Viaje por la Escocia más auténtica

Escocia es uno de esos destinos que pese a que siempre se tienen en mente se va postergando hasta que las vivencias de amigos viajeros hacen que el deseo se convierta casi en necesidad. Nosotros llevamos viajando desde que aprendimos a leer, embarcados en aventuras con el Sandokan de Salgari o con el escocés Robert Louis Stevenson y su intrépida La Isla del Tesoro. Por eso cuando estábamos inmersos en el “desembarco” de Escocia nos vino a la mente un montón de esos viajes interiores de la niñez.

Castillo de Dunnotar cerca de Stoneheaven
Castillo de Dunnotar cerca de Stoneheaven

Por mucho que se idealice Escocia no defrauda. Ni siquiera el variante clima y tiempo, o los Midges, los diminutos pero agresivos mosquitos de las Highlands pueden acabar con la paciencia ni la ilusión de este sorprendente destino.

Evidentemente el tiempo que pretendamos dedicar al viaje condiciona totalmente el recorrido ya que la geografía escocesa es extensa y frecuentemente las carreteras son de un carril, obligando a una conducción pausada. Por otro lado la cantidad de lugares interesantes y la presencia de sus diferentes islas implica que debamos elegir. Nosotros ampliamos la habitual semana de viaje hasta los diez días, conscientes de que si queríamos conocer más profundamente algunos lugares no iba a bastar con un tour de foto y carrera.

Con diez días se puede plantear un recorrido con entrada por Edimburgo y retorno en Glasgow, subiendo por la costa este con parada en Saint Andrew y Stonehenven; cruzando el centro de las Highlands hasta el Lago Ness, saltando a la isla de Skye, para posteriormente cruzar los valles de Fort Williams y Glencoe hasta Stirling.

Escocia requiere saborearla, por eso una buena planificación del viaje permite centrarnos en ver las cosas con calma. Por ejemplo Edimburgo merece no sólo uno, ni dos, si no hasta tres días, porque a la cantidad de monumentos y atractivos de la ciudad se suman sus pubs donde escuchar música, sus tours repletos de historias y leyendas (ya sea para fans de Harry Potter, Trainspotting o los escritores de la literatura clásica escocesa), y una propuesta cultural que no solo se circunscribe a los museos de la ciudad.

Los amantes del buen whisky encontrarán su particular forma de enamorarse de Escocia. Los hay que atraídos por el chasqueo del paladar se fascinan en las destilerías de whisky o en los pubs donde la cantidad de cervezas artesanas alegra los ojos a través de las pintas.

La ruta de los castillos es otro de los grandes clásicos de los viajes a Escocia. La gran cantidad de palacios y fortalezas repartidos por toda la geografía escocesa permite elegir entre múltiples opciones. Los hay amantes del cine que no quieren perderse las localizaciones de los escenarios donde se grabó Los Inmortales (Highlanders) como el mítico Eilean Donan; o la más reciente serie de Outlander, cuyos capítulos se reparten entre el Castillo de Doune, Falkland, el Castillo de Aberdour, el Palacio de linlithgow, o el Castillo de Blackness.

El castillo de Eilean Donan
El castillo de Eilean Donan

También hay castillos con fastuosos interiores como la residencia real británica de Balmoral o el Castillo de Edimburgo -inmenso y con mucho para ver-, sencillamente espectaculares por su localización como el de Urquhart en el Lago Ness o Dunnottar frente al mar; o más melancólicos y más solitarios como las ruinas del Kildrummy Castle o el Kilchurn Castle que a nosotros nos resultan más interesantes.

La isla de Skye era parte esencial del recorrido y por ello dedicamos tres días a recorrerla, visitando lugares muy conocidos como las pozas del Fairy Pools, los acantilados de Kilt Rock, el castillo de Dunvegan, el pueblo de Portree o los picos del The Quiraing, y otros igualmente sugerentes como el faro de Neist, la ensenada de Coral Beach donde conejos y focas habitan la playa, o el cabo de Rubha nam Brathairean (Brothers Point).

Finalmente Escocia no es Escocia sin sus paisajes, acentuados por los colores cálidos de un sol que juega a esconderse, y por una naturaleza casi imposible de imitar, donde se pasa de bosques frondosos a amplias llanuras salpicadas de ocres, o picos que propician con su estrepitoso desnivel (que no excesiva altura) la encandilante imagen de cascadas que brotan sin fin. Las excursiones de senderismo nacen de valles como Glencoe ramificándose en decenas de vericuetos que hacen imposible ambicionar recorrer todos los senderos. Aquí y allá hay rastros de un pasado convulso, vaivenes de las luchas jacobitas entre escoceses e ingleses, puentes de piedra devorados por el musgo, muros que se extienden hasta donde llega la mirada y formaciones geológicas abruptas que hacen recordar a Irlanda del Norte o Islandia.

Como el viaje ha dado para mucho iremos publicando artículos de las etapas del circuito que llevamos a cabo por Escocia:

Edimburgo. Una caja de sorpresas sin fondo.

Tour de los fantasmas por los cementerios de Edimburgo

– Saint Andrew. Golf, Historia y Paisaje

– Stonaheaven y el castillo de Dunnottar.

– Castillos del interior. Un abanico con una cantidad inmensa de palacios y fortalezas.

– El mítico Lago Ness

– Eilean Donan. El castillo famoso gracias a la película de los Inmortales

– Isla de Skye. Un lugar donde desearemos volver incluso antes de irnos.

– Fort Williams y Glencoe. Paraíso de la naturaleza y el senderismo

– Stirling. El lugar con más historia de Escocia

– Glasgow. Auténtica y vibrante.

Consejos para prepara el viaje

PREPARACIÓN DEL ITINERARIO: Una buena planificación del viaje requiere ser consciente de las distancias entre los puntos de interés durante el recorrido. Es importante tener en cuenta las recomendaciones de tiempo aproximado de visita de un monumento, o de una ruta de trekking, por no hablar de las distancias que podemos calcular en Google Maps. También es buena idea crear un mapa personalizado con Mymaps marcando los lugares que queremos visitar.

Mapa con los destinos a ver en Escocia
Mapa con los destinos a ver en Escocia

ALOJAMIENTO: Mientras preparábamos el viaje con 4 meses de antelación ya advertimos que la disponibilidad de los alojamientos comenzaba a escasear. Y después de comentarlo con algunos de nuestros partners de B&B y hoteles en Escocia constatamos que tanto el turismo interior de escoceses e ingleses, como el de extranjeros es muy previsor a la hora de reservar el alojamiento incluso un año antes. Por esta razón algunos destinos turísticos de primer orden como Skye se llena en verano y es casi imposible encontrar opciones, o al menos a un precio asequible para todos los bolsillos. Además, en Edimburgo se celebra el festival de verano, y la población se multiplica, saturando el centro y encareciendo los precios de los hoteles y apartamentos.

AEROPUERTOS PARA LLEGAR A ESCOCIA: Por otro lado hay que tener en cuenta que Glasgow cuenta con dos aeropuertos, uno a las afueras de la ciudad, a apenas… y otro, el aeropuerto de Prestwick a km por lo que cuando compremos los vuelos debemos tener presente que si volamos con Ryanair o vuelos lowcost, lo más probable es que sea desde Prestwick. El precio del transporte ya sea en autobús o taxi por tanto es más caro. Por otro lado no hay un servicio de transfer entre ambos aeropuertos, siendo el taxi la única opción para llegar de uno a otro.

CONDUCCIÓN Y ALQUILER DE COCHE: A priori parece que uno de los temas que más tira para atrás a la hora de elegir entre alquilar coche o hacer excursiones organizadas, sea el hecho de circular por la izquierda. Nosotros creemos que no tiene porque ser un impedimento ya que al de unas horas uno ya se familiariza, y el único punto donde estar más atento es en las rotondas (numerosas en Escocia), y que debemos tomar por la izquierda. Más allá de conducir por la izquierda, los escoceses circulan de forma tranquila, no se conduce rápido ya que son bastantes estrictos con la tasa de alcohol y con la velocidad (hay bastantes radares). Otro punto a comentar son los Passing Places, muy frecuentas en las islas y en zonas donde las carreteras son estrechas. En realidad son espacios más anchos donde se cede el paso cuando nos encontramos un coche frente a nosotros. Los escoceses son muy amables y es norma de educación agradecer la cortesía cuando nos dejan pasar. finalmente destacar que en las carreteras de las Highlands hay señales que indican la presencia de animales, normalmente ovejas, pero también vacas, ciervos o conejos, por lo que ante estas señales conviene reducir y aprovechar de la placidez del paisaje y sus habitantes animales.

Las vacas peludas escocesas
Las vacas peludas escocesas

COMIDAS: Siempre se dice que la gastronomía escocesa no es muy variada, y aún siendo cierto hay vida más allá del típico Fish and Chips y los Haggis. El marisco, pescado, mejillones (mussels) y otros platos de mar son realmente sabrosos, y siempre encontraremos opciones de comida internacional como restaurantes italianos o mexicanos.

CLIMA: El famoso clima de Escocia es en realidad un hilarante tiovivo de las cuatro estaciones en el mismo día, lo que obliga a ir cubierto de capas ante la salida del sol entre las nubes negras. Se pasa de la lluvia al viento, para sentir el agradable sol que se abre hueco a ratos. Conviene ir bien abrigado hasta en verano ya que las oscilaciones de temperatura son constantes.

TARJETA TURÍSTICA SI O NO?: El Explorer Pass del Historic Environment Scotland puede ser muy interesante y ventajoso si tenemos en mente visitar por dentro unos cuantos castillos. Ciertamente ya sólo con el coste de la entrada al castillo de Edimburgo, el de Stirling y el de Urquhart nos sale a cuenta adquirirla.

Monumentos con acceso libre de la tarjeta Explorer Pass Scotland
Monumentos con acceso libre de la tarjeta Explorer Pass Scotland

ACTIVIDADES Y TOURS: Los tours organizados son recomendables si no contamos con mucho tiempo, o si no disponemos de coche de alquiler, ya que en ocasiones el transporte no llega tan rápido y directamente a los castillos, valles, etc… Nosotros llevamos a cabo algunos en Edimburgo para conocer in situ los circuitos que ofrece nuestro colaborador ViajaraEscocia. De hecho si te interesa puedes obtener un descuento de las visitas guiadas con el código que te proporcionamos. Ofrecen tours en español por toda Escocia, Edimburgo, Islas, castillos, o las Highlands.

ENCHUFES  EN ESCOCIA: Puede parecer una tontería pero no lo es ya que no todos los alojamientos disponen de adaptadores a los enchufes típicos de las islas británicas. Más de una vez hemos tenido que improvisar para recargar las baterías de las cámaras de foto, vídeo, móviles, ordenador…. Así que os recomendamos llevar uno para ahorraros disgustos.

Si tienes alguna duda a la hora de preparar tu viaje a Escocia o quieres información de tours o alojamiento nos puedes escribir:

Te ha gustado? Comparte este viaje !

Escribe un comentario!! (Vamos...es gratis y nos hace ilusión saber que te ha parecido.