Visita a la Cueva de La Cullalvera, Ramales de la Victoria

En Cantabria hay más de 6000 cuevas, por ello es visita obligada durante nuestro viaje,  acudir a algunas de las tantas que están habilitadas para el público. Es un paraíso para los amantes de la espeleología, de la naturaleza y también para los niños.

Cantabria debido a su geografía subterránea está repleta de cavidades, grandes, pequeñas, con pinturas rupestres… hoy os voy a contar nuestra experiencia durante la visita a la Cueva de La Cullalvera, en Ramales de la Victoria.

cartel-ramales

Cartel Ramales

He de decir que elegimos visitar la cueva con nuestros pequeños ya que me pareció idónea para ser la primera vez que nuestros niños iban a explorar el interior de la Tierra. La Cueva de la Cullalvera quizá no es la cueva más espectacular, ni la más grande, ni posee grandes estalactitas y estalagmitas, pero creo que es una de las cuevas más interesantes para que nuestros niños comiencen a sentir curiosidad y respeto por estos lugares.

Para visitar este lugar es recomendable comprar las entradas por internet para asegurarte la visita. Las tarifas son muy económicas, por lo que merece la pena. También se puede comprar una entrada combinada para visitar también a las Cuevas Covalanas, a un kilometro más o menos de este lugar.

plazaramales

Plaza de Ramales

La cueva de Cullalvera se sitúa en el Monte Pando, a sus pies, a cinco minutos del centro de Ramales. Por lo que os recomiendo aparcar en cualquier zona de la población ya que en un momento estaréis en la Cueva.

Una vez allí varios carteles os muestran el camino a seguir. Os recomendamos ir un poco abrigados, y es que una vez te acercas a la entrada de la Cueva, el aire se congela. Se debe a la corriente que fluye por el interior de la Cueva y que acaba su recorrido en el exterior.entradacueva

Boca de la Cueva de la Cullalvera

Lo más espectacular de esta cavidad es sin duda su imponente entrada. Una gran boca de casi 30 metros de altura que te atrapa. Allí nuestra guía nos recibió para comenzar la visita.

Este lugar tiene un gran valor ecológico y eso que tan solo se han explorado unos 12 km de cueva. Actualmente únicamente se pueden visitar alrededor de 150 metros.

Las visitas de la cueva de Cullalvera son para un máximo de 30 personas, las cuales tienen que estar en la entrada de la Cueva unos quince minutos antes de que comience la visita. Allí la guía comienza, muy amablemente, a explicarnos algunas características de la cavidad.

La experiencia comienza con un vídeo en el que nos cuentan la historia de ésta y otras cuevas cercanas. Los niños permanecen en silencio, mágicamente, y deseosos de caminar por la pasarela que nos llevará hasta dentro.

guiacueva

Atentos a nuestra guia de la Cueva Cullalvera

He de decir que la mejor época para visitar la cavidad es cuando comienzan las lluvias, os preguntaréis el por qué, y es que bajo la pasarela fluye un rio que es el que formó el gran cañón por el que caminamos. Hoy en día este rio sigue resurgiendo de las entrañas de la cueva y saliendo al exterior cuando llueve.

Una vez dentro de la cueva, bajo la luz tenue de los focos nuestra guía nos cuenta cómo se descubrió la cueva, cómo se formó la misma o los diferentes usos que tuvo este lugar desde la Prehistoria hasta la historia más reciente de nuestro país, como la Guerra Civil.

Nos cuentan que a pesar de haber constatado y documentado la existencia de Pinturas Rupestres, no es posible la visita ya que se encuentran entre 600 y 1200 metros al interior. Es muy complicado el acceso y además han habido derrumbamientos en los últimos años y de momento, imaginamos que también debido a la crisis económica, está parado el avance.

Es increíble cómo se genera el interés por conocer en un niño. Desde que realizamos la visita, mi pequeña de cinco años, no deja de preguntar por la Prehistoria, los cavernícolas y todo tipo de dudas que a ella se le plantean. Por ello creo que es muy necesario conectar la historia a través de la naturaleza con nuestros niños.

salidacueva

Cueva de la Cullalvera

Tras un rato en el que el frio aprieta, nos dirigimos al exterior. Es una visita breve, en menos de una hora se realiza, por lo que los niños no llegan a agobiarse. Sin duda ha sido una experiencia muy grata, que creo que se nota en nuestras caras.

amigoscueva

Salida de la visita guiada en la Cueva de la Cullalvera

El paisaje en toda Cantabria es mágico, el verde, a pesar de las pocas lluvias que ha habido este verano, es muy intenso y crea verdaderas maravillas para nuestros ojos. Desandamos el mismo sendero por el que vinimos y nos dirigimos a otro lugar muy atractivo para nuestros pequeños; El Parque Paleolítico de la Cueva del Valle, en la localidad de Rasines, muy cerca de Ramales de la Victoria.

cartes-parquepaleolitico

Cartel indicativo de las Rutas de Rasines

Junto con este parque convive una magnífica Ruta por las Minas y Caleros de Rasines. Este lugar está ubicado en el Barrio de Helguera de Rasines. Al inicio de las Rutas encontramos un parking gratuito en el que podemos dejar nuestros vehículos e iniciar el recorrido. Si nos dirigimos al camino de la izquierda, a unos 500 metros encontramos el Parque. Un entorno repleto de robles, plataneros y chopos nos llevan hasta la famosa Cueva del Valle y el Parque Paleolítico. Allí el rio del Silencio nos espera bajo la sombra de los árboles para realizar un bonito paseo. Un mamut a escala real nos sorprende gratamente, ideal para que los más pequeños conozcan a este ser majestuoso del Paleolítico. Estos animales convivieron en Cantabria junto con los hombres y mujeres del Paleolítico, así lo muestran numerosas pinturas rupestres halladas en varias cuevas de Cantabria. Además se encuentra la Cueva del Valle, actualmente no está permitido el acceso a sus más de 50 km de galerías, es una pena ya que su gran boca nos invita a hacerlo.

mamut

Mamut a escala real

Mapa de la Cueva de Cullalvera en Ramales de la Victoria

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.