Aunque simplemente caminar por detrás de las villas de vacaciones del pueblo, por una estrecha senda donde está la acequia que ahora riega los aguacateros, es ya un bonito paseo con vistas indescriptibles a la belleza blanca de Canillas de Albaida.

Ruta de los Molinos por el Río Turvilla. Entre Canillas de Albaida y Árchez (SL-A-277)

Ruta de los Molinos por el Río Turvilla

Estos primeros días de verano todavía no son muy calurosos en Canillas de Albaida, además la Ruta de los Molinos discurre por el Río Tuvilla y entre las plantaciones de aguacates, por lo que es una ruta bastante fresca. Se trata de una ruta circular, de dificultad baja, de unos 3,5 kilómetros, que puede hacerse en 1 hora. Todo un homenaje a los antiguos molinos de harina y a la primera fábrica de la luz de la Axarquía. Parte del recorrido coincide con la Etapa 7 de la Gran Senda de Málaga. Iniciamos la ruta junto al cementerio de Canillas, descendiendo por la zigzagueante calzada romana hasta el puente sobre el río Turvilla. A continuación, el sendero discurre por encima de una acequia sobre la que se habilitó una pasarela metálica, caminamos entre aguacateros y huertos, mirando hacia lo alto desde donde nos miran las casas blancas de Canillas de Albaida. Divisamos ya la localidad de Árchez y llegamos a uno de los molinos antes de atravesar un par de puentecillos. Se trata del Molino Eulalio, utilizado en la Postguerra para repartir la comida de las cartillas de racionamiento.

Es momento de hacer un alto en el camino en el pueblo más pequeño de la Axarquía, caminando por el entramado de callejuelas estrechas de Árchez con sus casas apelmazadas, que nos recuerda a un urbanismo de raíces moriscas de lo que pudo ser una alquería. Seguimos hasta descubrir su joya nazarí del siglo XIV: el alminar de 15 metros, finamente ornamentada con rombos de líneas curvas entrelazadas y una franja de cerámica en sus lados. Sirve de campanario a la iglesia de la Encarnación. Pasamos por el Molino Fidela antes de parar en uno de los bares de pueblo a descansar.

Retomamos la ruta hacia Canillas de Albaida hasta el Molino Matías, situado un poco más arriba del punto de inicio del sendero de retorno. Fue la primera fábrica de luz, creada en 1915 iluminando los municipios hasta 1920. Junto a él el manantial de agua de Árchez. Regresamos poco a poco hacia Canillas, contentos por haber disfrutado de esta bonita ruta.

Ruta Canillas de Albaida – Cómpeta

Ruta Canillas de Albaida-Cómpeta. Ruta acequia de Canillas

Desde la Ermita de Santa Ana parte una bonita ruta de 5,6 km ida y vuelta hasta Cómpeta, por la Calle San Antonio. Un sendero fácil con magníficas vistas panorámicas del paisaje que rodea a ambos pueblos. Se puede hacer en una hora.

Ruta Santa Ana – Fábrica de la Luz

Esta ruta tambiés es fácil: 3 kilómetros que se pueden hacer en 45 minutos por un camino asfaltado desde la bonita Ermita de Santa Ana – que se encuentra en lo alto del pueblo – hasta la Fábrica de la Luz. El paisaje es abrupto, con colinas de olivos, naranjos y aguacateros, pasando por La Alberquilla, donde está la Fuente de los Alamillos y El Chorrillo. Para nosotros, el final de la ruta, en la Fábrica de la Luz, una zona dedicada a la acampada, fue el inicio de la ruta hasta el Pico Lucero.

Rutas por el Parque Natural de Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama

Ruta de senderismo a Cerro Lucero

Ruta Puerto Blanquillo – Cerro Lucero

En nuestro viaje a la Axarquía hacemos también una ruta más dura, una de las muchas rutas del Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama. Vamos a fusionar dos rutas: la Ruta Fábrica de la Luz – Puerto Blanquillo y la Ruta Puerto Blanquillo – Cerro Lucero. 22, 67 km ida y vuelta que hicimos en 8 horas, una ruta larga, algo dura sobre todo las dos últimas horas.

1ª parte: Ruta Fábrica de la Luz – Puerto Blanquillo

Esta primera parte tiene una duración de 16,9 kilómetros y atraviesa un reieve de media y alta montaña, abrupto, con barrancos profundos y arroyos, un bosque dominado por coníferas, aunque posee zonas de frondosas especies autóctonas. Partimos de la Fábrica de la Luz de Canillas de Albaida por la orilla izquierda del río, subiendo por el pinar de la ladera de La Montosa, en dirección este. Aunque la ruta no está claramente balizada hasta llegar a Puerto Blanquillo – sólo con algunas flechas de madera, algún punto pintado o montones de piedras -. El día estaba nuboso, ideal para caminar frescos, lo mejor es ir algo abrigados, ya que en la cima del Lucero la temperatura será más baja.

El silencio y la sensación de soledad nos acompaña a lo largo de toda la ruta. Subimos  por las laderas de Cerro Verde hasta la altura de Cueva del Melero, seguimos hata el paraje de Rubitín, donde hay pinos pinsapos, abetos endémicos de las Sierras de Grazalema y de las Nieves. Llegamos a Puerto Blanquillo que ya tiene vistas al mar, aunque son aún mejores desde el Puerto de Cómpeta – entre ambos puertos hay un kilómetro -. Al pie del Cerro de los Corrales está la gran cantera de mármol, Puerto Blanquillo. Caminamos entre pinares, pasamos al lado de un alcornoque centenario, la espectacular cantera de mármol al pie del cerro de los Corrales. Para aquellos que quieran hacer la ruta circular hasta la Fábrica de la Luz, tienen que seguir hacia Venta Pradillos (pedir un mapa para esta ruta en la Oficina de Turismo de Canillas de Albaida). Nosotros seguimos hasta Cerro Lucero.

A un paso de la cima de Cerro Lucero

2ª parte: Ruta Puerto Blanquillo – Cerro Lucero

Esta ruta de 5 km de longitud, dura unas 3 horas aproximadamente, parte de Puerto Blanquillo por la zona de “Los Cácines” hasta la cantera de mármol (de la que hablamos antes) donde bajamos por un carril que se bifurcará y seguiremos a la derecha hasta un cartel informativo. Pasamos una gran vaguada donde un camino divida las provincias de Málaga y la de Granada, y subimos por un camino empinado sin vegatación hasta la Cumbre de Cerro Lucero (1739 m.), donde hay un puesto de vigilancia de la guardia civil que controlaba el paso de personas y mercancías. Las vistas panorámicas son espectaculares: el Mediterráneo, Sierra Nevada, el embalse de los Bermejales, pueblos blancos, Puerto Blanquillo.

Desandamos nuestros pasos algo apurados porque nos quedan horas por delante, casi al final de la vuelta nos llama la atención un alcornoque centenario y una zona de castaños, ya cerca de la Fábrica de la Luz.

Ruta al Puente del Saltillo

Ruta al Puente del Saltillo, Canillas de Aceituno

Partimos de Canillas de Aceituno para hacer la Ruta del Puente del Saltillo, un pequeño tramo de la Gran Senda de Málaga. Podría hacerse el tramo de Cómpeta a Canillas de Aceituno, pasando por Canillas de Albaida. Aunque decidimos recorrer los 3 km que unen el pueblo al puente del Saltillo, atravesando la belleza kárstica del macizo de Sierra Tejeda. La ruta está señalizada y de ahí parte también la ruta a La Maroma. Por encima del pueblo cruzamos huertos y olivares con vistas a Canillas de Aceituno, siguiendo la acequia tapada a ratos con una rejilla de metal hasta llegar a una alberca que invita al baño. Es una ruta no demasiado difícil pero con peligro, ya que discurre a lo largo de un barranco. La belleza del paisaje es increíble. Se sigue por pasarelas metálicas que recuerdan al Caminito del Rey hasta un mirador desde donde se ve el Puente del Saltillo. Todavía hay que bajar escalones hasta llegar al puente para atravesarlo. Un puente colgante de 54 metros de longitud, situado a 78 metros de altura sobre el río Almanchares, célebre por ser uno de los más largos.

Qué ver en Canillas de Albaida. Casco Urbano

Canillas de Albaida en azul

A lo largo de estos días en Canillas de Albaida hacemos nuestras sus callejuelas estrechas, empinadas, sus callejones sinuosos, sus muros pintados de blanco, sus rincones encantadores llenos de flores, sus plazoletas animadas. Un auténtico laberinto lleno de belleza. Nuestra primera parada: la plaza del ayuntamiento, en torno a la cual se configuró el entramado urbano del pueblo, de reminiscencias árabes. La plaza tiene casas llenas de balcones de flores y nuestro alojamiento: el hotel de la Plaza que nos ofrece vistas privilegiadas del pueblo desde sus terrazas y balcones. Allí se encuentra la iglesia de Nuestra Señora de la Expectación, obra del siglo XVI, reformada en el siglo XVIII, con su tejado curbo y su cubierta interior con armadura de madera, además de un coro estilo rococó.

Callejuelas y ermitas de Canillas de Albaida

Hay otras dos ermitas, una en la parte más alta del pueblo, La Ermita de Santa Ana, que a atención su blancura exterior. Es un templo sencillo de estilo mudéjar con una única nave, que mira al Parque Natural. La Ermita de San Antón un templo de pequeñas dimensiones con una osla nave rectangular y un bonito retablo de madera policromada de estilo rococó; está situada en la parte baja, construida entre los siglos XVI y XVII.

Al lado del cementerio se encuentra el Paraje de las Cuestas, un camino de herradura donde se encuentran dos antiguas calzadas romanas serpenteantes unidas por el Puente Viejo que pasa sobre el río Turvilla, inicio de la Ruta de los Molinos. 

El Vino y las pasas de uva Moscatel

Las viñas de uva Moscatel de Canillas de Albaida. Vino Moscatel en Cómpeta

Visitamos las viñas que todavía quedan en las lomas de Canillas de Albaida que fueron uno de los productos agrícolas que dieron riqueza al municipio, junto con la almendra, el cereal y el olivar. El clima benigno de veranos cálidos e inviernos secos, la sierra que protege de los vientos del norte, los suelos pobres y la orografía ofrecen el entorno ideal para el cultivo de la Uva Moscatel de Alejandría, una de las variedades más antiguas que se conocen. La orografía de la Axarquía, con pendientes impresionantes, en los que el trabajo agrícola es totalmente artesanal, nos habla de una viticultura heroica en al comarca. Hoy, el cultivo del aguacate resulta más rentable y, desafortunadamente, el cultivo de las vides de Uva Moscatel está perdiéndose. Quedan algunos agricultores que siguen cuidando sus viñas y trabajando duro para hacer su propio vino Moscatel y las célebres e inigualables pasas de la Axarquía. Aunque gran parte de ellos están abandonando las viñas y con ellas un patrimonio agrícola y cultural que será difícil recuperar. Una pena que no se apueste por la uva pasa de la Axarquía y por el vino Moscatel, dándole el valor económico que merece para que valga la pena continuar con su cultivo.

Sólo en algunos lugares de la Axarquía se continúa con esta tradición de la uva pasa, como Almáchar o El Borge, gracias a que fue declarada Patrimonio Agrícola. En Canillas de Albaida quedan todavía los Paseros característicos dela comarca de la Axarquía, esas magníficas construcciones de tierra orientados al sol donde se seca la uva, que tienen una importante inclinación para aprovechar al máximo las horas de sol. Forman parte del paisaje junto con las viñas. Un paseo por estas colinas nos da idea de cómo fue este paisaje en un pasado no muy lejano, cubierto de viñas de viticultura heroica, con vistas privilegiadas a la localidad de Canillas. 

Quedan todavía algunos vinateros que apuestan por el vino Moscatel. Es el caso de Bodegas Almijara, que trabajan con variedares originales de la zona en la vecina Cómpeta: la uva Moscatel de Alejandría para los vinos blancos secos y afrutados, naturalmente dulces y dulces, y la Rome para los rosados. Utilizan un tratamiento tradicional para la elaboración de vinos dulces: el Asoleo, poniendo las uvas en los Paseros en septiembre y octubre. Trabajan la vid de forma artesana, lo que exige un gran esfuerzo. El resultado son magníficos vinos que degustamos en Bodegas Almijara.

Ruta Mozárabe de la Axarquía

Árchez, Sedella, Canillas de Aceituno y Salares. En la Ruta Mozárabe de la Axarquía

Canillas de Albaida es un punto de partida ideal para hacer la Ruta Mudéjar de la Axarquía, un viaje a su pasado árabe. Seis pueblos que guardan todavía muestras de la arquitectura andalusí: alminares, adarves, algorfas y arcadas. Seguimos el itinerario de esto pueblos con un laberinto de calles sinuosas y estrechas: Árchez y Salares con su alminar mudéjar; Sedella, con restos de su castillo árabe; Canillas de Aceituno, con su aljibe y los restos de la antigua fortaleza árabe. Las reminiscencias árabes también perviven en la gastronomía de estos pueblos: potaje de hinojos, tortillas de bacalao con miel de caña o roscos tontos.

Recorrimos la Ruta Mozárabe con tranquilidad, surcando las carreteras panorámicas MA-126 y la MA-4108 con las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama enmarcando el paisaje. Se imponen paradas en los magníficos miradores y en cada uno de los pueblos para descubrirlos a pie, sin prisa.

Dónde dormir en Canillas de Albaida

Alojamientos en Canillas de Albaida. Villas rurales, albergues, hoteles, casas rurales

La oferta de alojamientos en Canillas de Albaida es interesante: hoteles rurales, villas vacacionales de calidad situadas en emplazamientos únicos para disfrutar de las vistas al entorno magnífico del parque natural. El Hotel El Cerrillo, que era un antiguo molino; el HR Mirador, un hotel con vistas panorámicas; o El Quinto Pino, una casa rural con spa y piscina. También hay villas turísticas situadas en un entorno idílico, que cuenta con todas las comodidades, para familias o grupos que quieren disfrutar del turismo rural.

Por otra parte, está el albegue municipal, junto a la Ermita de Santa Ana y el área de autocaravanas, situada en el Paraje El Mosquín, cerca del albergue.

Reservar alojamiento en Canillas de Albaida

Hotel Posada La Plaza

Hotel Posada La Plaza

Nosotros paramos en el Hotel Posada La Plaza, un encantador hotel rural situado en plena plaza del ayuntamiento, que fue un antiguo convento del XVI. Las habitaciones de estilo tradicional andaluz tienen bonitas vistas del pueblo, y la amplia terraza superior ofrece panorámicas magníficas de todo el entorno, además de servicios de spa y sauna. Es un alojamiento agradable para una estancia de unos días, para disfrutar del pueblo y de todo lo que ofrece la zona. Cuenta con servicio de restauración en la coqueta plaza, en el que se suelen ofrecerse conciertos. 

Reservar en Hotel Posada la Plaza

Dónde comer en Canillas de Albaida – Gastronomía de la Axarquía

Restaurante La Plaza, en Canillas de Albaida
Gastronomía de la Axarquía

Hay numerosos lugares para comer en Canillas de Albaida: el citado Restaurante la Plaza, tan bien situado, que ofrece ricos platos de la zona; al igual que el Restaurante Cerezo, que cuenta con una terraza panorámica. El Café El Paso, a la entrada del pueblo, es también un buen lugar para comer o pasar un rato agradable por las noches.

En algunos de estos restaurantes se pueden encontrar platos típicos de la zona: migas de harina de maíz, potaje de hinojos, ajoblanco, gachas, choto aliñao, sopa de maimpones, la calabaza frita.

Cómo llegar a Canillas de Albaida

Para llegar a Canillas de Albaida desde Málaga, se tarda 1 hora y 14 minutos. Hay que coger la autovía A-7, tomar la salida 277, y la carretera A-7206 durante 16,7 kilómetros. Se trata de una carretera panorámica con bastantes curvas, pero con vistas magníficas de la Axarquía.

Agradecimientos

Agradecemos esta estancia en Canillas de Albaida a Gustavo, del Hotel Posada La Plaza, así como al Ayuntamiento. Gracias a todos por su amabilidad y buena acogida. 

¡Gracias por este viaje a la Axarquía, Canillas de Albaida!
Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.