La excelencia de los Vinos de La Gomera. Una denominación de origen por descubrir

Vinos de La Gomera con Denominación de Origen

Los vinos de La Gomera nos conquistaron por su extraordinario aroma y sabor, con notas volcánicas que permanecen en el paladar y despiertan los sentidos, una experiencia insólita que sólo habíamos tenido el año pasado en las bodegas de la isla de Tenerife, cuando descubrimos unos vinos originales, diferentes, con unas características particulares que los hace únicos en el mundo

Este fue uno de los grandes descubrimientos de nuestro reciente viaje a la isla de La Gomera, además de una deliciosa gastronomía, un paisaje espectacular que nos dejó sin palabras, un rico patrimonio y unas gentes amables y acogedoras con las  que compartimos deliciosos momentos. Todos estos elementos unidos hicieron de nuestro paso por la isla canaria un viaje enriquecedor que nos dejó un estupendo sabor de boca.

El Consejo Regulador de Vinos de La Gomera está en Vallehermoso

Amanece un día azul al norte de la isla de La Gomera, a pesar de que todavía estamos en invierno. Y es que La Gomera, como las otras islas verdes canarias, posee todas las estaciones del año en los diferentes puntos geográficos. En un día puede ser verano en Valle Gran Rey, primavera en San Sebastián de la Gomera, otoño en Alojera e invierno en el Parque de Garajonay.

Aunque el norte de La Gomera el clima es más frío que en el sur, hoy hemos tenido suerte y hemos visto Agulo resplandeciente, uno de los pueblos más bonitos de la isla, con un patrimonio arquitectónico excepcional y el famoso Mirador de Abrante. Recorremos la costa y el mar refulge azul bajo el cielo, las nieblas casi han desaparecido cuando llegamos al hermoso pueblo de Vallehermoso que se extiende orgulloso colina arriba y nos enamora por el magnífico paisaje que lo envuelve. Paramos unos instantes en el mirador para admirar la belleza de la localidad de Vallehermoso antes de recorrer uno de los municipios más extensos de la isla – que abarca la vertiente norte y sur -.

Recorremos un paisaje de barrancos que llegan al mar hasta llegar al extenso palmeral de Alojera, donde visitamos la Casa de la miel de palma antes de reunirnos con nuestra cita en el Consejo Regulador de Vinos de La Gomera. Al salir de nuestra visita sentimos que sabíamos más sobre la isla de La Gomera, sobre la importancia que tiene la miel de palma en la economía local, otro de los productos estrella de la isla canaria, junto con el almogrote y, por supuesto, los vinos de La Gomera.

La belleza de Vallehermoso y del paisaje de La Gomera

Volvemos al casco histórico de Vallehermoso, con su bella arquitectura tradicional para reunirnos con Nancy Melo, técnica del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de La Gomera.

Condiciones óptimas de los Vinos de La Gomera: cepas prefiloxéricas, tierra volcánica, clima único, orografía abrupta

Deseábamos probar los vinos de La Gomera desde que supimos que haríamos este viaje de descubrimiento de la isla canaria. La única referencia que teníamos eran los vinos de Tenerife. Buscábamos aquellos aromas y sabores que nos atraparon en nuestro anterior viaje a las islas Canarias. Habíamos hecho una ruta por numerosas bodegas de Tenerife y nos encontramos con unos caldos de calidad.

Las condiciones paisajísticas y climáticas son similares para unos y otros vinos, también para los de La Palma, Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, por lo que intuíamos que los vinos de La Gomera podían ser magníficos.

La viña, el origen del vino

El vino canario se produce en unas condiciones únicas, por lo que se refiere al clima, soleado y seco, y a las calidades del suelo, con terrenos secos y pedregosos donde se mezclan lavas de volcán. Podría decirse que es un vino único en el mundo, ya que las viñas no sufrieron el ataque de la plaga de la filoxera, un parásito de la vid que acabó con los viñedos europeos a finales del siglo XIX, hecho que tuvo como consecuencia la desaparición de las cepas europeas.

Sin embargo, en las islas Canarias sobrevivieron estas cepas prefiloxéricas, lo cual, junto a la tierra de origen volcánico y el clima canario, en el que los vientos Alisios juegan un papel fundamental, han hecho que los vinos canarios sean únicos.

En la isla de La Gomera puede añadirse la particularidad de que la orografía es abrupta, por lo que ese cultivo se hace difícil en cerros, colinas, laderas y lomas. Pudimos recorrer un paisaje de bancales magníficos, con paredes de piedra en terrenos de pendientes impresionantes, lo cual nos impresionó por la belleza del paisaje, pero también pensando en el esfuerzo que tiene que hacer el viticultor para trabajar estas tierras y producir unos vinos de excepción – la mecanización apenas está presente -.

La orografía abrupta de la isla de La Gomera, donde la producción de viñas es dura y trabajosa

Las vides se cultivan en La Gomera de forma rastrera sobre el suelo, aunque también podemos encontrar en algunas zonas – como Hermigua – parras de altura media. La mayoría de los viñedos esta en zona de monte bajo, tipo mediterráneo, y ocupan algo más de 800 hectáreas.

La historia de la vitivinicultura gomera comienza en el siglo XV, cuando se introdujeron las primeras cepas en la isla, que trajeron variedades de diferentes lugares, por lo que hoy La Gomera posee un patrimonio rico de variedades. En el siglo XVII este cultivo fue favorecido por la caída de la caña de azúcar, sobre todo en el norte. La variedades se mantuvieron favorecidas también por la insularidad, además de la ausencia de filoxera.

Estas condiciones únicas, junto a la historia del vino de La Gomera, marca el sabor de unos vinos que estamos prontos para conocer.

Más sobre los Vinos de La Gomera

Aunque tradicionalmente se produjeron vinos en la isla, últimamente prolifera el cultivo de uvas tintas que dan lugar a vinos de cualidades excelentes. Si tuviéramos que definir superficialmente los vinos de La Gomera, podríamos decir que blancos y tintos son suaves, aromáticos y equilibrados en boca.

La variedad más representativa de la isla es la forastera blanca, la cual se adapta perfectamente a la orografía y el clima de La Gomera, y posee un potencial aromático excelente. Aporta una alta acidez que se equilibra a la perfección con las otras características de los vinos gomeros. Entre las variedades blancas también destaca el Listán Blanco, la Malvasía y el Marmajuelo. Las tintas son el Listan Negro, Negramoll, Castellana y Tintilla.

Algunos vinos de las mejores bodegas de La Gomera

Aunque la producción no es muy grande, y la promoción del vino de La Gomera debería crecer para poder encontrarlo en cualquier lugar de la isla y que el viajero disfrutase con su descubrimiento, esperamos muy pronto encontrar etiquetas con estos nombres: Cumbres de Garajonay, Los Roquillos, Los Cabecitos, Fausto, Las Cabecitas, Cinco Varas, Viña Cheo, Portillo de Mona, Ojila, Aceviñón, Montoro, Piedra Gorda, Bodegas Tamargada, Gánigo, Rincón de Liria,…

Cata de Vinos de La Gomera

La técnica del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de La Gomera, Nancy Melo, nos recibe acogedora, con la amabilidad y simpatía que nos encontraremos a lo largo de nuestro viaje por la isla de La Gomera, igual que nos ocurrió en nuestro primer viaje a la isla de Tenerife el año pasado, que hizo que el viaje fuese auténtico. Para los viajeros giroscópicos, un viaje cobra sentido cuando establecemos contacto con las gentes del lugar, cuando nos acompañan en nuestras rutas, en largas conversaciones compartiendo gastronomía y vino, cuando aprendemos y guardamos experiencias ya para siempre en un rincón de nuestro equipaje.

Sobre el mantel blanco del Consejo Regulador nos esperan los vinos de las bodegas de La Gomera, frescos, listos para degustación. Nancy nos introduce a la historia del vino de esta isla, de las condiciones, de las bodegas,…Nos lleva como en un viaje por las fases visual, olfativa y gustativa, y entramos como en otro mundo. Vinos límpidos y brillantes, de colores de frutas; de aromas limpios, de intensidades medias, aromas primarios o afrutados; de sabor fresco y equilibrado, postgusto persistente, afrutado,…

En el Consejo Regulador catando los vinos de La Gomera

Todas esas palabras flotan en nuestra mente, las experimentamos en nuestro paladar. En poco tiempo sentimos que ya sabemos mucho sobre esta Denominación de Origen tan desconocida en la Península. Y al comenzar a degustar los primeros blancos, nos da la sensación de que somos unos privilegiados por probar las maravillas del vino canario.

No somos profesionales, pero el vino siempre ha estado presente en nuestros viajes y en nuestra vida. Siempre hay un hueco en nuestros periplos por el mundo para los caldos de los diferentes lugares. Nos gusta pararnos a degustarlos con entendedores que nos los presenten, a poder ser descubriendo los vinos desde su origen, en la tierra, recorriendo los viñedos, entrando en las bodegas y escuchando al viticultor, al técnico y al bodeguero para comprender los secretos de los zumos de uva fermentados que nos estamos llevando a la boca. Es la mejor forma de conocerlos y de amarlos.

Y los vinos de La Gomera aprendimos a apreciarlos de la mano de Nancy Melo, defensora y apasionada del vino de su tierra. Nos abrió los mejores vinos de la isla, y fuimos catándolos con delectación. Con uno de los blancos nuestro paladar se inundó de frescor, de notas volcánicas que nos recordaron a vinos de Tenerife. El rosado algo gaseoso nos entusiasmó por su sabor,…Tenemos apuntados los nombres de estos vinos, de las bodegas, para un futuro viaje a La Gomera donde poder experimentar de nuevo esta delicadeza.

La poesía de Eduardo Galeano en torno a las palabras, los poetas y el vino

Necesidad de mejorar las condiciones para llevar al éxito al vino de La Gomera

Nos sorprende ver a la técnica del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de La Gomera sola, pensábamos que nos encontraríamos con un equipo completo y dinámico que llevase a los vinos de la Gomera al lugar donde deberían estar. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen de La Gomera tiene únicamente una técnica que parece llevar la carga de todo el trabajo administrativo, técnico y de promoción del Vino de La Gomera. Pensamos que con un equipo más amplio, el trabajo se multiplicaría y la calidad de las acciones y de la promoción de los vinos de La Gomera aumentaría, ya que buenas ideas y proyectos no faltan, según pudimos constatar en nuestro encuentro con la técnica del Consejo Regulador.

Por otra parte, es necesaria la promoción del vino local embotellado por parte de la hostelería y restauración de La Gomera. Tras la cata de vinos de La Gomera buscamos alguno de esos magníficos caldos en los restaurantes de la isla, y la tarea fue ardua. Lo mismo nos ocurrió en Tenerife. En algunas tiendas y algún hotel rural, que hacían visibles en sus establecimientos los vinos gomeros, contribuyendo a un necesario proceso de valoración del mismo. Pero, por regla general, cuando pedimos un vino gomero en algún restaurante o bar de la isla, sólo tenían vino cosechero, e insistían en ofrecernos algunos peninsulares, a pesar de que muchas bodegas de la isla tienen un nivel similar o superior a las mejores bodegas de la Península y producen vinos excelentes. No comprendemos porqué es tan difícil encontrar las maravillas de vinos embotellados que pudimos degustar gracias al Consejo Regulador de la Denominación de Origen de La Gomera.

Aprendiendo y degustando los vinos de La Gomera de la mano de Nancy Melo

Los vinos de La Gomera merecen un apoyo y una inversión más importante por parte de las instituciones y los establecimientos, para que el viajero, el turista y el propio habitante de la isla pueda descubrir y degustar las maravillas que ofrece la tierra de La Gomera, que ven la luz gracias al trabajo del viticultor.

Sería estupendo regresar a la isla canaria y encontrar los vinos de La Gomera por todas partes, tiendas, bares, restaurantes, hoteles, …para deleie del viajero y del isleño. De esta forma, la labor de ensalzamiento y promoción, junto a la inversión en medios y proyectos, llevarán a los vinos de La Gomera al lugar que les corresponde entre los mejores vinos del mundo.

Agradecimientos

Estamos agradecidos a María Isabel Méndez, Pilar Padilla y a todo el personal del Departamento de Turismo del Cabildo Insular de La Gomera, sin los que este Viaje de Prensa hubiera sido imposible de realizar.

Y con admiración y aprecio agradecemos a Nancy Melo, técnica del Consejo Regulador de la Denominación de Origen La Gomera, la lección de perseverancia, lucha y pasión que nos ha dado, demostrando un amor incondicional por el vino de La Gomera. Gracias a ella sabemos un poquito más de vinos canarios, particularmente de las delicias de los vinos de La Gomera. ¡Mucha suerte en el camino!

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.